Isagen
Brookfield, el nuevo dueño de las acciones que tenía la Nación en la empresa generadora, debe girarle esos recursos al Tesoro Nacional. Es decir, al Ministerio de Hacienda.
 
Gobierno
El Gobierno se comprometió a invertir esa plata en las vías de 4G y otros proyectos de infraestructura. Pero también tiene la necesidad de financiar el presupuesto de la forma más barata posible, sobre todo en un año de vacas flacas y en pleno recorte.
 
Fondo para infraestructura

Qué es

Desde el Plan de Desarrollo se estableció que la plata por la venta de Isagen no llegaría a las cuentas normales del Estado sino al nuevo Fondo Nacional para el Desarrollo de la Infraestructura (Fondes), para evitar que el gobierno se la gastara en otras cosas.

Cómo funciona

Por ahora, el Fondes no existe y pronto saldrá un decreto que determine cómo va a funcionar y que debe definir quién lo va a manejar o cómo decidirá en qué proyectos de infraestructura invertirá.

En todo caso, el Plan de Desarrollo sí deja claro que ese fondo lo administrará una entidad que defina el Gobierno, que generará rendimientos para alimentarse a sí mismo; y que podrá hacer inversiones de corto plazo para manejar su plata mientras la mete en los grandes proyectos de infraestructura. Una típica inversión de corto plazo que genera rendimientos y es segura es prestarle al Gobierno comprandole los títulos de la Nación llamados TES.

Qué riesgos tiene

Sin saber cómo funcionará, no es fácil saberlo.
 
Compra y vende TES
El principal mecanismo que usa el Estado para conseguir plata prestada son unos títulos llamados TES, que la Nación emite con cierta frecuencia y que se pueden vender y comprar también en las bolsas.

Las tesorerías de las entidades públicas y privadas tiene un porcentaje importante de sus recursos invertidos en TES, porque dan un rendimiento mayor a tener la plata debajo del colchón, tienen un riesgo bajo de que no les paguen y son fáciles de vender cuando necesitan la plata.

Por la desaceleración económica mundial, cada vez hay menos inversionistas extranjeros en comprar TES, lo que hace que el Gobierno tenga que reconocer intereses más altos para seguirse financiando. Por eso, que parte de la plata de Isagén vaya a TES le ayuda a no tenerse que financiar tan caro o a no apretarse tanto el cinturón porque se puede seguir financiando barato.

Como la plata de la venta de Isagén se va a demorar por lo menos varios meses en llegarle a los concesionarios mientras tanto, el Fondes o la FDN lo invertirá en TES.

Aunque no se sabe qué porcentaje de la plata de Isagen termine en TES, su impacto sobre el presupuesto nacional puede ser importante. Si la mitad de la plata termina en esos títulos este año, sería el equivalente a todo el aumento de deuda en TES que tuvo el Gobierno el año pasado.

Por eso, la plata de Isagen puede terminar ayudando a financiar el presupuesto normal del Estado (el que sirve para pagarle a los maestros y soldados, para comprar cortinas para la Casa de Nariño, para financiar otras obras o para pagar pasajes en ejecutiva y en económica a los ministros).
 
FDN
La Financiera para el Desarrollo Nacional (FDN) es una entidad que relanzó el gobierno Santos, cuando tomó la vieja Financiera Energética Nacional (FEN), un fondo encargado de financiar proyectos del sector energético y que había tenido algunos problemas, para crear un nuevo fondo que financie otros sectores y tenga mayor fortaleza institucional.

Para hacerlo, le dio a la FDN una junta directiva con mayoría de miembros independientes (6 de los 9) e incorporó otros socios, que obligan a que la entidad se maneje con estándares internacionales y no como una entidad del Gobierno. Hoy son accionistas el banco japonés Sumitomo, la IFC (el brazo de inversión del Banco Mundial) y la Corporación Andina de Fomento, cada uno con 8,8% de las acciones, y la Nación, con el 73,6%.

El gran impulso para que arranque la FDN es la plata de la venta de Isagen, y por eso la idea es que sea ella quien reciba rápidamente la plata del Fondes.
 
Bonos

Qué son

El camino que está más cocinado para que la FDN reciba plata del Fondes es que emita unos bonos de deuda para que el Fondes se los compre. Es decir, endeudándose con él.

Aunque también podría haberse decidido que el Fondes comprara acciones de la FDN, se decidió no hacerlo para que los socios extranjeros no perdieran participación ni el poder en la FDN (y así seguir evitando que ésta se convierta en caja menor del Gobierno), según le explicó a La Silla el presidente de la FDN, Clemente del Valle.

Para qué sirven

Con la plata que le entre, la FDN piensa hacer lo que hacen las entidades financieras: endeudarse otra vez, poniendo como garantía esa plata.

Técnicamente, lo que hace es estructurar los bonos que les vende al Fondes de tal forma que la plata que le entra aumenta su patrimonio técnico, que es la plata sobre la cuál puede endeudarse, y así multiplica los fondos de Isagen por 4 o 5.

Aún no ha definido exactamente cómo lo hará, si con bonos u otros mecanismos, en qué parte en pesos o cuál en dólares. Lo que sí está claro es que todo eso se hará bajo la vigilancia de la Superintendencia Financiera.

Una vez se vuelva a endeudar y consiga esa plata, tendrá el dinero para prestarle a los privados que construyen las obras. Para definir cuánto le va a prestar y a quién, la FDN hará estudios internos (como los que hacen los bancos cuando deciden a quién prestarle, cuánto y a qué tasa de interés), después de los cuáles firmará eventualmente los contratos de créditos y luego hará los desembolsos.

A dónde va la plata

Al final, irá a los proyectos de infraestructura. Pero como la plata no se le suelta a los privados de un tacazo, sino que va saliendo poco a poco, en plazos que pueden ir de los 3 a los 6 años, según las necesidades de recursos de cada proyecto. Y, mientras tanto, la FDN hará inversiones de corto plazo para manejar su plata. Y según el director de la FDN, entre ellas estará comprar TES.

Qué riesgos tienen

El riesgo es que las concesiones resulten no ser tan buen negocio o los concesionarios buena paga y que la FDN empiece a no tener cómo prestarle a otros proyectos porque tiene que pagarle a los que le prestaron.

Si, como ha dicho Del Valle, la rentabilidad podría esá el orden del 13 al 14 por ciento, seguramente el negocio sería exitoso.
 
Fondos

Qué es

Otro camino para que la FDN maneje la plata del Fondes es creando otros fondos especializados en comprar participaciones en concesionarios privados o en prestarles dinero, con la idea de que otros inversionistas también inviertan en estos fondos. Este mecanismo está aún en borrador, pero sería una manera en la que la FDN puede ayudar a agrupar plata de más gente y así ayudar a que los concesionarios tengan con qué financiarse.

Cómo funcionarían

De concretarse, estos fondos estudiarían a quién prestarle, cuánto y en qué condiciones; y mientras les desembolsan la plata a los concesionarios, tendrían que manejar la plata. Por ejemplo, comprando TES, como es lo usual.

Qué riesgos tendrían

Como cualquier fondo, estos tendrían el riesgo de poner la plata en buenos negocios, que les den para pagarle a sus inversionistas.
 
Concesionarios
Cuando los privados se ganan concesiones de infraestructura (como los zares de las licitaciones de 4G: Luis Carlos Sarmiento, Mario Huertas y Luis Carlos Solarte) no suelen tener toda la plata que necesitan para hacer la obra. De hecho, los primeros meses del contrato están previstos para hacer el cierre financiero, es decir, para conseguir todos los recursos que necesitan, parte de ellos en capital de trabajo (es decir, en plata que tienen en su patrimonio) y otra parte en deuda futura.

La idea de todo este camino es que la FDN pueda ayudarles a lograr ese cierre, incluso comprando parte de su concesión (si es que funciona la idea de Del Valle de crear fondos especializados en ello). Esto con la idea de que si la FDN hace un trabajo juicioso y decide meterse en el negocio, otros inversionistas lo ven como una señal de que es buena idea hacerlo, y además lo puedan hacer con menos plata.
 
Vías 4G
El primer destino de la plata de Isagén, una vez recorrido todo este camino, serán los grandes proyectos viales de 4G. Según explica Del Valle, sin los recursos de Isagén la FDN solo tenía plata para poner un 10 por ciento de la plata que se necesita, pero muchos de los que se ganaron las concesiones les pedían poner el 20 o el 25 por ciento.

Por ahora no se sabe exactamente a qué proyectos le va a poner plata la FDN ni en qué montos, pero se espera que en los próximos meses eso quede claro. Los favorecidos recibirán la plata en los primeros años de construcción, y deberán luego pagarle a la FDN lo prestado más un interés que está por definirse.
 
Otras obras
La plata de Isagen no solo se destinará a las carreteras de 4G: según la lista que reveló la Silla, puede incluir proyectos como la primera línea de metro de Bogotá, el aeropuerto de Facatativá, la navegabilidad del río Magdalena o las megaobras que propuso el vicepresidente Germán Vargas para descongestionar la entrada y salida de Bogotá.