Menú principal

Lunes Septiembre 16, 2019

Entre 1994 y 1998, el país vivió uno de sus períodos políticos más convulsionados por el ingreso de cerca de US$3 millones a las arcas de la campaña que llevó a la Presidencia de la República a Ernesto Samper Pizano. Con o sin conocimiento de Samper (los Rodríguez Orejuela, jefes del Cartel de Cali, aseguraron años después en nota firmada que Samper sí sabía), ese dinero gestionado por el tesorero Santiago Medina, ya fallecido, y Fernando Botero Zea, fue determinante para la victoria del candidato liberal sobre su rival conservador Andrés Pastrana.

La amnesia, epidemia nacional, produce episodios tan extraños que ahora – dos décadas después del llamado Proceso 8.000 de Samper – la justicia deja pasar, cual salto con garrocha olímpico, el hecho de que un reconocido mafioso, de manera informal y suelta, cuente que ayudó a pagar US$12 millones (unos 23 mil millones de pesos colombianos) para gestionar, promover y sacar adelante un proceso de sometimiento a la Justicia ante el gobierno del actual presidente Juan Manuel Santos. Y que ese dinero le fue entregado al principal asesor de las estrategias de comunicación de Santos, el psicólogo y publicista venezolano Juan José Rendón Delgado, conocido como J.J. Rendón.

Debieron pasar más de cinco meses desde esa declaración del narcotraficante, y fue necesario que se hiciera pública en el diario El Espectador y en la columna de Daniel Coronell en Semana para que la Fiscalía decidiera abrir indagaciones al respecto. Al revelarse la explosiva declaración, J.J. Rendón reconoció las gestiones y dejó caer serias dudas sobre su socio en esos movimientos, el hasta hace tres semanas director de la Federación de Departamentos de Colombia, Germán Chica, otrora alto asesor de Santos en la Casa de Nariño; pero Chica contrapunteó y abrió el manto de la sospecha sobre J.J. Luego, lenta e imperceptiblemente, los abogados de J.J. y Chica “limaron” las asperezas y declararon - para ellos - cerrado el capítulo.

Lo concreto es que hasta el momento no se ha vinculado a nadie formalmente y subsisten dudas que el presidente Santos no ha despejado, sencillamente porque nadie le ha preguntado. Veamos la historia completa.

El mafioso

Javier Antonio Calle Serna, alias “Comba”, alias “Miguel”, alias “Doctor”, identificado con la cédula de ciudadanía No. 16.760.066 de Cali; nacido en el Caquetá. Jefe del Cartel del Norte del Valle, sucesor de Wilber Alirio Varela, alias “Jabón”; y de la banda criminal “Los Rastrojos”. Tiene 44 años. Luego de que el gobierno del entonces presidente Uribe ofreciera 5 mil millones de pesos por su cabeza, “Comba” negoció su entrega con las autoridades de Estados Unidos y en mayo de 2012 se sometió a la Justicia de ese país, ante una corte de Nueva York. Su hermano Luis Enrique hizo lo propio, y el otro miembro del clan, Juan Carlos, fue capturado en Ecuador y deportado a Colombia. Por más de 15 años los tres hermanos se movieron juntos en la delincuencia organizada.

La declaración

El 10 de diciembre de 2013, hace seis meses, fiscales especializados interrogaron en diligencia testimonial al señor “Comba” en Nueva York, según consta en el documento “Radicado 3106 Adicionando radicado ED – 12734”, del 31 de marzo de 2014 de la Unidad Nacional de Fiscalía para la Extinción del Derecho de Dominio y contra el Lavado de Activos. Con este documento se inició justamente la extinción de dominio de 64 inmuebles (casas, lotes y fincas) de propiedad de Calle Serna, unos que estaban a su nombre y otros de testaferros. El documento está firmado por Gloria Stella Ricaurte Quijano, Fiscal 42 Especializado.

Como dicen los abogados, a folios 19 y 20 puede leerse la impresionante declaración de “Comba” que a los fiscales no les pareció relevante y, tras el relato del mafioso, pasaron a otra pregunta sin ninguna conexión con la revelación de sus contactos con el gobierno Santos y la enorme suma de dinero entregada a J.J. Rendón.

Veamos apartes del documento (se recomienda leer con paciencia, es transcripción literal):

“PREGUNTADO. Informe si usted es conocido con el sobrenombre, o alias denominado “El combatiente” o “comba”. En caso afirmativo, informe cual es el origen de ello.

CONTESTO. Si así me llaman y me lo puso un amigo porque de pronto vengo del Putumayo que es una zona muy difícil.

PREGUNTADO. Ha pertenecido usted a alguna organización al margen de la ley, dedicada entre otras actividades al Narcotráfico, en caso afirmativo explique en detalle.

CONTESTO. Si a la organización de Varela que es la conocida donde me hice y me di a conocer. (…)

PREGUNTADO. Laboró usted como escolta del señor WILBER ALIRIO VARELA, alias “Jabón”, en caso afirmativo en que época y  cuáles fueron las actividades que desarrolló.

CONTESTO. Si trabaje con él desde el 93 hasta el mes de enero de 2008 y yo me dedicaba a hacer diligencias, conocido con él hasta el atentado que fue el 97 y seguí trabajando de lleno con él y siguen las guerras con Pacho y yo hacia las vueltas de sicariato y cobros ya narcotráfico, comencé desde el 2003 para arriba me inicie en el mundo de narcotráfico de forma suave hasta el 2008 que fue la muerte de Varela y de ahí en adelante me apersone más del negocio ya había una organización que tenía que sostener y trabajar para la nómina, eso hasta el comienzo de 2010 y finales de 2011 que comienzo la negociación en Colombia, pero Colombia no muestra interés esa negociación era en el gobierno de Santos, J.J. Rendón él era quien nos iba a ventilar y hacer la fórmula para que la propuesta diera resultado, a J.J. Rendón se le dieron 12 millones de dólares para hacer ese proyecto en el cual pues el llevo el proyecto para ver si Juan Manuel Santos le gustaba el mismo, el manifestó que en una alocución Santos tendría que hablar del proyecto ello como señas de que  había leído el proyecto enviado por nosotros en donde confirmara Santos lo que habíamos  enviado, la propuesta era remitida por parte de Diego Rastrojo, Cuchillo, El Loco Barrera y yo, firmado por todos con huellas y firma y video en el que yo hablaba y explicaba el proyecto, Juan Manuel Santos cuando escucho eso  le gusto ya que esto le servía para su campaña, pero su propuesta era acabar con el narcotráfico en Colombia y había la capacidad y los medios, yo ya tenía el control ya no estaba Varela, los paramilitares no podían porque tenían muchos patrones y no se ponían de acuerdo, el proyecto no funciono porque exigíamos un acompañamiento con el gobierno Americano y al Gobierno Americano no le intereso y el gobierno Colombiano dilato el proyecto y empezaron a capturar a mi gente, dentro de mi proyecto estaba claro los sitios claves de cómo acabar con el narcotráfico, al ver que pasa el tiempo y no sucede nada yo tomo la determinación con el gobierno americano y me entrego”.

El salto con garrocha

Ante esa revelación, de enormes alcances penales, políticos y diplomáticos, los fiscales pasan a la siguiente pregunta sin indagar nada más; o mejor, repiten una pregunta ante la que “Comba” les dice que ya les dijo: “PREGUNTADO. Perteneció usted a la llamada “Oficina de Cobro” que trabajaba para Wilber Alirio Varela, alias “Jabón”, en caso afirmativo explique de qué época a qué época y cuáles fueron las actividades que desarrolló. CONTESTO. Si ya lo comente.”

Las preguntas sin respuesta

Quedan entonces estas preguntas sueltas tanto para el presidente candidato Juan Manuel Santos como para la Fiscalía, la Procuraduría y el Congreso:

1. ¿Estaban autorizados previamente J.J. Rendón y Chica para reunirse, conversar y recibir propuestas de sometimiento de peligrosos delincuentes, que en ese momento eran prófugos de la Justicia y por cuya cabeza se ofrecían recompensas?

2. ¿Si estaban autorizados, quién los autorizó y con qué argumentos a nombre del Estado?

3. ¿Si no estaban autorizados previamente, por qué el Presidente les recibió la propuesta y la tramitó con la fiscal Morales, sin enterar a nadie más y sin cuestionar que su asesor Chica (servidor público) y un particular, extranjero, adelanten estos acercamientos  sin su autorización?

4. ¿Por qué los fiscales que recibieron la declaración de alias "Comba" en Estados Unidos, no le preguntaron nada acerca de esos acercamientos, de esa oferta de sometimiento y del presunto pago de US$12 millones por la gestión a J.J. Rendón? "Comba" relató los hechos detalladamente y los fiscales, sin interesarse, pasaron a otros temas.

5. ¿Por qué la Fiscalía no le dio ningún trámite a esa declaración - de hace 6 meses - y solo ahora, cuando se conoció públicamente, decide investigarlo?

¿Los delitos?

Quedan expuestos los posibles delitos de prevaricato por omisión (Art. 114 Código Penal C.P.), abuso de autoridad por omisión de denuncia (Art. 417 C.P), lavado de activos (Art. 323 C.P), omisión de control (Art. 325 C.P), testaferrato (Art. 326 C.P), enriquecimiento ilícito de particulares, entre otras normas. ¿Por qué? Porque se trataría – si fuera cierta la entrega de los US$12 millones - de dineros producto del narcotráfico, de dineros recibidos por un particular (J.J.) y por un servidor público (Chica), y del conocimiento que de esas gestiones tuvieron el presidente Santos, la fiscal Viviane Morales y el director de la Policía Nacional, general Naranjo.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2015-04-28 20:43

Rashleigh might certainly have escaped from gucci outlet the bushrangers at the time he had spoken to the two runaways behind ray ban uk the replica watches barn; but louboutin outlet he then links of london preferred remaining until the police, whom he hoped they michael kors would send, should michael kors outlet arrive, nike air max thinking that soccer shoes perhaps http://www.nike-roshe-run.fr/

Añadir nuevo comentario
Hilos temáticos: Elecciones, Gobierno de Santos
Tags: