Menú principal

Lunes Septiembre 16, 2019

A las afueras de Funza, Cundinamarca, funciona una empresa de manufacturas operada por una fundación para discapacitados. Los casi 30 empleados que allí trabajan son todos soldados amputados que en un principio no tenían idea alguna de los oficios que ahora realizan. Esta es una crónica audiovisual del lugar.