Menú principal

Viernes Septiembre 25, 2020

En las últimas semanas se ha desatado una intensa polémica alrededor de la trayectoria del reconocido investigador Raúl Cuero. Aunque las evidencias señalan que las anotaciones de Rodrigo Bernal, su principal detractor, son válidas en relación a imprecisiones sobre los logros y las credenciales científicas y académicas de Cuero, un examen a profundidad del trabajo del investigador cuestionado muestra que afirmar que su gran cualidad ha sido salir de Buenaventura, en realidad no le hace justicia ni a él ni al municipio. Los datos reportados en la principal base de datos de artículos científicos del mundo permiten concluir que Cuero es uno de los pocos autores que aplica conceptos y herramientas de biología sintética para la solución de problemas relacionados con radiación ultravioleta, lo que implica que su trabajo está en la línea de frontera del conocimiento y esto, para cualquier investigador de Colombia, resulta ser suficiente mérito.

La evidencia más contundente para desestimar la calidad científica de Cuero, según Rodrigo Bernal, es el bajo número de publicaciones en revistas académicas indexadas, que se supone es "uno de los indicadores universalmente usados para reconocer a los investigadores", tal como destaca en su columna al afirmar: "realicé una investigación minuciosa sobre su producción científica, y en julio de 2012 escribí un artículo, que finalmente archivé".

Esta última aseveración resulta peligrosa y desacertada, pues el examen realizado por Bernal, además de no estar actualizado, dista mucho de lo que en el ámbito de la vigilancia tecnológica podría denominarse "minucioso". En realidad, la manera en que se entretejen los argumentos, parecen defender la tesis respecto a que una verdadera producción científica debería ser abundante, independiente del área de conocimiento y de las aplicaciones en las que se esté trabajando. Esta desafortunada idea se vio reforzada con la entrevista realizada por El Espectador a la Directora de Colciencias, Paula Marcela Arias, quien afirmó que "el promedio de publicación de un científico es 10 artículos por año". El carácter detallado del crítico investigador y la respuesta promediada de la Directora, dejan entrever un vacío conceptual del análisis sobre la producción científica y tecnológica en el país, pues a ninguno de los dos, así como a ningún periodista y a ninguno de los investigadores que han opinado sobre la materia (incluyendo al mismo Cuero), se le ocurrió, por ejemplo, realizar el contraste de los datos a la luz del comportamiento de la producción intelectual asociada al campo de conocimiento en el que se desempeña el científico cuestionado. 

Cuero trabaja en el área de la biología sintética, que se percibe como un nuevo campo de estudio en el que se busca construir sistemas orgánicos novedosos a partir de materiales en laboratorio, empleando conocimientos transversales provenientes de la biología, la química y la ingeniería en general. Surgen entonces dos interrogantes: ¿qué tan nuevo es este campo de estudio? y ¿corresponde la biología sintética a una línea de frontera de la investigación en ciencias? Para responder a esta pregunta, realicé una serie de consultas en la base de datos Scopus, la más grande base de datos de resúmenes y citas de literatura revisada por expertos; alberga cerca de 50 millones de publicaciones científicas (Para poder acceder a esta base de datos es necesario estar afiliado, la afiliación se obtiene con una membresía a una biblioteca con acceso autorizado).

Con la intención de contrastar el campo de acción de la biología sintética y validar su reciente aparición en el mundo del conocimiento, revisé el área de estudio "agroforestal", afín al trabajo de Rodrigo Bernal, cuya hoja de vida puede verse en el sistema CvLac de Colciencias.

Al agregar la fórmula TITLE-ABS-KEY("Agroforestry"), en la sección de búsqueda de Scopus, se obtiene como resultado 5.286 documentos en el período 1979-2013. Esta fórmula implica que el buscador encontrará todos los artículos publicados que tengan dentro de su título, resumen o palabras clave, la palabra "Agroforestry". La siguiente gráfica muestra el comportamiento y la evolución de los textos científicos en esta área.

 

Según los resultados, las primeras publicaciones relacionadas con temas agroforestales datan del año 1979, cuyo auge y crecimiento empieza a presentarse aproximadamente desde el año 1990.

Cuando el mismo ejercicio se realiza para el tema "biología sintética", empleando la fórmula de búsqueda TITLE-ABS-KEY("Synthetic Biology"), se obtiene como resultado 2.877 documentos en el período 1979-2013. En particular, para el período 2004-2013, se identifican 157 autores relevantes con 1.407 documentos, lo que en un lapso de 10 años significa una producción promedio de 0,9 artículos por año por autor (muy distante de los 10 que sugiere Colciencias). El comportamiento de las publicaciones se puede apreciar en la siguiente gráfica:

 

Lo interesante de esta segunda gráfica, consiste en la evidencia de la novedad y el reciente auge de la biología sintética, pues mientras el campo de estudio "agroforestal" empezó a crecer en 1990, en biología sintética el crecimiento real se da desde el 2004; es decir, 14 años después, para llegar a un punto en el que en la actualidad el número de documentos por año en biología sintética supera al de agroforestal, que es un campo de acción con más limitado crecimiento.

Esta revisión permite evidenciar un factor que no había sido tenido en cuenta por ningún analista del conflicto Cuero - Bernal y es que el trabajo de Cuero se desarrolla en un área de conocimiento de frontera, con un auge muy reciente, cuya divulgación y espacio de publicación pueden ser altamente competidos, limitados y tardíos, dependiendo de los desarrollos y nuevos conocimientos que logren derivarse como producto de los trabajos de los investigadores en el área.

Ahora bien, ¿qué tanto impacto y qué tanta producción tienen estos dos autores y qué tan relevantes son en sus respectivas áreas de conocimiento?

Al analizar la información registrada en Scopus encontré que Bernal cuenta con 20 documentos, que han sido citados 161 veces (excluyendo autocitas) en 153 documentos contenidos en la base de datos. Como medida del impacto y el rendimiento del autor, se encuentra que el h-index de Bernal es de 7 (Ver explicación del h-index). El comportamiento se observa en la siguiente figura:

Por su parte, Cuero presenta 22 publicaciones y ha sido citado (excluyendo autocitas) 333 veces en 308 documentos y su indicador de impacto y rendimiento (h-index) es de 5, tal como se presenta a continuación:

Como se observa, el indicador de impacto de Bernal es mayor al de Cuero, aunque Cuero reporta un mayor número de citaciones. En todo caso, se aclara que la relevancia de cada autor debe medirse en relación a su área de conocimiento, pues estos indicadores permiten "la evaluación de los autores y grupos de autores dentro de un área temática específica" (Ver explicación del h-index), por lo que la intención de este artículo no es comparar a los 2 autores sino presentarlos en su respectiva disciplina.

En particular, para el caso de Cuero, se destaca que su mayor producción se dio antes del 2000 (sólo 4 artículos se registran luego de este año), pero cerca del 80% de las citaciones se realizaron en el período 2000-2013. Lo anterior significa que, aunque es un autor con baja producción en la última década, sigue siendo vigente pues sus publicaciones antiguas son citadas continuamente.

A pesar de la escasa producción de Cuero en los últimos años, si se revisan dos palabras clave asociadas a su más reciente trabajo "Induction and Construct UV protective yeast plasmid", se evidencia que Cuero sostiene el puesto número 1 entre los autores que han realizado publicaciones sobre temas que involucran "biología sintética" y "UV" (rayos ultravioleta). Este resultado se obtiene al emplear la fórmula (TITLE-ABS-KEY("Synthetic Biology") AND TITLE-ABS-KEY("UV")) en el buscador de Scopus. Como puede apreciarse en la siguiente imagen, Cuero ha publicado 2 artículos que involucran el concepto de biología sintética aplicada a soluciones relacionadas con radiación ultravioleta, frente a los demás autores que sólo han publicado 1 artículo:

Más allá de las discusiones semánticas y de las interpretaciones que en su momento han dado tanto los investigadores como los periodistas que han intervenido y expuesto sus posiciones sobre el tema, el ejercicio que planteo busca evidenciar el sesgo y el peligro de afirmaciones que se basan en apreciaciones y percepciones personales, subjetivas y sobre todo desde aristas de conocimiento no afines. Bernal es un reconocido investigador cuyos números y referencias lo acreditan como tal. Sin embargo, en su aproximación hacia el trabajo de Cuero no contextualiza el panorama general del campo de la biología sintética. Esto ocurre porque el área de conocimiento de Bernal difiere del área de Cuero, por lo que su "investigación minuciosa" se centra únicamente en aparentes imprecisiones sobre datos y hechos puntuales del currículo de Cuero, sin tener en consideración la calidad académica, técnica y científica con argumentos conceptuales basados en el conocimiento profundo de una disciplina.

Quise mostrar con este ejercicio que un análisis objetivo e integral de los datos puede llevar a conclusiones diferentes o más amplias, en las que el reconocimiento de un investigador no está dado por el número de productos que desarrolle en un año específico (a lo que se aproxima la visión tradicional de Colciencias), sino por su contribución relativa al área de conocimiento en la que se desempeña. Así, el caso de Raul Cuero es un ejemplo claro de un investigador que en números globales cuenta con una baja producción en materia de artículos publicados en revistas indexadas, pero que de forma relativa es el principal autor que en sus documentos detalla el enfoque de la biología sintética para la solución de problemas relacionados con radiación ultravioleta. O al menos eso es lo que permite concluir este análisis a partir de lo encontrado en la base de datos de publicaciones científicas más importante del mundo.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2014-09-30 19:58

si el debate son las publicaciones sería muy bueno que se investigaran que tanto de lo que publican los llamados investigadores es realmente desarrollado por ellos o por estudiantes a los que ellos dirigen o apoyan.

en las universidades están en carreras de publicaciones para obtener puntos salariales.

además en lo de autores y coautores del artículo, si esta claro real el aporte a la investigación?

cada profesor tiene una línea de especialización pero que publique un artículo en realidad garantiza que él fue quien hizo el avance? o solo esta tomando resúmenes de tesis que ha dirigido?

lo primero es trabajar en la ética profesional, luego la ética investigativa y que uno publique en una revista indexada no quiere decir que uno sea una eminencia.

si el doctor Cuero a raíz de su investigación crea cosas que nadie había hecho, no es eso suficiente mérito o Newton y Da Vinci pierden su aporte a la ciencia?

Sáb, 2014-02-22 21:03

A ningún científico se le puede juzgar por la cantidad de artículos publicados, eso es absurdo y muy superficial, lo digo por que en las universidades está de moda que los investigadores se dediquen a publicar artículos solo para agrandar su currícum (vease la realidad http://www.lahojadearena.com/revista/2013/12/vistazo-la) Conozco investigadores de dos tipos, el que se dedica a publicar y no concreta nada y el que se dedica a investigar y desarrolla conocimiento e invenciones, estos últimos generalmente no son tan productivos publicando, por que cuando se trabaja en nuevos campos del conocimiento se debe tener mucho cuidado al revelar información y no hay consenso en algo que casi nadie conoce. Cuando se trabaja en un campo de biología sintética que se sabe es un campo relativamente nuevo además de ser un sistema complejo muy diferente a la botánica, exige que se trabaje bajo nuevos paradigmas científicos, el método científico tradicional no aplica vease Holismo y reduccinismo.

Mié, 2013-12-04 19:02

Lo que pasa con Bernal, lo mismo que con Patarrollo es que sus "investigaciones" han producido mucho ruido y pocas nueces

Mar, 2013-12-03 21:34

Daniel excelente tu labor y no desanimes por las opiniones que insisten en subjetivar el tema simplemente no lo comprenden no te angusties por eso, no es tu culpa. Reconozco y aprecio el rigor y el OBJETIVO de este articulo. Gracias

Dom, 2013-11-17 10:58

buenos días señor Daniel Ruiz Acero, soy estudiante de Diseño Gráfico del Instituto Departamental de Bellas Artes Cali, en donde estoy cursando una materia Análisis de medios publicitarios, y todo el curso nos intereso mucho su articulo sobre Raúl cuero y Rodrigo Bernal, sobre todo por las estadísticas que maneja, no interesaría mucho si podría explicarnos mas detalladamente con palabras no tan científicas y así enriquecer la clase de análisis, también nos interesa mucho su postura sobre este escándalo, mas por lo que actualmente esta pasando, osea después del escándalo que conclusiones se pueden sacar de esta situación.

muchas gracias por su aporte, esperamos sus comentarios.

Vie, 2013-11-15 10:28

No le creo a Cuero, y no le creo, porque los verdaderos científicos y hombres sabios son reacios a los honores, homenajes y reconocimientos. Cuero por el contrario tiene un ego elevado y unas ínfulas de superhombre; combinado ademas por los posibles aconteceres de su paupérrima infancia.

Jue, 2013-11-14 08:25

Daniel,

Seguí el debate que se generó entre Edison Mosquera y tú en las respuestas a tu blog, y creo que hay un punto de tu contraargumento en el que difiero: Dices que Bernal no es un par natural de Cuero para hacer aseveraciones sobre la calidad del trabajo de Cuero, ¿Quién era entonces el par legítimo para contarle a Colombia que Cuero estaba inflando sus méritos? ¿Era más válida la misma historia si la hubiera contado un biotecnólogo?

Yo entiendo que hay frases como "menos de 10 artículos por año" que claramente desconocen diferencias entre las áreas de investigación, pero al final el punto de Bernal era que se estaba creando un ídolo falso alrededor de la figura de Cuero que revelaba el pobre nivel del periodismo científico en Colombia. Esta idealización, en la que María Isabel Rueda peló el cobre preguntándole si aspiraba a ganarse el novel, puede tener consecuencias nefastas sobre la asignación del limitado presupuesto para ciencia en Colombia.

Mar, 2013-11-12 06:44

Es un debate entre cantidad y calidad, entre exploradores del conocimiento e investigadores muy productivos. Que le reconozcan a Bernal la cantidad, y a Cuero su calidad. Se necesita sabiduría para ver sin animadversión los dos enfoques. La verdad, las razones que me llegan para explicar el ataque de Bernal no merecen discutirse. Mil gracias por este aporte tan ilustrativo.

Mié, 2013-11-13 11:47

Aquí hay un error de apreciación al referirse "al ataque de Bernal". Bernal en ningún momento atacó a Cuero. Se limitó a mostrar que mucho de lo dicho por Cuero sobre su currículo era mentira. Eso no es un ataque. Eso se llama decir la verdad.

Jue, 2013-11-14 04:18

Para decir una verdad se necesitaría "decir" todas sus partes. Que no hubo un ataque? No es evidente luego de leer este artículo? Mi pregunta sigue siendo: por qué le incomodó tanto a Bernal lo que dijo Cuero? Acaso perdió dinero, prestigio, oportunidades, por lo dicho por Cuero? Hay celos, envidia, deseos de querer ser medido con un mismo rasero. Vivir una vida así tiene que ser desesperante.

Lun, 2013-11-11 16:10

Cuero es ya sexagenario, ni su carrera ni su vinculación universitaria en USA empezaron en el 2005 con el auge de la biología sintética, tratar de reivindicarlo estrechando búsquedas por palabras clave es ejercicio de retórica no de cienciometría. Por donde filtre su búsqueda, la producción bibliográfica de Cuero seguirá siendo baja para un académico de USA, en biología sintética, después de 2005 o en cualquier otro tema de biología/microbiología -que es el campo de formación de Cuero desde mucho antes de 2005-. Una conclusión derivada de su búsqueda filtrada es que, fuera de la investigación partícular en UV, Cuero tiene y tuvo una producción escasísima tanto en artículos como en impacto, lo cual no se evalúa en contraste con sus orígenes humildes sino con los "Grant" que haya logrado como Investigador principal. Sospecho que los grants de NASA son más mérito de su coautor vinculado a NASA que de Cuero pues el volumen e impacto de la producción pesan mucho para lograr un Grant.

Mar, 2013-11-12 00:49

y 3. No se necesita juzgar el contenido de los artículos para señalar a alguien por un CV fraudulento. Como par tanto en Colciencias como en concursos docentes, le aseguro que basta un CV con afirmaciones falsas o inexactas para descartarlo de plano de participar en un proceso académico, especialmente de cualquiera que tenga que ver con la educación de jóvenes.
Gracias por su lectura.

Mar, 2013-11-12 00:48

La retórica está en la interpretación no en la estadística, en tratar de "sustentar" argumentos débiles maquillandolos con índices y datos genuinos.
1. Su tesis de que Bernal no es par de Cuero: el concepto de par evaluador depende de lo que se está evaluando, que para el caso de la columna de Bernal es la veracidad de lo declarado en un CV académico. No se necesita bagaje en biología sintética para revisar la autenticidad de vinculaciones laborales, autoría de artículos científicos y patentes. Usted mismo ha hecho el ejercicio sin siquiera un pregrado en ciencias básicas, lo cual según su "argumento" lo haría dispar, sin piso para juzgar a Bernal o al mismo Cuero.
2. Juzgar la veracidad de un CV no equivale a juzgar el contenido de un artículo científico. Un par evaluador en este caso requiere experiencia afín al área de investigación del texto, no publicar exactamente sobre el mismo tema, lo cual o haría imposible encontrar pares o hacer contribuciones originales en ciencia.

Lun, 2013-11-11 16:23

Otra cosa, Bernal critica a Cuero por inflar la hoja de vida, hacer pasar abstracts como artículos científicos, patentes en estudio por concedidas, vinculaciones mentirosas con la NASA, no por lo que haya hecho o dejado de hacer en biología sintética. El fraude en la hoja de vida es falta académica grave también aquí en Colombia, causal -me consta- de descalificación en concursos docentes, convocatorias de financiación y concursos de méritos. El color de la piel y origen familiar no son atenuantes ni dan inmunidad contra las faltas de ética.

Lun, 2013-11-11 08:01

En cienciometria existe un indicador que permite evaluar el impacto científico de un autor y que ha sido validado y aceptado por las instituciones y academias, es el indice h. El índice h se calcula con base en la distribución de las citas que han recibido los trabajos científicos de un investigador. Si el factor h vale n, entonces n publicaciones han sido citadas más de n veces. Para hallarlo, basta ordenar los artículos de un autor o grupo por número de veces que han sido citados. En Scopus se puede calcular y es de 5 para Raul Cuero y de 7 para Rodrigo Bernal. A modo de comparación el de Manuel Alfonso Patarroyo es de 34, el de Rodolfo Llinas es de 37 y el del premio nobel de medicina de este año, James Rothman es de 48.

Lun, 2013-11-11 10:15

Disculpa nuevamente Daniel, pero creo que les debes una explicación a tus lectores: comparaste a Cuero con Bernal, aunque tal comparación no venía al caso, pues Bernal no se había comparado a sí mismo con Cuero. Y usaste los resultados de tu comparación, cuando favorecían a Cuero, para titular tu artículo: una discusión impar. Pero cuando jegomezmarin mostró que el impacto científico de Bernal es más alto que el de Cuero, vienes a decir que los dos investigadores no son comparables porque trabajan en disciplinas diferentes. En qué quedamos entonces? Mira que este foro ha resultado tener un nivel de seriedad y respeto como pocas veces se ven, así que por favor explícanos mejor tu ambigua posición. Feliz lunes.

Lun, 2013-11-11 07:08

Daniel: hasta ahora no he querido mencionar algo, pues, como dije antes, el debate original no se trata de una comparación de Bernal con Cuero sino de las múltiples mentiras que Cuero les dijo a los colombianos durante años sobre sus logros académicos. Pero si insiste en citaciones, lo invito a que busque el número de citaciones de este libro de Bernal, que SI conocemos quienes nos movemos en ese campo: Henderson, A., G. Galeano & R. Bernal. 1995. Field Guide to the Palms of the Americas. Princeton University Press, Princeton, New Jersey. 352 pp., 256 fotos, 553 mapas. Y cuando las encuentre, ojalá tenga la grandeza de decirlo aquí mismo.

Lun, 2013-11-11 08:12

Disculpa Daniel, pero sí estás comparando número de trabajos de ambos investigadores y las citaciones de cada uno, para afirmar que Bernal no es nadie para hablar sobre Cuero, aunque ese no era el tema del artículo original. Pero en tu búsqueda te limitaste a Scopus. Busca otras fuentes, sumas las citaciones de los libros de Bernal (que no son propiamente autobiográficos) y das nuevamente las cifras en este mismo sitio. Eso sería verdaderamente objetivo y honesto. Ahora bien, no se necesita ser par de alguien para descubrir que está mintiendo: basta con saber contar hasta 100 (o un poco menos) para saber que 90 no es lo mismo que 35, y que 13 no es lo mismo que 2. Y no se necesita siquiera llamar a la NASA para saber que Cuero no trabaja allá: basta con un poco de rigor. Y no hay que ser muy suspicaz para dudar de alguien que miente de manera tan rampante. Bernal hizo lo que muchos de nosotros debimos haber hecho pero no nos atrevimos.

Lun, 2013-11-11 02:58

Desde que inició este escándalo siempre hice énfasis en lo ridículo que me parecía reducir la ciencia al número de artículos que alguien publica, por demás en revistas indexadas. El análisis de Daniel es interesante porque va más allá de la mera opinión. Yo creo que el mundo ha caído en un paradigma en el que hasta la ciencia se la confunde con empresa o mercado científico. Sería estupenda una investigación que mostrara quiénes son los dueños de las revistas indexadas y los científicos de que empresas son los que logran publicar con más éxito. Saludos.

Lun, 2013-11-11 06:50

yoligrilla: parece que tú tampoco entendiste que el punto principal del artículo del profesor Bernal no era el número de publicaciones de Cuero, sino el hecho de que él le hubiera mentido sistemáticamente al país sobre ese número. Y que le hubiera mentido también sobre sus patentes, su sitio de trabajo, sus medallas, etc. Bernal en ningún memento se comparó con Cuero y por lo tanto una argumentación basada en comparar a los dos personajes es insensata. Una argumentación verdadera en favor de Cuero sería demostrar que el NO MINTIO, puesto que ese era el punto central del artículo original. Lo demás es buscar la fiebre en las sábanas.

Dom, 2013-11-10 01:50

El artículo es interesante porque muestra otra cara del debate y termina criticando algo que va más allá de Cuero y Bernal. Otra cosa que me gustaría recalcar es la calidad de los comentarios de los lectores y el debate que se formó con Daniel, el autor. Al final no supe qué fue mejor, si el artículo, o la conversación entre el autor y los lectores de la silla.

Páginas

Añadir nuevo comentario