Menú principal

Martes Noviembre 19, 2019

La fiebre de oro, despertada en 2008 por la crisis financiera del capital especulativo, quintuplicó el precio del metal entre 2002 y 2010. A pesar de que en el departamento del Cauca no hay ninguna empresa explotando oro hasta la fecha, la producción de oro ha crecido según el Sistema de Información Minero Colombiano (SIMCO) de forma vertiginosa, pasando de 621,54 kilos en 2008 a 3.544,39 kilos en 2013. 

"Cuando llegó la seguridad democrática vimos una oportunidad de crecer y fortalecernos. El Cauca tiene un potencial minero inmenso, las zonas de minero son grandes, el tema del orden publico ha sido el causante del lento crecimiento y el lento progreso que ha tenido el Cauca. Pero hoy en día tiene una oportunidad y esa oportunidad, siento yo, es a través de la minería", dice Alexander Duque Builes, Gerente de la Comercializadora Internacional Giraldo y Duque.

La producción minera en el Cauca está a cargo en parte de barequeros y mineros artesanales. El incremento en la producción se puede explicar a partir del aumento de retroexcavadoras y dragas en el departamento durante los últimos años, y que estarían vinculadas a la llamada minería criminal. La complejidad de la minería no legalizada se traduce en una serie de términos para referirse a las distintas practicas que se realizan a lo largo y ancho del país. Se ha hablado de la minería ilegal, la pequeña minería, la minería informal, la minería de hecho, la minería mercenaria, y otros términos para referirse a un complejo conjunto de practicas en donde los actores y técnicas utilizadas son múltiples y no se dejan recoger facilmente en un solo termino.

Minería criminal se refiere a la minería estrechamente vinculada con redes mafiosas. Una minería donde es difícil identificar quién está detrás de la maquinaría y que responde a dinámicas regionales en las que confluyen el lavado de dinero y el conflicto armado. Pero también la minería criminal es en cierta medida alimentada por un mercado mundial, donde al final de la cadena se encuentran grandes empresas.

Republic Metals, de Estados Unidos, es uno de los grandes compradores de oro en Colombia, así como Metalor y Argor-Heraeus, de Suiza, y Johnson Mattehy Gold and Silver Refining Inc., filial estadounidense de Johnson Matthey, compañía con sede en el Reino Unido. Todas estas empresas están asociadas a la London Bullion Market Association (LBMA), el referente mundial más importante para la comercialización del oro. Todas tienen códigos de conducta, de derechos humanos, de responsabilidad social empresarial y de cuidado al medio ambiente. Sin embargo, le compran a comercializadores en Colombia que han estado vinculadas a procesos de lavado de dinero y la inserción de oro de la minería ilegal a una economía legal.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) dijo en un informe en mayo pasado que “de la producción total de oro, cerca del 11% tiene trazabilidad completa, es decir que cumple con todos los procesos legales asociados y el resto es adelantado en procesos productivos asociados a la minería no regularizada y la minería ilegal”.

En el Cauca, el oro de los retroexcavadoras y los pequeños mineros llega a varias comercializadoras en Cali, entre ellas C.I. Giraldo y Duque, una empresa que por fuera de la región pocos conocen, pero que entre los mineros de la zona es reconocida.

El grupo empresarial Giraldo y Duque no solo ofrece la comercialización de metales preciosos como el oro, sino que “ha pensado constantemente en todos los participantes de la cadena de abastecimiento del sector minero”, según dice su página web. Para este servicio cuenta con una empresa de seguridad privada “Latinoamericana de Seguridad”; dos cooperativas de pequeños mineros “Coofminercol” y la “Sociedad Minera”; y una empresa de inversiones “Duque Builes S.A.S”, que entre sus principales unidades de negocio tiene el arrendamiento de maquinaria para la construcción de obras civiles, entre estas, retroexcavadoras. Según Alexander Duque Builes, gerente de la empresa minera, a través de Inversiones GyD, la empresa además administra la Sociedad Minera del Sur y la Sociedad Minera el Danubio, que operan las minas La Puchis y El Danubio, respectivamente, en el municipio de Buenos Aires, Cauca.

Desde su fundación en 2001, la C.I Giraldo y Duque ha buscado a los pequeños proveedores de oro y ha fomentado la conformación de más de una decena de cooperativas de mineros en varios departamentos, entre estos Nariño, Valle del Cauca, Cauca, Antioquía, Chocó y Risaralda. Según Alexander Duque, la estrategia de apoyar la formación de cooperativas es una manera de defender el territorio de las comunidades frente a las multinacionales. “Hemos encontrado que el negocio [de la minería] no es que las multinacionales llegan y se apoderan de la tierra y generan desplazamiento. Nosotros sabemos lo que es el desplazamiento. El desplazamiento no se puede generar solo por terrorismo. Las multinacionales cuando llegan a una tierra desplazan y sacan a la gente que hacen una actividad artesanal, la dejan sin trabajo, la dejan sin oportunidades, la obligan a ser desplazados. No solamente el terrorismo es lo que la desplaza”.

La revista Noche y Niebla del Cinep relató en su edición de agosto de 2008 que en el municipio de Buenos Aires (Cauca) “aproximadamente 60 integrantes del Esmad y de la Contraguerrilla, movilizados en dos camiones, un bus, dos tanquetas y dos camionetas arremetieron violentamente contra 200 familias de la comunidad de mineros, en su gran mayoría afrocolombianas, lanzando gases lacrimógenos y golpeándolos con bolillos y patadas. (…) Es importante señalar que en días anteriores fueron desalojados de la mina ubicada en el barrio San Miguel 1800 mineros, prometiéndoles una cifra de dinero como indemnización, que hasta el momento solo se ha cumplido parcialmente.

Paradójicamente en estos momentos otras personas que no pertenecen a la comunidad se encuentran trabajando la misma mina, pertenecientes a una empresa llamada Giraldo y Duque S.A., quienes están utilizando retroexcavadora. Lo cual contradice la resolución 424 del 13 de Noviembre de 2007, donde se declara por parte del Ministerio de Minas a Suárez y Buenos Aires como zona de reserva minera, lo que debiera garantizar la exclusividad a las familias mineras de la zona través de la minería artesanal, no con retroexcavadora”.

Las cooperativas proveen el oro a la comercializadora y de esta manera C.I. Giraldo y Duque reproduce el formato que están utilizando las empresas cañeras, palmeras y forestales que, en vez de ser dueños del cultivo, compran la cosecha a los productores. “Hemos encontrado un modelo de negocio que consideramos que es el futuro que se llama la Minería Social Ambiental. (…) Nosotros no tenemos títulos mineros. Nosotros tenemos plantas de beneficio en el titulo de la cooperativa, de la comunidad o en áreas de minería especial. Ellos pueden retirar la piedra, no molerla, no contaminar el río con esos lodos, y lo que hace la empresa es aplicarle una industrialización de esa piedra. Cogemos la piedra, la transportamos a nuestra planta, la trituramos y hacemos la extracción”, Dice Duque Builes.

La cooperativa Coofminercol, perteneciente al grupo económico de Giraldo y Duque y proveedor de la Comercializadora Internacional, tiene asociados de Suaréz y Timbiquí, en el Cauca; de Barbacoas, Santa Bárbara de Iscuandé y El Charco, en Nariño; y de Buenaventura. Los más o menos 350 asociados, algunos barequeros, otros compradores de oro, le entregan unos 100 kilos de oro al mes a C.I. Giraldo y Duque. Según el revisor fiscal de Coofminercol, Hector Fabio Cuadros, “es difícil saber bien de donde viene el oro. Son muchos sitios donde trabajan nuestros asociados, muchos muy retirados, que no nos permite saber con exactitud de donde viene el oro que pasa por la cooperativa”.

Considerando que para los barequeros sacar un gramo de oro al día es mucho y que además algunos asociados son compradores también, esta cifra indica que alrededor del 90% del oro que maneja Coofminercol es comprado a terceros, sobre los cuales no se puede ejercer ningún tipo de control social o ambiental y que permite el ingreso de minería procedente de la minería criminal. La Revista Dinero ya había advertido en junio de 2011 que la ley 1382 de 2010 “favorece el lavado de la minería ilegal a través de la figura de la "minería tradicional". No existe una definición concreta de quién es realmente un minero tradicional y, de hecho o, además, cualquier explotador que cumpla con el requisito de practicar la minería durante diez años puede solicitar títulos en áreas ya concesionadas”.

En los municipios donde opera Coofminercol ha habido decenas de conflictos y accidentes alrededor de la explotación minera y además son municipios con una fuerte presencia de la minería criminal. En 2007 la comunidad de Buenos Aires manifestó su preocupación “por la llegada de un número indefinido de personas foráneas que están adquiriendo los derechos sobre las minas, estableciendo nuevas prácticas de extracción que superan las tradicionales, desestimulando la producción artesanal y fraccionando las asociaciones existentes en la región. En la zona se registran extorsiones, homicidios intencionales en personas protegidas, confinamiento, restricción de la movilidad y aumento en los homicidios comunes”.

La Defensoría del Pueblo denunció en 2010 que la estructura paramilitar de las Águilas Negras fue responsable del asesinato de cinco mineros foráneos en la vereda El Hato Santa Marta, municipio de Suaréz, Cauca, y que está misma estructura está amenazando a integrantes al Consejo Comunitario de La Toma, corregimiento del municipio de Suárez, el cual se encuentra en una zona en disputa por sus yacimientos de oro.

“Coomineros de Buenos Aires” es otra cooperativa que provee oro a C.I. Giraldo y Duque. Integrantes de la cooperativa trabajan sobre los ríos Teta y Ovejas para extraer el oro.

Según miembros del Consejo Comunitario Río Teta del municipio de Buenos Aires, se han instalado 15 retroexcavadoras en la parte alta del río, que pertenecen a un hombre apodado “El Mexicano”. Estas retroexcavadoras, igual que las dos que se ubican sobre el Río Mazamorra en el mismo municipio, cuentan con la protección de personal civil armado.

El Proceso de Comunidades Negras dijo, en un comunicado del 1ro de mayo pasado, que “el ejército decomisó un arsenal compuesto de 16 fusiles y granadas. Estos hechos ocurrieron en la llamada mina del “Mexicano” en la vereda Chambimbe.” Integrantes de los consejos comunitarios de Buenos Aires dicen que Alexander Duque Builes y “El Mexicano” se mueven de forma conjunta por el municipio. Sin embargo Duque Builes dice que no conoce a este personaje: “frente al Mexicano, no sé quién es. Apareció de lo nada con retros sobre el río. Queremos pensar que son competición legal de Giraldo y Duque y cualquier persona puede meterse en el mercado”.

En varias regiones del país existe una relación estrecha entre el narcotráfico y la minería criminal. Las grandes sumas de dinero que genera el narcotráfico son utilizadas para comprar retroexcavadoras y oro a terceros que lo están explotando de forma ilegal. Las empresas criminales entran este oro luego al mercado legal, presentándolo como la producción de cooperativas, minas y empresas de municipios de producción y de otros municipios (ver informe especial de revista Dinero, 2011).

En el caso del norte del Cauca, la presencia de personas de los municipios antioqueños de Remedios, Segovia, El Bagre y Amalfí que están, según los pobladores de la zona, en los sitios de explotación minera, parece indicar que el oro es llevado a comercializadoras en Antioquia.

Alexander Duque reconoce que el Cauca atrae a muchos comercializadoras de otras partes del país, sobre todo de Antioquia. Varias de las compraventas de oro en la cabecera municipal de Santander de Quilichao dicen vender el oro a Giraldo y Duque S.A., aunque afirman que otras lo venden a C.I. Goldex en Medellín. La Fiscalía abrió una investigación judicial en agosto del año pasado contra Goldex por su supuesta participación en el lavado de 92.000 millones de pesos a través de la explotación ilegal de oro.

Dentro de las “modalidades” de entrar el oro de la minería criminal a la economía legal, las cooperativas asociadas son de las menos conocidas. Las cooperativas pueden aumentar el oro producido por ellos, ingresando el oro comprado a otros y presentándolo como parte de la producción propia. Como es la misma cooperativa quien maneja la contabilidad de los asociados, existe la posibilidad de “ajustar las cuentas”.

Pobladores del municipio de Buenos Aires afirman que el oro de las retroexcavadoras, dragas y pequeños mineros del norte del Cauca llega a través de varias cooperativas  a la Comercializadora Internacional Giraldo y Duque. Alexander Duque afirmó que ellos compran a varias cooperativas, entre ellas Coofminercol y Coomultimineros.

“Al intermediario no lo puedo controlar, porque no sé a quién compra". Yo trato de filtrarlo, como lo haría un banco, por antigüedad, por ubicación. (…) Yo no puedo llegar al proveedor de mi proveedor, como ética no lo puedo hacer. Llego a exigirle que los recursos que él tiene provienen de una actividad licita. Garantizar cada uno de los proveedores de mi proveedor esa es la parte más critica. Quisiéramos trabajar en esa parte y buscamos el método cómo hacerlo”.

C.I. Giraldo y Duque, junto con Fundición Ramírez S.A. y NTR Metals Colombia son las principales comercializadoras de oro en Cali, y operan desde la Zona Franca del Pacifico. La Comercializadora Internacional Giraldo y Duque fue la principal empresa exportadora desde la Zona Franca en 2013 para un total de casi 77 millones de dólares, un 46,4% del total de exportaciones de la Zona Franca. Según Alexander Duque, la C.I. Giraldo y Duque es la quinta fundidora más grande del país y su negocio oscila entre los 150 y 300 kilos de oro al mes.

C.I. Giraldo y Duque y Fundición Ramírez le comercializan a una de las principales empresas de Estados Unidos dedicadas a la producción y comercialización de oro: Republic Metals Corp. Esta empresa además compra su oro en Colombia a CIIGSA, filial de Gran Colombia Gold. Republic Metals Corp. ingresó el 17 de febrero de 2014 a la London Bullion Market Association (LBMA).

Esta asociación, conformada por 75 miembros y 64 asociados de 21 países, es el principal proveedor de lingotes para los bancos centrales alrededor del mundo. El ingreso de Republic Metals a LBMA significa que la producción ilegal de oro el Cauca podría terminar directamente en varios de los principales bancos del mundo, como HSBC, Deutsche Bank y JP Morgan. Republic Metals tiene su propio código de conducta en donde afirma no beneficiarse de violaciones de derechos humanos, ni crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad. Además la LBMA certifica que la empresa no contribuye a conflictos armados ni a violaciones de derechos humanos.

Republic Metals fue investigada por un fiscal de Nueva York, Estados Unidos, en octubre de 2012 por su participación en el lavado de dinero de un grupo de narcotraficantes peruanos. A pesar de que luego se estableció que la empresa actuó de buena fe, en la acusación se afirmaba que era imposible que Republic Metals no se hubiera dado cuenta de que estaba comercializando con empresas fachadas de una organización de narcotraficantes del Perú.

C.I. Giraldo y Duque y Fundiciones Ramírez también exportan su oro desde la Zona Franca del Pacifico a Metalor Technologies S.A. de Suiza. Esta empresa, que también hace parte de la LBMA, fue vinculada en 2013 con la compra masiva de oro procedente de la minería ilegal en Perú. Metalor reconoció ante la justicia estadounidense haber lavado dinero de un grupo de narcotraficantes peruanos entre 2003 y 2004.

Hay otras empresas del LBMA que compran oro en Colombia a comercializadoras dudosas. Argor-Heraeus de Suiza y el gigante canadiense Johnson Mattehy Gold and Silver Refining Inc. han comprado su oro en el pasado de Fundiciones Escobar, que tiene como dos de sus proveedores exclusivos a JWV Inversiones con sede en El Bagre, Antioquía y El Brocado S.A.S. con sede en Caucasia. La empresa fue mencionada por la Contraloría en 2011 como una de las fundidoras que lavaba el oro de la minería ilegal en el municipio de Maceo en Antioquía. En la misma lista de empresas dedicadas a la inserción del oro de la minería ilegal en ese municipio figuraba también Giraldo y Duque.

Giraldo y Duque, Fundiciones Escobar y Fundiciones Ramirez S.A. son algunas de las comercializadoras que participan en la cadena productiva que inserta al mercado mundial oro de procedencia a veces confusa. Según Héctor Fabio Cuadros, revisor fiscal de la Cooperativa Coofminercol, el oro de la minería ilegal llega a los fundidores que menos problemas ponen.

Nota de la Editora: después de publicada esta historia modificamos el párrafo 23 para especificar en voz de Duque a qué cooperativas le compran.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2015-02-19 09:58

Este martes 17 de febrero mineros de Buenos Aires marcharon hasta Santander de Quilichao denuncian satanización y persecución de la actividad minera que desarrolla la Cooperativa Multiactiva de Mineros de Buenos Aires. El gerente de la cooperativa de mineros, Fares Carabalí Carbonero, informa que la actividad que vienen desarrollando CUENTA CON TRES TITULOS MINEROS DE EXPLOTACIÓN, con un plan de manejo ambiental aprobado por la Corporación Autónoma Regional CRC, y de esa actividad derivan su sustento más de 3.600 familias. La exigencia consecuente con la marcha realizada en el día de hoy tiene que ver con el BUEN NOMBRE de la empresa generadora de empleo que representa Carabalí Carbonero. Al ser interrogado Fares Carabalí sobre la comercialización que realiza la cooperativa con el oro, dijo que su principal comprador es Giraldo y Duque cuyo gerente es Alexander Duque Builes.

Jue, 2014-08-21 17:13

Este artículo es un gran aporte para dimensionar el problema social en Buenos Aires. Quisiera poder contactarme con usted, señor Tenthoff, e intercambiar documentación sobre el tema.

Añadir nuevo comentario
Tags: