Menú principal

Domingo Noviembre 17, 2019

La Dimensión Desconocida

El Congreso de la República es la institución más poderosa y más incomprendida del país. Tal vez porque las leyes son como las salchichas, es mejor no saber cómo se hacen. Este blog busca meternos en la fábrica de salchichas

Abogado de la Universidad de los Andes, Master in Business Administration del Instituto Panamericano de Dirección de Empresas (IPADE), México D.F., Master en Políticas Públicas de la Universidad de Georgetown, Washington D.C.

Se ha desempeñado en diversos cargos del sector privado y público, tales como consultor en la oficina de Fernando Londoño Hoyos Abogados Asociados, Viceministro de Defensa Nacional, Cónsul General de Colombia en México D.F., asesor en asuntos gubernamentales de la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo. Así mismo es socio fundador de la firma Urdaneta & Vélez Abogados.

Luis Guillermo Vélez Cabrera se desempeñó como Superintendente de Sociedades entre 2010-2014

Igualmente, ha sido Presidente de la Asociación Colombiana de Importadores de Licores y Vinos (ACODIL) y miembro de numerosas juntas directivas de importantes empresas del sector público y privado.

Dentro de sus publicaciones se destaca: “Los objetivos de las normas antimonopolísticas: Planteamientos para un Debate”, Revista de Derecho Privado, Universidad de los Andes (1992).

Twitter del autor

Hilos temáticos:

Hace unos días se llevó a cabo un importante debate en la comisión segunda del Senado de la República sobre la caída de un avión Casa de la Fuerza Aérea en el departamento del Cesar y de un helicóptero de la Policía Nacional en Urabá. Estos sucesos causaron la muy lamentable muerte de 27 hombres y mujeres de nuestra fuerza pública.

Los citantes, entre ellos el senador del Centro Democrático, Alfredo Rangel, cuestionaron la versión oficial según la cual los accidentes se debían a mal tiempo y a errores humanos.

Según ellos la explicación gubernamental pretendía negar la posibilidad de que los siniestros hubiesen sido causados por actos terroristas, probablemente de las Farc, con lo cual, “el Gobierno quiere preservar los diálogos de La Habana, incluso sacrificando la verdad”, como afirmó el senador Rangel.

Si bien la prensa concluyó que el debate había acabado en tablas tras la afirmación categórica del Ministro de Defensa de que no había “naves derribadas por grupos armados al margen de la ley”, el ex presidente Uribe, quien no estuvo presente en la discusión, trinó al día siguiente un fragmento del concepto experto rendido por el abogado penalista Jaime Lombana, quien expone una muy interesante metodología para establecer las causas de los accidentes aéreos.

Esto es lo que dice el doctor Lombana:

 “La prueba de la relación causal, de un resultado antijuridico como lo es la muerte de nuestros policías en el Helicoptero (sic) derribado, según la dogmática mayoritaria, no debe ser una prueba científica sino probabilistica. El hecho conocido, es que el helicóptero se cayó en una zona con presencia de insurgencia, y que la nave estaba en ejercicio de una actividad peligrosa. Afirmar que fue un accidente, contra los testimonios de campesinos e indígenas de la zona, resulta infundado y probabilisticamente incorrecto. Ahora bien, echarle la culpa a una falla humana sin fundamento probatorio alguno, si es indicio de irresponsabilidad y mala fe del gobierno”.

Aunque uno no es nadie para cuestionar los conocimientos del doctor Lombana basados en la dogmática-mayoritaria-probabilística, que debe ser parte de la escuela penal aeronáutica, quizás alemana, la metodología propuesta para descifrar las causas de los desastres aéreos no se debe descartar.

Con la mera deducción probabilística podrían los fabricantes y las aseguradoras ahorrarse millones de dólares y años de trabajo en saber las razones por las cuales se producen los accidentes aéreos.

Por ejemplo, probabilísticamente hablando se puede concluir que al vuelo MH370 de Malaysia Airlines se lo llevaron los extraterrestres.

Veamos. El universo tiene entre 100 y 200 millardos de galaxias con un sextillón de estrellas. Se estima que solamente en la Vía Láctea hay mas de  60 millardos de planetas parecidos a la tierra y que por lo menos 8 millardos tienen vida. Según Carl Sagan, únicamente en nuestra galaxia, habrían por lo menos 1 millón de civilizaciones inteligentes y cualquiera de ellas ha podido enviar una nave espacial y raptar un avión lleno de malayos que iban de compras a Beijing.

Lo digo con certeza probabilística porque es un hecho conocido que el avión se cayó en un zona con presencia de agua y que la nave estaba en ejercicio de una actividad peligrosa, porque volar es peligroso, por eso le piden a uno que se amarre el cinturón de seguridad y lo instruyen en como ponerse un chaleco salvavidas, algo que no ocurre cuando uno se monta a un taxi, por ejemplo.

Afirmar que fue un accidente, contra los testimonios de todas personas que han visto ovnis, resulta infundado y probabilísticamente incorrecto, así estén fumando bareta en Villa de Leyva.

Ahora bien, echarle la culpa a una falla humana sin fundamento probatorio alguno, sí es indicio de irresponsabilidad y mala fe del gobierno malayo que no quiere reconocer que sus ciudadanos actualmente están siendo víctimas de experimentos humanos en el espacio.

Otro elemento que vale la pena destacar del análisis jurídico planteado es la irrelevancia de la “prueba científica”. Quizás tenga razón: las pruebas en el proceso judicial tienden a ser un estorbo porque hay que conseguirlas, conservarlas, contradecirlas y evaluarlas. Sin la “prueba científica”, como propone el jurista, se podría denunciar y acusar sin justificación, solo con feeling. Tal vez el doctor Lombana, en su larga experiencia, ya haya adelantado estudios empíricos sobre este novedoso enfoque del litigio.

Por otra parte, sustituir las pruebas por probabilidades puede ser una interesante fuente de austeridad, ahora que la rama esta pasando por un período de ajuste fiscal. En vez de gastar recursos materiales y humanos en un proceso engorroso y demorado se le podría dotar a los jueces de un juego de dados para que decidan probabilísticamente los fallos. Aún mejor, podrían deshojar margaritas (culpable si, culpable no) ya que probabilísticamente no hay nada más equitativo que una decisión por mitades.

Uno como abogado aprende cosas todos los días pero rara vez con la claridad inspiradora de los argumentos jurídicos presentados para descifrar el misterio de la caída del helicóptero.

A no ser de que uno repase esta defensa penal, una de las mas célebres de la historia.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2015-08-18 20:03

Lombana no está haciendo + q eco a la voz del patrón, la teoría d las probabilidades típica d Lucas y Chaparrón Bonaparte es exageradamente ridícula para endilgar acciones bélicas y viniendo d una d las figuras + shoWseras del ambiente jurídico nacional, debería dar vergüenza; faceta q el Furibismo sabe hacer muy bien y quien mejor q ellos para hablar d daños, montajes y complots, ataques. Desligarse dl vocabulario d la guerra les es imposible.

No nos digamos mentiras, no ha habido una firma en la Habana x Furibe; es EL y únicamente El, la verdadera oposición, asi q a replantar el concepto, q dicho asi a vuelo d pájaro se universaliza y a ciencia cierta la oposición no es + q UNO, el opositor ÚNICO y real es Furibe el resto como la Rueda, Guriguri, Dávila, Rangel etc., no son+ q ramas terciarias q hacen sombra al tallo principal, dl cual se aferran como piojos chupasangre para sobrevivir, xq el día q no haya + Farc, se acaba el O2 ,se acaba Furibe y sus ramas.

Mar, 2015-08-18 13:46

Eminencia pura la del Doc. Lombana, todo en la vida tiene su probabilidad, sigan manejando el País con probabilidades y seremos los reyes del Universo, "viva todo aquel que quiera la guerra" allí encontraran la paz. vulgares CD

Mar, 2015-08-18 08:48

El doctor Lombana es un sabio, ¡Qué inteligente! ¡Brillante! ¡Qué eminencia! ¡Cuánta creatividad! Toda la ciencia jurídica y forense dispone ahora de un nuevo horizonte, una nueva perspectiva, una ventana abierta al mundo de las verdaderas realidades: ¡Viva la Dogmática Probabilística! ¡Viva el Centro Democrático Inteligente!

Mar, 2015-08-18 07:50

Por eso es que estamos como estamos. Esos son los que dizque gobiernan. Eso es lo que hay. La tierrita no da mas que eso.

Dom, 2015-08-16 16:29

Del "estado de opinion" a la "dogmatica mayoritaria".
Definitivamente estamos ante una "inteligencia superior".

Vie, 2015-08-14 16:20

El razonamiento de Lombana et al. es así:

La probabilidad de que el helicóptero fuera derribado por "actores armados ilegales" es mayor que
la probabilidad de que el helicóptero fuera derribado por "mal tiempo, fallas técnicas o humanas",
entonces:
¡El helicóptero fue derribado por "actores armados ilegales"! --> FARC --> Cancelar Habana.

Y le parece tan contundente su argumento que no solo descarta las pruebas científicas, sino que además las reprueba de antemano.

El problema es que la Teoría de la Probabilidad es una rama de las Matemáticas, que se considera una ciencia, por lo cual su razonamiento tiene que ser validado por la ciencia. Veamos el enunciado a probar:

:: Si P(FARC) > P(Falla ...), entonces P(FARC) = 1

Y se necesitaría de la "dogmática mayoritaria" para probar que esta afirmación no es un exabrupto anticientífico, antijurídico y de mala fe.

Queda otro enfoque: ¿De cuáles probabilidades estará hablando el mayestático Lombana?

Añadir nuevo comentario