Menú principal

Viernes Noviembre 15, 2019

Blogoeconomía

De la mano negra a la mano invisible: opiniones y provocaciones de un grupo de economistas académicos.

Este es un blog a cargo de David Bardey, Juan Camilo Cárdenas, Marcela Eslava, Leopoldo Fergusson, Marc Hofstetter, Andrés Moya, Oskar Nupia, Catherine Rodríguez, Jorge Tovar, Rafael Santos y Hernando Zuleta. Todos son profesores de la Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes.

Las opiniones expresadas por los autores se hacen a título personal y no comprometen el nombre de la Universidad de los Andes ni al grupo de Blogoeconomía como un todo.

Twitter del autor

Hilos temáticos:

Por Oskar Nupia

La situación de la frontera con Venezuela demanda dos cosas del gobierno central: En el corto plazo, que se atienda a los colombianos expulsados del país vecino; en el corto-mediano plazo, que se diseñe e implemente una política de Estado seria para la frontera con Venezuela. Para empezar con esta segunda labor, lo primero que se debe hacer es eliminar el subsidio a la gasolina en la(s) frontera(s) de forma inmediata ¿Por qué? Dos razones:

1. El subsidio a la gasolina no ha servido para disminuir el contrabando, motivo por el cual se creó. La  evidencia más contundente de esto son las filas de carros que se han formado en Cúcuta en estos días para comprar gasolina en las estaciones de la ciudad. Toda esa gente que está haciendo fila compra usualmente su gasolina a los “pimpineros”. Un “pimpinero” vende un galón de gasolina extra (pero con más plomo que la colombiana) a $3000. El galón de gasolina corriente colombiana subsidiado en las 17 estaciones de gasolina que hay en Cúcuta (y las de frontera) está alrededor de los $5100. Con esta diferencia de precios, la decisión de la mayoría de los consumidores en la frontera es comprar gasolina venezolana de contrabando.

2. El subsidio incentiva el contrabando y ha servido para que algunos pocos privados se enriquezcan con nuestros impuestos. Viendo las filas antes mencionadas en Cúcuta me preguntaba ¿por qué hay estaciones de gasolina allí si casi todo el mundo compra combustible de contrabando? Con la situación descrita arriba, no hay estación de gasolina que sobreviva en el mercado. La respuesta más convincente para explicar esta situación me la dio una persona conocedora del negocio (a quien agradezco). Debo decir que lo que les contaré es algo que es bien conocido por muchas personas desde hace muchos años. Más aún, un estudio de Fedesarrollo de 2010 advertía ya de esta situación (*). De forma resumida, el negocio de muchas estaciones de gasolina en la frontera con Venezuela es el siguiente. Estas estaciones tienen un cupo de gasolina subsidiada (con nuestros impuestos) asignado por Ecopetrol. Las estaciones compran su cupo y lo desvían a estaciones de gasolina donde no hay subsidio (más al interior). Es decir, esas estaciones del interior le compran la gasolina a las estaciones de la frontera a un precio mayor que el subsidiado pero menor que el precio al cual Ecopetrol se las vende y la terminan vendiendo en su ciudad a un precio más alto. Pero el negocio sigue. Las estaciones de frontera, al desviar su cupo y quedarse sin gasolina, compran gasolina venezolana de contrabando a precios irrisorios (¿$1000 el galón?) y la venden a los pocos consumidores que compran en estas estaciones a los $5100, precio subsidiado, pero muy por encima de su costo. Es decir, el subsidio incentiva el contrabando y hace enriquecer a los dueños de todas estas estaciones de gasolina y a toda la cadena de contrabando en los dos países.

Con la frontera cerrada y con el contrabando de gasolina temporalmente detenido ¿Debemos aumentar el cupo de gasolina subsidiada en la frontera como se está haciendo? No. Los habitantes de frontera deben asumir este riesgo por ellos mismos y el gobierno no debe actuar como asegurador, esto empeora el problema de riesgo moral. Los consumidores de frontera han estado toda la vida comprando gasolina de contrabando muy barata y jugándole poco limpio al país (mientras el resto de consumidores compramos el galón a $8200 y no entendemos por qué no baja si el precio del petróleo está en sus mínimos). Pero ellos saben que cuando cierran la frontera viene el gobierno central y les da gasolina subsidiada. Así nunca entenderán que el problema del contrabando es algo que, en últimas, los terminará afectando.

Quitar el subsidio a la gasolina en la frontera no hará que aumente el contrabando y recuperará recursos de impuestos importantes que ahora están yendo a las manos de privados. Más aún, hará que los consumidores incluyan el riesgo de frontera en sus decisiones y se mitiguen algunos problemas de riego moral. 

(*) Fedesarrollo (2010).  La Ley de Fronteras y su efecto en el comercio de combustibles líquidos.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2015-09-03 18:12

La explicación es muy clara y sencilla d entender respecto del cruce con la gasolina.

Su misión Sr Manolo Azuero si decide aceptar, Ud q es d la region y cubre la zona, es averiguar el xq' el gobierno se hace d la vista gorda con este cruce d gasolinas con subsidio y con MÁS PLOMO?.

Tiene esto q ver con el poco interés local q hay en los políticos d la region a tocar el tema d frontera como contó LSV?.

Pero el problema no es solo las ganancias dl petróleo, también tiene q ver con el subsidio a los
alimentos venezolanos, y así como se compra petróleo igualmente se compran alimentos y no precisamente por el ciudadano del común q busca reducir costos.

Una política seria como la llama blogeconomia es tocar el bolsillo d los pocos q se enriquecen y d los muchos, la mayoría, q sobreviven en un país donde las opciones son exageradamente escasas. Así q a Santis le toca mejor DIALOGO DIPLOMATICO y se deje d tales denuncias ridículas, q el mango d esta sartén lo tiene Maduro.

.

Jue, 2015-09-03 13:38

Sin ser una política de Estado, eso es lo que hemos estado haciendo hasta ahora. Algunas propuestas están en la discusión con Chjaram abajo. 

Mié, 2015-09-02 17:31

De acuerdo con el principal punto de la entrada: ¿Para qué subsidiar gasolina si nadie la compra, y, además, esa plata termina enriqueciendo a unos pocos avivatos?
Saliéndome un poco del tema, creo que el tema del contrabando en la frontera ameritaría más entradas que pudieran tener en cuenta, por ejemplo, las familias que viven de él y de la comercialización de productos subsidiados por Venezuela (que quede claro que no estoy justificando el contrabando, pero me parece que es una realidad que vale la pena explicar). De la misma manera, me parece importate preguntarse si, cerrada la frontera, los ciudadanos de esa región del país pueden sobrevivir pagando precios más altos por los productos que antes llegaban ilegalmente de nuestro vecino país.

Mar, 2015-09-01 12:54

El diagnóstico es claro, pero la solución no es la adecuada ya que como dice Prada nuevo no se acaba el incentivo económico. Es tan poco lo que confiamos en los organismos de control que nadie plantea lo que debería ser obvio: si el gobierno es el que subsidia la gasolina, entonces estamos hablando de dineros públicos que deberían ser auditados cotidianamente, evitando así el detrimento del erario, que es patrimonio de todos nosotros. Eso sí sería un claro caso de zanahoria y garrote para cometan ese delito en las estaciones de servicio de la frontera.
Por otro lado, no debemos olvidar que eso no influiría en mayor grado en el gigantesco contrabando de combustible a través de nuestra porosa frontera con Venezuela.

Mar, 2015-09-01 16:12

No entendí a qué se refiere cuando dice " la solución no es la adecuada". Quitar el subsidio no va a disminuir el contrabando (ni aumentarlo) pero sí permite liberar recursos fiscales y evitar el enriquecimiento de unos pocos con nuestros impuestos. 

Jue, 2015-09-03 20:14

El problema de fondo es que en la frontera (y se puede decir que en le resto del país) el contrabando no es visto como algo perjudicial,sino como una forma de ahorro. Me refería específicamente al caso de las estaciones de servicio, y el negocio doble que manejan, donde lo único que serviría es un control estricto de parte de los organismos de control. En cuanto al contrabando como fenómeno extendido la eliminación de subsidios a lo sumo haría que la frontera del lado colombiano perdiera aún más competitividad, y se aumentaría el contrabando, debido a que probablemente quien no consideré ético y/o cómodo utilizar gasolina de contrabando con un diferencial de $2.500, de pronto cambiaría de parecer con un diferencial de $5.500 por galón (eso es $55.000 por semana asumiendo un consumo de 10 galones, o sea 3 millones de pesos al año por vehículo!).

Mar, 2015-09-01 17:31

En Colombia, hace unos años, las autoridades de tránsito se vieron en la obligación de "convencer" a los conductores de vehículos de utilizar el cinturón de seguridad mediante la imposición de multas a quien no lo utilizara.

El cinturón de seguridad puede salvar la vida en caso de accidente y utilizarlo no cuesta, y dejar de utilizarlo no ahorra dinero ni agrega comodidad. Sin embargo, para que nos acostumbráramos a utilizarlo, el "Estado represivo" tuvo que mostrar su fea cara e imponer multas (un costo legal).

¿Ningún otro recurso funcionó?. ¿Por qué? Es una conducta larga de explicar, en la que se combina la ignorancia con la indiferencia, pero el hecho es que ¡tuvieron que obligarnos, por las malas, a adoptar una conducta que nos favorecía personalmente y que era gratis!

¿Es ese el mismo país en donde se propone tratar de controlar el contrabando "por las buenas", con los enormes beneficios económicos que genera a unos cuantos? A mí también me gustaría que fuera posible.

Vie, 2015-09-04 11:38

Vale.

Creo que Oskar se enojó porque el foro no está a su altura y se vio obligado a bajarse de nivel para mantener una conversación. Pero como esta no es una publicación especializada, creo que esta situación debería considerarse como normal, sin enfadarse.

Confieso que no tengo el nivel para participar en esta conversación pero asumo con humildad mi papel de espectador-opinador, para aprender. Lo que sí no pude entender es cómo "El subsidio (del estado colombiano a la gasolina colombiana en este lado de la frontera) incentiva el contrabando" (de gasolina venezolana hacia Colombia), pero guardo la esperanza de comprenderlo algún día.

Pero también debe tenerse en cuenta que este artículo no tiene la intención de presentar un análisis exhaustivo e integral de los problemas de la frontera, sino solamente de un punto en particular, por lo cual no es extraño que no se hayan considerado ramificaciones relevantes, especialmente "sociológicas" o "políticas".

Mar, 2015-09-01 16:06

No es esa mi interpretación ni mi invitación. El punto es que esta política termina amplificando los problemas. En ese caso, es mejor no ejecutarla. La solución no es un "Estado represivo", pero sí pasa por tener un Estado creíble que haga cumplir las leyes y reglas de la sociedad. Adicional a esto, creo que existen mecanismos para regularizar el tránsito de gasolina en la zona de frontera y que los dos Estados (Colombia y Venezuela) salgan ganando. Eso requiere voluntad política de ambas partes.  

Mié, 2015-09-02 12:15

Dos preguntas que requerirían una investigación seria. Déjeme hablar sobre la primera: "cuál es la alternativa no represiva para hacer cumplir las leyes en la frontera". Hay que pensar en muchos frentes: (Tocó en dos cuadros dada la longitud)

1. Los consumidores. El momento actual es ideal para cambiar las normas sociales (todos consumimos de contrabando y eso es aceptado por todos) entre los consumidores de frontera. Experimentos controlados con campañas bien diseñadas nos enseñarían si esto es posible. Hacer novelas no es suficiente.

Siguen 2 y 3....

Mié, 2015-09-02 13:27

2. Los grandes contrabandistas. Si usted quiere llámelo represivo, pero es necesario que el estado se imponga sobre estas mafias. A este país entran caravanas de camiones con gasolina de contrabando pertenecientes a las mafias y no pasa nada. Todos saben por dónde entran. Claro, esto es culpa tanto de Venezuela como de Colombia ¿Qué hacen allí para prevenir? ¿Hay posibilidades de actuación conjunta? Eso facilitaría las cosas. 

3. Los pequeños contrabandistas de gasolina. Tengo dudas de que sean pequeños, pero digamos que hay una población vulnerable de los dos lados de la frontera que sobreviven con esto. Aquí hay una ganancia de $2.500 por galón que se divide entre esta población y toda una cadena de soporte. Es un espacio amplio de negociación, donde se puede lograr que las partes más vulnerables mantengan sus ganancias  y que los gobiernos obtengan mejores resultados.  

Y agrego un 4....

Mié, 2015-09-02 13:26

Y sumo un 4:

4. Nuestro mercado de la gasolina. ¿Por qué tenemos precios de la gasolina tan altos? Dejando de lado la fórmula mágica del precio de la gasolina en este país ¿Por qué no somos más competitivos? ¿Por qué tan poco productivos? Ahí hay toda un campo de política industrial para desplegar! 

Vie, 2015-09-04 10:23

Chjh

Pensé que se tomaría esto en serio. Pero bueno... para ponerme a nivel !He visto muchas defensas anular a Messi! 

Solo por respeto con los demás lectores:

1. No dije esto. Hablé de cambios en normas sociales. Usted sabe sobre estas teorías...
2. Si el Estado con sus militares y policías no sabe hacer esto estamos jodidos. Nuestro gasto en seguridad es el más alto de todos.
3. No dije esto. Hablé de negociaciones que claramente representan mejoras en el sentido de Pareto.
4. No, que seamos más productivos. Política industrial.

Vie, 2015-09-04 10:14

Chjh

Pensé que se tomaría esto en serio. Pero bueno... para ponerme a nivel !He visto muchas defensas anular a Messi! 

Solo por respecto con los demás lectores:

1. No dije esto. Hablé de cambios en normas sociales. Usted sabe sobre estas teorías...
2. Si el Estado con sus militares y policías no sabe hacer esto estamos jodidos. Nuestro gasto en seguridad es el más alto de todos.
3. No dije esto. Hablé de negociaciones que claramente representan mejoras en el sentido de Pareto.
4. No, que seamos más productivos. Política industrial.

 

Vie, 2015-09-04 16:01

Hola Oskar,

Messi es un tema serio.

1. En efecto, hay teorías sobre creación de normas sociales. Funcionan poco, o mejor, son poco confiables. Hemos tenido éxitos rotundos (cigarrillo), medianos (condón, machismo) y fracasos rotundos (contrabando) es uno. Si la conducta es muy costosa, promover la norma social es difícil. También tenemos una larga historia del Estado que promueve (exitosamente) normas sociales atroces o que salen al revés. En cualquier caso, eso en hablar en horizontes de generaciones (20 años).
2. Tiene razón. La Dian insistía mucho en que el control de fronteras es tema de seguridad nacional. Pero la labor policiva es también una oportunidad de corrupción. Más control=más rentas extorsivas. Por ahí pasa el problema de atrapar criminales. La medicina puede tener efectos secundarios.
3. No entiendo cuál es la zanahoria para el gana-gana.
4. La gasolina en Vnz vale 100 pesos el galón. Competitividad? Eso no da para tanto.

No menosprecie a Messi.
Chjh

Mié, 2015-09-02 12:13

Dos preguntas que requerirían una investigación seria. Déjeme hablar sobre la primera: "cuál es la alternativa no represiva para hacer cumplir las leyes en la frontera". Hay que pensar en muchos frentes: (Tocó en dos cuadros dada la longitud)

1. Los consumidores. El momento actual es ideal para cambiar las normas sociales (todos consumimos de contrabando y eso es aceptado por todos) entre los consumidores de frontera. Experimentos controlados con campañas bien diseñadas nos enseñarían si esto es posible. Hacer novelas no es suficiente.

Siguen 2 y 3....

 

Lun, 2015-08-31 10:01

Creo que las dos razones se reducen a una: La diferencia de precio entre la gasolina de contrabando ($3000) y la gasolina subsidiada ($5100) hace que el consumidor final, y las estaciones de gasolina, prefieran comprar la gasolina de contrabando en lugar de la nacional, porque no corren ningún riesgo personal al hacerlo (por omisión del estado). Debería haber mayor riesgo legal, y así sí.

El "riesgo moral" solo existe en los libros de texto, porque ni es riesgo ni es moral, a nivel del piso, donde luchamos por sobrevivir. Que los beneficios de unos pocos los paguemos entre todos no solo no es condenable sino que es encomiable, con los estándares políticos de hoy: El vivo vive del bobo y todo vale.

Que la gasolina subsidiada "incentive" el contrabando, es una afirmación coja: O bien no es sustentable, o le falta una premisa al razonamiento. Porque implicaría que al desaparecer el subsidio, los mayoristas dejarían de tener un incentivo para comprar gasolina de contrabando (¿cuál?).

Mar, 2015-09-01 15:58

Prada. Sí hay dos razones, una es que no sirve para su propósito (reducir el contrabando) y otra es que crea una redistribución de ingresos regresiva.

De acuerdo con lo de riesgo legal. 

Mar, 2015-09-01 17:20

Un "refuerzo debilitante" del argumento es una tentación en la que se puede caer cuando se desea agregar contundencia a un argumento ya fuerte, mediante un alargue que lo echa a perder porque, por lo general, no se sustenta bien. Ocurre a menudo, y da al traste con la tesis porque el debate se orienta hacia la extrapolación débil o problemática, lo cual termina soslayando el argumento central, que se defendería solo.

Si el argumento fuera: "El subsidio se debe eliminar porque no tuvo el efecto esperado, ni lo va a tener nunca, y es un gasto inútil que realiza el estado solo para terminar enriqueciendo a unos pocos privados", ¿para qué agregar más?

"Quitar el subsidio a la gasolina en la frontera no hará que aumente el contrabando y recuperará recursos de impuestos importantes que ahora están yendo a las manos de privados." De acuerdo. Pero no porque el subsidio "incentive" el contrabando, sino porque se ha demostrado que, por sí solo, ¡no tiene ningún efecto! Ni fu ni fa.

Vie, 2015-09-04 09:20

Hola Prada,

En las zonas de frontera existen estaciones de servicio que juegan limpio, con banderas legales. Si se abandona el subsidio, desaparecen en su mayoría. Eso es lo que se compra con el subsidio. La lógica es que la distribución legal de combustibles debe tener un pie en la zona, si queremos que eventualmente se pueda regularizar la actividad, el día que Vnz deje de regalar gasolina, o lo que sea.

Uno puede pensar que no vale la pena la cosa. Que deje así. O que cuando se mejore la situación entonces tratemos de montar esa distribución legal, que por ahora le dejemos el negocio al contrabando. O que los abusos y la corrupción hacen que esa política de subsidios sea muy costosa, habría que ver si se controla mejor.

El análisis no puede ignorar el hecho de que promover la actividad legal en contra de la ilegal es per se un objetivo del Estado. O dirían ustedes también que no hagamos acueducto en Quibdó porque el costo/beneficio no da?

Chjh

Mié, 2015-09-02 12:17

No nos tenemos que complicar con esto, yo junto uno y dos y me da su frase: "El subsidio se debe eliminar porque no tuvo el efecto esperado, ni lo va a tener nunca, y es un gasto inútil que realiza el estado solo para terminar enriqueciendo a unos pocos privados"

Mar, 2015-09-01 08:26

Pues de lo que argumenta Oscar, sin subsidio no hay oportunidad de arbitraje con las estaciones del interior, sólo con el contrabando. Esto reduce uno de los márgenes del negocio, el que nos cuesta a los contribuyentes.

Mar, 2015-09-01 16:07

De acuerdo.

Añadir nuevo comentario