Menú principal

Jueves Septiembre 23, 2021

Por Javier Corredor

Si usted ha estado cerca de la élite colombiana probablemente conoce a alguien que cree que Meissen es una marca de cerveza alemana, o que Kennedy queda en algún estado al este de los Estados Unidos. Probablemente, también tuvo que ayudarle a alguno a llegar a la Plaza de Bolívar en las protestas contra Samper, o explicarle que Lucero Alto no es el nombre de una cantante de música de planchar.

Todo esto empieza con la endogamia educativa.

El destino manifiesto y nunca puesto en duda de una mayoría importante de los estudiantes de estrato seis (o más) en Bogotá es hacer un posgrado en el exterior (Estados Unidos y Europa por supuesto); es formar pareja con alguien que asistió como ellos a un colegio internacional, y que creció a pocas cuadras de su casa; es también tener un grupo de amigos que frecuenta los mismos círculos, que habla por lo menos dos idiomas y que es prolífico en apellidos de origen extranjero. A veces preservados obstinadamente con un guión después del apellido nacional. En palabras del Chavo para que me entiendan mejor: Los Pérez-Abolengo.

No todos. Algunos se rebelan, o conocen a alguien que les mueve el piso y se quedan a vivir en la clase media globalizada y renuncian de esta forma a los privilegios heredados. Para preocupación de los padres, que cada día más prefieren dejarlos hacer el pregrado aquí, no sea que vuelvan confundidos como Clara López o Daniel García-Peña, o como el mismo presidente, que después de Kansas le dio, más bien con poca consistencia, por intentar ser un traidor a su clase. Algunos pocos en sus viajes hacen amigos de otro origen; pocos también, venidos de provincia o de la educación pública. Los otros, la mayoría, vuelven al redil después de haber conocido el mundo, y paradójicamente sin conocerlo.

La historia no es nueva. Tampoco lo es la evidente desventaja genética que implica en el mediano plazo, ya saben por aquello de casarse entre castas. Lo que es nuevo y preocupante es la forma en que éste se ha convertido en el modelo a seguir para la educación en todos los niveles. Lo preocupante es también que ellos son los encargados de dirigir el país y de pensarlo. La columna de Marc Hofstetter sobre las víctimas, o mejor contra ellas, me recordó la que es quizás la más grave consecuencia de esta endogamia: la ausencia de empatía por los que sufren. Allí se implica que la búsqueda de reparación o más generalmente de cualquier otro apoyo estatal, es el producto de una actitud lastimera y vergonzante. Una obligación políticamente correcta pero sin fundamento. Como si haber nacido pobre, o ser víctima, o estar quebrado, fuera el producto de una autocondescendencia elegida. Más allá del debate de política pública que el texto pretendía abrir, y de las aclaraciones y disculpas del autor en la sección de comentarios, la siempre buena excusa de que lo que se hizo fue sacrificar un mundo para pulir un verso, lo que es irritante del texto es la notoria incapacidad empática. Como si en realidad el autor no se pudiera conectar con la angustia de un caficultor quebrado, o el dolor silencioso e irreparable de alguien que busca a un familiar desparecido, como si esas cosas, más allá de las cifras, no existieran. 

Lo que un modelo educativo segregado genera es la incapacidad de ponerse en la posición del otro (del otro en el espacio social: otra clase, otra raza, otra experiencia vital). Lo que una experiencia social compartida en una escuela incluyente (o una lectura básica de Rawls) puede enseñar es que nadie elige nacer donde nace, y que por lo tanto no es merecedor (ni culpable) de lo que esa posición implica. Las víctimas no eligieron su destino (tampoco los pobres), ni lo hicieron en una conspiración para acceder a beneficios estatales. Esa es la historia ya gastada por los republicanos de la welfare mom, en su tarea de desacreditar los programas de ayuda social. Mi pregunta es cómo alguien pudo escribir eso sin sonrojarse: Tal vez no se preguntó cómo se distorsionan los mercados cuando a la gente la descabezan para robarle la tierra, o peor no pudo conectar con el sufrimiento que eso implica. Las escuelas enseñan desde antes de empezar las clases, por la decisión e imposición de quienes pueden entrar, de quienes tienen el derecho, y de quienes se quedan afuera. Sin experiencia vital compartida, sin empatía con los que están en una posición más débil, todo lo que se hable en la clase de ética, son palabras perdidas.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2013-08-03 10:55

Es probable que un modelo sin intervención estatal sea más eficiente cuando usted lo ve en la abstracción de la teoría de juegos, pero si el costo de eso son niños que se mueren de desnutrición pues existe otro nivel de análisis.

Sáb, 2013-08-03 11:34

Yo no habría tenido problema, si él hace una columna sobre la inevitabilidad del progreso a través de los mercados y hace el argumento de que la única forma de salir de la pobreza es a través de la libre competencia (me parece cándido pero pues una posición conocida dentro de un sector económico. Creo que hubo una columna de Gaviria sobre la alianza para el progreso) . O si hace una diciendo que medidas cambiarías pueden aliviar la crisis de los EROS (menos subsidios, más intervención cambiaría). O sobre el mal timing de las protestas en tiempos del proceso de paz (y como en la izquierda está haciendo crecer a Uribe de esa forma). Si hace una sobre que los campesinos quebrados son el daño colateral del progreso (empujado por otros sectores), y ofrece soluciones (subsidiar como en E. U., como atender la gente que va a llegar a las ciudades sin trabajo y que necesitan algún tipo de formación laboral).

Sáb, 2013-08-03 11:05

O esta columna: si usted hace una comparación entre países y muestra el origen macro económico de las protestas, y como ciertas medidas cambiarías pueden aliviar eso.

Sáb, 2013-08-03 10:58

O si hace una discusión a lo Robert McNamara en The Fog of War sobre lo difícil que es balancear restricciones pragmáticas y costos humanos, cuando él se pregunta si la bomba atómica fue buena, y dice "entonces que les digo a los 20mil soldados que tenían que morir para vencer a Japón por otro lado". El punto no es contra él, sino contra una opinión que es generalizada en los ciertos círculos sociales en Bogotá (como hace unos años lo era la idea de que el paramilitarismo era un mal necesario). Lo puse como ejemplo porque lo he oído en los mismos círculos: la columna es una versión más sofisticada de "los pobres son pobres porque quieren y se lo merecen".

Sáb, 2013-08-03 11:00

Incluso pensé como evitar poner el nombre del autor en la columna, pero era muy difícil, tocaba poner el link, y la gente probablemente no iba a hacer click, y la columna quedaba incompleta, con la mitad de la información por fuera. Por eso mismo puse el link, en la columna y no en el nombre. Es cierto que juzgando por los comentarios, muchos lectores lo interpretaron como una intervención ad hominen, igual que en la columna de él muchos la interpretaron como contra Ivan Cepeda (o fue que lo mencionó en la versión inicial y después la cambio? no puedo saberlo, pero en los comentarios se refiere con nombre propio). Ese es un problema de nuestra tradición retórica, que explorare en próximo post, sobre los comentarios (un tema que se está poniendo de moda). A pesar de eso creo que los comentarios aquí (comparados con los de los periódicos nacionales) son bien moderados, y bien escritos (comparados con los de otros medios).

Sáb, 2013-08-03 11:01

Y los comentarios son también un termómetro de opinión que necesita ser escuchado.

Sáb, 2013-08-03 11:04

Pero decir eso, así sobre las víctimas cruza un limite. Yo siempre he tenido la idea de que lo politicamente correcto igual es un indicador político. Los políticos en Colombia dicen cosas por las que en otras partes tendrían que renunciar. Cuando alguien dice algo extremadamente políticamente incorrecto, es porque ese issue, por lo menos en la posición del enunciante, no es importante (o ya está totalmente superado como cuando un bromea sobre ser Latino). Entre otras véanse Promise Land y el speech de Matt Damon sobre los subsidios, y la forma con que eso contrasta con la realidad de los agricultores de esa zona y el final de la película.

Sáb, 2013-08-03 11:13

Un par de anotaciones. Eran respuestas a comentarios viejos pero como esto se creció lo pongo acá.
Mire, la columna no es con él. El argumento no es ad hominen. La conclusión es la integración es necesaria en las escuelas, y los soportes son las escuelas son segregadas de facto y esto produce problemas en la comprensión de otras realidades sociales. La empatía se desarrolla por modelamiento, y por lo tanto usted no pude hacer atribuciones mentales correctas, tener una teoría de la mente como llaman en psicología cognitiva, si usted no tiene contacto con el otro. De hecho Fiske muestra que cuando las personas se enfrentan a grupos sociales que consideran ajenos y poco competentes (e.g., los pobres), las zonas del cerebro que se activan son las de procesar objetos (como un teléfono). Nunca se activan zonas del cerebro relacionadas con responder preguntas como qué siente esta persona, o qué necesidades tiene (lo mismo pasa cuando los hombres ven imágenes que sexualizan a las mujeres).

Sáb, 2013-08-03 11:06

Este comentario era el primero de la lista. Leer, después ir al primero de arriba.

Vie, 2013-08-02 22:25
Vie, 2013-08-02 20:54

No había leido la anterior entrada, cumplida la tarea, debo expresar que el sr Hofstetter, hace un revoltillo entre víctimas, personas que pertenecen a gremios económicos y hacen paros, la forma del Estado tratarlos y nada como sociedad, salvo la verguenza de que nos miren como un país que estira la mano con la cabeza gacha y no como los neoyorquinos después del 11 S. Y precisamente esa incapacidad para tratar sucesos distintos es lo que devela la insolidaridad del Estado y de nosotros como sociedad, especialmente de la camada de economistas que están convencidos que hay pobres porque no trabajan y no hacen empresa para generar riqueza y les parece un oso no ser como USA o Europa, olvidando que allá hay igualdad de oportunidades, pasando por el tratamiento del Estado y de la misma sociedad que años ha adelantaron. Hasta las recetas del FMI y BM de neoliberalismo en el que hay que darle a los ricos porque repartirán sus riquezas, esto es los mas a esperar esas migajas con cabeza gacha

Vie, 2013-08-02 15:18

Me gustó esta columna de Javier Corredor. No me gustó la columna de Hofstetter, especialmente por la sensación que deja al finalizar su lectura. Estoy de acuerdo que carece de empatía, y también creo que esta cualidad es muy escasa en Colombia. No sé si la endogamia educativa cause la ausencia de empatía, pero desde luego ocasiona un importante aislamiento de toda realidad social que no sea la propia y por tanto aleja la posibilidad de la solidaridad en un alto porcentaje (ya hay estudios aleatorios que prueban esto para Colombia). No es cierto que la relación en un espacio público educativo sea de menor calidad. Hace algunos años, la oferta pública educativa era la mejor en todos los estándares académicos y se hacían largas filas para poder estudiar en las mejores secundarias públicas. Fue la ausencia de recursos y no el mérito privado lo que llevó al desmejoramiento de la educación pública.

Vie, 2013-08-02 13:36

Hofstetter sí es poco empático. Y tiene una ideología que cree que el que es pobre o víctima es porque quiso estar así o no quiere salir de ahí. Esa es la nuez de la discusión.

Quisiera saber si MC y los demás que se retuercen con esta entrada, en realidad son tan virtuosos y brillantes como para haber llegado a su posición social por puro mérito, sin considerar su origen familiar. ¿se pagaron solitos el pregrado, por ejemplo?

Nadie elige dónde nace.

Increíble que digan lo que dicen en un país de 5 millones de víctimas.

Vie, 2013-08-02 13:52

De nuevo la mala fe:

"Y tiene una ideología que cree que el que es pobre o víctima es porque quiso estar así o no quiere salir de ahí. Esa es la nuez de la discusión."

¿Qué la hace decir algo así? Ciertamente no es algo que Hofstetter haya escrito. Sería muy bueno que citara alguna frase, algún párrafo, algo, cualquier cosa, que ilustrara eso que usted dice.

Vie, 2013-08-02 15:26

Don NN si cree que en Colombia haya ciudad y/o región alguna que pueda levantar la cabeza como lo hacen los americanos y en especial como lo hizo NY según el ejemplo de Don Marc?. Ve la capacidad económica, social, cultural y Política para lograr equiparar estas dos situaciones?, hay que pensar alto, pero sin dejar de ser realistas.

Vie, 2013-08-02 15:09

Se infiere del texto completo. A veces no hay que decir algo explícitamente, para decirlo. Por algo existe la hermenéutica. Y las convenciones sociales. Hasta una ceja levantada dice cosas. Sin embargo, aquí va una:
"nos regodeamos contando las víctimas, discutiendo las acepciones del sustantivo".

¿Es criticable la revista Semana, o Paula Gaviria, por decir que el registro de víctimas va en 5 millones?

"En cambio en NY, sí caminan con la cabeza en alto". Qué esnobismo.

Y sí, también estudié fuera y he ido a NY, para que no digan que estoy frustrada o soy resentida porque no he logrado lo que MH.

Y no tengo problema con pagar impuestos para que no haya pobreza, porque según sin nombre, "le quitan a los que sí producen".

Tendrá mucha.

Vie, 2013-08-02 16:42

Bueno, según eso uno puede decir lo que quiera y justificarse diciendo "se infiere del texto completo".

No entiendo por qué concluyen eso. Pero entiendo menos por qué no le pueden creer a Hofstetter cuando dice que el reconoce las víctimas y que se debe decidir cómo repararlas.

"Y no tengo problema con pagar impuestos para que no haya pobreza, porque según sin nombre, "le quitan a los que sí producen".

Tendrá mucha."

No, no "tengo mucha" (eso sí, me encantaría "tener muchísima"). Por eso me deprime pagar impuestos para que no pase nada. Usted es quien debe "tener mucha" porque pudo estudiar por fuera. También se necesita "tener mucha" para pagar impuestos, ver cómo no sirven para nada y quedarse tan tranquila.

De otro lado, usted, con toda esa conciencia social, ¿No se siente mal por toda la gente que habría podido tener una comida caliente con la plata que usted se gastó estudiando por fuera? ¿O yendo a pasear a NY?

Vie, 2013-08-02 18:14

Pues a mí no me encantaría tener muchísima. Me gusta tener para vivir bien, quizás un poco más, pero no muchísima. Creo que hay que dejar para los demás. Es una diferencia política enorme entre usted y yo.

Vie, 2013-08-02 21:23

Bueno, ese "poco más" seguramente es mucho más de lo que yo puedo tener. ¿No le parece injusto?

De nuevo, ¿No tiene cargo de conciencia con respecto a la plata que se gastó estudiando por fuera y paseando en NY cuando con esa plata podría haberle ayudado a comer a una familia pobre? ¿No le parece injusto gastarse la plata en viajes cuando hay gente que no tiene para comer?

Vie, 2013-08-02 22:36

No creo que el tema sea de filantropía, sino de progresividad tributaria. Que uno crea en la justicia distributiva no quiere decir que tiene que vivir debajo de un puente. Ni que tiene que regalar todo el sueldo a una fundación.

Los escandinavos son super igualitarios e igual tienen vacaciones y poder adquisitivo. Ese no es el tema. No sea falaz.

El punto, de nuevo, es sí las desigualdades ocurren por voluntad propia, o por factores que no dependen de la gente y que el Estado por tanto tiene que intervenir. Debatamos sobre eso. No use falacias ad hominem.

Sáb, 2013-08-03 06:39

Jajaja.

La que me "acusó" de "tener mucha" ahora es la que me "acusa" de usar falacias ad hominem. Un gran ejemplo de consistencia y de rigor argumentativo.

La pregunta no busca descalificarla. Como ya he dicho muchas veces, a mí me parece natural que la gente quiera vivir como los ricos (estudiando por fuera y viajes a NY incluidos). Lo que me da risa es que esas mismas personas son las que se se "preocupan" por los pobres. ¿Cómo? No haciendo algo ellos mismos sino promoviendo aumentos de impuestos para los que son aún más ricos que ellos.

Y me da aun más risa que crean que la "progresividad tributaria" no es una forma de limosna. Limosna estatal, pero limosna en todo caso.

Primero, las desigualdades no son un problema. Por ejemplo en Cuba el ingreso es más o menos el mismo para la mayoría de la gente (excepto, claro, el de los filántropos mayores: los altos mandos del Partido), lastimosamente, el ingreso es miserable para esa mayoría de gente. (SIGUE)

Sáb, 2013-08-03 07:33

El problema, repito, no es la desigualdad; mejor dicho, el problema no es que haya al tiempo gente muy pobre y gente muy rica, siempre que los ricos hayan ganado su riqueza de manera honesta (como lo hace la inmensa mayoría de empresarios).

El problema es creer que la riqueza es como una piñata en la que los niños grandes (los ricos) se quedan con la mayoría del contenido y por eso se necesita que los adultos (el Estado) entren a "poner orden". Así no funciona: la riqueza primero se crea, luego se reparte. Afortunadamente vivimos en un país en el que, en general, la repartición todavía respeta en algo al creador de esa riqueza. Vaya a Cuba o a Venezuela, los paraísos de la progresividad tributaria de América, a ver si la gente vive mejor allá. (SIGUE)

Sáb, 2013-08-03 07:34

El punto tampoco es si la gente es pobre "sin culpa". ¿Quién quiere ser pobre?

El problema es cómo se generan condiciones para que la gente deje de serlo. Usted cree que es mediante limosna estatal (a pesar de la negligencia manifiesta del Estado en resolver la mayoría de problemas que supuestamente debe resolver), yo creo que es quitando al Estado del medio. Quitándole menos impuestos a la gente: a todos a ricos y a pobres por igual, y dejando que la gente produzca (por ahí derecho, quitándole la posibilidad a los políticos de aumentar sus clientelas). ¿En qué sentido es más productivo un peso en manos de un burócrata que un peso en manos de Luis Carlos Sarmiento? ¿Quién crea empleos? ¿Quién crea riqueza?

Sáb, 2013-08-03 07:32

Usted parte de la idea de que el que es rico es sólo por su trabajo. Que yo sepa, la riqueza del grupo Sarmiento la crean miles de personas: trabajadores.

Léase la autobiografía de Fernando Mazuera. Se hizo rico usando información privilegiada de la alcaldía para comprar los mejores lotes de Bogotá.

Me imagino que también le parece una maravilla el modelo Slim, que tiene "muchísima" (como usted quisiera) a punta de comprar a huevo empresas estatales y emplear a madres cabeza de familia con salarios miserables. Me imagino que le parece una boleta que EPM y ETB paguen la educación pública de Medellín y Bogotá.

¿Eso es lo que ustedes en la derecha llaman "mérito" y "emprendimiento"?

Dom, 2013-08-04 12:52

Y me imagino que a los trabajadores no les pagan. Son esclavos.

Sáb, 2013-08-03 07:53

¿Yo soy el de los argumentos ad hominem? ¿Qué es ser de "derecha"?

Claro que hay gente que se enriquece sin trabajar, por eso dije "la inmensa mayoría" de empresarios. A menos claro, que usted crea que los ricos todos son tramposos y ladrones.

Y claro que cualquier persona (de "derecha" o de"izquierda") condenaría esa manera de enriquecerse. Pero es una ridiculez creer que esa es la manera en la que la mayoría de personas se enriquece. Además, qué raro que Mazuera y Slim se hayan valido de privilegios o favorecimientos estatales ¿No es pues que el Estado es el que lo arregla todo?

Claro que me "parece una boleta" (estos ricos sí hablan feo) que EPM y ETB paguen la educación pública, porque en la práctica significa que se están gastando un montón de plata en una educación de pésima calidad. Bueno, pero así es la cosa con la gente que se dice de "izquierda": la "política pública" debe ser evaluada con respecto a las intenciones y no con respecto a los resultados.

Vie, 2013-08-02 13:58

Don NN ,mucho gusto tiempo sin ''verlo'',que se ha hecho...?:

la expresión: ''veraniego relato'',dicha por su defendido la dice algo?.

Vie, 2013-08-02 14:48

"A TODOS gracias por sus aportes. Quiero hacer una acalaración por si acaso la veraniega redacción dejó lugar a dudas: la pelea no es con las víctimas. No faltaba más. Tampoco con los pobres. La pelea es con el peligro de que como nación asumamos una ACTITUD de víctimas.

Saludos"

Además de que eso no fue lo que dijo (más mentiras infundadas del lado "empático"), no, no me dice nada. Por favor explíqueme cómo uno podría entender que Hofstetter (que no es mi "defendido", porque, entre otras, no tiene nada de qué defenderse) afirma (o sugiere) lo que Juliana G o lo que Corredor le achacan.

Vie, 2013-08-02 15:13

Don NN ese párrafo fue debatido hasta el cansancio,y quedó probado q nadie se comió el cuento, bueno Ud si,, así q repetirlo no viene al caso, mi posición: esos 5.6 mill de victimas,NO ESTAN FINGIENDO.

Lo de la defensa no lo tome tan literal, pero igual es la idea y es real.

Vie, 2013-08-02 12:45

(1) No no. Es increíble leer todo esto.

¿En qué sentido la entrada de Hofstetter era "en contra de las víctimas"? ¿Acaso no hay un párrafo en el que dice expresamente que es necesario decidir cómo repararlas? ¿Cuál es la falta de empatía?

Hofstetter habló de las víctimas de la violencia, pero el grueso de la entrada se refería a cómo se relaciona (y cómo cree que debería relacionarse) la gente (toda, los pobres, los caficultores, los EROS) con las instituciones del Estado.

Y lo que pregunta es si esa relación debe ser entre agraviados en paro contra un Estado que debe resolver todo lo que le pidan.

Páginas

Añadir nuevo comentario