Menú principal

Sábado Septiembre 19, 2020

Suarezterapia

Este blog es un recorrido por los pasillos del poder.

Seguir en twitter a @carlossuarezr

Soy abogado de la Universidad Externado de Colombia. Con Posgrados en derecho Constitucional y Penal Especial de la Universidad de Salamanca. Especializado en Gerencia Pública y Control Fiscal de la Universidad del Rosario. He litigado en defensas penales y fui asesor en procesos de la ley de Justicia y Paz. Soy consumidor apasionado y estudioso de los medios de comunicación y su dinámica. Asesoro el manejo de estrategias jurídicas en procesos sensibles ante la opinión pública y participo en el diseño y ejecución de programas y planes para candidatos y aspirantes a ocupar cargos públicos.

Twitter del autor

@carlossuarezr

Hilos temáticos: Justicia, Gobierno de Santos, Congreso

Nada mas peligroso para la reelección de Juan Manuel, que las actuaciones del candidato Santos y como dijo alguna vez una sabia ex-reina: “de la misma manera en el sentido contrario”.

Pese a que pareciera que estamos asistiendo a la campaña presidencial mas aburrida y sui generis de la que se tenga noticia; si nos fijamos bien, el picante se lo empieza a poner el candidato-presidente, a quien pareciera estarle haciendo daño sentirse solo en el ring electoral y, en vez de aprovechar la posibilidad de ganar por W, ha decidido empezar a pelear solo y ha terminado auto flagelándose.

El voto es una manifestación sensorial, impulsiva, de corazón, no racional y en ese sentido, las imágenes que marcarán al elector en su memoria sentimental serán las de los accidentes de incontinencia o la caída en bicicleta del presidente-candidato, ocurridas en actos de campaña que habían sido diseñados milimétricamente para su lucimiento en solitario y terminaron siendo la antítesis de lo planeado.

Esa parece ser la constante en la campaña de Santos o de Juan Manuel, que ahora pretenden hacernos creer que es lo mismo. Más allá de la imágenes simbólicas aludidas; el candidato-presidente, en su desespero, toma decisiones como la de no acatar las medidas cautelares que favorecían a Gustavo Petro y en una lectura parcial de las encuestas, quiso quedarse con el electorado bogotano. Dos de cada tres bogotanos querían que saliera Petro y fue lo que le entregó a la galería.

Además de lo anterior, convencido por sus asesores (¿…?), durante la primera semana en que el gobierno nacional se tomó a Bogotá y desde el discurso de nombramiento del ministro Pardo como alcalde encargado, se vislumbró la intención de permanencia en la capital por parte del poder central: nunca mencionó la palabra “terna”, mucho menos “elecciones atípicas”. 

Por el contrario, el presidente se dedicó a prometer políticas de largo plazo para la capital, a montar en transmilenio, a dejar la sensación de que había llegado para quedarse y poner orden en el Distrito; hasta secretarías en el gabinete capitalino se ofrecieron a distinguidos miembros de la Unidad Nacional, algunos se alistaban a tomar posesión de unos cargos en un gobierno con tendencia a perdurar.

Sin embargo, después de una semana de haberse montado en ese globo, una nueva medición se conoció y el resultado no pudo ser peor; la decisión de Santos de sacar a Petro, no solamente no le sumó en la intención de voto a Juan Manuel, sino que los pocos puntos que había ganado con esfuerzo supremo en los últimos meses, los perdió estrepitosamente en unos pocos días. La gente no quería a Petro, pero parece ser que mucho menos quiere a Juan Manuel. 

Así se reventó ese globo y a las volandas, vía twitter, por primera vez el presidente Santos anunció que habrá elecciones en Bogotá, aunque no dijo cuándo y toda la estrategia de la toma del Distrito, se diluyó. Las hojas de vida de los frustrados secretarios se fueron al cajón de la basura, se agilizó el concepto pendiente del Consejo Electoral y se dio vía libre a la terna que había sido puesta en duda días antes.

En medio de todo ese ajetreo y de una pelea entre el hombre fuerte de la campaña, Roberto Prieto y el estratega JJ Rendón, se conoció a través de los medios que hubo una recomposición de urgencia en el equipo de asesores de la reelección de Juan Manuel, uniéndose a ellos el prestigioso publicista y experto en marketing político, Angel Beccassino. 

Ya para esos momentos se escuchaban las voces inconformes con la imagen de la campaña.  Quienes tienen que ir a las regiones a vender al candidato y a conseguir los votos, argumentaban que, cambiar de un momento a otro la imagen de un hombre que la ha construido durante casi cuarenta años de vida pública: (Santos, el estadista, el hombre de club, el jugador de póker, el de los trajes ingleses, el gentleman); por la de Juan Manuel, (el hombre cálido, descomplicado, cercano al pueblo), es una falacia bien difícil de vender.

En consonancia con la ley de Murphy; según la cual, lo que está mal tiende a empeorar, la nueva estrategia de choque en materia de publicidad e imagen, fue filtrada al parecer desde dentro de la campaña y publicada por La Silla Vacía. Se dejó al descubierto apenas elaborada y justo cuando se había cambiado apresuradamente. Las próximas jugadas del presidente-candidato en posicionamiento e imagen, están publicadas en la red. Eso es como descubrirle el truco al mago antes de la función! 

Para acabar de completar las incoherencias y la dicotomía entre el presidente Santos y el candidato Juan Manuel, resulta que el primero gobernó, organizó y repartió la mermelada para los integrantes de la Unidad Nacional: su bancada en el congreso, la encargada de llevar la maquinaria electoral a reelegir a Juan Manuel.  

Pero, después de las elecciones parlamentarias y paradójicamente, por cuenta del excesivo éxito de quienes mejor capitalizaron electoralmente esa política gubernamental, como son los congresistas Bernardo Elías y Musa Besaile y ante el escándalo mediático que ha rodeado su elección; resulta que, ni el presidente Santos, ni el candidato Juan Manuel, quieren aparecer untados de la mermelada que repartió el propio gobierno para que se deslizaran los recursos nacionales hacia las regiones y regresaran convertidos en los votos de la reelección. 

Hoy por hoy, tanto el gobierno, como la campaña, parecen estar jugando el juego de dejar solos a los Ñoños en público y hasta ayudando a arrojarlos a los leones de la opinión pero, aferrándose  a sus votos en privado. ¿Será que esta estrategia terminará para Juan Manuel como las otras que ha jugado en esta campaña?

Afuera del cuadrilátero, están listos tres candidatos que tienen una misma esquina: Peñalosa, Zuluaga y Martha Lucía, se encuentran esperando instrucciones de su manager para entrar de lleno en el pugilato. Mientras tanto, Santos se subió al ring, empezó la pelea y el único golpeado hasta ahora, es el ya maltrecho Juan Manuel.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Lun, 2014-04-14 15:31

El único fenómeno constante en las últimas elecciones ha sido la abstención. Esa abstención parece no ser accidental y las campañas le apuestan todas a desanimar a los electores para que solo asistan sus “votos seguros”. Incluso los medios (sin querer queriendo) suman a esa campaña por la abstención, pues es muy difícil leer invitaciones al voto reflexivo; y en su lugar, cada vez es más común encontrar reflexiones para no votar. Coincido en el desencanto que crean las campañas... ¿no será que están diseñadas para ese fin?

Lun, 2014-04-14 18:59

Creo que es divertido el hablar sobre las campañas y no hablar sobre la gente. Y la gente está un poco desfasada de la realidad.
Seamos CLAROS: en el caso del Distrito, todo se está llendo al carajo muy rápido bajo el tutelaje de Vargas Lleras/Pardo (y no sean ilusos, las elecciones no llegarán, Santos se tomó a Bogotá): ahora, "si los mechudos tienen libertad de expresión, ¿por qué los fascistas amigos del orden no, ah?"
http://www.youtube.com/watch?v=tJFk7kIIAG0

Relaciones con Palomino Boy (y más viejas que ello en varios informes que se pueden buscar) en:
http://www.las2orillas.co/por-que-mataron-a-alfredo-devia-el-jefe-de-los...

¿Cómo era ese tema de la Petroestética, la mediocridad?
Espérense a saber de la limpieza social que van a hacer con la excusa de "terminar las ollas en Bogotá". Va a ser una masacre, en poco tiempo... porque estos tipos no están jugando.

Dom, 2014-04-13 09:16

Carlos Suarez te equivocas en una sola cosa, Peñalosa no es una marioneta de Uribe los demás SI.

Lun, 2014-04-14 13:16

Weno , marioneta marioneta tampoco, pero q es una ficha no tiene discusión, a mi en todo este tema lo único q me preocupa es como vaya a afectar la credibilidad de Claudia López, q entr otras cosas debe estar poniendo una vela a cada santo para q Peña no le resulte con un domingo 7.

A javciv:, usted habla de Santos como sí fuera un espécimen raro en la política colombiana, olvidando q es sólo una arista de la extrema derecha colombiana, cuyos máximos exponentes son Fu y Godofacho. De seguro en esta semana de recogimiento se alimentaran de ese dios especial q constantemente invocan y q muy extrañamente los protege de todo mal, mientras ellos se paran de cabeza, bailan hip hop y hacen el tornillo, para terminar cagandose en el plato q comen: Colombiaaaaa.

Sáb, 2014-04-12 16:39

Parece ser, que elegirse y reelegirse, son dos temas completamente distintos en cuanto a estrategia, mientras Uribe y Santos (con Uribe), contaron con una gran influencia del voto de opinion para elegirse, al momento de su reelecion, las cosas cambiaron, Uribe, tuvo que torcer la constitucion, y aunque ahora sea denunciante, el tambien utilizo la mermelada, no solo con cupos indicativos, si no tambien con la reparticion de notarias, ahora Santos, (el discipulo mas aventajado de Uribe), comprende, que para reelejirse necesita mas de las maquinarias aceitadas con mermelada, que de el voto de opinion, que esta mas dividido que nunca, y a menos que ese voto se aglutine al rededor de algun contendiente de Juan Ma. el poder de la maquinaria, lo llevara inexorablemente a la reeleccion!

Sáb, 2014-04-12 14:27

Para Santos, críticas de Stiglitz en el VII Foro Urbano Mundial de Medellín: 1. Colombia es uno de los países de mayor desigualdad social del mundo, y en eso hay que luchar; pero no, vamos mal y empeorando porque, estamos poniendo todos los huevos en la industria extractiva (minas y petróleos) que no solo envilece el medio ambiente sino que empobrece más a la gente. 2. El libre comercio, personificado en los TLC, no es tan libre. En tres años, para visualizar su daño económico, le ha costado a Colombia 11 billones de pesos. 3. La conurbación (grandes proyectos de construcción fuera de los perímetros urbanos y de servicios), esa que intentaba frenar el POT de la “Bogotá Humana”, a través de la “gobernanza del agua”, “respetando el ordenamiento natural”.

Sáb, 2014-04-12 14:19

Qué buen post. Además de bien escrito, es agudo y sugestivo. El problema de Santos no es de asesores, ni de tácticas, ni de estrategias. Santos, al igual que Uribe, ha pretendido gobernar desconociendo la ley y acomodando los principios a la conveniencia del momento. En el caso de Uribe (que enardeció el gérmen fascista de muchos colombianos y logró una especie de devoción ciega hacia él) había un efecto teflón que lo protegía de sus graves contradicciones. Santos quiso jugar a lo mismo, pero, sin el carisma ni la astucia de Uribe, a él sí se le nota el juego sucio. El problema de Santos, entonces, es Santos.

Invitados a leer el post de mi blog esta semana, "Petro y la perversión del discurso": http://blogs.elespectador.com/con-versaciones/2014/04/11/gustavo-petro-y...

Sáb, 2014-04-12 14:08

Por una leve fracción de segundo me pregunté: ¿será que es algo que no sé sobre Pacho Santos?

Pero no. El título le queda perfecto: Le Santos is Le Fool.

Los demás traaaaaaaaaaanquilos esperando a ver cómo le encajan los golpes. Y Peñalosa y Aída crecen a velocidad altísima para algunas personas, pero esta campaña es BELLÍSIMA porque demuestra el nivel de putrefacción de la política en su totalidad. La amo.

Lo que yo quisiera es que Santos, en un intento desesperado de que lo amen en realidad los militares con los que ha tenido su one night-stand, se vaya al carajo en cuanto a libertades civiles y privilegios concierne.

Desde ahí, ¡sí que quiero ver qué pasa!  [cheeky]

Sáb, 2014-04-12 10:48

Weno, x lo menos tenemos bien claro q en este caso es hombre con hombre.

La campaña es de lo más JArta, aburrida, insípida y desmotivaste.NO hay maquillaje ni estrategia q valga, ni cortes de pelo, ni más Botox, ni bocas amarradas como las del nuevo comercial de Marta Lucia, q la verdad no sé cómo vayan a finiquitar la idea de querer mostrar a una persona q ha pertenecido al estamento, amordazada como si estuviese impedida ,…de QUE?, cuándo, cómo, dónde, a q’ horas???.

Creo q el error más grave de JUanMa o Santos?, es precisamente tener como asesor a los mismos de siempre, esto es como los antiácidos, los toma y los tomas hasta q el organismo se acostumbra tanto a ellos q terminan ignorándolos. Las estrategias de campaña son las mismas de siempre, los Cerebros igual son ‘’conocido de autos’’, promoviendo segundos tiempos con una banca de rodillones y un ‘crack’ q en la primera jugada comete autogol.

Ni p’l proceso Habana me sirves JuAnMa…

Añadir nuevo comentario