Menú principal

Viernes Julio 10, 2020

Blogoeconomía

De la mano negra a la mano invisible: opiniones y provocaciones de un grupo de economistas académicos.

Este es un blog a cargo de David Bardey, Juan Camilo Cárdenas, Marcela Eslava, Leopoldo Fergusson, Marc Hofstetter, Andrés Moya, Oskar Nupia, Catherine Rodríguez, Jorge Tovar, Rafael Santos y Hernando Zuleta. Todos son profesores de la Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes.

Las opiniones expresadas por los autores se hacen a título personal y no comprometen el nombre de la Universidad de los Andes ni al grupo de Blogoeconomía como un todo.

Twitter del autor

Hilos temáticos:

Por Juan Camilo Cárdenas

¿Es generar, destruir o mantener puestos de trabajo, una decisión esencialmente fundamentada en el criterio de optimizar las ganancias del empleador? Es una pregunta que parece ingenua para unos e idiota para otros. La generación de empleo sigue siendo la obsesión de gobernantes y analistas y sobre todo la espada de Damocles de muchos candidatos que enfrentan una elección o su reelección.

Si miramos por el lado de los individuos como ciudadanos y consumidores ya existe suficiente documentación soportando la idea cada vez más aceptada de que estamos dispuestos a sacrificar en nuestro bienestar material personal a cambio de mejorar el bienestar de otros o del medio ambiente o en general del bien común. No sorprende de hecho que la revista Time haya escogido a Elinor Ostrom como una de las 100 personas mas influyentes este año, dado su aporte a pensar como la sociedad resuelve estos dilemas de los comunes a partir de la auto-gestión.

Sin embargo, menos parece discutirse en el ámbito de los individuos como generadores de empleo, y de ver la creación de puestos de trabajo como un fin de interés común a una sociedad y no simplemente como un punto de equilibrio del mercado laboral en el que la oferta y la demanda determinan el número de contratos laborales y el salario al que se pagan.

Una de las fuentes más interesantes de reflexión sobre este problema surge de la investigación de campo del profesor de Truman Bewley (Yale) sobre la pregunta de porqué los salarios no caen en una recesión. Desde un análisis básico económico en una recesión deberían bajar los precios –y de hecho lo hacen, de todo aquello cuya demanda cae por la recesión, excepto los salarios a pesar de que la demanda de trabajo claramente sufre. El trabajo de Bewley sugiere que los empresarios no bajan los salarios pagados a sus empleados por temor a destruir la moral de su equipo humano. ¿Es esto generosidad o altruismo? Es probablemente una estrategia que permite mantener la empresa en funcionamiento en los momentos en que mas depende de que sus trabajadores tengan la voluntad y el ánimo para mantenerla a flote.

Hay además evidencia experimental de lo que se denomina el “intercambio de regalos” (gift exchange) en donde los empleadores deciden subir los salarios por encima de lo que el mercado sugeriría, y donde los trabajadores corresponden dicha señal o regalo con una mayor productividad de su esfuerzo. Este resultado de paso se ha postulado como una posible explicación al fenómeno de desempleo involuntario.

Sobre lo que no parecer haber mayor evidencia o investigación al respecto es sobre el acto de crear nuevos puestos de trabajo como una acción deliberada de los empleadores para aportar a algo de interés común como es la reducción del desempleo.

A propósito de esta discusión, e inspirado en una reflexión de Ariel Rubenstein, he venido replicando el siguiente ejercicio durante los últimos 3 años en un curso de postgrado en economía con ya cerca de 80 estudiantes. La razón del ejercicio de Rubenstein es preguntarnos por cuál mensaje nos están transmitiendo las herramientas de análisis económico y en particular para esta pregunta esencial sobre la creación o destrucción de empleo y la generación de utilidades para la empresa.

En este ejercicio los estudiantes reciben información hipotética sobre una empresa que esencialmente utiliza como factor de producción mano de obra no calificada y que actualmente cuenta con 196 trabajadores (piensen en una empresa de mensajería que recoge y distribuye correo y paquetes). El estudiante debe realizar una recomendación del número de trabajadores que debe seguir contratando y cuántos despedir de acuerdo a una proyección de las ganancias de la empresa en función de los trabajadores.

Los estudiantes reciben además esta instrucción explícita: “NOTA: este ejercicio no tiene respuesta correcta. Use sus criterios personales para responder a la pregunta al final de la hoja.”.  y la pregunta concreta que deben contestar es: “Yo recomendaría continuar contratando _______ de los 196 empleados de la compañía.”. En ningún momento se sugirió que el estudiante debería maximizar las ganancias de la empresa, simplemente que usara su mejor criterio personal.

La mitad de los estudiantes recibieron al azar la información en forma de tabla (derecha) y la otra mitad en forma de ecuación (izquierda). Como verá el lector que quiera jugar con una ecuación tan sencilla, cada herramienta es un espejo e la otra.

En primer lugar es claro que una buena cantidad de personas recomienda niveles de despido que no corresponden a la solución que solo maximiza las ganancias de la empresa (es decir despedir 96 empleados y quedarse solo con 100). Sin embargo, aquellos que recibieron la información en forma de ecuación eran fueron mas propensos a recomendar dicha solución de botar 96 y dejar 100, y perfectamente consistente con el resultado de Rubenstein en varias disciplinas y cursos en que lo ha hecho.

Los resultados claramente muestran un efecto directo de la herramienta sobre la respuesta del estudiante. Los estudiantes que tuvieron como herramienta la ecuación despidieron casi 30 trabajadores más que los que vieron la información en la tabla. Este resultado es robusto para cada año, y estadísticamente significativo a nivel de toda la muestra y cada submuestra como se ve en las gráficas y la regresión rápida adicional:

Dos puntos finales. De ninguna manera pretendo descalificar el uso de las herramientas matemáticas en la economía, todo lo contrario, creo que quienes han diabolizado su uso en la disciplina están sugiriendo que la solución a este matrimonio de las matemáticas y las ciencias sociales es “botar el sofá”. La pregunta mas bien es sobre cómo usamos esas herramientas.

Y la segunda pregunta aún mas interesante, creería yo, es si de la misma manera que los ciudadanos-consumidores están dispuestos a contribuir voluntariamente al interés común, los empresarios bajo las mismas condiciones de contexto y normas sociales estarían dispuestos a crear empleo como una forma de reducir uno de los males comunes mas apremiantes como el de satisfacer el derecho de cada ciudadano a tener un trabajo digno que le permita aportar a la sociedad y vivir del mismo.
 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2012-04-27 15:57

ManuelCastells en su investigación sostiene que el modelo neo-liberal de globalización y tercerización económica capitalista del mercado, desreguló,flexibilizó, privatizó y fragmentó el mercado laboral del Estado de BienestarSocial a favor de los mercados y oligopolios financieros,pues su tendencia fue y es volverlo maquila,es decir,la competencia económica bárbara global y glocal "es sálvese el que pueda".Hollywood de trasladó a México por costos a las costas de Tijuana para filmar Titanic.Ya casi ninguna persona trabajará durante toda la vida en una sóla empresa ni se pensionará en ella.Los contratos ya no son a términoindefinido,sino a término definido,individual y temporal:salario contra producto,obra,ventas,resultados,servicios,etc; y páguese como independiente la salud,pensiones,riesgos profesionales,prestaciones sociales,estudios,capacitaciónyauto-formación por tics,recreación,vacaciones y recreación,vivienda,etc.Yo me pregunto,cuál es la responsabilidad social empresarial-RSE?

Jue, 2012-04-26 19:01

coincido plenamente con chjarami. asi como no hay que diabolizar a las matematicas en la economia, no hay que exonerarlas tampoco de una responsabilidad que tienen, o mejor, que tienen sus defensores, cuando tratan de alejar a la disciplina económica de las demás ciencias sociales. Interesante detalle o anecdota para contrastar, en el estudio orginal de Rubenstein el % de estudiantes de matemáticas que recibieron la tabla eligieron la cantidad de empleados financieramente óptima de 100 fue de apenas 16% mientras que un 47% de los estudiantes de economia eligieron esa solucion. Sin embargo los porcentajes entre quienes recibieron la ecuacion no variaban por carrera, y se encontraban en mas del 70% de personas que eligieron contratar 100 y despedir 96.
jc

Jue, 2012-04-26 10:37

Trabajo en BI y DM.

Porque no bajan los salarios en una recesión?. Cuanto pesa el salario en su producto o servicio?; cuanto consumiría un desempleado en mis P/S?; cuantas variables estoy teniendo en cuenta?. No siempre un análisis de factores es útil.

El tener que sacar gente en una recesión, puede no ser cuestionado ye casi que obvia; es ahí cuando el equipo gerencial debe ser innovador y creativo; pero normalmente, la cadena se rompe por el eslabón mas débil. Porque no racionalizar costos y echamos al equipo gerencial que es el que mas gana?. Se que esto no gusta pero es necesario considerarlo.

Como RSE se deben crear empleos dignos y definitivamente quien no aporte se debe retirar de la empresa pero responsablemente.

Lun, 2012-04-23 13:13

Desafortunadamente, a muchos economistas se les ha olvidado que esta disciplina académica es una ciencia social, como lo es la psicología, el trabajo social y otras más, que estudia al ser humano desde su comportamiento económico frente a diferentes situaciones de decisión. Que utiliza, tal vez, unas herramientas matemáticas un poco más sofisticadas, que puedan mostrar una tendencia mas cercana a la realidad es una cosa, pero que esos resultados muestren una realidad absoluta, es completamente falso...La economía no es una ciencia exacta. Existen algunos de estos personajes que quieren "descrestar" a todo el mundo empleando complejos modelos matemáticos para descubrir que en la práctica, no sirven para nada o simplemente se alejan del propósito mismo de la ciencia económica. Sino, veamos el caso patético de "las conclusiones" a que frecuentemente llegan los señores de Fedesarrollo o Anif.

Lun, 2012-04-23 17:18

Alan Poe, creo que con su comentario me esta dando la razon por dos vias opuestas. O Usted se fijo solamente en una ecuacion que fue incluida en el ejercicio para precisamente probar ese punto de que la ecuacion restringe lo complejo del problema -pero entonces no leyo el resto de los argumentos, o esta de acuerdo conmigo que las decisiones son multidimensionales y que por ello requiere trabajar con varias disciplinas mas, lo cual venimos haciendo de sde hace un buen reato en estas investigaciones sobre prosocialidad.

Mar, 2012-04-24 22:24

Evidentemente, lo que quiero decir, es que estoy de acuerdo con que el problema económico no se puede reducir o simplificar a solo unos modelos o ecuaciones matemáticas porque, por muy complejas que estas sean, -no es el caso del ejemplo, valga mencionar - nunca podrán "mostrar la realidad" total, y es ahí donde se hace necesario que los economistas interactúen con otras disciplinas sociales que le den una visión mas global de la problemática, y unas propuestas de solución a los fenómenos socioeconómicos que debemos afrontar. Felicitaciones por la labor adelantada.

Lun, 2012-04-23 14:45

¿Pero cuáles modelos sofisticados usó el autor? ¿Una ecuación de segundo grado?

Lun, 2012-04-23 17:23

JesusSeattle,
Creo que en esas aproximaciones de sticky wages poco o nada se ha hablado de la prosocialidad en la creacion de empleos. Se ha explicado e porque persiste el desempleo, pero no se responde a la pregunta de si la prosocialidad tiene algun papel que jugar en la creacion de puestos de trabajo. Si efectivamente ha sido trajinado el tema y me estoy perdiendo algo, le agradezco me diriga a esos escritos y autores, por ahora no encuentro. El objetivo del ejercicio era mostrar que los humanos comun y corrientes no solo miran esa sola dimension de utilidades y si incluyen otras variables de interes colectivo. Si no logre comunicar eso es probable que el texto haya fallado y tratare de ser mas claro en el futuro.

Lun, 2012-04-23 11:08

Es muy curioso como un phd con poca formación en teoría económica, se pregunta sobre el ajuste de los salarios en crisis, cuando este tema se ha abordado desde la época de Smith, y muchos de esos autores olvidados proveen mejores "insigth's" al problema. y enseña micro-economía. Es increíble como cita un experimento en donde el instrumento utilizado modifica la decisión del sujeto, con lo cual habría que preguntarse: Será que los economistas formados en este andamiaje matemático tan sofisticado, son "ignorantes ilustres", con ansiedad de manejar el "instrumento" más que comprender el fenómeno?. Seriamente, no es una crítica a su universidad, es una crítica a la formación de los economistas enfocada a resolver problemas "matemáticos" más que a la comprensión de los fenómenos económicos reales.

Lun, 2012-04-23 17:24

gruizpava, creo que me esta dando la razon a lo que queria plantear. se lo agradezco. jc

Lun, 2012-04-23 10:43

Aclaración al comentario anterior:

Tengo claro que se omite el ajuste por cantidades en la afirmación que cité, no en toda la entrada.

Aunque, valga mencionar, tampoco queda muy claro por qué salta de un tema (ajuste por precios) al otro (ajuste por cantidades).

Lun, 2012-04-23 09:40

"Desde un análisis básico económico en una recesión deberían bajar los precios –y de hecho lo hacen, de todo aquello cuya demanda cae por la recesión, excepto los salarios a pesar de que la demanda de trabajo claramente sufre."

No entiendo por qué omite por completo el ajuste por cantidades. Si a usted no le bajan el salario pero despiden a algunos de sus compañeros y entre los que no despiden hacen el mismo trabajo que hacían antes del despido, HAY una disminución real del salario (le pagan igual por producir más o le ajustan el salario a lo que en realidad debía ser teniendo en cuenta su productividad).

De otro lado:

¿Qué tan interesantes pueden ser los resultados de ese tipo de ejercicios si encuestan a quienes NO son empresarios? (SIGUE)

Lun, 2012-04-23 09:47

Lo único que se puede concluir es que los estudiantes NO maximizan utilidades cosa que no sorprende a nadie teniendo en cuenta que no están arriesgando ni ganando nada (bueno, también se podría concluir que no saben leer tablas, pero de esto ya han hablado otros). Ni siquiera creo que haciendo una encuesta a empresarios cambiaría el resultado de manera significativa. Habría que ver qué tan "prosociales" son los empresarios en los eventos reales de crisis (no los hipotéticos de una encuesta).

Aclaro, no veo nada de malo en que los empresarios no sean "prosociales", solo quedo con dudas acerca de lo que se usó como indicador (tácito) de la "prosocialidad".

Dom, 2012-04-22 22:17

daniel, le contesto abajo a su mensaje.

Lun, 2012-04-23 08:26

Hola Ciro Alberto, gracias por sus comentarios. Tratare de responder:
Es interesante que varias serían las respuestas correctas de acuerdo al lente y a quien está aguantando el lente en sus manos. Lo normativo vs lo positivo de la economía una vez mas. Un empleador va a balancear en sus manos los intereses por generar empleo contra los intereses de quien es dueño de la empresa. Por eso es que las cooperativas de Mondragón, que obviamente no desconozco, hacen parte del espectro del que estamos hablando. De nuevo, esas cooperativas tienen otro lente y además el lente está en las manos de quienes tienen a la vez las consecuencias del desempleo. La crisis actual de España va a ser una de las pruebas de fuego mas interesantes para estas cooperativas que desde mediados del siglo XX vienen ofreciendo alternativas de modelos empresariales en el Pais Vasco. Si alguien quiere leer al respecto pasense por aqui: http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/174/17413327004.pdf

Dom, 2012-04-22 01:52

Juan Camilo,

Muy interesante las gráficas y el análisis que nos muestra. Unas cuantas preguntas para usted:

1. Sería interesante saber cuáles son las razones de sus estudiantes en escoger una y otra opción. Hay un cuestionario final en donde les pregunte un poco de esto?

2. Es esto un ejemplo de "efecto de encuadre" ("framing effect")? La ecuación puede estar "deshumanizando" el problema, mientras que en palabras el contexto está claro (las referencias clásicas son Kahneman y Tversky).

3. La pregunta natural en todo esto es validez externa: qué aprendemos con esto para llevarlo al mundo real? Cómo actuarían sus estudiantes si se están enfrentando a esta decisión en el mundo real?

4. Puede que sea un poco "engañoso" el título (el "problema de desempleo" en Colombia tiene una connotación muy clara). ¿Qué aprendemos con esto para el caso particular del desempleo en Colombia?

Saludos,
DV

Dom, 2012-04-22 22:16

Hola Daniel,
Voy por partes:
Sobre 1. Algunas conversaciones con algunos de los participantes sugieren que al ver la ecuacion hay un boton que se prende para derivar y encontrar el maximo de la funcion; pareciera que la tabla les abre 2 variables (empleos y ganancias) mientras que la ecuacion los concentra excesivamente en ganancias.
Sobre 2. Definitivamente hay un efecto de encuadre o contexto
Sobre 3. Un siguiente ejercicio es hacer esto con profesionales, al menos en un entorno hipotético y ver si el resultado persiste. de acuerdo que la validez externa aqui debe ser explorada.
Sobre 4. Mi respuesta iria a la primera parte del texto; podría ser el desempleo atacado también a partir de la prosocialidad de los empleadores si las condiciones institucionales lo hicieran? Buffet y Gates quieren auto imponerse mayores impuestos. ¿Cuanto esta un empleador dispuesto a sacrificar por crear un puesto mas de trabajo?
jc

Lun, 2012-04-23 02:35

Qué tal Juan Camilo,

Gracias por las respuestas. Valdría la pena tratar de poner en contexto los alcances de la prosocialidad. Por ejemplo, a mi me gustaría saber si los efectos son de primer o segundo orden (mi intuición es que son de segundo orden). Sobre los efectos de encuadre o contexto la pregunta es qué tan robustos son los resultados. Por ejemplo, qué cree que pasaría en los siguientes casos:

1. La prosocialidad parece importante cuando el efecto negativo en los trabajadores es destacado o saliente. Qué pasa si por ejemplo, en la primera columna de la tabla no escribe entre paréntesis cuántos son DESPEDIDOS (es decir, hace énfasis sólo en quienes son contratados)?

2. La prosocialidad parece importante cuando el efecto negativo en las utilidades no es destacado o saliente. Qué pasa si en la segunda columna de su tabla en lugar de escribir el valor de las ganancias o pérdidas las escribe en referencia al máximo (-1000 millones, -300 millones, -50 millones, 0, etc.).

Lun, 2012-04-23 02:44

Mi intuición es que en ambos casos la gente será menos prosocial.

La interacción entre efectos de contexto y prosocialidad es interesante para el debate del caso colombiano. Por ejemplo en cuanto a reducción del salario mínimo y eliminación de parafiscales. ¿Qué tan prosociales serían los que pierden en estos casos?

Añadir nuevo comentario