Menú principal

Sábado Julio 11, 2020

Blogoeconomía

De la mano negra a la mano invisible: opiniones y provocaciones de un grupo de economistas académicos.

Este es un blog a cargo de David Bardey, Juan Camilo Cárdenas, Marcela Eslava, Leopoldo Fergusson, Marc Hofstetter, Andrés Moya, Oskar Nupia, Catherine Rodríguez, Jorge Tovar, Rafael Santos y Hernando Zuleta. Todos son profesores de la Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes.

Las opiniones expresadas por los autores se hacen a título personal y no comprometen el nombre de la Universidad de los Andes ni al grupo de Blogoeconomía como un todo.

Twitter del autor

Hilos temáticos:

Por: Oskar Nupia

En Economía y Ciencias Políticas existe una hipótesis conocida como “gobierno débil”, la cual posee alguna evidencia a su favor. Esta hipótesis sugiere que los gobiernos que necesitan del apoyo de muchos partidos políticos para gobernar gastan mayor cantidad de dinero en programas ineficientes que favorecen a grupos específicos de la sociedad - pork barrel programs (Para los interesados en el tema, dos artículos técnicos: Weingast et al., 1981 y Baron, 1991 – ver referencias abajo).
 
Esta semana se votó el referendo de reelección en el Congreso. En total, el Gobierno puso a sus ocho partidos (Conservador, La U, algunos de CR, CC, Alas, CV, CD, AL) a votar  a favor del referendo ¿Cuánto le costará a los contribuyentes colombianos dicha votación? No solo el gran número de partidos sugeriría que el gasto en programas ineficientes será alto por dicha negociación, sino que la polarización que adoptaron los partidos pequeños de la coalición en búsqueda de mayores recursos hará aumentar dicho costo.   
 
La pregunta que queda abierta es entonces ¿Compensarán los beneficios de la reelección – de haberlos - este nivel de gasto? En estas cuentas habría que incluir también los costos adicionales que afrontará la democracia colombiana con dicha decisión ¡Adelante Presidente!

 
Referencias técnicas
- Baron, D.P., 1991. Pork Barrel Programs, and Procedural Control. Journal of Political Science 35, 57—90.
- Weingast, B., Shepsle, K., Johnsen, C., 1981. The Political Economy of Benefits and Costs: A Neoclassical Approach to Distributive Politics. The Journal of Political Economy 89, 642--664.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2009-05-26 08:35

Por desgracia la economía no puede dar cuenta del comportamiento de los individuos. Es por eso que el estudio propuesto no puede explicar las razones que cada uno de los parlamentarios tiene para hacer lo que hace. Detras de todos esos acuerdos entre los partidos de corte mesiánico, debe existir alguna ganancia personal para cada burócrata. Es allí, creo yo, donde se puede explicar porque ahora todos decidieron cambiarse de camiseta.

Mar, 2009-05-26 14:34

Juan:
No es cierto que los modelos económicos no puedan dar cuenta de estas ganancias personales del burócrata. De hecho, la literatura en el área de economía política ha introducido esta cuestión desde hace mucho tiempo (Desde el escrito clásico de James M. Buchanan (1975): The Limits of Liberty: Between Anarchy and Leviathan). La referencia de Nupia 2009 también sigue esta forma de entender a los políticos.

Mar, 2009-05-26 16:21

Blogoeconomista, a lo que me refiero es que la economia no puede predecir las razones y los motivos, puede que de cuenta del resultado. Con su perdon, yo no veo a la economia como una ciencia que explique el comportamiento de los individuos, para eso hay otras escuelas del pensamiento que hacen ese trabajo un poco mejor.

Mié, 2009-05-27 09:54

Varias cosas:

1) No sé qué experiencia tenga usted con el área económica pero algo me dice que no es mucha. La literatura en economía estudia el comportamiento y las decisiones que toman los individuos, hogares, instituciones, etc. bajo muchas circunstancias. Eso implica entender los motivos que están detrás de esas decisiones.

2) Menos mal hay más áreas y escuelas de pensamiento! No sabe usted lo que la economía ha aprendido de la sociología, psicología, física, ciencias políticas, neurología, biología, matemáticas, etc. Justamente de eso se trate, de entender estos comportamientos desde muchas dimensiones ¿Quién lo hace mejor? Al parecer usted tiene la respuesta!

3) Nos hemos salido del tema inicialmente planteado!

Mar, 2009-05-26 08:22

Una de las grandes victorias de Uribe con su circo de la polarización ha sido convencer a todo el mundo de que es una especie de tirano benevolente que puede hacer su voluntad, sea ésta la del "pueblo", la de una mafia, o la que sea.

Pero Uribe no hace su voluntad; en muchos aspectos ni siquiera tiene voluntad. En muchas áreas, especialmente el económico, su gobierno es errático, y el único criterio que parece tener es coyuntural. Hay que ver cómo se desgañitan los tecnócratas de desesperación cada vez que el presidente hace alguna de sus improvisaciones folclóricas de capataz de finca.

El segundo periodo, Uribe tuvo que pasárselo repartiendo puestos y favores, y parece estar atado de manos para hacer a sus ministros asumir las consecuencias de los errores que cometen. El tercer periodo sería mucho peor, una pesca milagrosa para los políticos más oportunistas y cochinos.

Mar, 2009-05-26 14:39

Si y no. Aunque en Colombia cualquier congresista puede someter un proyecto a votación en el congreso, la tradición en el país es que el ejecutivo sea el que presente dichos proyectos. Eso en un proceso de negociación da mucha ventaja. En términos coloquiales: “El que pega primero pega dos veces”.

Mar, 2009-05-26 16:33

Es cierto, en el Congreso el presidente juega con ventaja, y más si fue reelecto.

Sin embargo, para que lo reelijan tiene que expandir muuuucho más el círculo de sus comensales y acreedores, no en el congreso sino entre los gamonales locales. Si ya hasta alquiló una organización indígena...

Mié, 2009-05-27 09:58

Lo de la organización indígena no lo sabía! Cuente, cuente…

Estoy de acuerdo con usted. Dado que promover la reelección es una política pública que polariza mucho la opinión, su costo de aprobación será muy alto.

Mié, 2009-05-27 10:35

A ver si me funciona un enlace con sintaxis html. La organización que apareció de la nada (o tal vez más bien de una empresa de consultoría o algo así) es la "Organización Pluricultural de Pueblos Indígenas de Colombia". ¿alguien habría oído de ellos?

Lun, 2009-05-25 15:39

Muy interesante reflexión. ¿Me pueden decir para qué sirve un congresista? ¿Solo para calentar silla en el Congreso? ¿O para causarle gastos a la Nación?

Mar, 2009-05-26 14:22

La división de poderes (ejecutivo, legislativo, judicial) tiene muchas ventajas para el buen funcionamiento de la democracia. Los congresistas deberían ser útiles como mecanismo de “chequeo y balance” del ejecutivo. Sin embargo, hay varias cuestiones que no permiten una buen elección de dichos congresistas (que es donde está el problema, en la forma como vota la gente permitiendo a políticos “malos” llegar al congreso). Por mencionar dos: (1) La existencia de ciertas instituciones (guerrillas, paramilitares, etc..) que no permiten votar libremente a los ciudadanos; (2) La falta de información de los votantes que se relaciona directamente con su nivel de educación.

Vie, 2009-05-22 13:29

Nupia.

Me parece que en el Blog y los comentarios está hablando de dos tipos de costos. Primero, los costos estilo Pork barrel que son ineficientes y que responden a la necesidad de "remunerar" el apoyo de los congresisitas.

Segundo, los costos que dependen del grado de polarización, lo cual resulta de las diferencias en las posiciones respecto de temas específicos entre congresistas y el gobierno. Este último costo se manifestaría en la negociación entre posiciones y no necesariamente crea ineficiencias.

Sobre todo si los congresistas, a pesar de estar de acuerdo con un proyecto (baja polarización), en todo caso presionan al Gobierno condicionando su apoyo a puestos o contratos (en todo caso, costo en ineficiencias).

Vie, 2009-05-22 15:51

Mel,
Como yo lo veo, se trata del mismo tipo de gasto. Creo que al final de su comentario usted llega a esta conclusión!

Vie, 2009-05-22 05:55

Nupia: En Colombia la negociacion entre el ejecutivo y el parlamento (para la reeleccion o para cualquier cosa) no se hace a traves de los partidos, es uno a uno, toca convencer a parlamentario por parlamentario independientemente del partido al que pertenezca. Supongo que eso tambien eleva los costos de los acuerdos. ¿O será que los reduce?

Vie, 2009-05-22 12:56

Peláez,

Dos comentarios,aquí el primero:

1) Sí y no. La última ley de partidos ha permitido que estos empiecen a crear conciencia de “disciplina de partido”. Esto hace que la negociación no sea uno a uno como antes. Claro, hay aún partidos que no han logrado crear disciplina y la negociación se hace uno a uno, pero existen otros donde sí la hay. Como dije en el blog, hubo por lo menos 11 candidatos de los partidos pequeños de la coalición que no acataron este principio de disciplina. Eso aumenta los costos.

Vie, 2009-05-22 12:57

Pelaez, aquí el segundo:

2) En el documento que referencio en el comentario de Laura, demuestro que no es del todo cierto que negociar con más partidos implique mayores costos. Esto es cierto solo en la medida en que la polarización entre los partidos es suficientemente alta. Ejemplo: Uno puede negociar con tres tipos por separado, cada uno con su posición ideológica, y si dicha posición no es muy distante (en promedio) de la mía, la negociación me podría salir barata. Ahora, si estos tres tipos se juntan, definen una posición ideología única muy distante de la mía (digamos, un punto intermedio entre la ideología de los dos individuos más polarizados), entonces la negociación con menos partidos me podría salir más cara.

Vie, 2009-05-22 08:38

La economía no siempre se mueve por simple lógica. Así que me arriesgo al decir lo siguiente:

Si el gobierno tiene que negociar con grandes bloques, negocia menos veces pero es más duro. Además, segurmante hay más trnasparencia en la información, las coaliciones son más conocidas, etc. Esto hace que seguramente el gobierno logro preservar más cupo burocrático para si mismo, que lo puede llenar como quiera (técnicos, nepotismo, etc.).

La negociación de uno por uno hace que existan negociaciones que tienden al infinito - especialmente dado que muchos congresistas duran sólo un año por los acuerdos con sus compañeros de lista. La información es más opaca, las cuotas burocráticas ya cormprometidas son más difíciles de sacrificar y, a la larga, el gobierno pierde más autonomía.

En los dos casos el gobierno tiene que gastar para dar contentillo; lo que se pierde en el segundo es capacidad de priorizar y planear el gasto. El tema lo ve más en calidad que en cantidad de gasto.

Vie, 2009-05-22 12:59

Juaneslewin,
Creo que los comentarios que escribí a Laura y Peláez hacen también parte de esta discusión. Perdón por el desorden temporal de las respuestas!

Jue, 2009-05-21 21:20

Entonces según eso, ¿sería más eficiente desde un punto de vista económico subir el umbral para tener una menor cantidad de partidos?

Vie, 2009-05-22 12:38

Laura,
Tres puntos respecto a tu comentario:

1) El principal objetivo de subir el umbral es básicamente ese, reducir el número de partidos.

2) Cuando esto se hace, los partidos se reorganizan en menos listas. El punto aquí es si al final del día esa reorganización crea más o menos polarización ideológica. Mi impresión es que se polarizaría más. Esto es importante porque como dije en el blog, no sólo el número de partidos aumenta los costos de negociación sino también su nivel de polarización (Para un argumento técnico al respecto ver Nupia, 2008). Habría que encontrar el punto más eficiente y eso sólo se lograría a punta de prueba y error!

3) La democracia Colombiana es aún muy débil a pesar de ser muy antigua! Algunos politólogos piensan que subir el umbral debe ser un objetivo de mediano plazo. Comparto con ellos que no es el momento de hacerlo pero que hay que ir en esa dirección. De nuevo, en esto es crucial ir probando y corrigiendo.

Vie, 2009-05-22 16:59

Nupia, el link! es que con Nupia 2008 no es suficiente...

Dom, 2009-05-24 17:44

Pelaez,

No había visto este comentario. Perdón por la demora. Ahí va la dirección:

http://economia.uniandes.edu.co/es/profesores/planta/nupia_oskar/working...

El working paper es el de "Bargaining in legislature..."

Jue, 2009-05-21 15:47

Pues la única forma de sostener un gobierno tan golpeado por los escándalos es manteniendo a los aliados a través de burocracia... la democracia colombiana se vende a pedacitos en la casa de Nariño

Jue, 2009-05-21 16:39

Esto es una constante de los sistemas democráticos. Sin embargo, si las políticas que se promueven se dirigen más hacia un bienestar común, la polarización no sería tan alta y los costos serían menores.

Jue, 2009-05-21 15:07

Este proceso ya se dio en Colombia para la reelección del 2006. Así que una pregunta un poco más fácil de responder seria ¿Compensaron los beneficios de la reelección el nivel de gasto?

Jue, 2009-05-21 16:35

Buen punto. Aunque no estoy de acuerdo en que la pregunta sea fácil de responder. Si salimos a la calle y le preguntamos a la gente, seguramente muchos dirán que sí. Sin embargo, aquí hay un problema complicado. Como todos estos programas se hacen con los impuestos recaudados (un fondo común), difícilmente la gente “internaliza” este tipo de gastos y sus costos en términos de eficiencia. Esto es lo que en economía se llama el “problema de los comunes”. Por eso hay que recurrir a estudios más generales como el que le comento a “juaneslewin”.

Jue, 2009-05-21 17:49

Oh no, fácil no creo que sea. Pero es *más* facil.

Interesante lo de preguntarle a la gente. El comportamiento de los votantes (o por lo menos los que contestan las encuestas) parecería decir que la *percepción* de seguridad -uno de los claros beneficios de la reelección- supera cualquier costo.

Jue, 2009-05-21 12:49

Muy interesante comentario. La Silla Vacía podría investigar eso... serí algo de mucho tiempo y largo aliento, pero realmente esclarecedor ¿O se le miden en el CEDE?

Jue, 2009-05-21 16:15

En la Facultad estamos investigando el tema con datos para varios países. Nuestros resultados preliminares muestran que sólo en la medida en que la polarización entre partidos es relativamente alta, un mayor número de partidos incrementa significativamente el gasto público. También se encuentra que incrementos en los niveles de polarización tienen el mismo efecto.
Estudiar este tema en particular para el caso que comento aquí requeriría saber cuáles fueron los acuerdos y sus costos para pasar el referendo. Difícil!!!

Añadir nuevo comentario