Menú principal

Martes Octubre 22, 2019

El poder de las Cifras

Espacio dedicado al análisis de hechos de interés general y coyuntuales a partir de las cifras asociadas a ellos, las cuales, muchas veces, tienen una gran influencia en la conformación del imaginario colectivo de la sociedad colombiana.

César Caballero es politólogo de la Universidad de los Andes con una especialización en Gestión Pública de la misma universidad y una maestría en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Oxford, Inglaterra. Durante su vida profesional ha alternado el servicio público con la academia.

Actualmente trabaja como gerente de su firma Cifras y Conceptos S.A.

Como director del DANE durante la primera administración de Álvaro Uribe, se hizo célebre tras su dimisión al cargo después de que el Presidente le prohibiera revelar los resultados de la Encuesta de Victimización.

Fue decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Empresariales de la Universidad Autónoma de Manizales.

Twitter del autor

@C_CaballeroR

Hilos temáticos:

 

Desde hace mucho tiempo los funcionarios públicos, los políticos, los técnicos del Ministerio de Hacienda y del DNP, los periodistas, la Contraloría, los académicos, los ciudadanos, mejor dicho, casi todos en nuestra sociedad estamos convencidos de una cosa: es mejor gastar recursos en inversión y no en funcionamiento.

!La imagen del primer rubro es estupenda! Todos quieren inversión para sus regiones, se cree en las maravillas de una "asignación presupuestal" para el avance del sector de nuestros intereses.

En cambio, el funcionamiento la tiene perdida: "!burocracia!" gritan cuando alguien intenta proponer su aumento. Despilfarro, es el prejuicio con el cual siempre se le mira.

Por esta vía nos inventamos "los contratos de prestación de servicios" los cuales, en la jerga del sector publico, también se conocen como "OPS" (ordenes de prestación de servicios). Dijimos que no eran gastos recurrentes, y por supuesto, los incluimos en el presupuesto de inversión, pues allí se ven bonitos, pero no son otra cosa que gastos recurrentes en personas para cumplir misiones de las entidades.

En regalías, por ejemplo, ¡dijimos que todo debería ser inversión! Y le entregamos a municipios con pocos funcionarios y mal pagados, billonarios recursos de inversión. Los resultados hoy los podemos ver. En contraste, las entidades publicas con mayor prestigio en nuestro sector publico, como el Banco de la Republica, EPM, ISA, Ecopetrol, el DNP y el Ministerio de Hacienda, pagan salarios mas competitivos y tienen buenos recursos para el pago de su funcionamiento (en ninguno de estos casos se ha dado la situación de no tener con qué pagar las cuentas de los servicios públicos)

No es popular y está desprestigiado, pero debemos repensar nuestra opinión sobre los gastos de funcionamiento. La dicotomía “inversión o funcionamiento” no es adecuada. En últimas, para proveer los bienes y servicios que requerimos del Estado, necesitamos una buena combinación de inversión y funcionamiento.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2012-03-22 22:16

Muy buena entrada, cesar.

Vie, 2012-03-23 11:37

Buenísima. Al fin alguien lo dice. El Ministro de Trabajo que planteó el tema de los contratos de prestación de servicios debería tener en claro eso, la única forma para que se acabe esa figura es que el Estado esté dispuesto a "sincerar" su gasto de funcionamiento.

Mié, 2012-05-02 10:29

El Congreso gana muy buenos salarios y son la Institución mas corrupta en Colombia.

Mié, 2012-03-21 11:37

¿No sería mejor que repensáramos lo que queremos del Estado (en mi opinión, seguridad (interna y externa) y justicia), redujéramos los impuestos y que dejáramos que la gente se gastara como quisiera lo que se ha ganado?

Mar, 2012-03-20 15:01

De acuerdo Dr. Caballero, muy importante particularmente en el tema de justicia.

Lun, 2012-03-19 21:46

Buen punto. Ya lo dice el viejo y conocido refrán. No solo es comprar el rolls royce, sino tener para la gasolina.

Añadir nuevo comentario