Menú principal

Domingo Octubre 13, 2019

El poder de las Cifras

Espacio dedicado al análisis de hechos de interés general y coyuntuales a partir de las cifras asociadas a ellos, las cuales, muchas veces, tienen una gran influencia en la conformación del imaginario colectivo de la sociedad colombiana.

César Caballero es politólogo de la Universidad de los Andes con una especialización en Gestión Pública de la misma universidad y una maestría en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Oxford, Inglaterra. Durante su vida profesional ha alternado el servicio público con la academia.

Actualmente trabaja como gerente de su firma Cifras y Conceptos S.A.

Como director del DANE durante la primera administración de Álvaro Uribe, se hizo célebre tras su dimisión al cargo después de que el Presidente le prohibiera revelar los resultados de la Encuesta de Victimización.

Fue decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Empresariales de la Universidad Autónoma de Manizales.

Twitter del autor

@C_CaballeroR

Hilos temáticos:

 

 

Hace unos días Transparencia por Colombia publicó un muy buen informe sobre financiación de campañas políticas y rendición de cuentas. Los datos fueron suministrados en un aplicativo web llamado “Cuentas Claras” por 75.052 candidatos, lo cual muestra la magnitud del ejercicio. Varios temas sobresalen y pueden tener interpretaciones diversas.

 

Primero, el financiamiento central de las campañas - 66% - proviene de recursos propios y/o familiares, lo cual confirmaría la idea de que la política en Colombia, más que de partidos, se trata de empresas familiares. O los candidatos no reportaron todos sus ingresos.

 

En promedio, los diputados del país recibieron recursos por $19 millones, lo cual indicaría que las campañas a las asambleas, donde se supone se recorren varios municipios, son muy baratas. O los candidatos no contabilizaron todos los gastos que tuvieron.

 

Cuando se mira la relación de aportes entre personas naturales y jurídicas, las primeras aportaron $61 mil millones, mientras las segundas contribuyeron con $21 mil millones, lo cual mostraría la democratización de la financiación. O, por el contrario, la existencia de gastos de las campañas asumidos por las empresas por fuera de la contabilidad real.

 

Dos personas naturales aportaron a la elección de más de 100 candidatos, y 14 ciudadanos adicionales apoyan entre 40 y 100 políticos, lo cual habla bien de su altruismo e interés porque sus regiones (Huila, Cundinamarca, el pacífico y la costa caribe) tuvieran excelentes gobernantes. O se trata de contratistas interesados en la rápida ejecución de los recursos públicos.

 

El mayor gasto de las campañas es el de publicidad al cual dedican el 34% del total, lo cual puede hablar de la masificación de la política. O que las campañas inician varios meses antes del periodo oficial y esos gastos ni se contabilizan ni se reportan.

 

Esta información es sumamente valiosa y merece análisis más detallados. Por el momento me generan la sensación que cuando el Consejo Nacional Electoral acopia la información sobre financiación electoral, en el grueso de los casos, sólo está haciendo contabilizaciones parciales.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2012-06-30 19:51

Creo que -como en tantas otras cosas- en Colombia somos hipócritas con este tema: todos sabemos que los gastos en campaña son mucho más altos que lo declarado, y todos sabemos por qué los políticos gasta mucho más de lo que -nominalmente- van a ganarse en el puesto al que aspiran. Faltan más análisis como los que propone Caballero: cuando entendamos quién y cómo los financia realmente, sabremos para quién trabajan.

Vie, 2012-06-29 23:09

Esas cifras son la "PRUEBA REINA" de la gran farsa electoral sobre la que fundamentamos nuestro remedo de Democracia.

Jue, 2012-06-28 17:20

César, excelente análisis. Interesante averiguar quiénes son esas dos personas naturales.

Añadir nuevo comentario