Menú principal

Viernes Julio 10, 2020

El poder de las Cifras

Espacio dedicado al análisis de hechos de interés general y coyuntuales a partir de las cifras asociadas a ellos, las cuales, muchas veces, tienen una gran influencia en la conformación del imaginario colectivo de la sociedad colombiana.

César Caballero es politólogo de la Universidad de los Andes con una especialización en Gestión Pública de la misma universidad y una maestría en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Oxford, Inglaterra. Durante su vida profesional ha alternado el servicio público con la academia.

Actualmente trabaja como gerente de su firma Cifras y Conceptos S.A.

Como director del DANE durante la primera administración de Álvaro Uribe, se hizo célebre tras su dimisión al cargo después de que el Presidente le prohibiera revelar los resultados de la Encuesta de Victimización.

Fue decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Empresariales de la Universidad Autónoma de Manizales.

Twitter del autor

@C_CaballeroR

Hilos temáticos:

Es difícil imaginarse una situación donde la desigualdad sea promovida con mayor dedicación. Me refiero a la forma como se ha venido configurando nuestra estructura tributaria.
Hace 7 años, ya teníamos un sistema que no promovía la equidad, no era eficiente y estaba lleno de medidas discutibles. Pero lo ocurrido durante este Gobierno, sumado a los recientes anuncios sobre cómo se imaginan la nueva reforma tributaria da mucha tristeza.
Si el gobierno tiene éxito, hacia el 2010, tendremos un impuesto de renta en una tarifa formal del 32%, pero si usted tiene amigos en el Gobierno, es lo suficientemente rico  y logra ingresar a una zona franca, su tarifa será sólo del 15%. Habrá una sobre tasa al patrimonio, pero la misma no será pagada por los “viejos” ricos, aquellos que tenían más de $3.000 millones en el 2002, ni por aquellos empresarios que hayan firmado contratos de estabilidad tributaria, pues a ellos no se les podrá cambiar las reglas del juego. La sobre tasa, la pagaran los “nuevos” ricos. No sé cómo harán esa distinción, pero será un ejercicio más de corrupción y amiguismo, para determinar quienes si deben pagar ese tributo. El IVA aumentará y es posible que surja una nueva carga sobre las rentas laborales. Las tierras urbanas pagarán un catastro más cercano al avaluó comercial mientras las grandes extensiones rurales continúan sin ser grabadas Además están las múltiples exenciones tributarias diseñadas para sectores muy específicos.
Este es el diseño de un sistema tributario que sólo nos lleva por un camino: el de aumentar la desigualdad.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2009-07-03 23:41

César,
Lo felicito. Sus análisis son siempre inteligentes. Llevo años oyendo que los terratenientes no pagan impuestos. ¿Por qué es tan difícil gravarlos?

Jue, 2009-07-02 08:21

Cómo no vamos a tener un hueco fiscal con todas las excenciones que dal el Gobierno de Uribe a los grandes empresarios, a los más ricos y poderosos. Los impuestos terminan recayendo sobre los más pobres, son regresivos, y quiénes debería pagarlos, tienen tantos amigos e influencias que no lo hacen. Por algo Colombia es de los países más desiguales del mundo. Todo hace parte de la clara política de gobierno de Uribe, de favorecer a los más favorecidos y no hacer nada por quiénes más lo necesitan.
También es importante mencionar el tema de la corrupción, cuánto de los impuestos recaudados es robado o mal utilizado?

Jue, 2009-07-02 05:40

No sólo en teoría económica deben ser progresivos sino que la constitución exige que el sistema tributario lo sea. Así que no sólo es estúpido sino inconstitucional.

Lo más terrible de este esquema regresivo es que es regresivo porque 1) hay que ayudarle a los que tienen más plata evitando que tengan que pagar muchos impuetos y; 2) los impuestos que se recogen se gastan en balas y en "regalos" que hace el presidente en consejos comunales. Planificación y decisiones técnicas al carajo.

Y así vamos...

Mié, 2009-07-01 15:50

Es preocupante que en nuestro país los impuestos que se suponen en la teoría economíca progresivos, tengan peores efectos que cualquier tipo de impuestos indirectos. No se puede esperar mejorar las condiciones de nadie, si no se está dispuesto a sacrificar un mínimo las comodidades y beneficios de los que siempre lo han tenido todo, la reforma no es una cosa seria!.

Añadir nuevo comentario