Menú principal

Martes Mayo 18, 2021

La Dimensión Desconocida

El Congreso de la República es la institución más poderosa y más incomprendida del país. Tal vez porque las leyes son como las salchichas, es mejor no saber cómo se hacen. Este blog busca meternos en la fábrica de salchichas

Abogado de la Universidad de los Andes, Master in Business Administration del Instituto Panamericano de Dirección de Empresas (IPADE), México D.F., Master en Políticas Públicas de la Universidad de Georgetown, Washington D.C.

Se ha desempeñado en diversos cargos del sector privado y público, tales como consultor en la oficina de Fernando Londoño Hoyos Abogados Asociados, Viceministro de Defensa Nacional, Cónsul General de Colombia en México D.F., asesor en asuntos gubernamentales de la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo. Así mismo es socio fundador de la firma Urdaneta & Vélez Abogados.

Luis Guillermo Vélez Cabrera se desempeñó como Superintendente de Sociedades entre 2010-2014

Igualmente, ha sido Presidente de la Asociación Colombiana de Importadores de Licores y Vinos (ACODIL) y miembro de numerosas juntas directivas de importantes empresas del sector público y privado.

Dentro de sus publicaciones se destaca: “Los objetivos de las normas antimonopolísticas: Planteamientos para un Debate”, Revista de Derecho Privado, Universidad de los Andes (1992).

Twitter del autor

Hilos temáticos:

De creer lo que dice Daniel Samper Pizano en su columna del pasado domingo, el estado colombiano ha cometido un crimen más. El leviatán colombiano, monstruoso e inmisericorde, ordeno el asesinato (con esas palabras) de Pepe y su familia de hipopótamos y con gula burocrática, utilizando decretos e incisos, logró justificar sus horrendas acciones, que no tenían otro propósito que servir para calmar su insaciable sed de sangre.
 
Mucha gente cree que esto es así, y los que no, o los que no les importa, se aprovechan para sacarle réditos políticos al asunto. Juan Lozano, en plena campaña al Senado, no podía dejar pasar esta oportunidad: “la protección de la vida era fundamental antes que autorizar que lo cogieran a plomo”, afirmó. (No sabía que el doctor Lozano fuera miembro de PETA, porque si quiere ser consecuente con esa frase debe abandonar de inmediato la doble carne con queso de El Corral, el bife chorizo de Andrés y la lechona tolimense).
 
Mientras tanto el señor Escobar, no Pablo, sino Luis Alfonso, el director de Corantioquia y quien ordenó la acción, debe estar a aguantando a punta de Xanax la llamada a primera hora de Julio y Félix para que rinda cuentas sobre esta hecatombe ambiental solo comparable con la caída del meteorito que extinguió a los dinosaurios.
 
Por otra parte, aprovechando la indignación, levantaron la mano los administradores del Parque Jaime Duque y del zoológico Matecaña para decir que sí, que ahora sí, estaban dispuestos a recibir a los hipopótamos, aunque no fueron claros sobre si recibían a madre y niño sobrevivientes o los veintiséis que todavía y rondan y se reproducen en la Hacienda Nápoles.
 
Me preocupa mucho lo del zoológico de Matecaña. Me acuerdo que hace unos años su principal atracción era el célebre ligre, un engendro made in Pereira producto del cruce entre un león y un tigre. Como era de esperarse esta abominación genética no podía acabar bien y, dicho y hecho, un buen día el ligre se comió literalmente a su entrenadora. Digo que me preocupa porque no vaya y sea que ahora se les ocurra cruzar a los hipopótamos con unos rinocerontes, o con unas cebras o hasta de pronto con otro ligre.
 
Total, la cacería de los hipopótamos está suspendida, el ministro de medio ambiente sigue debajo del escritorio y puso a la vice a poner la cara, Maria Isabel Rueda ha pedido la renuncia de los dos, los políticos en campaña le hablan a la galería, Daniel Samper y los demás mamertos se explayan en diatribas, Escobar (el bueno) es una mata de nervios, Don Juan amentó su circulación y María Elvira debe estar feliz porque por fin logró un escándalo mayor que los de Soho.
 
Pero el problema no tuvo solución y Dios no quiera que un hipopótamo de estos, malgeniados y peligrosos como son, hunda una chalupa de pescadores, mate a un niño o muerda a una mujer que este lavando ropa en el rio.
 
Esa es mi parábola, la de un estado que quiso hacer las cosas bien pero que la ignorancia, superficialidad, cinismo y oportunismo de unos y las loables pero ingenuas buenas intenciones de otros, impidieron que fuera así. La labor del Congreso sufre muchas veces de este fenómeno. Los intereses y fallas individuales, en vez de conjugarse para concertar un resultado ganador para todos, llevan a la indecisión y a la parálisis.
 
Además cuando las cosas no funcionan muchos salen ganadores, en este caso hasta ahora todos; todos menos los hipopótamos y los campesinos que tarde o temprano serán sus víctimas.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2009-07-15 00:53

A mi me parece que Vélez tiene unos argumentos serios, que no son populares, porque es más chévere ser ambientalista y llorar por los animales. Pero me parece que el problema es más complejo y que solo después del escándalo ahora todo el mundo quiere los hipos. Pero si se comen un niño el ministro también termina pagando. Yo estoy de acuerdo con él en que en esto hay mucha hipocresía.

Mié, 2009-07-15 12:33

¿llorar por los animales es ser ambientalista? Qué cantidad de ambientalistas, podrían poner presidente.

Mié, 2009-07-15 10:24

Muchas gracias por tu comentario. Yo también me considero ambientalista, lo que pasa es que, como dije en el blog, las soluciones deben partir de los hechos y de los trade offs que tienen por definición las políticas públicas.

Mar, 2009-07-14 13:43

Tan rico que es insultar a los ambientalistas desde un escritorio del norte de Bogotá. Los habitantes de la zona no veían como un "peligro" al animal, que "convivió de manera pacífica con los pobladores del caserío durante tres años y medio". Y, claro, las autoridades (el "estado que quiso hacer las cosas bien", Vélez dixit) engañaron a la población pues "argumentaron que iban a cazar a Pepe para llevarlo a un zoológico de Barranquilla" (Claro, seguramente todo es una conjura de los "comunistas" y "ecoterroristas" de PRISA contra el "mejor gobierno" de la historia...).

Mar, 2009-07-14 18:05

Como dije en otro comentario en el mundo de verdad, no el mundo mágico de Disney, los problemas requieren soluciones de verdad. En la pelicula de Madagascar el león, la zebra y el hipo reparan un avión y se van volando a su casita en Africa. Todos quisieramos que Pepe y Matilda, los hipos escapados de la H Napoles, salieran volando en la avioneta de Pablo Escobar a Tanzania para escaparse de las garras de Corantioquia, pero me temo que eso no va pasar. Y como el problema sigue, hay que buscarle una solución que asegure la sostenibilidad de la población en el mediano plazo. ¿Cuál sea? No sé. Los señores de Corantioquia parece que han estudio las alternativas y el sacrificio de los animales fugados fue la que escogieron. Lo que sí sé es que dentro de un par de años nos serán 20 los hipos sino 40 o 50 y para entonces ya habrán causado un accidente. No hacer nada no es solución de nada.

Mar, 2009-07-14 15:20

como en cualquier discusión que se da en la que uno apoya la intervención de otra persona envío este mensaje para hacer una emulación de esa conducta.

Mar, 2009-07-14 13:33

¡Increíble! Hasta el propio mentor del autor de esta entrada se opone a la muerte del hipopótamo ("un pobre e indefenso animal"). ¡Colombia: el mundo al revés!

Mar, 2009-07-14 13:28

LA VERDAD TIENE MUCHA RAZON EN SUS COMETARIOS XO IGUAL NO PODEMOS DEJAR PASAR ESTE MOMENTO XA ALZAR UNA VOZ DE PROTESTA CONTRA EL MINISTRO DEL MEDIO AMBIENTE Y EL DIRECTOR DE CORANTIOQUIA, YA Q SON UNA VERGUENZA XA NUESTRO PAIS Y XA ESTE GOBIERNO Y QUEDA UNA VEZ MAS COMPRABADO LO Q HE ESCRITO EN MUCHAS MUROS DE INTERNET SOBRE ESTE TEMA Y ES LOS ENFERMOS SON ESTOS DOS PAYASOS NO LOS HIPOS

Mar, 2009-07-14 08:31

No soy ambientalista y considero que PETA es igual a ecoterrorismo, pero matar al los hipopótamos o meterlos a las cárceles del los zoológicos que su merced menciona es como lo mismo y esta mal. Entre lo uno y lo otro, supongo que mejor muertos. Sin embargo, la lógica que se maneja es facilista, la muerte y se acaba el problema para todos. Supongo que asi piensan algunos congresista con respecto al referendo reelecionista, que es lo primero que se me viene a la cabeza. Eso lo pasamos a como sea porque es lo mas lógico y practico, con eso nos evitamos tener que hacerle lobby al nuevo presidente, para eso de los regalos de notarias, arepas de huevo, etc.

Mar, 2009-07-14 08:25

Más sobre PEPE, el apoyo incondicional de Correa y Chávez a Santos… y unos convenientes misiles en nuestro breve noticiero de esta semana.
Ahora disponible en HD.

http://www.youtube.com/user/ElgrisTV#play/all/uploads-all/0/RtCdJcqmTGI

Mar, 2009-07-14 07:20

a ver Velez no entendi... osea: Es bueno haber "dado de baja" a los hipos, es malo que la gente, y sobretodo la gente que hace oposicion o mamertos como tu les llamas, se indigne ante semejante acto (claro oportunistas maquiavelicos sin corazon), y pobresitos los que tomaron la decision porque siempre es mas facil matarles que darles captura (ayy... la derecha...¬¬)

Mar, 2009-07-14 09:49

Esto no es un tema de derecha o de izquierda. Es un tema de soluciones prácticas para problemas reales. Me parece que el caso de los hipopótamos sirve de excelente ejemplo para ilustrar la ligereza en la toma de decisiones públicas en Colombia. Del incidente quedará el escándalo, que ha llevado a anuncios, que no llevarán a nada. Y el problema continua. Igual que lo hippos le puedo mencionar el caso de Villa Adelaida, de Commsa, de Cardique. No sé si la solución sea el sacrificio de un numero de hippos para asegurar la sostenibilidad a largo plazo de la población. Es la solución que usan en los parques de Africa, donde saben de esas cosas. Reubicarlos suena bien para la galeria pero no es solución. Dentro de 5 años no serán 20 los hippos sino 40. ¿Donde los van a meter? Lo que si es claro es que no hacer nada es la peor de las soluciones posibles

Lun, 2009-07-13 18:35

De acuerdo. Lo primero es reconocer que los que no sabemos de eso, peus no savbemos; lo segundo, buscar y escuchar argumentos de todos los lados y, ahí sí, tomar una posición. Lo emotivo igual va a estar presente, eso sí, pero idealmente va a estar tamizado por la información.

Pero lo más importante, como dice Andrés Felipe, es que el hipopótamo es tan grande que no nos deja ver nada más. Como la muerte de Micahel Jackson (que, por horas, logró despbancar a la ahora ignorada muerte de Farrah Fawcett).

Y mientras tanto, el mundo sigue girando...

Lun, 2009-07-13 22:41

asi es, buen punto.

Lun, 2009-07-13 17:33

Lo de los hipopotamos tambien nos incumbe. Sin olvidar los escandalos del gobierno, no podemos dejar de condenar el asesinato del pobre animal. Verguenza de sociedad, que mientras el resto del mundo trata desesperadamente de salvar la naturaleza, en Colombia donde arregalmos todo a bala, lo unico que se nos ocurre es quitarlo del medio con el concurso de un batallon del ejercito...

Lun, 2009-07-13 22:38

Pues claro que nos incumbe, pero no tanto como para lograr desviar la atencion del escandalo de las notarias, que fue lo que precisamente logro.

Lun, 2009-07-13 18:06

La idea del blog no era un debate ambiental sino una reflexión sobre el proceso de las políticas públicas en Colombia. El problema desde mi punto de vista es que de todas las alternativas posibles, incluído el sacrificio supervisado de parte de la población excedente de animales, vamos a acabar escogiendo la que en este caso es la peor de todas: no hacer nada.

Esta alternativa, por supuesto, siempre es una opción. Pero cuando se toma debe ser por las razones correctas y no por consideraciones políticas, emotivas o mediaticas superficiales y de momento.

Lun, 2009-07-13 14:33

Esta es la otra cara del estado de opinión. Creado el monstruo, hay que vivir con él. La misma gente que vota por Uribe porque salió en Gran Hermano, va a indignarse porque mataron a un animal que se ve muy tierno en las fotos.

La opinión está pensando en que los hipopótamos son bonitos, exóticos, y los locales los aprecian, pero podría también preguntarse si lo que cuesta matar a unos hipopótamos (sospecho que no sale gratis) vale la pena gastarlo en conjurar una amenaza que probablemente pueda matar cien veces menos colombianos que las culebras venenosas. Recordemos que, por otro lado, el laboratorio nacional donde hacían el suero antiofídico fue cerrado porque no estaba dando suficientes ganancias para tapar otros huecos de presupuesto. Sería bueno que alguien contara cuántas personas han muerto gracias a esa medida; sospecho que el número es mayor al de víctimas de hipopótamos en toda áfrica.

Pero es más chévere echar bala, claro.

Lun, 2009-07-13 18:17

En el mundo de verdad y no en el mundo mágico de Disney los hipopótamos fuera de habitat presentan un problema ambiental de verdad que requiere soluciones de verdad. En la película Madagascar los micos reparan un avión y salen volando la jirafa, el león y el hipopótamo de vuelta a casa. En la vida real esas cosas no pasan, pero vaya uno y le explica eso a todos los oyentes indignados -y a Daniel Samper- que reclamaban justicia con los hipopótamos.

Cómo la opinión pública (y esto no es un problema de uribismo o no)no parece entender la complejidad del problema ni hay nadie que tenga el valor civil de explicarlo entonces vamos a acabar tomando la peor decisión: no hacer nada. Y los hipopótamos ahí.

Mié, 2009-07-15 07:34

Gracias por contestar que la opinión farandulera no se la inventó el uribismo (yo estoy de acuerdo en que no fue así. Creo que más bien fue al revés, y al uribismo se lo inventó la opinión hueca y desinformada).

Lástima que en vez de contestar lo demás quiso hablar de Disney, repitiendo más o menos mi argumento sin la parte central, que es la cuantificación del riesgo y el costo.

También se le pasó el hecho de que el desinterés del ministro a problemas más grandes pero menos visibles lo pone más o menos del mismo lado que muchos de sus críticos: el lado de los payasos mediáticos.

Lun, 2009-07-13 11:32

Creo que el asunto de los hipopotamos logro distraer a la opinion publica de los verdaderos temas que se deberian estar debatiendo: el escandalo de las notarias, el revivir de 'la gata' en la costa, etc.

Lun, 2009-07-13 18:23

De acuerdo. Esto es un tema muy menor, casi sin importancia que debe ser decidido por técnicos en el manejo de sistemas ambientales sostenibles. Es más, estoy seguro que la decisión de sacrificar los animales no fue improvisada.

Cuando le meten emociones, política y chivas mediáticas a los temas pasa lo que pasó. Pésimas decisiones, o más bien, un reverzaso de lo que quizá fue la decisión técnica.

Añadir nuevo comentario