Menú principal

Sábado Junio 12, 2021

La Dimensión Desconocida

El Congreso de la República es la institución más poderosa y más incomprendida del país. Tal vez porque las leyes son como las salchichas, es mejor no saber cómo se hacen. Este blog busca meternos en la fábrica de salchichas

Abogado de la Universidad de los Andes, Master in Business Administration del Instituto Panamericano de Dirección de Empresas (IPADE), México D.F., Master en Políticas Públicas de la Universidad de Georgetown, Washington D.C.

Se ha desempeñado en diversos cargos del sector privado y público, tales como consultor en la oficina de Fernando Londoño Hoyos Abogados Asociados, Viceministro de Defensa Nacional, Cónsul General de Colombia en México D.F., asesor en asuntos gubernamentales de la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo. Así mismo es socio fundador de la firma Urdaneta & Vélez Abogados.

Luis Guillermo Vélez Cabrera se desempeñó como Superintendente de Sociedades entre 2010-2014

Igualmente, ha sido Presidente de la Asociación Colombiana de Importadores de Licores y Vinos (ACODIL) y miembro de numerosas juntas directivas de importantes empresas del sector público y privado.

Dentro de sus publicaciones se destaca: “Los objetivos de las normas antimonopolísticas: Planteamientos para un Debate”, Revista de Derecho Privado, Universidad de los Andes (1992).

Twitter del autor

Hilos temáticos:

El problema de los referendos es que siempre suenan buenos pero nunca lo son. Ese digamos, es su sello de calidad: prometer mucho más de lo que se pueden entregar.
 
El primero aprobado fue el de prisión perpetua a quien mate, viole, secuestre, lesione gravemente o explote sexualmente a un menor de 14 años. ¿Suena bien, no? El que toque a un niño que lo encierren y boten la llave. Pero no está bien porque pone patas arriba la estructura del sistema penal.
 
De ser aprobado este referendo sería más grave en Colombia cercenarle un brazo a un menor que matar a 27  campesinos a pedradas, como hicieron los paras en Chengue. El primer delito podría tener cadena perpetua y el segundo 40 años de prisión. ¿Absurdo, verdad? Es cierto que el Código Penal de Gómez Méndez, actualmente vigente, resultó particularmente laxo en materia de penas pero la forma de corregir este error no es a punta de machetazos jurídico-populistas sino de una reforma comprehensiva del sistema penal, incluyendo si se quiere la cadena perpetua.
 
El segundo referendo ya todos lo conocen. Es el referendo zombie, el muerto viviente que se resiste a dejarnos en paz. Sobre este inconveniente ejercicio reeleccionista no me voy a explayar por que los opositores de Uribe tienen más bilis y más ganas de darle palo al presidente que yo. Si quieren les recomiendo a Coronel, a Ramiro Bejarano y a Carlos Castillo.
 
El del agua me fascina porque es un ejemplo extraordinario de todo lo malo que puede llegar a ser un referendo. Obviamente promete mucho: derecho al agua para todos, ¿qué mejor que eso?
 
La iniciativa reforma cinco artículos de la constitución. Cinco. El primero convierte al agua en un bien común y público. No suena mal, pero el segundo resuelve que todos los colombianos debemos tener acceso al líquido como un “derecho humano fundamental”, que tampoco está mal, pero adiciona “con equidad de género”. ¿Qué diablos tiene que ver la equidad de género con esto? Si ya todos tenemos derecho para que empezar con distinciones inútiles. ¿Por qué no incluyen entonces a los travestis, a los homosexuales y los transgeneristas? El tercer artículo reformatorio es aún peor. Nacionaliza el agua “en todas sus formas”. Ojo por que la Dasani que se está tomando en este momento puede llegar a ser  un bien fiscal y la Contraloría lo puede llamar a rendir cuentas. Y que pasa con nosotros, que somos 80% agua, ¿también quedamos nacionalizados en un proporción igual?
 
Ese mismo artículo garantiza el “valor cultural del agua como elemento sagrado en la cosmovisión de los grupos étnicos”. Vaya, vaya, y yo que pensaba que nuestra constitución era laica. ¿Por qué entonces no le garantizamos el derecho a la Diócesis de Bogotá para que construya un centro comercial en el Seminario Mayor o a las sectas evangélicas para que hablen en lenguas por altoparlantes a las dos de la mañana?
 
El cuarto artículo se contradice con los otros tres por que le otorga a las “comunidades que tradicionalmente” habitan los “ecosistemas esenciales para el ciclo del agua” un derecho superior sobre el recurso o sea que todos -incluyendo todos los géneros y todas las orientaciones sexuales- no tenemos un derecho igual sobre el agua sino que habrá unos más iguales que otros; lo cual según esto me dará a mí más de derecho que ustedes sobre el caño de la 127 que queda al lado de mi casa.
 
El último es la tapa. Nos condena para la eternidad a tener que padecer un servicio de acueducto y alcantarillado prestado por el Estado o por las “comunidades organizadas”. ¿No entiendo porqué? Lo que debe importar es que el servicio sea de calidad a un costo razonable, no quien lo presta. Sí me preocupa en cambio eso de las “comunidades organizadas”, porque ya sabemos cómo las “comunidades organizadas” de Arauca y Casanare manejan los billones de pesos de las regalías.
 
Fatal esto de los referendos y en esta materia, por lo menos, Miguel Antonio Caro si tenía toda la razón.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2009-08-25 03:37

Estoy de acuerdo en que los referendos son una herramienta que esta siendo utilizada para cuanta vaina rara se le ocurra a los presidentes, congresistas y a nuestra bendita sociedad civil. Legitimar todo a traves de los votos del soberano pueblo es erróneo (por no decir otra palabra), para eso elegimos representantes cada cuatro anios. Ademas la Constitución provee herramientas para que las decisiones de nuestros congresistas y diputados sean controladas y se ajusten a la ley.
Por dios no estamos en Suiza, todavía somos un pueblo bien pueblo, aunque algunos académicos ponderen los avances de Colombia en la consolidación de un Estado de Derecho. Es terrible pensar que el chiquitin la este embarrando y tapando con el dedo menique del pie lo que tanto nos ha costado construir.

Sáb, 2009-08-22 10:14

Hombre, don luis Guillermo, pero esas son las maravillas de la incierta constitución de 1991 y del Estado de Opinión.

Sáb, 2009-08-22 12:45

Entiendo Juanes que el comentario es irónico. Lo único que uno le debería pedir a una Constitución es que sea cierta. O sea que las reglas de juego de la sociedad estén claras, se apliquen a todos y que no se vayan cambiando todo el tiempo.

Mié, 2009-08-26 12:41

En efecto, irónico. Y de acurdo, eso se aplica ara las constituciones y todo el ordenamiento jurídico (incluyendo la jurisprudencia, por cierto).

Vie, 2009-08-21 18:59

Comparto casi que el todo de su opinión, lo único es que a pesar de los errores expuestos en cuanto al referendo del agua no pueden ser motivo de olvidar la trascendencia que tiene dicho tema, y que realmente si es necesario avanzar legilativa y constitucionalmente en el trato de dicho recurso, porque a pesar de los errores del referendo, si tenemos que construir mecanismos de protección y garantía frente al H2o.

Lo interesante de estos Blogs está en generar un ambiente sano y una cultura de debate, para que no se conviertan en los comentarios de los lectores del Espectador, el Tiempo, etc. Así que le propongo, que como hizo unos test sobre fachos y mamertos, invite en un siguiente post, a que los que se sinitieron identificados con alguna de esas obsoletas calificaciones, debatan sanamente sus puntos, para que se den cuenta que ni tan diferentes son.

Sáb, 2009-08-22 12:42

Bienvenidos. Yo no es que conozca en detalle la problemática del agua en Colombia, pero en general creo que los mecanismos de mercado son la forma más eficiente de asegurar el uso sostenible de los recursos de biodiversidad. Este referendo acaba de tajo con esta posibilidad y nos condena a la estatización, generando de paso unos privilegios sobre el recurso para unas pequeñísimas minorías.

Si alguién conoce alguno de los promotores de esta iniciativa sería bueno invitarlos a debatir en este blog. Lo único es que pido es que sea un debate de ideas y no de clichés. Si pudieran evitar palabras como "neoliberal", "privatizador", "transnacional explotadora" e "imperialismo" sería magnífico.

Mar, 2009-08-25 15:42

Me encantan estas sugerencias. Deberian aplicarse a todos los debates. Podriamos agregar "mamerto", "furibista" y otros cuantos demonios a esta lista.

Vie, 2009-08-21 13:11

Lo que realmente da lástima es que del único referendo de que se habla es del segundo... Los otros dos - por mal formulados que esteen - podian aprovecharse para recoger unas indicaciones políticas (endurecer las penas, no privatizar el agua), que despues el COngreso se encargaría de harmonizar con el corpus de las leyes existentes... Pero - que pena - se me olvidó que si la política non es seria, ninguno de sus instrumentos lo es....

Vie, 2009-08-21 04:57

Solo un comentario... creo que la utilizacion del verbo en el segundo parrafo.. "lo encierren y voten la llave" quedaria mejor si se usa la version no electoral del verbo: "Botar" =)

Vie, 2009-08-21 07:44

Omar muchas gracias por la corrección.

Jue, 2009-08-20 23:39

Para los malos referendos esta el contrapeso del juicioso y ponderado analisis que le hace el Congreso de la Republica que lo puede aprobar o improbar. Y esperemos a ver que dice la Corte sobre la posibilidad incluso de modifcar el texto objeto de las firmas.

Añadir nuevo comentario