Menú principal

Jueves Noviembre 26, 2020

Suarezterapia

Este blog es un recorrido por los pasillos del poder.

Seguir en twitter a @carlossuarezr

Soy abogado de la Universidad Externado de Colombia. Con Posgrados en derecho Constitucional y Penal Especial de la Universidad de Salamanca. Especializado en Gerencia Pública y Control Fiscal de la Universidad del Rosario. He litigado en defensas penales y fui asesor en procesos de la ley de Justicia y Paz. Soy consumidor apasionado y estudioso de los medios de comunicación y su dinámica. Asesoro el manejo de estrategias jurídicas en procesos sensibles ante la opinión pública y participo en el diseño y ejecución de programas y planes para candidatos y aspirantes a ocupar cargos públicos.

Twitter del autor

@carlossuarezr

Hilos temáticos:

La condena por la muerte de tres motociclistas es un modelo de justicia restaurativa.

La reconciliación y la reparación logradas en este proceso demuestran que no siempre la pena carcelaria es la mejor manera de culminar una acusación penal.

Desde julio del año pasado vimos en los noticieros y leímos en la gran prensa una de esas historias que son perfectas para generar raiting: Juan Carlos Varela Bellini -a quien los medios calificaron desde un principio como un joven adinerado-, presuntamente bajo los efectos del alcohol, conduciendo su automóvil ultimo modelo, arrolló a una caravana de motociclistas cuando salía de un exclusivo club en las afueras de Bogotá causando la muerte a tres personas.

El tema se volvía mas atractivo como historia en la medida que se dieron a conocer detalles de la vida personal del imputado, quien resultó ser un exitoso profesional, integrante de una importante familia Vallecaucana, mientras que los motociclistas fallecidos y sus familias son personas de origen humilde. La exposición mediática polarizó a la opinión que empezó a ver el caso como un enfrentamiento entre el poderoso y los débiles. La vendedora historia de David  contra Goliath.

Por supuesto, además del análisis meramente mediático, este es el típico proceso en el que la justicia se enfrenta a la disyuntiva de lograr el justo equilibrio entre la tensión generada en la pugna de los derechos y el dolor de las víctimas y la calificación de si la conducta del autor fue realizada con dolo (intencionalmente) o con culpa (de manera accidental).  En términos prácticos, el dolo implica mayor pena y la culpa determina un grado de benevolencia en el tratamiento punitivo al autor de la conducta delictiva.

En medio de la exposición mediática, el joven Varela fue imputado por el delito de homicidio agravado con dolo eventual y los jueces de garantías decidieron imponerle medida de aseguramiento y enviarlo a la cárcel modelo.

En ese momento, con la opinión pública expectante, se reprochó al imputado no solo la muerte de las tres personas sino que fue acusado de haberlas causado bajo los efectos del alcohol, pese a que nunca se le practicó la prueba de alcoholemia.

Tampoco se valoró que el imputado se presentó voluntariamente ante las autoridades para responder por sus actos. La decisión de los jueces de garantías fue la de encerrarlo con los delincuentes mas peligrosos como medida para asegurar su comparecencia al proceso.

Durante el desarrollo de la investigación, los representantes del acusado y de las víctimas mostraron disposición de abordar el conflicto en las justas proporciones del mismo, y buscaron a través de los mecanismos que otorga el código penal, acuerdos y acercamientos en pos de lograr restablecer los derechos de los afectados.

El hecho, si bien hace parte de aquellos considerados como delito (la muerte de unas personas y la lesión de otras), era muy difícil de calificar como doloso porque nunca hubo prueba de alcoholemía practicada en la persona de Varela Bellini y en consecuencia, el dolo eventual podría desaparecer en un eventual juicio. A esto se agregaba que, en cambio si hubo valoración a los cuerpos de los fallecidos y al parecer, allí se encontraron rastros de alcohol.

Sin embargo, lo que vale la pena resaltar en este proceso es que; tanto los familiares sobrevivientes de las víctimas fatales, que en este caso eran los verdaderos damnificados, como la defensa del señor Varela y de manera muy importante, el Fiscal del caso, lograron acercar las voluntades y los espíritus de los involucrados para buscar un acuerdo que llevara a resolver el conflicto antes de llegar a un largo, desgastante e incierto juicio.

No era una labor fácil, en medio de una controversia en la que se discutían hechos tan trágicos y dolorosos para los familiares sobrevivientes como la muerte de tres personas y las lesiones de otras, llegar a un acuerdo que mas allá de lo económico, pudiera ser reparador desde el punto de vista humano según lo que busca la justicia restaurativa.

Sin embargo, en este caso se pudo palpar la reconciliación y se llegó a sentir el verdadero arrepentimiento de quien causó el daño, correspondido con el sincero perdón de las víctimas; eso pudo constatarse en la solidaridad que ellas mostraron hacia Varela cuando llegó el momento de definirse su condena.

Esa fue la sensación que se vivió en los pasillos de los juzgados de Paloquemao en el momento en que se desarrollaba la audiencia de legalización del acuerdo, en donde lo mas comentado por quienes allí estaban, fue el hecho de que quienes mas insistieron ante la juez 30 del circuito para que avalara el acuerdo al que habían llegado, fueron precisamente las víctimas.

Fueron ellas quienes lograron convencer a la jueza para que aceptara la calificación del delito como culposo, con la consecuente rebaja de pena en favor de quien en el accidente le quitó la vida a sus familiares. Juan Carlos Varela en el transcurso de las conversaciones se supo ganar el perdón de los dolientes mostrando verdadero arrepentimiento y voluntad de resarcir el daño causado, mas allá de la reparación económica acordada.

Finalmente 18 víctimas fueron reparadas a satisfacción, tanto que gracias a sus ruegos ante la justicia, Juan Carlos Varela podrá pagar los cinco años y nueve meses de condena en prisión domiciliaria.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2013-07-14 23:30

Sr. Suarez, que opinion le merece el reciente deceso de las dos jovenes ingenieras causado por el joven Fabio Andres Salamanca (en alto grado de alicoramiento)?, cree ud. que al igual que en el caso Varela Bellini, se debe aplicar la maxima de la justicia restaurativa, que implicitamente reza: "mata que papi paga"???

Mié, 2013-02-06 21:40

Por favor Sr. Suarezterapia, corrijame si me equivoco: en Colombia, la consecuencia legal por causar la muerte de una o mas personas estando uno en estado de embriaguez, puede llegar a ser una condena de hasta 35 años en la carcel. Pero si se tiene los medios economicos (si y solo si) suficientes para reparar economicamente a las victimas, entonces en ese caso se hace merecedor de una rebaja sustancial de la pena, en este caso aproximadamente del 85 % y ademas se adquiere el beneficio de la casa por carcel???

Mié, 2013-02-06 15:23

Acabo de leer su columna y me parece parcializada, osea, dice que los familiares de la victimas olvidaron su dolor a cambio de plata, es verdad?
nada me sorprende en este paìs donde acaban de matar a un patrullero y su misma institución se enredó en medio de tantas mentiras que han dicho, esperemos que dice la familia del patrullero.

Mié, 2013-02-06 09:45

Una pequeña reflexión:
Me pregunto si se puede llegar a un mismo acuerdo cuando el culpable no tiene los medios económicos para "reparar" a las víctimas ¿Estamos entrando a una justicia dependiente de los medios económicos de los culpables?
Quien tiene plata puede llegar a un acuerdo con las víctimas y rebajar su pena. Quien no tiene los recursos ¿Podría encontrar un acuerdo?
¿La condena depende del delito cometido o de los medios económicos del culpable?

Lun, 2013-02-04 10:01

Carlos, tu comentario debe invitar a la reflexión puntual del objeto del proceso penal en Colombia. Es de venganza? o es de solución de conflictos. Creo que la modificación que introdujo el acto legislativo fué justo buscar la solucíón de conflictos entre particulares, entre víctimas y victimarios a través de diversas salidas alternas que aún no se han explorado en detalle.
De hecho si bien en este caso la reparación económica es fundamental, no puede perderse de vista que existe otras formas de reparación simbólica, individuales y colectivas en las que tiene que necesariamente trabajar esta sociedad.
La venganza social por encima del interés de la verdadera víctima no puede desnaturalizar figuras como la conciliación, la mediación y la cantidad de figuras por crearse, diseñarse, idearse en el marco de justicia restaurativa.

Lun, 2013-02-04 10:30

Hola Constanza.
Evidentemente hay mucho por avanzar en este sentido. Leyendo algunos de los comentarios se palpa una visión del colectivo que, en aparente mayoría, se manifiesta en contra de lo que las propias víctimas aceptaron y vivieron durante el desarrollo del proceso.

Esto nos debe llevar a una reflexión profunda respecto del modelo de justicia y el por qué de su ambigüedad en compenetrarse con el colectivo? En gran parte, la explicación se encuentra en una sociedad hastiada que repudia la impunidad reinante en nuestro sistema y que se encuentra mayoritariamente inclinada a pedir una justicia de vindicta por encima de otros mecanismos.

La pregunta es: cómo acercar al conglomerado para que se compenetre con las nuevas instituciones jurídicas creadas legislativamente pero que no se entronizan en el colectivo? Con certeza la principal respuesta es acabar con la impunidad.

Gracias por tu comentario y bienvenida a la Suarezterapia.

Sáb, 2013-02-02 01:52

Me parece muy desafortunado su análisis, puesto que ud. opina, como si fuera el abogado del señor Varela Bellini, en algunos momentos hace ver como si este señor, que arrebato la vida de tres seres humanos, fuera victima de un complot de los medios de comunicación y de todas las personas que pedimos que la justicia no sea mas complaciente con las persona que tienen que con las que no tienen recursos económicos suficientes, para pagar abogados influyentes y bien relacionados, asi como para pagar sus delitos con dinero, lo cual pone en seria desventaja a los menos afortunados, y creo que se esta sentando un terrible precedente, que implica que si tengo dinero la justicia me tratara con benevolencia, por lo tanto no temo actuar por fuera de la ley!!!!

Vie, 2013-02-01 14:44

Acaban de condenar 44 años a un asesino ladron de celulares,me pregunto si este señor tuviese dinero pára reparar a las victimas seria el mismo analisis Don Carlos?,y no es que las muertes sean diferentes o los moviles etc ,asi sea culposo o doloso,con premeditacion o no, la escencia esta en que hay muertos de pormedio y en el caso bellini ademas hubo dinero,asi de sencillo.Castigar el delito como tal no puede condicionarse a la reparacion economica,la jusiticia esta en la obligacion da aplicar las penas correspomindientes en el juzgamniento penal,otra es la reparacion civil,por algo son diferentes,aca se conjugaron los dos conceptos ademas del dolor y hasta las necesidades de las victimas y ante todo el dinero del victimario para emitir una sentencia lejos de la obligacion inicialmente establecida por las leyes para estos casos.

Vie, 2013-02-01 13:05

mmm... Espero que suárezterapia no sea sinónimo de tendencioterapia. Es fácil demonizar a los medios y hablar de "explosión mediática" en caso tan flagrante. Si no hubiera sido por la presión de los medios, el señor Varela, (cuya "prestante familia" es la dueña de Jabón Varela), no se habría entregado "voluntariamente", sino que habría prosperado la misteriosa vía por la cual no se le practicó la prueba de alcoholemia y no fue detenido por los policías que atendieron el caso sino que se pudo ir tranquilamente para su casa después de preguntarle a los deudos que cuánta plata querían por los muertos: actitud que en últimas prosperó en la conciliación. Y como en su universo probatorio no existe sino aquello que se pueda demostrar en los estrados, (p ej si Varela estaba o no en grado 3 de alcoholemia), le voy aclarando que me baso en las declaraciones recogidas por los reporteros, que para los abogados son rumores infundados o valiosos testimonios, según su conveniencia.

Vie, 2013-02-01 13:18

Hola Karmavega. Mi posición frente a los medios es completamente diferente a lo que usted plantea. Todo lo contrario, creo que su papel es fundamental en el control social y su importancia es mayúscula como soporte a la justicia, en un País como el nuestro, en el que es tan débil hasta el punto de tener unos índices inaceptables de impunidad, que en mucho no es mayor gracias a la función de los medios.
Ya lo he manifestado en otra entrada, como en la que me referí al caso Colmenares: http://www.lasillavacia.com/elblogueo/carsuaus/40872/primera-condena-en-...

Vie, 2013-02-01 13:06

ah Carlos Cortés, qué te hiciste...

Vie, 2013-02-01 09:46

Quisiera poder creer en la buena voluntad de estas "víctimas".. pero eso es tan fácil como "les doy 1200m, pero solo si me dan la casa por cárcel" o algo muy similar :) Es como dice Krusty "de ke vale el respeto sin la pasta ke lo sustenta"

Vie, 2013-02-01 10:40

Hola legion1978, considero que evidentemente es importante el factor dinero dentro de la conciliación. Sin embargo, si se considera que en total fueron 18 víctimas, la suma que se pactó no es en realidad relevante individualmente considerada y mas allá de eso, en el transcurso del proceso hubo otros gestos de reconciliación; por ejemplo, la ayuda a integrar en el circuito laboral a algunos familiares de los fallecidos, el perdón solicitado por el autor, etc.

Vie, 2013-02-01 11:00

De acuerdo, faltan detalles... pero plata es plata :) Con todos esos casos ke uno ve a diario usualmente se nota alguna clase de beneficio directamente proporcional al factor dinero. Casas por cárcel, penas ridículas, celdas convertidas en oficinas o el extremo opuesto. En cualquier caso debe haber una reforma sustancial y REAL del sistema de justicia.. y no me refiero a algún artículo o enmienda. Aca esto está tan podrido ke un alcalde puede aspirar, ser elegido y posesionarse *estando preso*.. y si uno tiene plata, no debería preocuparse por mucho :)

Vie, 2013-02-01 10:18

el dinero no lo es todo en la vida pero sin el uno no es nada....esa es la regla a secas, ahorita las familias de los difuntos en su dolor quisieran la pena capital y están en su derecho, aquí si llegase a operar la justicia tendría una condena de 40 años pagados con 15 dadas las promociones de mitad y final de año y a el le dado el caso le tocaría afrontar su realidad, en unos años ya cuando la espuma desaparezca y el olvido haga lo propio muy seguramente los deudos internamente se lamentaran de no haber recivido dicha indemnización pues a pesar de la condena los difuntos seran por siempre difuntos luego despues del ojo afuera buena es indemnizacion

Vie, 2013-02-01 10:43

Hola mamo54. Muy práctico su análisis. Sin embargo, en términos de justicia restaurativa, no podemos olvidar nunca otros aspectos como son la verdad, la justicia, la reconciliación, el ejemplo a la sociedad, la garantía de no repetición, etc. Como usted mismo lo dice, el dinero no lo es todo.

Vie, 2013-02-01 08:24

A mi me parece que esta columna plantea perfectamente la visión del autor y muchos abogados sobre el derecho, si tiene plata pague con plata, sino, pague con cárcel:
http://www.vanguardia.com/actualidad/colombia/194061-44-anos-de-carcel-p...

Vie, 2013-02-01 08:49

Hola Mayckol, no es eso lo que pienso sobre la aplicación de justicia y mucho menos cuando de justicia restaurativa se trata, no es solamente el dinero el factor determinante para establecer posibilidades de reparación.
Son igual de importantes los factores de verdad, de justicia, de reconciliación, las garantías de no repetición, etc. Darle una mirada solamente desde el punto de vista económico es una visión muy reducida del tema.
En cuanto a la noticia del link, considero que no existe punto de comparación entre los casos de quien en un accidente causa sin querer la muerte a unas personas con aquel en que una persona de manera consciente, voluntaria y con toda la intención de hacerlo, asesina a otra para robarle un celular.
Gracias.

Dom, 2013-02-03 17:40

Causa accidente sin querer: exceso de velocidad, consumo de alcohol, bueno eso NO se probó (se deberían hacer siempre esas pruebas, pero bueno).
En el caso de nuestro asesino con 44 años de carcel más peligroso que el que mató a Rosa Cely. No sé si confesó (verdad, aunque en los mediós dicen que es "confeso asesino"), no sé si pidió perdón o mostró arrepentimiento (¿eso como se mide?) ¿Cómo se repara la muerte de alguien?, sin usar dinaro claro.
Con toda seguridad es más peligroso para los ciudadanos comúnes ese ladrón condenado a 44 años a la Universidad del Ampa que es una cárcel.
Por último, porque se le cree a Valera lo que dice y no al ladrón que asesina a "una persona que tenía una posición destacada" por robarle el celular. Yo lo veo como los Universitarios muertos en Córdoba, a los de mayor estrato mayor recompensa.
En lo que a justicia se refiere hay clientes clase Gold Premium, Platinum, VIP, en fin.
Te pregunto Suarez, si Valera no tuviera dinero ¿Qué sería lo "justo"?

Vie, 2013-02-01 08:54

Hola Pazybiencali, ese es el debate, en mi concepto, si aplica en este caso.
En lo que no estoy de acuerdo con usted es en la aplicación exclusiva de la justicia restaurativa a delitos menores. De hecho, la base de la justicia transicional a nivel internacional para la culminación de grandes conflictos en donde están envueltos graves crímenes, incluso de lesa humanidad, son la justicia, la verdad, la reconciliación, la reparación, la garantía de no repetición, etc; en fin, todos los elementos que hacen parte del mismo concepto de justicia restaurativa.
Gracias.

Jue, 2013-01-31 19:49

Que pena pero se nota que quien escribe el articulo es amigo o defensor de oficio del señor, se confirma en Colombia la justicia es para los de ruana, parecido a lo que va a ocurrir con el caso Colmenares los millonarios tapan sus delitos con plata

Jue, 2013-01-31 20:23

Hola jhenao, quiero decirle que no soy ni amigo ni defensor del señor, soy simplemente un analista. En cuanto al caso Colmenares, lo invito a leer la entrada en la que fijé mi posición al respecto: http://www.lasillavacia.com/elblogueo/carsuaus/40872/primera-condena-en-...

Jue, 2013-01-31 12:54

Hola MAG. La fuente de la afirmación soy yo, he estado siguiendo el caso de cerca y es lo que pude percibir. Y claro, estoy de acuerdo con usted en que valdría la pena conocer otros casos, mas aún, ojalá que existieran muchos otros. Sin embargo, hemos podido experimentarlo en varios procesos de justicia y paz. En algunos de ellos he podido ser testigo de reconciliación entre víctimas y victimarios sin que medien indemnizaciones millonarias, lo cual no es lo deseable pero mas allá de eso, ha habido perdón. Lastimosamente, los casos han sido aislados y en la última etapa de ese proceso, la presencia mediática ha sido mínima, por lo tanto, se ha disminuido el impacto que pueda estar teniendo la justicia restaurativa en Colombia.

Mié, 2013-01-30 21:04

que esa noche se le práctico un exámen de sangre, no una prueba de alcoholemia, que reveló grado dos de embriaguez.

"A esto se agregaba que, en cambio si hubo valoración a los cuerpos de los fallecidos y al parecer, allí se encontraron rastros de alcohol". Por procesos químicos que se producen tras la muerte es fácil hallar rastros de alcohol en cualquier cadáver.

1200 millones de pesos y cinco años de casa por carcel que seguramente serán reducidos solo me confirman lo que decía Quevedo: "Poderoso caballero es Don Dinero".

Mié, 2013-01-30 20:45

Varios comentarios: "Juan Carlos Varela Bellini -a quien los medios calificaron desde un principio como un joven adinerado-, presuntamente bajo los efectos del alcohol, conduciendo su automóvil ultimo modelo, arrolló a una caravana de motociclistas cuando salía de un exclusivo club en las afueras de Bogotá causando la muerte a tres personas". ¿Que calificativo entonces debe usar la prensa para referirse a una persona proveniente de una millonaria familia, corredor de bolsa, que manejaba un Mercedes Benz C180 de 70 millones de pesos?

"En ese momento, con la opinión pública expectante, se reprochó al imputado no solo la muerte de las tres personas sino que fue acusado de haberlas causado bajo los efectos del alcohol, pese a que nunca se le practicó la prueba de alcoholemia". Nunca se le practicó porque el imputado se negó a hacerse la prueba asesorado sin duda por sus abogados y aprovechandose de los resquicios de la norma. Sin embargo en la prensa se publicó ....

Páginas

Añadir nuevo comentario