Menú principal

Domingo Octubre 25, 2020

Hace unas semanas el congreso aprobó el Presupuesto General de la Nación (PGN) para 2012 por un total de 165,3 billones de pesos. Estos son diez puntos clave del presupuesto del año entrante.

1. Pocas novedades. Se mantendrá la estructura rígida de asignación presupuestal a sectores como defensa y el pago de la deuda, independientemente otros sectores que requieren atención, como la educación (específicamente las universidades públicas y el Sena) y la salud. A deuda y gastos en seguridad interna se destinará más del 45% del presupuesto. Con relación al rubro de Servicio de la deuda, 50,6% se dirige al pago de amortizaciones y el 49,3% se dirigen a cancelar los intereses de la deuda.

2. Poca protección. El presupuesto no contempla los efectos de una posible segunda crisis financiera mundial en 2012, y tampoco ningún mecanismo de protección para los sectores afectados por la aprobación del TLC -específicamente sectores de la agricultura y la industria.

3. Un presupuesto centralista. Se estima que el déficit del sector público no financiero pase de $20,1 billones a $14,7 billones entre el 2011 al 2012, reducción que será trasladada a las cuentas de los entes territoriales, aunque se mantiene un déficit del gobierno central sobre los $23 billones. Así, la fuente principal del sector descentralizado de donde se quiere obtener este ahorro para suplir el déficit del gobierno central, son los gobiernos locales y regionales, que bajo la decisión de la disciplina fiscal y la sostenibilidad fiscal busca centralizar el gasto de los recursos, algo que se ha iniciado con las leyes 358 de 1997, 617 de 2000 y 819 de 2003.

4. Poco para las locomotoras. El presupuesto de inversión destinado a las locomotoras solamente alcanza a ser el 6,5% del total. Suponiendo un crecimiento del PIB del 5,5% en 2011 y del 4,5% en 2012, las locomotoras representan solamente el 1,7% del PIB estimado para 2012. El gran ausente de la inversión en locomotoras es el agro, que tienen la menor participación dentro del total de programas de inversión. Ausentes también son las locomotoras de la minería e innovación, cuya apuesta se realiza a las inversiones que en el área pueda realizar el sector privado. Surge entonces la pregunta por el seguimiento y control de esta locomotora que pueda tener el gobierno.

5. Poco para los hospitales. El país tiene urgencia de recursos para la red hospitalaria para pagos de cartera atrasada, que asciende a cerca de 3 billones de pesos que les adeudan gobernaciones, municipios y EPS. De acuerdo con la ponencia para segundo debate, se adicionan $57 mil millones que se suman a los $255 mil millones estimados en el presupuesto de inversión inicial. Esta cifra es poca si se compara con los cerca de $9 billones que se asignan al sector de protección social y de las actuales necesidades del sistema de la red pública hospitalaria, de los mismos hospitales universitarios. La solución que ha planteado el gobierno es que los hospitales mismos sigan generando su auto sostenimiento hagan alianzas con el sector privado para compartir gastos de operación La situación más crítica la enfrentan las regiones y municipios más apartados.

6. La partida para la ley de víctimas. La aplicación de la ley de víctimas requerirá recursos durante 10 años. Esto significa anualmente una partida presupuestal de entre 2 y 3 billones de pesos: máximo 30 billones de pesos en total. Sin embargo, estos cálculos se contraponen a los estudios de la Comisión de Seguimiento a la Política Pública Sobre Desplazamiento Forzado, que ha estimado para el período 1980-2010 entre bienes y lucro cesante solo para población desplazada el costo de reparación es de 80 billones de pesos.

7. Atención a la ola invernal. La apropiación de los recursos en cerca de 1,3 billones para el próximo año, plantea la urgencia de agilizar las acciones en materia de gestión del riesgo, dados los atrasos en la ejecución de los recursos para la atención humanitaria durante el 2010. Según cifras de Colombia Humanitaria, hasta septiembre en promedio las entidades sólo habían ejecutado el 30% de las partidas de atención humanitaria para los damnificados de la ola invernal. Las obras de infraestructura asociadas a este desastre natural deberían iniciarse y ejecutarse durante la vigencia 2011-2012. Además queda en espera la enajenación de activos, para cumplir con los compromisos de inversión planteados en el Plan Nacional de Desarrollo para atender la Ola Invernal.

8. La privatización. Segun el mensaje presidencial, “en lo que respecta a la enajenación de activos, en el presupuesto se aforan $5,1 billones teniendo en cuenta la política de enajenación de las participaciones accionarias de la nación, dentro de la que se contempla la venta de una parte de la participación de la nación en Ecopetrol”. El proyecto de ley que se encuentra en proceso de trámite en el senado, sobre la venta de parte de las acciones de ECOPETROL, se agilizará su aprobación por parte del congreso en lo que resta del año y parte del primer semestre de 2012. Estos recursos obtenidos de esta venta de acciones, serán para financiar la mega obras que realizará el Fondo de Adaptación en los próximos años, fondo que por ahora solo tendrá un billón de pesos asignado para 2012, pero en 2013 si el gobierno logra una mayor privatización de Ecopetrol, ejecutaría como mínimo 7 billones de pesos.

9. Los beneficiados con las exenciones. Las exenciones y beneficios tributarios durante cada vigencia dejan algunas inquietudes. Persisten los sectores que logran los mayores beneficios tributarios, como el minero, los de servicio de transporte y comunicaciones, y el sector de electricidad, y gas. Para el 2012 se estima una cifra superior a los 9 billones de pesos por cuenta de los beneficios tributarios.

10. Las críticas. Como se publicó en medios de comunicación, buena parte de los recursos del estado que tiene destinado para gastar en inversión, durante el 2011 han permanecido quietos hasta el mes de septiembre. Es decir, la ejecución presupuestal se colgó y cinco sectores se encuentran en significativo retraso en ejecución: ambiente y vivienda ha gastado el 12% de su presupuesto, en específico los lentos desembolsos en el otorgamiento de subsidios para los más pobres. Comunicaciones ha logrado una ejecución del 13%. Hacienda tan sólo ha llegado a un nivel de ejecución del 15%. Transporte ha ejecutado el 23%. Y Defensa el 24%.

El consolidado total de los sectores que invierten durante esta vigencia fiscal no ha dado más de 33,8%. Si se compara la ejecución a septiembre durante los tres años anteriores, se puede afirmar que para el 2010 la proporción entre obligaciones y apropiaciones llego al 43%; y el promedio entre 2006-2010 fue de 43,7%. Esto genera problemas debido a los efectos sobre un el ritmo de crecimiento y de efecto expansivo sobre lo macro, siendo los sectores de mayor generación de empleo los que menos avanzan.

Hilos temáticos:
Tags: