Menú principal

Martes Marzo 31, 2020
Antanas Mockus ha participado en las dos últimas elecciones presidenciales ¿Volverá para el 2014?. Foto: La Silla Vacía

Antanas Mockus ha desaparecido del radar mediático pero no del político. En el último mes, directivos tanto del Partido Verde como de la Alianza Social Independiente (ASI) lo han invitado a volver a la arena política. Si lo hace, se convertiría en el candidato presidencial que simbolizaría el ideario de la Mesa de Negociación.

El viernes pasado, los miembros del Partido Verde Jorge Londoño, Carlos Andrés Amaya, Eduardo Garzón, John Sudarsky y Ángela María Robledo, quien organizó la reunión, estuvieron visitando a Mockus en su casa para invitarlo formalmente a volver al movimiento que fundó con Enrique Peñalosa, Sergio Fajardo, Lucho Garzón y los antiguos líderes del partido Opción Centro.

Y hace un mes, la ASI le envió una carta invitándolo a ser el candidato presidencial del partido que lo avaló para la Alcaldía.

“Necesitamos un presidente que no le reparta mermelada a los partidos y a los congresistas para poder hacer mayorías, que gobierne con los más capaces y bajo los más altos estándares de transparencia”, le dicen en su carta los de la ASI. “Es necesario que la sociedad vuelva a confiar en que lo público le pertenece, y está a su servicio, que la administración pública nacional es eficiente y cumple con los acuerdos que suscribe, y lo que es mejor, que las leyes que se aprueban, se cumplen.”

Según confirmó La Silla, tras reunirse con los directivos de ambos partidos, la respuesta de Mockus, muy a su estilo, fue no decir ni sí ni no.

“Como siempre fue poco contundente en su respuesta”, dijo uno de los parlamentarios verdes a La Silla.

A la ASI les dijo que lo “íba a pensar” y hasta hoy no les ha dicho nada.

 

El escenario posible
Aunque parlamentarios del Partido Verde le pidieron a Mockus que volviera al partido es improbable que esto suceda porque le tocaría someterse a una negociación con Antonio Navarro y Enrique Peñalosa quienes aspiran a ser candidatos presidenciales del partido.. Fotos: La Silla Vacía y Juan Pablo Pino

Personas que lo conocen creen que si vuelve a ser candidato lo más seguro es que lo haga con la ASI y no con los verdes.

La razón es que mientras en el Partido Verde tendría que entrar en arduas negociaciones con Navarro, con Peñalosa y con Carlos Ramón González, el líder de Opción Centro, en la ASI tendría luz verde para hacer la campaña como él quisiera pues el movimiento no consideraría a nadie más como candidato.

En su carta, Alonso Tobón, el presidente de la ASI insiste en el concepto de la “Revolución a la Transparencia y el Empoderamiento ciudadano”, pero de las escasas declaraciones públicas del exalcalde se infiere que si Mockus vuelve a hacer una campaña política su carta de presentación sería ser el candidato del posconflicto.

Su plan de gobierno, si acepta la oferta, muy probablemente sería la hoja de ruta que surja del proceso de transición que se pacte con la guerrilla, según contó una persona que conoce bien en qué está Mockus pero que no sabe si accederá a volver a la política. “Él está jugado es por el proceso de paz”, dijo.

La única desventaja de hacerlo por la ASI es que no tendría una lista al Senado –que siempre ayuda a impulsar un presidente- pues el movimiento solo iría por la circunscripción indígena, en la que nació. Eso le permitiría conservar su personería jurídica con solo 40 mil votos. En cambio, si llevan una lista al Senado que no esté integrada exclusivamente por indígenas, necesitarían unos 450 mil. Es decir, Mockus sería el candidato presidencial de un partido que máximo se quedaría con las dos curules indígenas en el Senado.

La Silla intentó hablar con Mockus pero está fuera del país.

El impacto
Después de despertar el fervor de toda una generación en el 2010, el regreso de Mockus a la campaña por la Alcaldía de Bogotá en el 2011, en alianza con Gina Parody, fue una segunda decepción. Foto: La Silla Vacía

Indudablemente, si el dos veces ex alcalde de Bogotá y dos veces candidato presidencial le da el sí a la ASI, su entrada en la contienda moverá el tablero político pues Mockus –el mago de los símbolos- es un experto en producir efectos.

Más, si como en este escenario, tiene vía libre del movimiento que lo avala para hacer una campaña a la medida de su inagotable imaginación. La pregunta es de qué magnitud sería el impacto, sobre todo teniendo en cuenta que esa capacidad fue clave en 2010 pero le falló completamente en 2006.

Por un lado, Mockus podría simbolizar la ilusión que todavía mantienen la mayoría de colombianos de que el Acuerdo con las Farc salga adelante. Él, además, a lo largo de su carrera política ha demostrado que es inchantajeable y que pone el interés público de primero, lo que inspiraría la confianza de los votantes de poder culminar un acuerdo con los guerrilleros.

Pero por otro lado, Mockus ya malgastó la ilusión de toda una generación que se montó en la Ola Verde para luego descubrir que el candidato en el que había confiado sus esperanzas no tenía un plan poselecciones. Que después de la pregunta retórica que hizo el día que perdió de “¿Ahora qué?” su respuesta “Ahora todo”, en realidad y muy rápido se convirtió en “Ahora nada”.

Y que cuando volvió a la política, esta vez como candidato a Alcaldía de Bogotá, no lo hizo para llegar a la meta final sino para discutir una alianza con Gustavo Petro y prácticamente al mismo tiempo, avalar a Gina Parody, aliarse con el locutor de radio William Vinasco y proponer una nueva vía en la política, que tampoco sobrevivió a la emoción electoral.

Su incursión en la campaña del 2011 no logró llevar a Parody a la Alcaldía pero sí dividió el voto verde y terminó dandole el triunfo a Gustavo Petro, quien al final nombró a su esposa Adriana Córdoba en la veeduría distrital.

Cuando Córdoba entró al gobierno distrital, mucha gente pensó que Mockus cerraba así su ciclo en la política. Pero al parecer esa puerta todavía no tiene llave.

De aquí a fines de febrero, cuando se cierran las inscripciones de candidatos presidenciales, se sabrá si habrá Mockus una vez más.

Perfiles relacionados: 
Antanas Mockus
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2013-10-19 09:05

y me falto decirle que quien dio la espalda fue Peñalosa al aceptar el apoyo de Uribe. Si Mockus se hubiese quedado a pesar de eso, se habría contradecido en todo lo que fue su campaña.

Vie, 2013-10-18 16:07

ojala y mockus se lance de nuevo como candidato a la presidencia, me parece un tipo muy correcto y a lo que ami respecta tiene todas las capacidades físicas y mentales para manejar este país, me parece una excelente alternativa para acabar con el clientelismo y estoy seguro de que gobernaría de la mano de las mentes mas brillantes de este país así como lo hizo con bogotá, no gobernaría con sus mejores amiguitos como se a visto tradicionalmente en la presidencia.

Vie, 2013-10-18 08:55

Ingreso de Mockus a contienda electoral en presidenciales de 2014 ayudaría a copamiento del espectro ideológico, el conservatismo que representan las ideas neoinstitucionales de este señor tendría mayor acogida que reencauche de generales o acción legal de terratenientes.

Vie, 2013-10-18 09:59

Puede que no tenga la credibilidad que desato en la llamada "Ola Verde" pero no e puede desconocer que aún aglutina sectores en el espectro político, y que tiene fichas en personajes como Angela Maria Robledo y Jhon Sudarsky en la nueva Alianza Verde, amigos en la ASI. Frente a las facultades de Mockus, prefiero no discutir.

Jue, 2013-10-17 11:13

Con EL CONNOTADO Antanas Mockus el país estaría seguro que sería gobernado por una mente sabia y no por una mente ordinaria,esto incluye a su esposa Adriana Córdoba. Sería una de las mejores opciones para nuestra adolorida Colombia. Por supuesto, que hay que tener en cuenta quienes sería las personas que conformarían el nuevo congreso de la república.

Jue, 2013-10-17 09:29

Mockus siempre ha sido el eterno ejemplo de votar por lo menos peor. Con esta calidad de personajes es que tenemos que lidiar y alimentarlos y vestirlos con sueldos estratosféricos que ni merecen.

Mockus es una decepción más para los que creemos en el cambio de modelo de estado en Colombia, y peló el cobre cuando se abrazó con Gina en campaña y ni aún así esa señor consiguió llegar, menos mal.

Jue, 2013-10-17 10:21

Hay un punto (ver otros post para que se sepa que no soy de la línea Mockusiana), que podría contradecir que haber votado por Mockus, que no lo he hecho, es votar por el menos peor.

Ese punto es el hecho de haber recibido un Doctorado Honoris Causa en Administración Pública de la Universidad París VIII y también tiene otro de la UN. Por eso, no creo que se pueda pensar someramente que se votó por el menos peor, más si las razones por las que se le otorgó el Doctorado en París fueron por su cambio de modelo político, lo que conocemos como Cultura Ciudadana.

Claro, que para los de Izquierda, eso fue la mejor muestra de autoritarismo y hasta de facismo de un gobernante local. Jairo Estrada, profesor de Ciencia Política de la UN fue muy crítico con él en su artículo para un libro sobre la Izquierda en los gobiernos locales de América Latina. Todavía no entiendo por qué se puede calificar de "facho", pero así ha sido la etiqueta desde diversos sectores de la Izquierda nacional.

Sáb, 2013-10-19 08:38

Los candidatos no son buenos por su curriculum académico, en realidad eso los hace, de hecho, buenos académicos. Lo que hace bueno a un candidato, y en ultimas a un político, es la solidez de sus principios, su capacidad de armar equipos de trabajo capacitados (aquí si juega con mayor importancia un buen curriculum académico), y lo que muchos llaman "capacidad de gestión política". De esta ultima carece Mockus, pero es precisamente esa carencia la que lo hace especial; porque sin duda alguna, lo que necesita Colombia es salir de la política tradicional. Los que lo llaman incapaz no reconocen esto porque se acostumbraron a lo de siempre.

Sáb, 2013-10-19 08:40

Me falto aclarar que obviamente es necesario que un político tenga una buena formación academica (tampoco voy a afirmar lo contrario). Pero no es lo único que se necesita en un politico, como ya dije en el post ppal.

Jue, 2013-10-17 11:22

Considero que las comparaciones que aquí mencionan, si se relacionan con las universidades de origen, caen en una falacia, pues es necesario observar la calidad académica de los centros educativos. Además, ¿cuáles eran los intereses político de la Libia de Gadafi para con Chávez? Algo que, en principio, no se podría extraer de que la UN o París VIII otorgue un Honoris Causa.

Como ejemplo, Diego Hernández, el actual vicerrector académico de la UN, ha venido insistiendo en que se le otorgue un Honoris Causa a Luis Carlos Sarmiento Angulo. Él en lo académico poco y no por dar dinero para la construcción de un edificio (y de paso, evadir impuestos y buscar como apropiarse de la Ciudad Universitaria) se le puede asignar un título así. Cuestión diferente a alguien como, por ejemplo, Jorge Velosa, quien lo recibió el año pasado.

Asimismo, los criterios para la selección del Nobel son diferentes a los de un Doctorado. Por esa razón, tampoco aplica la comparación con Obama.

Sáb, 2013-10-19 08:43

Es cierto, muchos reconocimientos y títulos que otorgan algunas universidades son tan solo un saludo a la bandera y no representan verdaderamente méritos académicos. Sin embargo, de Obama hay que decir que en el mundo académico es un gran constitucionalista, tal vez no al mismo nivel de Michel Sandel, pero el hombre es autoridad en la materia.

Sáb, 2013-10-19 09:10

Obviamente una cosa es el mundo académico y otra muuuy distinta la realidad. Yo estudio derecho en una universidad donde hay grandes académicos que hablan cosas muuy bonitas e incluso se atreven a dar lecciones de moral, pero que en su trabajo como abogados no son nada distinto a lo que ya sabemos...

Jue, 2013-10-17 16:32

El punto no es si el Doctorado de tal o cual universidad es mejor. El punto es que el Doctorado no hace que Mockus sea mejor presidente o alcalde.

¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?

El Doctorado Honoris Causa no es un certificado de inteligencia ni una licencia para ejercer cualquier profesión, es un título que certifica que usted es un investigador (en alguna disciplina específica) que se ajusta a los estándares de rigor, como investigador, de la universidad que otorga el título.

Jue, 2013-10-17 22:47

Creo que sería mucho mejor, en vez de evaluar los títulos, evaluar los resultados. La reducción de deuda pública, corrupción y de homicidios por habitante, sumado al incremento de valores cívicos durante los gobiernos de Mockus en Bogotá son algo que no cualquiera ha logrado en éste país, eso debería darnos buenos indicadores de lo que sería su gestión como presidente, ¿No?.

Jue, 2013-10-17 09:01

El problema de la credibilidad de Moskus, es nuestro; él no es para una sociedad como la nuestra: emergente, colonializada, supeditada, politiquera, corrupta. Mockus quedaría muy bien para sociedades de los países nórdicos, para nosotros estar a ese nivel nos falta niveles de concienciación subjetiva y colectiva por imaginar.. Así que sigamos con Santos, ese está bien para nosotros por otras 2 décadas.

Jue, 2013-10-17 08:47

Mockus perdio el respeto en el mismo momento en que se alio con gina parodi, y es q ginita es una fichita, y preferir a parodi que a garzon o peñaloza!!

Jue, 2013-10-17 08:37

Mockus ya perdio su caudal politico, es un intelectual, un academico, muy honrado y todo lo que quieran pero como politico deja muy poco que desear, deberian dejarlo como director de planeacion o algo asi.

Jue, 2013-10-17 00:49

Nosotros no nos merecemos a un presidente como Mockus por la misma razón por la cual no somos una potencia siendo un país rico.

Jue, 2013-10-17 05:48

Una de las razones por las cuales Robledo no se retiraría del PDA es porque prácticamente él lo controla. La verticalidad del MOIR ahora está extendida a todos los sectores del Polo que tienen que recurrir a su figura cuasi-redentora para tratar de mantener el famoso umbral.

Y hay que observar hasta dónde se puede mantener la decencia pública si hasta el el último minuto apoyó sin reclamar a Samuel Moreno, pues todo lo que era el famoso "Carrusel de la Contratación" era para de una conspiración contra el PDA, campaña negra que llaman. Desde el inicio de la alcaldía de Sammy, en enero de 2008, éste le otorgó a Robledo el poder de coordinación del PDA. Y si se observan, no desde la página de la institucionalidad del Polo, varios sectores han criticado es estructuración y cooptación del poder. Y si critican, para el MOIR y su grupo más cercano, son aliados del neoliberalismo.

Páginas

Añadir nuevo comentario