Menú principal

Jueves Junio 17, 2021

 

El anuncio de Andrés Felipe Arias de que retirará la denuncia penal por injuria y calumnia contra Noemí Sanín y la aceptación por parte de ella de este gesto, no implica necesariamente que Arias ahora apoye a fondo su candidatura. Simplemente estaría allanando el camino para que los conservadores apoyen a Juan Manuel Santos en segunda vuelta y buscaría atajar los coqueteos de Sanín a Mockus. Sus declaraciones de hoy también indicarían que el uribismo implícitamente reconoce que su triunfo en primera vuelta está descartado.

“Yo voy a retirar esa demanda para no ser una obstáculo, y lo voy a hacer sin esperar nada a cambio”, dijo Arias a La FM de RCN. Tanto este medio como otros le preguntaron si quería a cambio una lugar en el cuadro principal de la campaña de Noemí, como la jefatura de debate. Dijo que no estaba interesado.

La decisión del ex Ministro se tomó después de que, el martes pasado, el Directorio del partido cerrara cualquier posibilidad de una adhesión o un retiro antes de primera vuelta. Al autorizar a la campaña de Noemí el uso del anticipo económico, quedó descartada esta opción.

“Yo soy defensor de una coalición antes de primera vuelta, [pero] los partidos tomaron la decisión de irse solos, cada uno, a primera vuelta a esperar unos resultados. En eso a mí me derrotaron y me toca aceptar esa decisión”, afirmó Arias a La FM.

El senador conservador Eduardo Enriquez Maya considera que si bien la movida de Arias es buena para la unidad del partido, llega tarde. Además, frente a las alianzas para segunda vuelta, dijo que “el conservatismo tiene el deber moral y político de luchar por la Presidencia de la República”.

Pero como las encuestas no favorecen a los conservadores, las fichas del partido comienzan a posicionarse con miras a una derrota. “Arias está pensando en la segunda vuelta, y sobre todo no quiere que digan que él hundió el partido”, dijo a La Silla Vacía un ex asesor del ex Ministro.

Un ex dirigente del Partido Conservador dijo que, pensando en esa segunda vuelta, el partido debe buscar una unidad lo mejor posible para obtener una votación digna. “La idea es cotizarse como aliado”, explicó.

Con su decisión también quedó descartada la opción de que Arias entre a la campaña de La U, incluso como reemplazo de Angelino Garzón, como se había sugerido. Arias puede resultar más útil dentro del Partido Conservador como contrapeso a la línea del ex presidente Andrés Pastrana, que defendió a muerte que el partido fuera con candidato propio a primera vuelta.

No está claro qué línea defenderá Pastrana en una eventual segunda vuelta, pero las fuentes consultadas por La Silla Vacía creen que para entonces las coaliciones se analizarán de nuevo: “el partido como tal no ha descartado coaliciones en segunda vuelta”, explicó. Así, Arias sería el ‘caballo de Troya’ de La U, y aseguraría que desde ya el partido se incline por Santos. “Lo único que pido es que el partido se defina y me diga, si como lo vimos en algún momento con coqueteos con Mockus, va a terminar en una coalición allá”, dijo Arias en la entrevista.

 

 

Atajar a Mockus

Con esta movida, Arias también se mantiene en el debate para seguir atacando a Antanas Mockus. Siguiendo la línea del presidente Uribe, Andrés Felipe Arias no ahorra oportunidad para lanzarle dardos al ex Alcalde de Bogotá. Ayer dijo que las Farc no se combatían "pelando nalga",  y hoy dijo que “no podemos dejarnos llevar por una euforia juvenil de Facebook y Twitter”.

Los coqueteos a Mockus no han venido del partido como tal, sino de Noemí Sanín, quien se ha cuidado de no descalificar al candidato verde y ha dicho en los debates que tienen cosas en común y podrían trabajar juntos. Eso sí, Mockus no le ha correspondido con igual generosidad. “Estamos en orillas distintas y representamos cosas diferentes en este momento”, dijo en el primer debate de RCN y Semana.

“Ni con Santos ni con Mockus”, respondió hoy Sanín a Andrés Felipe Arias y agradeció su gesto de retirar la denuncia penal. También descartó alianzas para la segunda vuelta porque, insistió, su campaña llegará a la Presidencia.

Cuando todavía quedan cuatro semanas antes de las elecciones, nadie puede descartar esa opción. Pero en esa empresa Noemí Sanín no contará, como creen algunos, con el apoyo de Arias. El ex ministro tiene la camiseta azul puesta, pero debajo tiene una anaranjada.
 

 

 

Perfiles relacionados: 
Andrés Felipe Arias
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2010-04-29 14:57

A mí, Andrés Felipe Arias me da pesar. No hace muchos meses, me lo imagino, juraba que el sería el candidato del Partido Conservador y que dejaría tirada atrás a su rival Noemí. El plan era quedar como candidato, para que, cuando Santos llevara la delantera, Arias con su maquinaria apoyara a su amigo, para asegurar que el heredero de Uribe se quedaba con todo el pastel de nuevo. Cómo iba a creer este personaje, que 1. No iba a quedar como candidato, 2.Que su reemplazo (Noemí) no le come cuento a Santos. 3. Que Mockus le iba a aguar la fiesta a los Uribistas?
En serio... me da mucho pesar!!! Se le voltió la torta... El karma lo persigue.

Jue, 2010-04-29 14:55

Es la hora de la mujer, sin obstaculos, sin mentiras, sin corrupcion. Colombia necesita un cambio y es Noemí.

Jue, 2010-04-29 14:52

La jugada orquestrada por Arias -no sin la dirección y aquiescencia del Presidente- se produce durante una coyuntura político-mediática precisa: la salida en falso de Mokus en relación a la extradición. Este hecho fue la excusa perfecta para amarrar a Noemí a las aspiraciones mayoritarias del partido Conservador respecto a una alianza con Santos. En un momento donde la disidencia y el tránsito de conservadores a la campaña de Santos no se veía reflejada en las encuestas, y por el contrario parecía fortalecer a Mokus, el retiro de la demanda por injuria y calumnia de Arias contra Noemí tiene como principal finalidad cerrar filas en el conservatismo mediante la creación de la figura del anti-Uribe encarnada por Mokus. Será muy dificil que en una segunda vuelta los azules acompañen al Profe; ahora, además de la crítica a los mimos y los girasoles, los santistas tendrán un argumento mucho más peligroso: Mokus es anti-uribe. Por fin lograron la polarización que los verdes habían evitado.

Jue, 2010-04-29 14:41

uribito ala carcel ,por repartir la plata y la tierra de los campesinos colombianos entre sus amigos paracos y otras familias deshonestas del pais

Jue, 2010-04-29 14:36

este cinico, merece opinar de lo que le parezca ,pero desde su cubiculo en la picota o combita , o la nueva jamundi

Jue, 2010-04-29 13:47

Bueno, si yo soy conservador, pero CONSERVADOR de partido, lo expulso del parito al Acomodaticio de Uribito. Como puede ser que un hombre que actua como mensajero lambon de su jefe tenga la pretencion de ser lider de el Partido Conservador y Lider de los Colombianos.
por favor, como tenerlo en mi equipo si me lo quiere sabotear...........fuera ! ! ! Nadie en Colombia le para bola, uno tiene que tener valores morales y conducta intachable para querer liderar a otros, esta es la ultima vez que me refiero a este senor.

Jue, 2010-04-29 13:27

Este personaje es la prueba viviente de que ser joven no es suficiente para buscar la renovación. Es una lamentable representación de la juventud, pero esta vez, más bien representa la corrupción, el facilismo intelectual, la venta de ideas populistas con el propósito de enriquecerse y enriquecer a sus amigos cercanos con los dineros del Estado.

Páginas

Añadir nuevo comentario