Menú principal

Viernes Septiembre 24, 2021

 

 

 

Veinticinco años después, ayer fue condenada judicialmente la primera persona por el holocausto del Palacio de Justicia. El coronel retirado Luis Alfonso Plazas Vega fue declarado culpable de la desaparición forzada de once personas que salieron con vida de la toma del M-19, el 6 y 7 de noviembre de 1985.

La decisión adoptada por la juez María Stella Jara Gutiérrez, lejos de ponerle punto final a este episodio trágico de la historia colombiana, puede convertirse en la cuota inicial de la repartición de responsabilidades. También será un ingrediente nuevo en la disputa entre la justicia ordinaria y el fuero militar.

La Juez consideró a Plazas responsable como autor mediato del delito de desaparición forzada. Es decir, el ex coronel no fue quien de manera directa desapareció a esas personas, sino que dentro de la estructura militar tenía el control sobre la seguridad de ellas, y dio órdenes para que fueran trasladadas a guarniciones militares. Allí fueron torturadas antes de que se les perdiera el rastro.

La Juez le impuso a Plazas Vega la pena más alta que le permite la ley. Sin embargo, dejó constancia de que le parecía injustamente baja debido a la condición de miembro de la Fuerza Pública que ostentaba, la mala fe con la que actuó y el sufrimiento al que fueron sometidas las víctimas.

La decisión confirma varias de las tesis de la fiscal del caso Ángela María Buitrago: Plazas Vega sí tenía mando en la operación; sí tenía el manejo de los rehenes liberados del Palacio, y los once desaparecidos sí salieron vivos de allí (la defensa de Plazas argumentó en algún momento del proceso que no había pruebas de que eso fuera cierto). Y, muy relevante para lo que viene, confirma que la Fuerza Pública sabía que el M-19 se tomaría el Palacio de Justicia.

Tenía mando

Durante la toma y retoma del Palacio de Justicia se activó el Plan Tricolor, una estrategia conjunta de todas las fuerzas de seguridad para enfrentar una emergencia de orden público. La Escuela de Caballería - que encabezaba Plazas Vega - estaba a cargo de la contención de la guerrilla.

Entre las pruebas que presentó la Fiscalía, está un informe de actividades que halló en la Escuela de Caballería, en 2007, en que Plazas Vega se dirige al comandante de la Brigada Trece, Jesús Armando Arias Cabrales. Allí Plazas dice, entre otros, que las operaciones de la retoma del Palacio estuvieron bajo su "control directo". Varios testimonios coinciden en afirmar que Plazas Vega llegó al 'teatro de operaciones', el 6 de noviembre de 1985 a mediodía, asumió el control y pidió la Casa del Florero como centro de mando.

Durante el proceso la defensa de Plazas Vega siempre consideró que el primer responsable del operativo fue el presidente Belisario Betancur. Además, aseguró que las operaciones fueron directamente supervisadas por la cadena de mando: el ministro de Defensa, general Miguel Vega Uribe y el comandante de la Brigada Trece.

Control sobre los rehenes liberados

Según el documento hallado en la inspección de la Fiscalía y algunos testimonios, los hombres de Plazas evacuaron a los rehenes y los trasladaron: "(...) fue entonces cuando comenzó la salida de rehenes. Las mujeres por la escalera sur y los hombres por la escalera norte".

Las comunicaciones a través de radioteléfonos también demuestran que la Escuela de Caballería "era parte del engranaje en el manejo y traslado de los rehenes". 'Azabache' era el nombre clave de la Escuela, al mando de Plazas Vega.
 

La toma estaba anunciada

En su testimonio en el proceso, el ex presidente Belisario Betancur afirmó que con ocasión de la visita del presidente de Francia, François Mitterrand, se tuvo conocimiento del plan del M-19 de tomarse el Palacio.

Por otra parte, Edgar Villarreal, integrante de la Séptima Brigada del Ejército en 1985, afirmó que el 5 de noviembre (un día antes de la toma), hubo alistamiento de primer grado porque iba a haber "una alteración del orden público en Bogotá".

Y según un memorando del Comando General de las Fuerzas Militares, de 16 de octubre de 1985, dirigido a inteligencia, al A2, al M2, a la Dijín y al DAS, la guerrilla del M-19 planeaba tomarse el Palacio de Justicia y retener a los magistrados como rehenes "al estilo Embajada de Santo Domingo. Harán fuertes exigencias al Gobierno sobre diferentes aspectos, entre ellos el tratado de extradición".

Diversas pruebas apuntan a que la Fuerza Pública previó la toma del M-19 y la permitió con el propósito de acorralar a los guerrilleros en el Palacio para después acabar con ellos. Esta hipotesis se conoció siempre como "la ratonera".
 

Lo que viene: más investigaciones y más polémica

La condena de Plazas Vega - que aún debe ir a segunda instancia - puede generar un efecto dominó frente a otros responsables en la retoma de la Fuerza Pública y sienta un precedente en los casos que se siguen por este episodio.

El primero de ellos es el ex presidente Belisario Betancur. La Juez pide explícitamente que se le investigue en su condición de máxima autoridad administrativa en 1985, y por la responsabilidad que asumió y manifestó públicamente haber tenido durante toda la operación. La Comisión de Acusaciones de la Cámara sería la competente para hacerlo. 

Los generales retirados Jesús Armando Arias Cabrales, comandante de la Brigada Trece durante los hechos; Rafael Samudio Molina, entonces jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares, e Iván Ramírez, entonces comandante del Comando de Inteligencia y Contrainteligencia (Coici), hacen parte de los altos mandos militares investigados.

En su decisión, la Juez pide que se investigue al ex presidente Belisario Betancur. Por otro lado, los familiares de las víctimas celebraron la decisión. Fueron ellos quienes lograron que los procesos se reactivaran después de más de dos décadas de impunidad. Foto 2: Laura Rico Piñeres.
 

Arias y Ramírez enfrentan procesos penales por estos hechos, mientras que contra Samudio se precluyó una investigación en 2008.

Igualmente, algunos militares que pertencían al B-2, otra fuerza que participó en la retoma, están investigados. Y la Juez también pidió que se investigue a las autoridades de la Policía y el DAS.

La solicitud de que se investigue a todos los que tuvieron que ver con la retoma no se limita a los desaparecidos. La Juez también pide que se investiguen las posibles ejecuciones extrajudiciales - personas encontradas dentro del Palacio con tiros de gracia - y el hecho de que la Fuerza Pública supieran con antelación que el M-19 iba a tomarse el Palacio e, incluso, tomara medidas como retirar la vigilancia policial para hacerlo más vulnerable.

Pero los efectos no se quedarán únicamente en el plano judicial. Por un lado, la decisión hará parte del debate que libran los militares por su fuero especial y, por el otro, revivirá el debate de la responsabilidad del M-19 en la toma.

Entre los militares existe cada vez más descontento con que los miembros de la Fuerza Pública sean juzgados por la justicia ordinaria, que a su juicio no comprende las lógicas militares (un argumento que la defensa de Plazas Vega reiteró una y otra vez).

En los últimos años el fuero militar se ha visto crecientemente restringido, principalmente porque la jurisprudencia ha establecido que sólo se aplicará cuando se trate de un miembro de las fuerzas militares y el delito ocurra en cumplimiento de actos propios del servicio. Esto implica que las violaciones de derechos humanos o los delitos de lesa humanidad cometidos por militares - como los 'falsos positivos' - son investigados por jueces ordinarios. Para los militares, este escenario "desmoraliza a la tropa".

Un convenio firmado por el ex Ministro de Defensa Camilo Ospina, otorgandole a la Fiscalía la competencia para conocer los casos primero para determinar si son de competencia de la justicia militar, terminó restringiendo aún más este fuero.

Por lo tanto, la lucha de los militares es por reestablecer el fuero militar y fortalecerlo. Un tema que afloró en esta campaña y que estará en el orden del día del próximo gobierno.

Por otro lado, Plazas Vega es a partir de ayer el primer condenado judicial por los hechos del Palacio de Justicia. No podrá permanecer ni en el Hospital Militar ni en un centro de reclusión especial, sino en una cárcel común y corriente. Que Plazas esté allí mientras algunos ex militantes del M-19 están haciendo política es una injusticia, dicen quienes apoyan al ex coronel. Muchos de ellos gritaron arengas de este tipo ayer a las afueras del juzgado, y no ahorraron insultos para los militantes de la izquierda.

La sentencia de la juez Jara no toca este punto por que no hacía parte de su investigación. No obstante, vale la pena mencionar que el M-19 fue cobijado por una amnistía y un indulto producto de las negociaciones de paz, y todos los que participaron en la toma murieron allí mismo (una de ellos hace parte del grupo de desaparecidos).

El propio presidente Uribe atizó el fuego ayer al decir que le daba tristeza la decisión y que "ninguno de los actores criminales [de la toma] está en la cárcel". Pero mientras él se lamenta y los militares protestan, las víctimas celebran. Celebran los 30 años contra Plazas, después de 25 de espera.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2010-06-10 15:55

Muy interesante la reacción vehemente de foristas como juansalas que emula muy bien la de Uribe sobre todo cuando pretende "simetria juridica". No hay forma de aplicar tal simetria porque Plazas fue condenado por hechos aposteriori y castigado por desparicion forzosa (et al), entre otras, razon por la cual no pudo cobijarse por el fuero militar (menos mal). Pero ademas, pretende en aras de tal simetria que se deshaga un acuerdo hecho legitimamente para juzgar a los ex-M19: se le recuerda que no quedo ni uno vivo. Me pregunto cual hubiera sido su reacción si el resultado juridico hubiera sido absolutorio? Uribe tuerce igualmente el argumento para que no se le quiebren los huevitos... Y lo que nos espera si Santos logra que la fiscalia dependa de el.

Jue, 2010-06-10 15:37

Este gobierno muestra descaradamente su tendencia de ultraderecha al mejor estilo de las dictaduras del cono sur. Se atreve a irrespetar a las víctimas sacando un comunicado apoyando a este violador de derechos humanos mostrando desprecio por los mismos y por los familiares de los desaparecidos, en vez de adoptar una posición de respeto por las leyes colombianas y por el debido proceso el cual también cobija a este criminal. Por otra parte alimañas como la exactriz LUCERO CORTES, -ejemplo vivo de la brutalidad colombiana para elegir congresistas- saca una ley para que de nuestros impustos se paguen a los abogados de estos violadores de derechos humanos de las fuerzas armadas. En Argentina hubieran rodado cabezas AQUÍ NO PASA NADA!!

Jue, 2010-06-10 14:49

Las condenas deberian ser de lado y lado. Los del M-19 se metieron al palacio, asesinaron de manera cruel abogados, magistrados y quemaron el palacio de justicia (porque mientras algunos grupos le echan la culpa al ejercito, empiezan a hablar los sobrevivientes de los diferentes carteles que le pagaron al grupo para que quemaran sus expedientes).

Si miran los informes de la comision de la verdad, existia una negociacion con ese grupo guerrillero que decidio de manera asesina llegar al palacio de justicia y matar a quien se le pasara por el camino. Enhorabuena que hayan condenado al coronel Plazas Vega, pero deberian investigar a los miembros del M-19 y que no se hagan las victimas, porque recuerdo muy bien que años antes se metieron en una embajada mataron varias personas para entrar y despues fueron premiados con un viaje a Cuba por el horrible presidente Turbay.

Yo se que fueron otros tiempos, pero las condenas deben ir para todos los que asesinaron en nombre de la patria.

Vie, 2010-06-11 12:04

Sí, de acuerdo, pero se están hablando de dos cosas distintas:
1) La retoma del Palacio, que obligaba recuperarlo para salvar las instituciones que la intolerable acción del M-19 había provocado. Ahí Plazas y sus superiores no tienen objeción, pues cumplían con su deber. Y sobre eso, si es necesario se puede reabrir la investigación, que va a conducir por adelantado a muy pocas conclusiones porque los responsables de dicha acción por parte del M están muertos.
2)Otra cosa es la tortura, ejecución y desaparición de civiles capturados durante la retoma del Palacio, que fueron privados de todos sus derechos civiles y como "secuestrados" fueron recluidos en la Escuela de Caballería en Mosquera.
Es por este segundo punto que enjuiciaron a Plazas y que tal vez (ojalá) enjuicien a sus superiores.

Vie, 2010-06-11 12:06

Lo siento, pero no tengo ni idea por qué se publico tantas e innecesarias veces mi comentario.

Vie, 2010-06-11 12:03

Sí, de acuerdo, pero se están hablando de dos cosas distintas:
1) La retoma del Palacio, que obligaba recuperarlo para salvar las instituciones que la intolerable acción del M-19 había provocado. Ahí Plazas y sus superiores no tienen objeción, pues cumplían con su deber. Y sobre eso, si es necesario se puede reabrir la investigación, que va a conducir por adelantado a muy pocas conclusiones porque los responsables de dicha acción por parte del M están muertos.
2)Otra cosa es la tortura, ejecución y desaparición de civiles capturados durante la retoma del Palacio, que fueron privados de todos sus derechos civiles y como "secuestrados" fueron recluidos en la Escuela de Caballería en Mosquera.
Es por este segundo punto que enjuiciaron a Plazas y que tal vez (ojalá) enjuicien a sus superiores.

Vie, 2010-06-11 12:02

Sí, de acuerdo, pero se están hablando de dos cosas distintas:
1) La retoma del Palacio, que obligaba recuperarlo para salvar las instituciones que la intolerable acción del M-19 había provocado. Ahí Plazas y sus superiores no tienen objeción, pues cumplían con su deber. Y sobre eso, si es necesario se puede reabrir la investigación, que va a conducir por adelantado a muy pocas conclusiones porque los responsables de dicha acción por parte del M están muertos.
2)Otra cosa es la tortura, ejecución y desaparición de civiles capturados durante la retoma del Palacio, que fueron privados de todos sus derechos civiles y como "secuestrados" fueron recluidos en la Escuela de Caballería en Mosquera.
Es por este segundo punto que enjuiciaron a Plazas y que tal vez (ojalá) enjuicien a sus superiores.

Vie, 2010-06-11 12:02

Sí, de acuerdo, pero se están hablando de dos cosas:
1) La retoma del Palacio, que obligaba recuperarlo para salvar las instituciones que la intolerable acción del M-19 había provocado. Ahí Plazas y sus superiores no tienen objeción, pues cumplían con su deber. Y sobre eso, si es necesario se puede reabrir la investigación, que va a conducir por adelantado a muy pocas conclusiones porque los responsables de dicha acción por parte del M están muertos.
2)Otra cosa es la tortura, ejecución y desaparición de civiles capturados durante la retoma del Palacio, que fueron privados de todos sus derechos civiles y como "secuestrados" fueron recluidos en la Escuela de Caballería en Mosquera.
Es por este segundo punto que enjuiciaron a Plazas y que tal vez (ojalá) enjuicien a sus superiores.

Sáb, 2010-06-12 16:36

Estoy de acuerdo, desenterremos los cadaveres que actuaron y estaban activos en esos dias y llevemoslos a juicio!

Lun, 2010-06-14 11:18

A la cupula que pago años de prision en aquel entonces como petro??

O al que era entonces jefe de la Comisión para organizar el Diálogo Nacional que mas adelante logro el cese de hostilidades y rendicion del grupo??

Tambien le recordare que Uribe es muy partidario de este tipo de politicas...

Tambien deberia saber usted que cualquier militar en cargo tiene la "obligacion" de respetar cualquier condicionamiento de los derechos humanos, puesto que su funcion es mantener el orden, no pasar por encima de el.

Al menos lea y aprenda un poquito de historia, antes de desfazar su poca sensatez.

Jue, 2010-06-10 14:16

La reacción del gobierno, léase "Dr. Alvaro Uribe Velez", es tan desproporcionada como desenfocada. Nadie Juzga que se cumpla el deber militar, pero lo que se JUZGA SON LAS DESAPARICIONES de las personas que el mismo ejército sacó vivas del Palacio y que el Sr. Plazas no supo cómo justificar su desaparición cuando estaban en sus manos.....cosa rara.....algún mago del gobierno se los sacó del bolsillo y no se dió cuenta....pobrecito! Además se busca que todos los implicados en esas desapariciones sean juzgados por las misma causa. Desde el Sr Betancur, comandante en jefe de ejército, hasta sus ministros y los Generales que comandaban en ese instante. Entiéndase,... nadie Juzga el deber cumplido, sino los delitos cometidos en el cumplimiento de ese deber......

Jue, 2010-06-10 16:01

Se esta juzgando por lo que paso después de... y según la historia dice que TODOS los guerrilleros del M-19 murieron durante el combate que se llevo... y la amnistía, públicamente solo conozco dos miembros del M-19 Petro y Navarro, y ninguno tuvo que ver con los hechos que sucedieron allí. Los demás los mataron poco a poco, Pizarro el caso mas conocido, por cierto crimen de lesa humanidad.

Jue, 2010-06-10 15:36

Y LOS MILITARES QUE, POR SER MILITARES PUEDEN HACER LO QUE LES DE LA PUTA GANA?, CLARO POR ESO ES QUE SEGUIMOS VIENDO FALSOS POSITIVOS, PERO ES HORA DE EXIGIR JUSTICIA

Jue, 2010-06-10 13:58

Que se haga justicia caiga quien caiga, y que se miren en ese espejo los responsables de las chuzadas y los falsos positivos.

Sáb, 2010-06-12 16:38

Podria casi jurarle que usted en un juicio y como testigo y sospechoso, en lo ultimo que se va a fijar es si su nombre esta bien escrito, yo presto mas atencion a toda la sentencia y mi propio testimonio.

Jue, 2010-06-10 13:46

Como le menciono un forista, al Coronel se le acusa es la desaparicion de los 11 sobrevivientes, la reaccion ante la toma del M19 fue brutal, cobra notoria vigencia la tesis de lo que buscaba el estamento militar era acabar con la cupula del M19, y lo logro. A la verdad los miembros de la fuerza publica se les juzga con severidad, pero que que mas se le da es al que mas se le exige. La fuerza publica esta para acatar el orden institucional y defender la vida de los ciudadanos, no para acabar con ella.
Dice URIBITO en su acostumbrada mala leche y premeditado interes politico que el PDA debe hacerse responsable por estos hechos, no veo como sea esto.
Petro en ese momento estaba preso, no creo que ningun comandante del M19 le hubiera informado a el de la toma, tenia 22 a;os. Es como decir que un general le consulta de un operativo a un soldado. Tal vez Navarro que era comandante, si debia saber algo, pero dicen que para la fecha de la toma estaba en Cuba, recuperandose de una herida.

Jue, 2010-06-10 15:53

SI VAMOS A ESO ENTONCES QUE JUZGUEN A SANTOS Y A URIBE POR LO DE LOS FALSOS +, PORQUE LOS SOLDADOS, SUBOFICIALES Y OFICIALES NO ACTUARON SOLOS, ELLOS LOS DIRIGIAN

Jue, 2010-06-10 12:29

Y AHORA EL PRESIDENTE URIBITO QUE ES LO QUE QUIERE DEFENDER. POR FAVOR!!! AQUI ES CLARISIMO. NO ESTAN JUZGADO LA RETOMA DEL PALACIO POR PARTE DEL EJERCITO. NO ES ESO. ESTAN JUZGANDO LA DESAPARICION DE PERSONAS QUE SE HA DEMOSTRADO CLARO QUE FUERON SACADAS O SALIERON VIVAS DEL PALACIO. NO DIGAN LO QUE NO ES. DR URIBE DEJE DE ENGAÑAR MAS AL PUEBLO DE COLOMBIA Y ACOMODAR LAS COSAS A SU ANTOJO. AQUI ES CLARO LO INVESTIGADO Y JUZGADO. >>>DESAPARICIONES<<< COMO ES LO NORMAL EN SU GOBIERNO. DESAPARICIONES Y MAS DESAPARICIONES. SERAN PATROCINADAS POR USTED???? Y POR FAVOR PUEBLO DE COLOMBIA, HAGANLE A LA CONTINUIDAD, SIGAN VOTANDO POR LO MISMO....MAS FALSOS POSITIVOS, MAS DESAPARICIONES, MAS GUERRA Y SANGRE......""SANTOS PRESIDENTE""". LO MEJOR PARA COLOMBIA!! POBRE PAIS. POBRE COLOMBIA. POBRES IGNORANTES!!!!

Páginas

Añadir nuevo comentario