Menú principal

Miércoles Septiembre 22, 2021

El debate presidencial de ayer marcó muchas diferencias de estilo entre los candidatos. Pero la más importante, quizás, es que quedó claro el estilo de liderazgo que cada uno representa: Antanas Mockus es un líder y Juan Manuel Santos es un gerente.

Antanas Mockus y Juan Manuel Santos tienen varias cosas en común. Una de ellas es que ambos valoran el conocimiento técnico. Ambos han dedicado su vida al servicio público. Ambos se han rodeado de equipos buenos y capaces en los cargos públicos que han ocupado. Y ambos han sido exitosos en lo que hacen. Pero los caminos y las lógicas que siguen cada uno son radicalmente opuestos, lo que hace tan interesante esta contienda presidencial.

Un líder tiene una visión de transformación de la sociedad y moviliza a sus seguidores para volverla realidad. Y lo puede hacer, porque su propia vida y trayectoria encarna esa idea que lo guía. Sin maquinaria, sin parlamentarios, la idea de un país más legal y decente movió a uno de cada cuatro colombianos que votaron el 30 de mayo.

La idea de Antanas Mockus es simple pero revolucionaria: la sociedad colombiana está en crisis porque no cumple la ley. Porque se salta la ley. Porque el mérito no es suficiente para progresar. Porque para salir adelante se necesitan amigos. Y poderosos. Porque la gente no exige derechos sino pide favores.

Esa idea que subyace a su propuesta de legalidad inspira y guía todos sus actos, a veces (o muy frecuentemente) en contra del propósito de ganar las elecciones. Los ejemplos son múltiples: desde su declaración de que extraditaría a Uribe si así lo exigía la ley hasta pedirle al Procurador que garantice que el 20 de junio no se utilicen familias en acción para ganar las elecciones. Su fe en la ley es tal que parece casi un fetiche.

Mockus, quedó claro ayer en el debate, considera que poco sirve diseñar con anterioridad programas y proyectos específicos, con indicadores y presupuestos, si la sociedad no entiende que los cimientos de la política están viciados por el clientelismo y la corrupción. Sería llegar más rápido a dónde no se quiere llegar.

Juan Manuel Santos no ha propuesto una visión propia sobre hacia dónde direccionaría la sociedad, se ha comprometido a seguir avanzando la idea de Uribe, a sacar adelante los proyectos exitosos del actual Presidente, a hacer mejor lo que ya se está haciendo.

Como gerente, que guía a los demás, asignando tareas y dándo órdenes y logrando que las cosas se hagan para cumplir con los objetivos, Santos encarna el funcionario eficiente que siempre ha cumplido la tarea. Cuando fue Ministro de Hacienda de Pastrana sacó adelante una muy importante reforma tributaria, que se necesitaba y que evitó una crisis más profunda. Cuando fue Ministro de Defensa modernizó el sector de defensa, realizó exitosas operaciones militares contra la guerrilla y saneó focos de corrupción al interior del Ejército.

Pero el país aún no ha oído cuál es la transformación que él propone para Colombia quizás porque nunca había tratado de ganar en serio una elección y en esta necesitó que llegara J.J. Rendón y le recordara que el verdadero líder era Uribe, que la fuerza que jalonaba a los votantes era la de Uribe, que los colombianos tenían que entender que a quién realmente estaban reeligiendo era al presidente con quien sentían tanto agradecimiento. Y la estrategia le funcionó.

Como los buenos gerentes, Santos mostró en el debate de ayer que tiene una claridad meridiana sobre los objetivos a cumplir, los procesos que hay que llevar a cabo para sacarlos adelante, los indicadores de gestión y los roles que cada grupo social debe cumplir para sacarlos adelante. Santos ha demostrado a lo largo de su vida pública que es un experto en los procesos. Que conoce cómo se mueve la realidad la política y que se ajusta a sus reglas y sabe cómo jugar con ellas.

Desde su propuesta de partidas regionales durante la época de Pastrana, que sirvió para que los congresistas aprobaran la dura ley de transferencias que necesitaba el presidente para sacar al país de la crisis, hasta su propuesta de un ‘gobierno de unidad nacional’ que le presta una sombrilla a los políticos para adherirse a él, Santos ha demostrado su habilidad para conocer y tramitar los intereses que mueven a los factores de poder y para instrumentalizar las herramientas a su disposición para sacar adelante los proyectos.

 

 

Los medios y los fines

Mockus, como líder que es, le concede a los valores y a la ética un lugar protagónico en todos los actos y decisiones que toma. Su apuesta es por un cambio cultural, que no se puede propiciar solo desde las élites sino que se tiene que construir desde abajo con un cambio de conciencia de los ciudadanos. Por eso, ayer en el debate, Mockus dejó claro que la justicia no puede ser la única voz en temas como la corrupción y la ilegalidad sino que ese es un asunto competencia de todos los colombianos. También es evidente que Mockus no está dispuesto a jugar con las reglas actuales y tácitas de juego que no comparte, incluso si eso significa perder.

Mockus es el líder que plantea interrogantes y dudas que propician una reflexión y una acción colectiva pero también un poco de angustia porque sus métodos y sus lógicas rompen con lo tradicional mientras que Santos ofrece certezas, respuestas rápidas y contundentes, soluciones que vienen desde arriba y que encajan dentro de las lógicas tradicionales. Es el gerente de la empresa que dice qué toca hacer, asigna tareas, y muestra los resultados.

La fuerza de un líder está en sus actos, en su ejemplo. Y por eso, aunque es enredado en sus explicaciones, el mensaje básico de Antanas es entendido por la población. La gente entiende que genuinamente quiere acabar con la corrupción y con el sistema clientelista que opera. Y precisamente porque le creen, a unos no les gusta porque piensan que es un idealista, o porque creen que hay que tener cierta malicia para gobernar este país, o porque ser honesto no basta. Y, en cambio, a los que les gusta el mensaje, lo siguen, y le hacen la campaña, y pagan más impuestos de los que están obligados a pagar, porque le creen a sus actos.

Santos, como gerente que es, se centra más en los resultados, en encontrar el camino para obtener los logros. Lo ético no condiciona todos sus actos porque son los objetivos los que priman. Santos sabía que estaba violando la frontera del Ecuador, pero consideró que el objetivo de dar de baja a Raúl Reyes justificaba la transgresión. O usó el logo de la Cruz Roja en la Operación Jaque, violando una norma humanitaria, porque consideró que era más inhumano dejar a los secuestrados en la selva. Y se hizo el de la vista gorda -o propició, no sabemos todavía- la campaña sucia contra Mockus. Santos ha demostrado con sus actos que cree en la teoría del ‘mal menor’. Y que es un pragmático.

Y por eso, cuando propone que su gobierno de unidad logre que en Colombia haya ‘cero corrupción’ no es tan fácil creerle. Porque si es así, ¿por qué se alía con un político tan cuestionado como César Pérez, investigado por la masacre de Segovia, y deja que él maneje a los usuarios fantasmas en Facebook? O ¿por qué deja que las mujeres pobres piensen que Mockus va acabar con Familias en Acción y que se use ese miedo para que voten por él?

 

 

 

La relación con los ciudadanos

Como buen líder, Mockus le da a sus seguidores malas noticias y les exige un sacrificio: hay que pagar más impuestos, por ejemplo. Santos, como gerente, juega un poco con el miedo y ofrece seguros a los que votan por él: los subsidios se mantienen, los impuestos no suben, la guerrilla no llegará. No pide ningún sacrificio a cambio del voto.

Y por último, Mockus y Santos tienen dos visiones radicalmente diferentes sobre el pasado y la importancia de este en la campaña. A Mockus lo inspira su pasado para transformar el futuro. Por su origen de inmigrante de clase media que se forjó a pulso, que debe todo su éxito a su talento y a su esfuerzo, Mockus se indigna de que las reglas no sean claras porque el status quo juega en su contra. A Santos, en cambio, lo favorece la inercia de lo que ya existe.

En estas elecciones, los colombianos decidirán entre un líder que propone transformar la sociedad y un gerente que promete seguir avanzando por el mismo rumbo pero haciéndolo mejor.

 

Perfiles relacionados: 
Antanas Mockus
Juan Manuel Santos Calderón
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2010-06-12 20:48

Tengo que confesar que a pesar de mi animadversión personal por santos reconozco en el un gerente competente, no me cabe duda que sería mejor presidente que los de las ultimas dos decadas, el problema es que mantendra todo igual, mejorara un poquito la salud, un poquito la educación, un poquito la economía y seguiremos donde estamos... con la guerrilla amenazando a la puerta, con una sociedad resentida y traqueta y con la comodidad en la miseria que nos ha caracterizado estos 200 años.
Pero MOCKUS en cambio ve un país transformado, no tan comodo porque toca trabajar mas pero del que podemos estar mucho mas orgullosos!!!

Sáb, 2010-06-12 18:54

Aqui queda demostrado una vez mas lo buen presidente que seria MOKUS, y lo mal presidente que seria santos. Nosotros necesitamos a una persona honesta en el poder, que no utilice armas sucias para llegar a él, que no infunda miedo en la población, por el contrario que promueba una nueva cultura ciudadana, y con esto quiero decir que asi como fue un excelente alcalde, tambien sera un excelente presidente, cosa que no se puede decir ni de uribe (como senador y presidente) ni de santos (como ministro), necesitamos a una persona que no sea clientelista, que no le deba a nadie cuando llegue al poder para asi empezar a pagar sus deudas con el dinero de nosotros los colombianos, necesitamos una persona a la que le haya tocado guerrearla para educarse y salir adelante, no a una que haya nacido en cuna de oro y haya ganado todo por favores que posteriormente tenga que pagar, en resumen necesitamos a un presidente de verdad no una marioneta, MOKUS PRESIDENTE!!!, SI LO SOÑAMOS LO LOGRAMOS!!!!!!!!

Sáb, 2010-06-12 21:49

Hermana Taticita, respondo aquí tu comentario de ayer a las 8,29 p.m., yo no aprovecho los pequeños errores de ortografía para atacarte. Tu ortografía es de lo mejor que ha podido mostrar cuando participas, comparada con el contenido de tus comentarios es maravillosa. Te voy a explicar, busqué ese punto débil, ya que es evidente que no te sientes suficientemente inteligente y por ende buscas auto alabarte en aspectos tales como la inteligencia o los valores, e inmediatamente denigras de las personas que no compartimos tu posición política, que somos la mayor parte en este foro. Nadie te está tratando de convencer respecto a un cambio de voto, ya quisiera Santos que todos los votos que tiene fueran como los tuyos, firmes, enérgicos e incontrovertibles. Lo que pasa es que muchos de los que tiene, no todos insisto, para que no me vayas a tergiversar, se consiguieron basados en mentiras, en prejuicios, en la ignorancia y no pocos en el miedo.

Sáb, 2010-06-12 21:54

Hermana Taticita, como en este espacio no debe ser usado solamente para controvertir, sino también para aprender, te voy a explicar un truco fácil para que mejores tu ortografía. Tranquila, no te quita mucho tiempo. Primero sombreas el comentario al que le vas a responder (queda azul), inmediatamente oprimes de forma simultánea la teclas control y la letra c, luego abres una plantilla de Word y te ubicas como si fueras a escribir y oprimes de forma simultánea las teclas control y la letra v. Luego escribes tu comentario o respuesta, miras si alguna palabra tiene debajo una línea irregular roja o azul, ese es un error, oprimes click derecho en el mouse y te da una propuesta de palabra correcta, si estás de acuerdo la cambias o buscas la apropiada. Luego miras nuevamente tu párrafo de comentario o respuesta, corriges ortografía, eliminas las expresiones de ira y haces el mismo procedimiento de cortar y copiar, llevando de Word al rectángulo de comentarios en la Silla Vacía y listo.

Sáb, 2010-06-12 19:33

Pero también está aquel del campo desplazado en la ciudad, que lo tienen manipulado con un políticas asistencialistas. Son 2 millones 500 mil colombianos aproximadamente en familias en acción, y un sin número de denuncias por presión que han ejercido sobre los beneficiados para que voten por su candidato! Esto es una política de estado que se hereda de Pastrana, no se va a quitar, J.J se ha encargado de difundir que Mockus lo va a hacer.

Con este tema de asistencialismo, Santos ha demostrado lo tannn parecido que es con Chavéz para ganar el favor del elector, al que nunca le han dado la oportunidad de educarse ni de pensar, por que sencillamente no tiene oportunidades y eso también es seguridad.

NOTA: el 70% de los colombianos viven en la ciudad, donde esta el resultado de la seguridad democrática? volvieron al campo los desplazados??

Sáb, 2010-06-12 19:01

Perdon por lo que estoy a punto de escribir, pero como es posible que una persona en pleno uso de sus facultades mentales lea este articulo y lo unico que se le de por hacer es escribir por escribir?, no opinar al respecto?, espero que si va a escribir algo mas sea acerca del tema, aclare su mente y luego opine, si no lo hace mejor no escriba nada, sera mejor para todos nosotros. En fin a mi se me gustaria cuncluir diciendo que esta es una demostracion mas de la necesidad que tenemos nosotros los colombianos de un cambio, no podemos seguir como estamos, es por esto que no podemos re-re-elegir a uribe encarnado en santos, ya que se sobre-entiende que santos tiene que pagarle el favorsito de las intervenciones y los comentarios que ha hecho nuestro "presidente" en favor de su campaña, necesitamos a alguien que no le deba nada a nadie, que se dedique unica y exclusivamente a gobernar no a saldar cuentas pendientes con nuestros recursos, en pocas palabras MOKUS PRESIDENTE!!!!!!!!

Sáb, 2010-06-12 18:56

taticitavelita es una annecoultercita en formación. Hay que dejar que se desarrolle. Sinembargo me impresiona la facilidad con que se siente insultada y lo ciega que es a sus propios insultos.

Sáb, 2010-06-12 16:33

Tambièn conosco campesinos que lo perdieorn todo apoyando a Santos, no te jode?

Sáb, 2010-06-12 16:12

http://www.youtube.com/watch?v=Y1d_ONf5ZIo&feature=player_embedded

Ahì les dejo café ;)

Y si en algo estoy de acuerdo con el texto, es en que Santos definitivamente es un gerente: Las personas solo representan para él fichas y cifras, prescindirá de quién no le sirva (Tontos útiles) y solo le interesa la eficacia, dejando atrás principios básicos de moral, sostenibilidad y libertad.

No afirmo que los que votamos por Mockus somos los mas honestos. Ni siquiera descalifico a los Santistas, pero de algo si estoy seguro: Muchos de los que votan por Santos, lo hacen por miedo. Porque en Colombia llevamos ya 200 años moviendonos por miedo. Miedo a "Lasfar", miedo al cambio, miedo a que nos quiten Familias en Acción, miedo al vecino, miedo a que nos pase algo en carretera, miedo a todo.

Reflexionen Santistas, Colombia no es un país ni un poco mejor de lo que era hace 8 años. Argumenten y debatan, El Control+c, Control+V no atrae a las mentes. Las atraen los argumentos.

Sáb, 2010-06-12 14:09

La clase política tradicional le roba 4.4 billones de pesos al año al pueblo Colombiano; Usted elige el 20 de junio, si quiere que lo sigan robando o no.

Sáb, 2010-06-12 13:14

Lo mejor que he leido en los últimos días! Juanita León, de nuevo me quito el sombrero.

Sáb, 2010-06-12 13:03

QUE MIEDO TIENEN LOS COLOMBIANXS A DEJAR DE SER ENANOS Y VOLVERSE GRANDES.

¿Podrán todos los uribistas cargar con el peso de esa carga sicológica en vida?

Y entre otras noticias, agradecería si LSV.com en algún momento -y, no sé, algún blogger- colaborara con un datito esencial: ¿cuál es el nivel de depresión promedio hoy y cuál el de dependencia farmacopéutica hoy en día en el terr. nal.?

Eso explica muchas, muchísiisisisimas cosas. También el abstencionismo. Pero sobre todo lo que puede pasarle por la cabeza a un votante. Y ahí SÍ se puede decirle al otro 'te entiendo amigo, pero si quieres salir de esa depre, solo puedes hacerlo buscando algo nuevo'.

Y el resultado sería demasiado bueno. Ya no es pensar solo en política -o no-. Es preparar el tejido para el envión de Agosto a nivel simbólico, que *pocos* realmente estiman en su gran magnitud de lavado de sesos.

Sáb, 2010-06-12 10:44

Lo dice a manera de elogio, en Bogotá logró que muchos de nosotros, de clase media, pagáramos más impuestos de los que debemos, no porque nos lo impongan, sino en forma voluntaria, eso es un logro gigantesco, sin equivalentes en el resto del país.

Sáb, 2010-06-12 20:33

Gracias, Don Nacho. Era un elogio. Cuando Mockus era alcalde, los bogotanos pagamos un diez por ciento más de impuestos voluntariamente porque confiabamos en que ese dinero iba a ser utilizado en bibliotecas, en escuelas, en atención a desplzados. Y muchos lo hicimos con orgullo. Eso es lo que logra un líder.

Sáb, 2010-06-12 08:11

Primero, Santos ha utilizada muy bien el miedo, los colombianos todavia siguen enceguesidos con la seguridad democratica de Uribe, como dijo Petro, me duele colombia, no porque crea que el presidente no haya hecho un buen trabajo sino porque las propuestas de mockus son la solucion a la raiz del problema y no una pastillita que acaba con los sintomas de una enfermedad que puede volver. Segundo, la unidad nacional que propone Santos como dice Rodolfo Arando es bucarle la cuadratura a un circulo, eso no encaja, mas empleo, salud, y bienestar para las pobres, ideas de origen sociodemocrata no seran ejecutadas nunca por elitistas politicos como el; y tercero creo con firme conviccion y lo he mantenido siempre: El hambre de poder es muy diferente a las ganas de cambiar este pais, porque seguir con lo mismo? arriesguemonos a crear conjuntamente el pais que queremos empezando por aconductar nuestros actos, no juguemos con el todo vale.

Vie, 2010-06-11 23:23

El artículo está perfecto Juanita, me gustó; creo que la mejor forma de crítica es resaltar los puntos buenos y a favor, obviamente agregándole alguna que otra cosita que no es tan a favor... Le da algo de picante (no se si sea esta la palabra). El art. Se escribió de una manera imparcial, sin la necesidad de descalificar a ninguno o polarizarse hacia el lado de un candidato en particular.

Vie, 2010-06-11 21:49

Gerenciando el subdesarrollo. Tendra alguna responsabilidad un sector de la elite colombiana del subdesarrollo colombiano. Gerenciar es organizar, administrar y disponer de bienes. Es cierto, Santos se ha dedicado a organizar los bienes. Lo que la Silla no se pregunta es beneficiando a quién. Los Santos con el periodico han sido cercanos al poder, han vivido de los avisos oficiales y a partir de ese poder de la publicidad, su función ha sido sostener el poder a punta de prensa. Y el poder político ha sido el gran administrador del país como una finca. La Silla blanquea la imagen de Santos y de la elite, objetiviza a Santos como un servidor eficiente pero no dice de su gerencia en la U, cuando la parapolítica parecía tener en la U su brazo política, su 70% fue a la carcel. No es mala fe de Juana, simplemente no lo ve. Hemos focalizado el odio de la masa hacía las FARC, ojala ese odio se focalizara también hacia los responsables del subdesarrollo, dejemos de lavar la cara de la elite.

Vie, 2010-06-11 22:30

margarita, no es que no lo vea como tu dices. Es que un artículo no puede abarcarlo todo. Porque si escribo sobre su gerencia de la U, tu quisieras u otro que escribiera sobre lo que hizo en el ministerio de comercio o como designado. Estoy hablando de dos estilos de liderazgo. Tampoco entro en detalle en la visión que Mockus tuvo como líder en Bogotá o en la Universidad Nacional. Santos es un gerente eficiente, que hace la tarea que le pongan. Me parece que el artículo da ejemplos de cosas que no son precisamente lavarle la cara (el logo del cicr, la campaña sucia, césar pérez, etc). Pero no es mala fe tuya, simplemente no lo ves.

Sáb, 2010-06-12 01:24

Loque no ves:pretendes describir pero caes en lo valorativo y no lo sustentas, que es peor, bautizas de heroe a Santos sin una cifra, te parece eficiente una reforma tributaria neoliberal que aseguro el capital financiero pero a largo plazo solo salvo a los ricos, claro la premisa neoliberal salvemos a los ricos qeu son el corazón del sistema, te suena el TIMES ante la crisis reciente. Es buen gerente quien tuvo 3 años para parar la muerte de 3000 civiles, bueno, la Corte IDH espera testimonios de colombianos como tú que a eso lo llaman buena gerencia.Asombrado, Santos ha usado el parlamento para aprobación de presupuesto con manzanilla: puesticos, contraticos:buenas gerencia -plop-. No ves el problema estructural.El PNUD señala la corrupción como el hueco negro del subdesarrollo.Toda sociedad necesita de su elite para transformarse,Santos es la vieja elite aristocratica y corrupta que solo produce atraso. Tu eres élite pero meritocratica por qué te cuesta tanto ayudar a transformarnos

Sáb, 2010-06-12 01:02

Lo que no ves: Santos solo a usado el poder de su familia y los privilegios para acceder a cargos públicos, Mockus se ha ganado sus puestos por concurso público o por elección popular. Santos ha conspirado contra cada presidente o usado el chantaje clientelar para ser nombrado en aras a mantener el poder del TIEMPO a favor del gobernante de turno, así lo hizo con Gaviria, Samper, Pastrana y Uribe. O crees que a Pachito y a él los nombraran sin tomar en cuenta el poder del periódico y de la elite bogotana. Santos solo ha buscado su beneficio personal y la de los intereses de su clase social, a cuál servicio público se ha dedicado, al de él, su lógica es la del privilegio y la trapisonda clientelar. Si, gerencias las lista de la U, para agrupar el mayor número de políticos clientelistas, sin importar los antecedentes paracos, lo hizo muy bien. Pero tú, asumes el liderazgo de Santo como positivo y en función de lasociedad. Dime Juana, qué servicio presto llenando la U de paracos?

Sáb, 2010-06-12 20:53

Margarita, mucho de lo que dices es cierto. Creo que Santos tiene varios lunares en su pasado y creo que hemos escrito sobre eso. Pero creo que tampoco es el monstruo que pintas. Creo que Santos tiene logros importantes que también le han servido al país. No sé cuáles fueron sus motivaciones para hacer lo que ha hecho, pero yo sí creo que sus esfuerzos en el Ministerio de Defensa fueron positivos, o lo que hizo en Hacienda. En la U sacó a algunos parapolíticos pero quedó mucha gente cuestionada, tienes razón, y muchos de los que lo acompañan (como digo en el artículo) son gente muy cuestionada. Pero eso no le quita que él es muy eficaz para cumplir tareas. El problema es que si la visión no es la correcta pues uno llega de manera eficiente a donde no quería.

Sáb, 2010-06-12 04:50

Es cierto que Santos sabe usar el poder heredado por su clan familiar, pero esto no implica que no tenga méritos como político y/o gerente. Su (comentarista) sectarismo es similar a la lógica de "todo lo del pobre es robado" pero en este caso sería "todo lo del rico es heredado". El análisis político no se reduce al juicio moral, existen otros elementos como la capacidad de gestión, el estilo o la ideología de gobierno que también son determinantes en la calidad del poder. Si bien es importante que un gobernante sea honesto, de nada sirve si es incompetente. [email protected] invito a aumentar la resolución de su ópitca política y entender que la realidad no se construye con parches de pueblo y oligarquía, sino que existen intereses heterogéneos y a menudo divergentes dentro de cada grupo e incluso alianzas macabras o virtuosas entre los dos. El mundo es dinámico y transversal, no siempre estático y paralelo.

Páginas

Añadir nuevo comentario