Menú principal

Sábado Abril 04, 2020
En un mes se sabrá que pasará con los quíntuples. Es casi imposible que Sergio Fajardo ceda a la posibilidad de una campaña presidencial en conjunto. No le conviene.

El cuento de hadas de cinco independientes que un día unieron sus caminos para ser el palo de las próximas elecciones y ser felices para siempre, es más producto del deseo que un hecho real. Sergio Fajardo no está dispuesto a jugársela por ningún candidato distinto a él.

Aunque este lunes los quíntuples se dieron un plazo de 30 días para llegar a una fórmula que les permita escoger candidato único a la Presidencia, ni ellos mismos creen que lo lograrán. Pues aunque durante la reunión Fajardo se mostró abierto al diálogo, es casi imposible que ceda a la posibilidad de una campaña presidencial en conjunto. No le conviene.

Fajardo ha dejado claro que no va a participar en una consulta interpartidista. Tampoco le gusta una eventual encuesta donde el más popular sea el que se lance con el apoyo de los otros. Él no quiere arriesgarse aunque los otros siguen tratando de convencerlo que con esta fórmula todos ganarían porque él encabezaría seguro y el grupo como tal quedaría legitimado. Ha dicho que está abierto a oír otras fórmulas. Pero no hay más.

Sea cual sea la fórmula para elegir candidato único, Fajardo sale perdiendo pues le toca poner al servicio de otros los 19 meses que ya lleva en campaña y su popularidad en las encuestas en las que sale punteando, después de Juan Manuel Santos. Y lo que recibe a cambio es muy poco.

Fuera de los votos potenciales que Antanas Mockus, Lucho Garzón, Enrique Peñalosa tienen en Bogotá, tienen sus campañas en pañales. La única que ha avanzado es Marta Lucía Ramírez.

Mockus aún nada en la indecisión. No sabe si se lanza o no y no tiene equipo de campaña, solo amigos ansiosos de ayudarle.

Peñalosa no está pensando en la Casa de Nariño sino en el Palacio Liévano, por lo que no tiene más que las redes que han construido sus representantes David Luna y Simón Gaviria en Bogotá.

 

Fajardo tiene una campaña estructurada y encabeza las encuestas, los otros no.

 

Garzón tampoco tiene mucho fuera de Bogotá. Aunque se ha empeñado en organizar la casa, poniendo a su hijo Eduardo como director de campaña, sólo hasta hace un mes comenzó a visitar otras ciudades. Ya estuvo en la Costa, en el Valle, en Antioquia y la próxima semana va para el Tolima. Tiene un equipo de asesores conformado por ex miembros de su gabinete como Enrique Borda y Edgar Ruiz y otros como Armando Novoa y Jorge Iván González.

La única que está montando campaña es Marta Lucía Ramírez. Ha recorrido 70 municipios, tiene 22 personas trabajando a sueldo y 300 voluntarios. La ex Ministra y ex Senadora se ha puesto las pilas con su página web y espera atraer jóvenes a la campaña a través de Facebook y Twitter. En su equipo dicen que tienen 12.445 simpatizantes en las redes sociales. Pero no despega en las encuestas.

Lo que tiene Fajardo

 

Por el lado del matemático y ex alcalde de Medellín las cosas son de otro calibre. Fajardo ha visitado 30 departamentos y 110 municipios. La campaña dice que cuenta con 6.300 hogares trabajando en la recolección de firmas, 128 personas en todo el país vinculadas a la campaña con tareas específicas (aproximadamente 40 con sueldo) y 660 voluntarios. Tiene sedes alquiladas por la campaña en Bogotá, Medellín y Cali, y sedes armadas por los simpatizantes en Ocaña, Norte de Santander, y en Tuluá, Pradera y Yumbo, en el Valle.

Estos números y los de las encuestas muestran una candidatura ya armada que anda sola. Por eso a Fajardo no le conviene igualarse a los demás quíntuples.

Fuera de eso, Fajardo no puede decirle a la gente que desde hace más de un año se le unió bajo la convicción de que es candidato, que apoyen a otro. Si en algo ha sido claro es en que él va con su candidatura hasta el final. “Voy el 30 de mayo a la Presidencia, con Uribe, sin Uribe, sigo en la tarea de recolección de firmas y construyendo el programa”, le dijo Fajardo a La Silla Vacía.

 

Su fórmula

 

Desde un principio, Fajardo ha pensado que los quíntuples deben estar unidos pero para lanzar listas conjuntas al Congreso.

Garzón, Ramírez, Mockus y Peñalosa comenzaron a hablar cuando Fajardo los llamó a principio del año para proponerles que construyeran la “Selección Colombia”: que juntos escogieran tres candidatos de opinión en cada región para armar una lista al Senado y señalaran figuras de este mismo perfil para Cámaras en algunos departamentos.

De estas llamadas nació la idea de ir juntos al Capitolio a protestar por una reforma política, que con el artículo del transfuguismo y la amenaza del aumento del umbral al 3 por ciento, afectaba las aspiraciones políticas de los cinco. Ahí los medios les tomaron la foto famosa y los bautizaron. Y nació el deseo de que se unieran alrededor de la candidatura de uno de ellos a la Presidencia. Un deseo, que al parecer, sólo se cumplirá si todos se le adhieren a Fajardo.

¿Para qué es entonces este mes? Para fijarse un límite para convencer a Fajardo de que se iguale a los demás, cosa que no va a suceder. O para que cada uno encuentre su puesto (por debajo de Fajardo). A Lucho o a Marta Lucía les puede sonar la Vicepresidencia, a Mockus la cabeza del Senado y a Peñalosa, la Alcaldía.

Conclusión, uno de los cinco no es como los otros. O por lo menos no quiere serlo.

Contenido relacionado

¿De qué se independizan los independientes?

Sergio Fajardo arranca su campaña con un equipo de gente más académica que política, ni uribista ni anti-uribista, y sin extensas redes políticas.

¿Qué se hizo Lucho Garzón?

Ramírez empieza a unir las piezas de Empresa Colombia

 

 

Perfiles relacionados: 
Sergio Fajardo
Marta Lucía Ramírez
Enrique Peñalosa Londoño
Antanas Mockus
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2009-08-13 23:43

yo creo que de ahora en adelante deberían hablar de "Fajardo y los cuádruples".

Mar, 2009-08-04 10:28

Y como no me alcanzó el espacio. La claridad con que habla y su sentido social de Lucho. Caramba si ustedes no son capaces de ponerse de acuerdo cuando están en el centro, por favor, no tienen con qué presentarse ante el pais.

Seguirán siendo lo mismo, unos tipos dando discurso, moviendose por las ramas. Carajo tengan pantalones.

Yo les firmo todas las planillas para que vayan, que haya discusión, que haya democracia. Pa lante es pallá

Mar, 2009-08-04 10:26

Pues si Fajardo viera las cosas así, me parece que ojalá no sea presidente, porque o está mal rodeado o no tiene visión de país. Un país como este necesita líderes que estén dispuestos a entregar todo lo que tienen para los demás, y eso se demuestra con hechos, no con discursos. Ser coherente es necesario, y dentro de la coherencia también está la posibilidad de analizar y rectificar, pues en ocasiones lo que se ve correcto no necesariamente lo es. Si Mockus no se decide, que bueno para el país que no lo haga, pues contradice todo lo que ha mostrado, y no necesitamos un presidente indeciso. Que tome decisiones en frío, no con emotividad, pero ya es hora.

El país le votaría fácil a un proyecto, independientente de quien fuera el candidato. Que tal fajardo de Presidente, Mockus de Vice, pensando en frío y poniendo los valores y proncipios. Y Peñalosa en un puesto magnífico en planeación, y luego le llegará otra vez su alcaldia. Que se decidan, el que no los hace los ve hacer.

Dom, 2009-08-02 22:42

Lo mas importante que nos ha ensenado Mockus en su vida publica es aquella maxima de reglas ciertas, resultados inciertos.
Hay 5 que se dicen independientes, aunque una no lo sea, Martha Lucia. Los otros 4 todo seran, pero han hecho su camino por el dificil asfalto ajeno al bipartidismo y a los gobiernos de turno. El caso es que sin regla de juego, sin procedimiento nadie, puede pretender que los demas declinen, adhieran y ya. Asi tenga el favoritismo y la oportunidad de ganar cualquier mecanismo, los demas han hecho camino. La ley del embudo dirian por ahi, unidos en favor mio y no mas. Eso dejaria a Penalosa con Fajardo, finalmente el no aspira asi q no renuncia a nada. Martha Lucia en su lio de la investidura, y a Lucho y Mockus, acordando regla de juego, asi ambos tengan poco peso en las encuestas, aportan acumulados, que podrian combinar con Rafael Pardo.

Perdemos [email protected] con el ego absurdo de negarse a una regla de juego que nos permita una lista de lujo al congreso.. pero...

Dom, 2009-08-02 19:23

Desde un principio, cuando Fajardo se acercó a Martha Lucía, Mockus, Peñalosa y Garzón, fue con la intención de invitarlos a pensar en listas para el Senado y el Congreso, jamas para organizar consulta de independientes, o encuestas, esas dos ideas son deseos de algunos medios que sin ninguna ética periodística informan lo que consideran les dará chivas periodísticas.

Dom, 2009-08-02 12:25

Sérgio Fajardo tiene lo necesario para no juntarse de manera tan honda con otros. Él está haciendo las cosas muy bien como para que se piense en alterar su estado con la ayuda de los demás. Le conviene escuchar los planes, ideas de estas personas más no hacer parte de ellas. Estar y no estar.

Sáb, 2009-08-01 15:17

Mucho se ha hablado de las obras de Fajardo en Medellín y en eso se ha basado parte de su popularidad y ante esto primero que todo hay que decir que de originales no tiene nada, ya se habia desarrollado en Bogotá programas iguales y segundo y más importante, en menos de dos años muchas de dichas obras como bibliotecas, estaciones de policía y los denominados Colegios de Calidad, tienen numerosos probelemas como: humedades, caída de cielorasos y goteras entre otros, así se llega al punto de siempre, grandes obras que sólo sirven para la foto de la ignaguración,las cuales fueron con bombos y platillos, y después cuando aparecen los problemas por la pobre contrucción e interventoria, que el alcalade de turno se encargue.

Así el señor Fajardo se ocmporta como cualquier político tradicional de los cuales se quiere diferenciar tanto.

Sáb, 2009-08-01 16:52

La popularidad de Fajardo más que por obras se ha basado por su apuesta a la educación y otra forma de hacer política.
En Medellín nadie puede decir que en la alcaldía de Fajardo se aplico clientelismo y mucho menos corrupción.
Programas como "Medellín la mas educada", "Cultura E", "feria de la transparencia", "presupuesto participativo", "equidad de genero" muestran unas de las practicas a la que ningún político le habia apostado antes.
No son obras de cemento porque si, se debe mirar el trasfondo de estas.

Sáb, 2009-08-01 09:01

Esto de no querer estar con el apoyo de los "quintuples", a sabiendas que él tendría el mayor chance de ganar, haría que en el proceso electoral más proselitista, el que se juega faltando 5 ó 6 meses antes de las elecciones, puede hacerle perder fuerza política frente a los políticos "tradicionales" o con un mayor capital político como Vargas Lleras (tradicional) o Juan Manuel Santos (Capital Político).

Justificar que Fajardo es quien lleva más tiempo de campaña, lo cual es una ventaja en un proceso electoral, no puede ser la razón para negarse a buscar el apoyo de otras figuras de opinión que atraerían a varios sectores del electorado, desde conservadores hasta la izquierda. Lo que puede perder ahora, lo podría ganar a futuro, al tener mayor chance para figurar electoralmente en las elecciones.

Vie, 2009-07-31 15:36

En mi opinion lo que deberian de hacer estos quintuples antes que nada es una solida coalision sobre la base de un gran programa legislativo y hacer una provocativa y dinamica campaña para tomarse el Congreso de la Republica con unas listas comprometidas con el programa acordado. Asi se airea el congreso, hay renovacion y hay compromiso programatico para sacar adelante las reformas que el pais necesita. Sera que esos grandisimos egos si los pueden dejar a un lado?

Dom, 2009-08-02 18:09

Eso es lo que están planeando. Ojalá lo logren.

Vie, 2009-07-31 09:51

Desde un principio se sabia que este grupito iba directamente al fracaso; es imposible que personas de esas tendencias tan marcadas se pongan de acuerdo. Sus propuestas poco claras rayan con la ideologia de los otros. Y pues Fajardo de mediador terminará acabando con su campaña, le hacen más daño de lo que lo benefician. sin embargo su mayor problema es la carencia de perfil presidencial, le falta experiencia en el sector público y eso no se gana recorriendo el país. Quizas sea un buen ministro.

Vie, 2009-07-31 07:04

Es válida la lectura de la situación de los quíntuples, quizá el mes de espera sea para fortalecer los puntos de encuentro y evitar un desgaste infructuoso que llevaría a dispersar la opinión. Mas de uno delos quíntuples no tiene esperanzas, aunque su perfil político sea el adecuado para el país, pero con la extraña capacidad de los colombianos para elegir al más equivoda, creo que ninguno sería el elegido.
Cada uno tiene su propio púbico y sus infranqueables. Fajardo la verdad no es de mis afectos, me parece que no muestralo que realmente es ni lo que quiere y aún me suena y no ha explucado claro lo que pasó conla oficina de Envigado. Así y todo, más de uno lo sigue, pero no es convincente para muchos por su ambivalencia oportunista y su ceguera frente a lo que pasa en el país.

Vie, 2009-07-31 07:28

A propósito de Fajardo, este se convierte en motivo para una reflexión sobre el papel del debate en una democrácia...

http://tertulia69.blogspot.com/2009/06/sobre-fajardo-riesgo-de-equivocar...

Vie, 2009-07-31 18:24

Interesante el post

Vie, 2009-07-31 06:08

La propuesta de Fajardo a los quíntuples es la mejor formula. Fajardo necesita una coalición apoyándolo desde el congreso y que mejor si es liderada por candidatos de opinión que le dan transparencia y legitimidad a los proyectos legislativos. Todos critican el presidencialismo pero no siempre obran en coherencia.

Añadir nuevo comentario