Menú principal

Martes Octubre 22, 2019

 

 

En septiembre pasado, la Corte Suprema devolvió la terna con el argumento de que “no era viable”.  En la foto, Augusto Ibañez, presidente del tribunal.

La renuncia de Juan Ángel Palacio a la terna de candidatos a Fiscal General de la Nación estaba cantada desde hacía días. Más allá de las motivaciones personales que planteó, Ángel fue la cabeza que ofreció el Gobierno en su pulso con la Corte Suprema de Justicia, y la salida más digna para el presidente Uribe. Para muchos, todo estaba fríamente calculado.

La pregunta que queda es si la Corte considerará recompuesta la terna con un sólo nombre nuevo, o si ahora se vuelve una terna de uno compuesta por quien entre a reemplazar al ex consejero de Estado.

“Razones de orden familiar y profesional me impiden continuar en este proceso de elección infinitamente eterno”, escribió Juan Ángel Palacio en su carta al Presidente. Un mes antes, había dicho que seguiría adelante por dignidad y porque cumplía con los requisitos para ser Fiscal General. Su candidatura comenzó a tambalear cuando a finales de julio se divulgó información que lo involucraba con un supuesto soborno para influir un fallo del Consejo de Estado.

“Esta salida no es sorpresiva”, dijo a La Silla Vacía un congresista de la coalición de Gobierno. En se sentido, un analista político consultado considera que así como en todo este tiempo nadie renunció a la terna porque el presidente Uribe quería mantener el pulso con la Corte, en el momento que él quiso entregó la cabeza de Palacio Hincapié, el más debilitado de los tres.

 

“El doctor Juan Ángel, de manera muy noble, ha presentado su renuncia esta tarde a la terna, y el Gobierno tendrá que proceder a llenar ese cupo, a llenar ese vacío, a reintegrar la terna. Vamos a echar cabeza, muchachos”, dijo ayer el Presidente Uribe.

“Es una salida decorosa para el Presidente y también un triunfo para la Corte”, afirma Héctor Riveros, abogado y analista político. Añadió que no cree que la renuncia de Ángel haya sido unilateral. El penalista Ramiro Bejarano, por su parte, no considera que sea una movida planeada, sino el resultado de un desgaste entre el Gobierno y la Corte Suprema. “El presidente Uribe quiso imponer esa terna, y al final tuvo que ceder”.

La salida del ex consejero de Estado abre el interrogante de si saldrá también Virginia Uribe o Camilo Ospina de la terna. Según Caracol Radio, no habrá más cambios. Cambiar a los tres sería un triunfo completo para la Corte, y eso no lo va a permitir Uribe.

Héctor Riveros considera que más allá de nuevas renuncias, lo claro es que ni Uribe ni Ospina iban a retirar su postulación al tiempo que Palacio, ya que mientras sobre este último hay cuestionamientos éticos y legales, sobre los otros dos hay reparos de carácter profesional. Por lo tanto, los dos no iban a querer quedar en ese mismo paquete.

El nombre del candidato para completar la terna se conocerá pronto. El cambio es, para muchos, suficiente para que la Corte Suprema elija al nuevo Fiscal. Para otros, dependerá del nombre que el presidente Uribe ponga en la lista. “Si es un penalista reputado o una persona cercana a la Corte, ésta no podrá negarse a escoger”, afirmó una de las fuentes consultadas. Pero si es un candidato con bajo perfil profesional o con cuestionamientos, ¿se volvería al mismo punto?

“Si yo fuera magistrado de la Corte, consideraría que la terna no es viable solamente con ese cambio”, dijo Ramiro Bejarano. Para él, la Corte Suprema consideró que toda la terna era el problema y no solamente uno de los candidatos. Añade que no podría ahora acomodarse y elegir a quien ya había descartado.

Al final el clima entre la Corte Suprema y el presidente Uribe parece mejorar, y es posible que finalmente haya humo blanco con el sucesor de Mario Iguarán. Lo cierto es que sería por lo menos extraño que el tribunal escoja a Camilo Ospina o Virginia Uribe como nuevo Fiscal después de que en septiembre dijo que “no eran viables”. Y si escoge al candidato que reemplace a Palacio, dejaría el sabor de que se trató – como sucedió con la elección del defensor del Pueblo o de magistrados de la Corte Constitucional – de una terna de uno.

 

Perfiles relacionados: 
Ramiro Bejarano Guzmán
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2009-10-18 16:19

Advirtió el país con inquietud que el ofrecimiento presidencial US$ 3.000.000, para protección de los magistrados, en momentos en que se reunía con dignatarios de la Corte. Lo inoportuno y escandaloso es que con ello se pretende crear una atmósfera de toma y daca, que difumine el fondo de una discusión sobre las calidades e independencia de los aspirantes a FGN. No por la tardía renuncia de Juan Angel Palacio puede pensarse que desaparecieron los factores que enervan las otras dos personas que carecen de versación especializada, y dependen afectiva y políticamente del bimandatario. Si se señala un reemplazante y resultare elegido, Palacio tendría razón al declararse ofendido por cargos que no se le formularon específicamente, pero que AUV dio por existentes y válidos al punto de obligar su retiro. Pasa el tiempo y tanto Ospina como la señora Uribe se hacen los desentendidos. ¿ Su silencio autoriza aplicar la aterciopelada doctrina Pombo, para dar por aceptada su renuncia implícita ?

Dom, 2009-10-18 16:21

POr favor, léase el primer renglón así: "Advirtió el país con inquietud el ofrecimiento ..."

Sáb, 2009-10-17 09:39

Cuando la Corte Suprema de Justicia se comunicó con la Presidencia para ponerle de presente que la terna no cumplía los parámetros que su Sala Plena adoptó como criterio mínimo de selección, le preguntó al nominador de ella cuáles habían sido los criterios aplicados para integrarla. Consideró entonces que no era viable; sin distinguir falencias, inconveniencias, carencia de especialidad, dependencia afectiva o política con el Gobierno, incapacidad sobreviniente durante el período, o cualquiera otra circunstancia impeditiva respecto de uno u otros de los aspirantes.Y como no indivualizó el tipo de objeción en cada caso y persona, es natural que la glosa cubrió a todos sus integrantes. Y tuvo razón al proceder así, porque su función no consiste en elegir a machamartillo, dejando de lado consideraciones sobre el desiderátum constitucional; y además porque el interés del primer mandatario es susceptible de ser confrontado con el de la nación. Naturalmente el embrollo aun no termina.

Sáb, 2009-10-17 09:24

de infinitamente eterna, califica Palacio la elección de la corte. Que bueno que renuncio, acaso hay algo infinito que no sea eterno, si así usa los adjetivos, algo que se aprende en la primaria, como hubiese sido de fiscal. Cada nuevo episodio evidencia la vergonzosa actuación de los candidatos. La corte debe rechazar la terna porque de ésta había dicho que era inviable. Osea toda la terna, si el problema era un candidato sobre el cuál no había evidencias juzgadas de haber delinquido, debio haber seleccionado a Ospina o Virginia. Mal por la Corte. Qué va a pasar, que Uribe escogera otro candiato relleno para que nombren a Ospina y así conseguir su objetivo inicial, y la Corte solo habrá evidenciado que frente al ejecutivo y la popularidad no hay santa lucía que valga, acaso le importa a colombia tener un buen fiscal, a quién le importa.

Sáb, 2009-10-17 09:47

En otro medio ( C M I ) habíamos observado igual reparo gramatical al que hace Margarita Mendoza. En su tardía carta de renuncia a la terna, Palacio incurre en otro error cuando afirma que jamás había sido sancionado durante toda su larga carrera profesional.

Jue, 2009-10-15 19:44

Estoy de acuerdo con el profesor Ramiro Bejarano, los cuestionamientos fueron sobre los ternados y no únicamente sobre Palacio, es más, era el fiscal, sino fuera por lo que se conoció que impidió válidamente designarlo. Las dudas en relacion con Ospina y Vallejo persisten, no sólo se debe exigir pulcritud sino idoneidad y sapiencia para ejercer el cargo y quienes quedaron no las cumplen. Además el hecho de que no renuncien se observa claramente el vínculo de subordinación con el presidente, como lo hizo Palacio, lo sacaron por la puerta de atrás por no hacerlo a tiempo, a menos algo de dignidad le hubiese quedado si hubiese retirado su nombre meses atrás, ahora cuestionado éticamente y trompo de poner de la presidencia.

Añadir nuevo comentario