Menú principal

Miércoles Octubre 23, 2019
Simón, el hijo de César Gaviria, hoy saltó oficialmente del peñalosismo al liberalismo. Será la cabeza de lista del Partido Liberal en la Cámara por Bogotá y la fórmula del senador Juan Manuel Galán. Foto: Laura Rico Piñeres.

 

El hijo del ex presidente César Gaviria, jefe único del Partido Liberal, vuelve a casa. Después de cuatro años como representante a la Cámara del País que Soñamos, el partido fundado por el ex alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa en 2006, Simon Gaviria ha decidido que está vez sí heredará el traje rojo, que su padre le tenía guardado en el armario desde que nació.

Gaviria junior será la cabeza de la lista a la Cámara por el liberalismo en Bogotá. Hoy a las once de la mañana, como un evento de calentamiento de motores para el Congreso Liberal, anunció su candidatura y se puso la camiseta con la 'L' en la plazoleta central del Parque Nacional. 

Rafael Pardo, candidato liberal a la Presidencia le dio la bienvenida a Gaviria Jr. Y David Luna, su ex colega en el País que Soñamos, también estuvo presente en el evento. Luna se lanza a la Alcaldía, por ahora como independiente.  Foto: Laura Rico Piñeres.

Desde la séptima llegó a la plazoleta caminando por un largo corredor arborizado, rodeado de una comitiva especialmente seleccionada para que las cámaras lo registraran como la esperanza de renovación del Partido Liberal.

Ni un sólo curtido senador lo acompañó. Sólo figuras refrescantes del partido estuvieron en esta llegada triunfal: el candidato presidencial liberal Rafael Pardo; el ex gobernador de Antioquia Aníbal Gaviria; el senador Juan Manuel Galán, quien ya escogió a Gaviria como su fórmula en Bogotá y quien se está peleando la cabeza de lista al Senado con Cecilia López, y su colega del País que Soñamos, David Luna, quien ya está en campaña para la Alcaldía de Bogotá como independiente (por ahora).

Después de tanto espectáculo, ¿qué tan bien le puede ir al delfín?

Simón Gaviria tiene la misión de ayudarle al liberalismo a reconquistar a Bogotá, una plaza roja por excelencia pero que en los últimos años fue tomada por Cambio Radical, el Polo, el peñalosismo y La U. Pero esa no es una tarea nada fácil. La puja está muy reñida. Hay demasiados candidatos que quieren pescar votos en Bogotá.
 

En el evento de lanzamiento de la candidatura de Gaviria no fue ni un solo curtido senador liberal. Era fundamental destacar la idea de renovación en esta vieja fuerza. Foto: Laura Rico Piñeres.

El economista risaraldense tiene el perfil para seducir electores de opinión y de organización. En el Congreso se caracterizó por asistir juiciosamente a las sesiones y por su trabajo en temas ambientales, de niñez y de emprendimiento. Ha sido transparente y esto es fácil de vender.

Ya dentro del partido tiene una gran ventaja: poca competencia. El representante liberal por Bogotá que más votos sacó en 2006, Germán Olano, aspirará al Senado. Y Pablo Enrique Salamanca, el otro representante rojo en la ciudad, hace cuatro años sólo sacó 11 mil votos. De este modo, Gaviria llega automáticamente a liderar la campaña liberal en Bogotá. Más con la llave que selló con el galanismo en el evento de hoy.
 

Dos delfínes

El senador Juan Manuel Galán, hijo del ex ministro y ex candidato presidencial asesinado, nombró a Gaviria como su fórmula a la Cámara en Bogotá.

Galán es un aliado de primera en la ciudad, pues además de su apellido y de la posibilidad de que sea la cabeza al Senado del partido, fue elegido popularmente el 29 de septiembre como el jefe del directorio local del liberalismo en Bogotá. En la consulta interna, sacó seis mil votos para dirigir la política roja en Bogotá.

Así Gaviria entra y de una recibe su herencia. Como cabeza de lista liberal en la capital y fórmula de Galán, director del partido, es muy posible que se le adhieran algunos de los concejales liberales elegidos en 2007 en Bogotá. Por ahora los está acompañando Angela Benedetti. Igualmente, Simón Gaviria recibirá el apoyo de algunos de los ediles rojos en la capital. Ya está con él César García, el edil liberal que más votos sacó en la pasada contienda local, elegido en Engativá.

Pero además de esto, el hijo de César Gaviria llega al partido con parte de la estructura que construyó en el peñalosismo. La presencia de David Luna, su colega del País que Soñamos en la Cámara en el evento de hoy, deja claro que las redes de apoyo que estos dos representantes jóvenes ya tienen construidas en las localidades de Bogotá, llegan, en gran parte con Gaviria al liberalismo. Estas redes están concentradas en las localidades de Kennedy, Bosa, Fontibón y Suba.

No todo es color rosa

Aunque tiene mucho a su favor, hay muchas piezas que se pueden mover. Los votos peñalosistas de Simón son difíciles de cuantificar, pues en 2006 hizo parte de una lista cerrada donde es imposible contar cuántos votos sacó cada candidato. La lista fue la quinta más votada en la capital con 103.793 votos. Pero, no se sabe cuántos de estos sufragios fueron depositados por Gaviria, cuántos por Luna o por los demás miembros de la lista (donde también estaba María Piedad Velasco, hoy candidata al Senado de Sergio Fajardo). Tampoco se sabe cuántos de estos votos fueron por el ex alcalde Peñalosa, quien fue la imagen y el padrino de esta lista.

Fuera del ADN de los votos, hay otro problema. El peñalosismo puede no irse con Simón Gaviria por quedarse con Alfonso Prada, ex concejal y pieza clave de la administración del ex alcalde, quien aspirará a la Camára con el Partido Verde, que es donde ahora milita Enrique Peñalosa.

Las nuevas generaciones liberales son otro grupo de apoyo que Gaviria quiere conquistar. Y en eso está trabajando conjuntamente con Juan Manuel Galán, que tiene un grupo grande de simpatizantes en la organización de juventudes del partido.

Pero aún le falta ganarse a los jóvenes independientes del partido, que son la mayoría en esta organización, y que no les suena el delfinazgo. “Nosotros no sólo aplaudimos que los hijos de ex presidentes lleguen a esos puestos de reconocimiento en representación de la renovación liberal. También quisiéramos que jóvenes de la militancia liberal, los que hemos crecido con el partido también pudiéramos llegar a ser cabezas de listas”, dijo Jenny Lindo, jefe de juventudes del Partido Liberal a La Silla Vacía.

En todo caso, este sábado se define una de las piezas más importantes del rompecabezas de Gaviria junior: la suerte de su fórmula al Senado Juan Manuel Galán se definirá en el Congreso Liberal. Ahí los delegados liberales definirán si Galán sí será la cabeza de lista a esta corporación. Si no, Gaviria no lucirá tan majestuoso con su nuevo traje rojo.
 

Perfiles relacionados: 
Carlos Gaviria Díaz
Simón Gaviria Muñoz
Rafael Pardo Rueda
David Luna Sánchez
Aníbal Gaviria Correa
Juan Manuel Galán Pachón
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2009-12-10 08:27

No tengo ni idea sobre cómo ha sido la labor del Delfín Gaviria en su corto recorrido político. En todo caso creo que si hay personas mucho más conocedoras del asunto que yo y que pertenecen al partido liberal y que son jóvenes y que opinan que "También quisiéramos que jóvenes de la militancia liberal, los que hemos crecido con el partido también pudiéramos llegar a ser cabezas de listas”, pues claramente lo que sucede es que el partido está funcionando con una lógica monárquica respecto a la traslación del poder. Es una pena.

Jue, 2009-12-10 12:49

Todo el mundo dice que el PLC esta en crisis. ¿y en donde me dejan al Partido Conservador? El cual no tiene ni candidato propio por andar en la vergonzosa labor de arrodillares al presidente. ¿Cambio Radical? El cual quedo vacío y desolado después de los errores que cometió Vargas Lleras. ¿PDA? El cual esta sumergido en una pelea interna tremenda entre el ala centrista y el ala de izquierda radical.

El único que medio logra aparentar estar firme es el Partido de la U, pero eso es solo por ahora que esta Uribe arriba.
Apenas se caiga Uribe, se cae la U.

Mié, 2009-12-09 23:01

Cuál renovación???
La renovación no está solo en que entre gente joven, sino en cómo entra.
Simón Gaviría y Juan Manuel Galán no tienen los méritos suficientes para encabezar las listas. Solo sus apellidos les permiten estar en la rosca que maneja a su antojo al Partido Liberal.

Definitivamente el desastre del Partido Liberal en las próximas elecciones va ser descomunal, ya que no aportan una sola idea, solo peleando por puestos y por el poder por el poder.

Jue, 2009-12-10 03:12

que desacertado es tu comentario, Simón Gaviria ha sido impecable en su tarea de independizarse de su padre. Comparten el apellido pero no comparten todos sus ideales. Gaviria Jr, a diferencia de su padre, si ha puesto en evidencia políticas mas vanguardistas y pragmáticas.

Jue, 2009-12-10 08:30

Creo que el comentario desacertado es el suyo, que no se leyó todo el artículo y que no entiende bien el significado de la palabra "renovación".

Jue, 2009-12-10 12:44

Creo que debes dejar de relacionar la renovación política con el apellido, y empezar a relacionar dicho termino con los ideales políticos. Cuando se habla de renovación, se habla de replantear ideales, reestructurar ideales, remudar ideales , restablecer ideales, pero en ningún momento se habla de replantear, restablecer, o remudar apellidos.
Los delfines políticos no pueden estar condenados al anonimato por el simple repudio envidioso de la sociedad. Los delfines deben procurar mantener su independencia ideológica y renovadora, lo cual Simón ha cumplido a cabalidad.

Jue, 2009-12-10 21:50

Definitivamente, eso no es lo que creen las juventudes liberales. Sólo usted, querido amigo Andrés Felipe Gaviria

Añadir nuevo comentario