Menú principal

Sábado Noviembre 28, 2020

La expropiación de Éxito: más que una retaliación contra Colombia, otro capricho de Chávez

Hugo Chávez tomó la decisión de expropiar los supermercados Éxito sin una ley o sentencia judicial que lo faculte. Los dueños fueron notificados al aire, en el programa 'Alo Presidente'.
Fotomontaje: Juan Carlos Arroyo.

La decisión del presidente de Venezuela Hugo Chávez de expropiar la cadena de almacenes Éxito se sintió en Colombia como un golpe bajo. La marca Éxito es un referente nacional, y la noticia no podía significar otra cosa que una escalada en el conflicto binacional.

No obstante, la medida no es simplemente una retaliación contra Colombia. Hace parte de una estrategia desesperada del chavismo para controlar el suministro de productos de primera necesidad, y enfrentar de alguna forma la deteriorada situación económica. Un remedio que parece peor que la enfermedad.

“La cadena Éxito, en base a las numerosas violaciones a las leyes venezolanas, pasa a ser de la República”, dijo el presidente Chávez en ‘Alo Presidente’ el domingo pasado (ver video). Chávez tomó la decisión de un momento a otro, mientras hablaba de la necesidad de llevar alimentos a todo el país. Al principio dijo que esperaría una “ley nueva” para hacerlo, pero después dio la orden y notificó en directo a los dueños de la empresa.

Almacenes Éxito en Venezuela es una empresa mayoritariamente del grupo Casino de Francia, donde Éxito Colombia tiene una participación minoritaria. “No es una medida contra Colombia, aunque sin duda es nefasta para la inversión extranjera”, dijo a La Silla Vacía Magdalena Pardo, presidente de la Cámara Colombo-venezolana.

En su editorial de ayer, el diario El Nacional de Venezuela calificó la decisión como una “bofetada” contra Francia, pero no descartó que se tratara un arrebato contra Colombia: “Quizás el odio a Colombia lo llevó arremeter contra Éxito, pero la equivocación le costará caro".

Pero más allá de que Chávez tenga entre ceja y ceja a nuestro país, la medida obedece más al creciente problema económico local. Además de las convicciones propias de su proyecto socialista, el Gobierno busca a toda costa controlar la producción y distribución de productos para suplir el desabastecimiento y controlar el alza de precios. Ante el control oficial de precios y la tasa de cambio, muchas empresas privadas han dejado de producir o comercializar productos de primera necesidad, o lo hacen a un precio mayor al permitido oficialmente, ya que no están dispuestas a producir a pérdida o con un margen de ganancia mínimo.  

En el segmento de alimentos, el Gobierno es dueño de Mercal, un supermercado del Estado que compite con los supermercados privados pero con precios subsidiados. Pero la cosa va más lejos. En la misma alocución en que decidió la expropiación de Éxito, Chávez se refirió al proyecto de la Corporación de Mercados Socialistas (Comerso), creado en diciembre pasado. Durante su inauguración, el Presidente venzolano dijo que Comerso tenía que "desarrollar la cadena completa, desde el sector primario hasta el consumidor final”.

Así, los supermercados Éxito expropiados pasarían a manos de Comerso, con lo cual el Gobierno se hace a la red, los puntos de venta, los empleados e incluso los inventarios de la empresa.

¿Cuál fue el 'pecado' de Éxito? 

“Los comerciantes se burlan de nosotros, se burlan del Pueblo”, dijo el ministro de Comercio Eduardo Samán en una entrevista a la cadena oficial Venezolana de Televisión. Según Samán, varios supermercados - entre ellos, Éxito - habían remarcado los precios de sus productos después de que el Gobierno devaluara, el 8 de enero pasado, el valor del bolívar fuerte. De 2,15 bolívares por dólar, pasó a 2,60 para unas operaciones, y 4,30 para otras. Con esta medida, el Gobierno echó reversa a un sistema que, según el Blog Venezuela, publicado en La Silla Vacía, "nunca debió exisitir".

El ministro de Comercio Eduardo Samán dijo que la expropiación de Éxito es una medida que respalda el Pueblo venezolano.

“Si tienen productos en existencia [los supermercados], no tienen por qué remarcarlos y especular (…) el principal problema de la inflación es la especulación”, explicó Samán en la entrevista. El Ministro no mostró pruebas de sus acusaciones contra ningún supermercado, pero al otro día del anuncio los almacenes Éxito estaban tomados por funcionarios del Indepabis, la entidad oficial que protege los derechos del consumidor. Días antes, varias sucursales habían sido cerradas temporalmente por incumplir el tope de precios establecido por el Gobierno.

Contrario a la posición oficial, muchos economistas y analistas consideran que la medida del Gobierno es la que genera la inflación. “La devaluación y las restricciones a la compra de dólares encarecen la inversión en maquinaria y equipo que el país necesita para desarrollarse. Estas medidas también resultarán en mayores precios al consumidor, en un país en el que la inflación, con más de 27% al año, es ya la más alta en Latinoamérica”, escribió Manuel Hinds en El Diario Exterior.

Lo cierto es que el delito del que se acusa al Éxito no fue el resultado de un proceso judicial ni mucho menos. “No puedo afirmar si Éxito cometió o no cometió especulación, pero la decisión de expropiación la tiene que tomar un juez. Eso no podía decidirse así como se hizo”, le dijo a La Silla Vacía Víctor Maldonado, del gremio económico Fedecámaras en Venezuela.

Y además de que no existe una sentencia judicial contra Éxito, la ley no prevé por el momento una expropiación por el delito de especulación, sino únicamente una multa y una pena de prisión. “El presidente Chávez toma las decisiones así”, dijo a La Silla Vacía una periodista de ese país, “primero decide y después sus ministros solucionan el problema”.

Algo similar ocurrió - cuenta la periodista - cuando el presidente Chávez ordenó los racionamientos de luz en Caracas. El ministro de Energía Eléctrica Ángel Rodríguez comenzó a hacer cortes en la capital. Ante el costo político y las protestas que generó esta decisión, Chávez echó para atrás la medida y destituyó a Rodríguez.

No sería extraño entonces que el Presidente venezolano echara para atrás la decisión de expropiar Éxito y aclarara, como ha hecho antes, que no dijo lo que dijo.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2010-01-19 15:10

Tener un loco en el vecindario, continúa siendo una situación peligrosísima.

Mar, 2010-01-19 11:24

La expropiación de Exito no puede ser tomada como una retaliación contra Colombia, y mucho menos el gobierno nuestro puede usar esto como caballito de campaña.... el Exito ya no es colombiano, lo fue pero como toda buena inversion nacional termina en manos de extranjeros...

Que expeculan? claro que lo hacen y en Colombia sin ningun control, ofrecen un precio y ffacturan otro, facilmente cambiando un codigo.... al hacer el reclamo lo que argumentan es que es otra referencia que ya se acabo.....

Mar, 2010-01-19 07:34

Chávez jura y rejura que el camino del "Socialismo del Siglo XXI", es la solución a todos los problemas de su país y de América Latina. Pero olvida que es simplemente un discurso, una falacia; basándose en muchos de los problemas que se tiene en nuestros países y en la región, se vende la idea que todo eso será la solución. Siempre contra un enemigo único: El Imperio.

Incluso hasta salió en la RNV (Radio Nacional de Venezuela) una noticia que decía que el terremoto de Haití fue producto de un "terremoto experimental" desarrollado por EE.UU. El hipervínculo original era: http://www.rnv.gov.ve/noticias/?act=ST&f=29&t=117537, pero ahora no hay permiso para acceder a esa información. Pero se puede ver en otras páginas Web, como http://www.aporrea.org/imprime/n148944.html, teniendo el mismo contenido.

En conclusión, creo que Chávez está loco y vive bajo unos dogmas de fe peores que los que se construyen aquí en torno a la Seguridad Democrática y el proyecto mesiánico de Uribe.

Añadir nuevo comentario