Menú principal

Miércoles Septiembre 23, 2020
A la idea de Álvaro Uribe de los estudiantes-informantes se suman sus prolongadas entrevistas en emisoras regionales, la cancelación de la transmisión de los consejos comunitarios y la presentación de candidatos al Congreso en este mismo espacio, el fin de semana pasado. Algo similar a la campaña de 2006.

La idea del presidente Uribe de “vincular a mil jóvenes estudiantes de Medellín como informantes de la Fuerza Pública para desterrar el homicidio” y de pagarles 100 mil pesos mensuales fue exclusivamente suya. O al menos no la comentó con los que hubiera sido natural hacerlo. No fue consultada ni con el alcalde de Medellín Alonso Salazar ni con la ministra de Educación Cecilia María Vélez; y a juzgar por las declaraciones de Gabriel Silva, hasta el Ministro de Defensa quedó fuera de base. ¿Otro acto de campaña?

La primera reacción del alcalde Salazar fue bastante prudente. En cuanto conoció la noticia el martes en la noche, dijo que no tenía el ánimo de entrar a polemizar con el Presidente. No obstante, el miércoles dijo abiertamente que no apoyaba la idea. Por su parte, la ministra Vélez se sorprendió cuando conoció la noticia. La Silla Vacía supo que inmediatamente ella llamó a Uribe a manifestarle su desacuerdo total de utilizar estudiantes como informantes de la Fuerza Pública.

El martes pasado el presidente Álvaro Uribe fue recibido en el aeropuerto Olaya Herrera, de Medellín, por el alcalde Alonso Salazar; el gobernador Luis Alfredo Ramos, y los altos mandos militares y policiales del departamento.
Foto: Felipe Ariza - SP 

Mientras Uribe llegaba a Davos, Suiza, al Foro Económico Mundial, el ministro Silva aclaró que el Presidente había sido “malinterpretado”, y que la propuesta no incluiría menores de edad.

Y es que con esta idea de los estudiantes-informantes, el Gobierno está entrando en arena movediza: si hay un tema que le importe a la comunidad internacional, en especial a Naciones Unidas, es la vinculación de menores de edad en el conflicto, tanto por el Gobierno como por los grupos armados. Es más, la única vez que el Secretario General presentó un informe específico sobre Colombia al Consejo de Seguridad, fue en relación con el involucramiento de niños en la guerra.

Las críticas han venido de todas partes, tanto de académicos como de políticos de lado y lado. “Los jóvenes estudiantes no se deben involucrar con el señalamiento de integrantes de grupos armados. Esto se vuelve un arma de doble filo: los pone en riesgo y propicia violencia contra ellos. Además, no tienen la madurez suficiente para involucrarse en este tipo de cosas”, dijo a La Silla Vacía Jaime Restrepo Cuartas, representante a la Cámara por el partido de La U y ex rector de la Universidad de Antioquia.

¿Habló el candidato?

Algunas fuentes consultadas por La Silla Vacía creen que esta declaración simplemente hace parte del estilo de Álvaro Uribe. Una decisión acalorada y fuerte que no pasa por sus asesores. Ante la creciente ola de violencia en Medellín – los homicidios aumentaron 64% en 2009 –, y haciendo gala de su estilo personalista, centralista y frentero, el Presidente simplemente ‘tomó el toro por los cuernos’ y propuso alguna salida para el problema de la seguridad en las ciudades. Una grieta que inevitablemente le mueve el piso a la política de Seguridad Democrática y que es un gran problema para Medellín.

Otras personas consultadas consideran que esta no es una idea improvisada. "Es una propuesta para llegarle a un sector específico, que son los jóvenes. Y además es algo que polariza y obliga a generar controversia. El Presidente ha aprendido de los Republicanos, en Estados Unidos, que no hay mejor manera de hacer campaña que polarizar”, dijo a La Silla Vacía el analista político Álvaro Forero.

"Cuando el Presidente empieza a proponer este tipo de cosas uno no sabe qué terreno está pisando", opina Juan Fernando Londoño, también analista político. "Esto de los informantes lo propuso también hace ocho años y no sabemos qué tanto funcionó y qué pasó después".

Con sus palabras, Uribe cambió el libreto de los medios de comunicación, que venían haciendo eco de las críticas contra la reforma en salud y además, obligó a los candidatos presidenciales a responder. Sobre todo a Sergio Fajardo, quien para el Presidente puede ser el rival de más peso en las elecciones presidenciales, sobre todo si al final, como parece, el referendo no alcanza a salir a tiempo para repetir en 2010 y Uribe queda obligado a buscar a uno de sus sucesores para pasarle la posta. Sucesores que hacen campaña en el nombre de su padre y que se están enfriando en la banca.

Juan Manuel Santos y Marta Lucía Ramírez, ambos ex ministros de Defensa de Uribe, salieron inmediatamente a respaldar la decisión. Y Fajardo, que en el tema de la deteriorada seguridad en Medellín ha sido muy cauteloso, respondió como no lo había hecho hasta ahora. "Esto va en contravía de lo que necesitamos. Es un error garrafal que va en contravía de una apuesta por la transformacion del país", dijo en un comunicado. En este punto, no pudo ser "ni antiuribista ni uribista". Le tocó plantarse en la orilla opuesta al Presidente, algo a lo que seguramente Uribe intentará obligarlo cada vez más.

Como un "error garrafal" calificó Sergio Fajardo la propuesta de los estudiantes-informantes.
Foto: Laura Rico Piñeres

El Presidente tiene sus ojos puestos en Medellín desde hace meses. En marzo pasado, en un consejo comunitario en Antioquia, dijo que la seguridad en la ciudad era un "maquillaje" que se había caído, en lo que se entendió como una abierta crítica a la gestión de Fajardo como alcalde. Y en diciembre, en otro consejo comunitario, coordinó directamente las acciones de seguridad con la Policía, e incluso designó a un equipo de su gabinete para que monitoreara los avances. El alcalde Salazar simplemente asintió.

Diversas fuentes en la ciudad coinciden en señalar que el Salazar está debilitado, distanciado de las autoridades y con un gabinete cojo. Ha tenido tres secretarios de Gobierno. El último, en calidad de encargado, también renunció y el cargo está vacante. Además, el Alcalde no tiene margen de maniobra. Salazar fue secretario de Gobierno de Fajardo y el símbolo de continuidad de éste, y poner el espejo retrovisor y criticar lo que dejó su antecesor, es torpedear la campaña de su mentor. 

En ese contexto, el Presidente no tiene peros y aprovecha la oportunidad. "Con esta actuación, Uribe manda un mensaje: 'el alcalde de Fajardo no funcionó", agrega Álvaro Forero.

Esta propuesta, típica de campaña, se suma a lo que el presidente viene haciendo en las últimas semanas. Aunque suspendió la transmisión de los consejos comunitarios después de la sugerencia del Procurador, precisamente en este espacio presentó a varios candidatos al Congreso el fin de seman pasado en Soacha. Y viene dando entrevistas extensas a emisoras locales. Tal y como lo hizo en 2006, cuando además no concedió entrevistas a medios escritos nacionales. Su última aparición fue el martes en la mañana: habló durante una hora por Radio Paisa AM sobre la situación en Medellín. Habló como candidato y habló como Presidente.
 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2010-02-02 08:55

Si la política del Estado es pagar por información, es muy probable que por un lado lleguemos a repetir los casos que aun hoy nos duelen de los falsos positivos, al principio probablemente no sea asi, pero mas adelante si y por otro lado empezaremos a poner en riesgo la vida, la seguridad y la integridad de nuestros estudiantes quienes por unos pocos pesos se convertiran en "carne de cañon". Yo veo la medida como altamente inconveniente, necesitamos ser mas consientes que no es conveniente que nos paguen por "delatar". Es una responsabilidad de los ciudadanos denunciar a los delincuentes, no deben pagarnos por eso ni ser algo exclusivo de ciertas personas, situación que claramente las pone en peligro.

Dom, 2010-01-31 11:44

No sé si Héctor Abad halla leido esto, pero hoy domingo se fue por la misma idea:

Lo realmente grave es que haya habido fiscales regionales (pertenecientes a los grupos políticos del Gobierno) que son aliados y cómplices de las nuevas mafias de Medellín.

Uribe prometió desde hace meses enviar a Medellín 500 policías más para cumplir con este cometido que el Alcalde y las autoridades locales tienen muy claro. No ha cumplido la promesa y para disimular su incumplimiento, propone los estudiantes informantes. Alonso Salazar sabe lo que hay que hacer en ciertas zonas de la ciudad, pero al Gobierno central no le conviene que a una Alcaldía independiente y no uribista le vaya bien. Cuantos más homicidios haya en Medellín, peor para Fajardo y mejor para la reelección de Uribe. Al fin y al cabo Fajardo es el único candidato que tiene músculo para ganarle las elecciones al Presidente. Por eso en el Gobierno central no quieren mover ni un dedo a favor de las ciudades que no estén administradas

Sáb, 2010-01-30 22:04

Tenemos Uribe pa' ratico, y no para el gustico.
El presidente Uribe en un acto de astucia propone esto en un ambiente donde
la inseguridad en medellin se hace presente.
El punto de discusion aqui es si estos estudiantes-informantes que el gobierno propone deberan seguir instrucciones precisas o del bloque cacique nutibara, o del bloque metro.
Se lo dejo a consideracion a usted mi Presidente. Adelante presidente.
Cada vez me acuerdo mas de aquella frase que dice que la inseguridad es un artificio que hacen los gobernantes para poder manipular mas facilmente a sus gobernados.
Aun sigo sintiendo repugnancia

Vie, 2010-01-29 12:24

¿Qué tal el descaro? Yo sí quisiera que alguien le preguntara qué influencia habrá tenido en la apariencia de seguridad en Medellín, el hecho de que el ex director de la FGN en esa ciudad y ACTUAL hermano de su Ministro de JUSTICIA (entiéndase las mayúsculas como un grito), fuera un TRAQUETÓLOGO!!!!
Sobre la polarización republicana, creo que deberíamos ser justos y decir que aquí al Presidente no le ha funcionado del todo, especialmente en Bogotá, pues cuando salió a decir (de forma inconstitucional, ilegal, irreglamentaria y antidisciplñinaria) que no votáramos por Moreno, la mitad de indecisos se voltiaron pal Polo, es decir, al final sí se "polarizaron", pero en la forma opuesta al ideal republicano estadounidense.

Jue, 2010-01-28 17:50

Y habló como el hampón que es. Qué bonito, lo último que nos falta es sistematizar al país de sapos.

Jue, 2010-01-28 17:04

Dicen q la Administración de Fajardo no fue más que maquillaje. Yo entendería por maquillaje, resaltar lo bueno y esconder lo malo. Entonces cuando Uribe termine su administración se imaginan el maquillaje tan tenas que va a caer?... En cuanto al Señor Fajardo puedo opinar lo siguiente: Es una persona transparente, en todo el sentido de la palabra. Hasta ahora, malo de su administración en Medellín no ha salido nada. Dirán ustedes que los índices de homicidios qué? que eso fue que hiso pactos con paras (cuando otros lo tildan de amable con la guerrilla)... La disminución de homicidios en Medellín ni siquiera se le debe atribuir a él. A él atribuyamosle todo el gran avance social, económico y educativo en la ciudad, NO la seguridad... La seguridad urbana se debe a conyunturas nacionales, que padecen las grandes urbes colombianas como concecuencia del paramilitarismo urbano, delincuencia comúm, y NARCOTRÁFICO (el cual es problema nacional y debe combatirse con políticas nacionales).

Jue, 2010-01-28 16:28

Mi observación es que, bueno, más allá de una jugada politiquera o no (como claramente, lo es), es como un gran acuerdo.
"Mira, ahora este es el demonio"
"¡Oh, no! ¿Quién nos dicen que no lo es?
¡Fajardo! ¡Votemos por él!"

Pruebas, señoras y señores, PRUEBAS.

Por otro lado, leía en Blog.com y algunos otros sitios que la idea generalizada de los estudiantes acá es 'el conflicto está por allá en la porra, yo nada que ver con él... es como vivir con gripa, ya me resigné'.

Algún día se va a estudiar sociológicamente el daño tan TERRIBLE que ha causado a la mente impresionable de adolescentes y niños 8 años de este gobierno. No han conocido otro presidente que Uribe. No conocen otra forma de seguridad que la Omertá (Ley del Silencio) y las leyes internas à la N'Dragheta.

Ojalá esto sea un momentum que le permita a la juventud hablar por sí misma, desde lo civil, sin sentir que necesita un patronazgo político para ser válido.

Jue, 2010-01-28 16:32

Me pregunto si la nueva red de informantes parauribistas, con sede -como no- cerca a Envigado, será tan atractiva como La Doce del Boca, las barras bravas de Santa Cruz (Bolivia) o las Juventudes Venezolanas en Maracaibo.
¿Ah, que no tienen relación eso con la política?

Lee y te sorprenderás.

Jue, 2010-01-28 17:58

Drástico, pero necesario??... Necesario poner en riesgo a los estudiantes y creales un estigma colectivo de "sapos"?... Estoy de acuerdo con las recompensas, y todos los ciudadanos tienen la obligación de colaborar con las autoridades, pero no ofreciéndoles plata para que "canten", y mucho menos hacerlo sólo con un sector específico de la sociedad. A parte de perjudicar a los estudiantes, trasladar el conflicto de las calles a los campus y agravar la violencia juvenil, lo que se haría con la medida es hacerle creer del ciudadano común que "si no me pagan no sapeo"... Esa propuesta es de las cosas más locas que he escuchado!

Vie, 2010-01-29 12:36

Bediciones? Pa´lante? Parece un Uribista tirándose en Fajardo. Este comentario está como publicitario... (nada personal).

Jue, 2010-01-28 18:00

Demasiado bueno su comentario. Qué pailas estamos con el señor emperador Uribe.

Jue, 2010-01-28 11:04

Hace unos meses habiamos escrito en Blogoeconomia sobre este tema de pagar por ser buen ciudadano:
http://www.lasillavacia.com/elblogueo/blogoeconomia/pagar-por-aciones-de...
Alli se abrio la discusion a raiz de los riesgos que sistematicamente se han reportado en estudios serios sobre el papel que juegan los incentivos economicos materiales en las motivaciones intrinsecas morales, sobre todo de los ciudadanos del común.

Seria interesante averiguar con la Policia Nacional cuantos materiales audiovisuales llegaron para cobrar recompensa y de esos cuantos fueron enviados por estudiantes universitarios queriendo cobrar un dinero en compensación.

jc

Jue, 2010-01-28 10:42

Yo estoy totalmente de acuerdo con el presidente Álvaro Uribe Vélez, cuando dijo en Antioquia que: "la seguridad en la ciudad (Medellin) era un "maquillaje" que se había caído" Porque cuando Fajardo era alcalde de Medellin, alias Don Berna y alias Don Mario, manejaron los hilos de esa ciudad, desde sus guaridas. Pero, como dicen: "El pez muere por su propia boca" ¿No fue acaso el mismo maquillaje que utilizó Uribe siendo alcalde de Medellin, cuando el narcotraficante más buscado del mundo, construia barrios para los más pobres y él los inauguraba? Recordaran todos, "Medellin sin tugurios". Como dejó tan bien maquillada esa ciudad, fue elegido gobernador de Antioquia; departamento que bajó su gobierno alcanzó los más altos estándares de paz y felicidad en todo el país; auspiciando el maravillozo proyecto, por todos conocido como CONVIVIR; lo que con la ayuda de todos los medios de comunicación, lo convirtió en EL SALVADOR DE COLOMBIA. Un país que lleva 7 años maquillando.

Jue, 2010-01-28 16:34

Quisiera saber como se maquillan la seguridad de una ciudad. La índices de homicidios de Medellín estuvieron en su mínimo durante la administraciónde Sergio Fajardo. No lo dice la Administración ni Fajardo, ni su campaña. Lo afirman las cifras de seguridad urbana que publican periódicamente diferente entidades nacionales. Otra cosa, a Fajardo ni siquiera se le puede atribuir la disminución de homicidios durante su Administración, como tampoco se le debe atribuir al actual Alcalde que lo ha intentado todo por disminuír esas cifras... A Fajardo se le reconoce sus grandes a avances sociales, desarrollo urbano, apuesta en el emprendimiento, educación y demás, exitoso proceso de reincerción, la intenacionalización de la Ciudad como centro económico atractivo y emprendedor, y modernas obras de infraestructura en los sectores más vulnerables de la Ciudad. Con respecto a los indices de homicidio, son conyunturales; es un problema Nacional que viven los mayores centros urbanos del país.

Vie, 2010-01-29 18:53

Hombre, si no le parece extraño que un supuesto trabajo bien realizado, se venga abajo en menos de 2 años. Lo peor es que su sucesor en la alcaldia, lo mínimo que tendía que hacer, era mantener las cifras y estas se caen como castillo de naipes. El caso de Bogotá puede ser bastante esclacedor (en la SV la mayoría son [email protected], por lo que me voy a arriesgar mucho con esta opinión). De esta ciudad siempre se habló bastante mal hasta que llegó Antanas Mockus y una seguidilla de alcaldes como Peñaloza y Garzón, que consiguieron transformarla (lo que tenian en común, era darle continuidad al mejoramiento de la ciudad). Fajardo antes de ser alcalde aseguraba que su máxima preocupación era el desempleo; pues dejó la alcaldia y sus logoros fueron nulos.
Además, siempre se dijo que "magnifica" seguridad de Medellin era obra de Uribe; ahora Fajardo hace campaña asegurando con eso; y resulta que ni uno. ni otro. Ambos barrian para debajo de la alfombra y le explotó el bulto a Salazar.

Jue, 2010-01-28 10:10

Que curioso y que bueno que todos los comentarios han coincidido en que el presidento lo unico que quiere es perjudicar a Fajardo y su gestión, que es una cortina de humo para su reforma a la salud, y lo que mas me gusta es muchos coinciden en que lo que intenta tapar es que su seguridad democratica ha fracasado y se le acabo la cuerda

Jue, 2010-01-28 13:25

De acuerdo, todos parecemos estar de acuerdo en que Uribe está tratando de menguar a Fajardo.

Lo otro que parece ser consenso (tanto entre opinadores como entre periodistas) es que efectivamente, la mejora en seguridad durante la administración de Fajardo no era estructural, era maquillaje.

Que Uribe sea oportunista no significa que siempre diga mentiras.

Jue, 2010-01-28 16:34

Y sí.
A eso me refiero yo cuando digo "PRUEBAS". No las hay.
Fajardo es tan o más mediático que Uribe. El tema que muchos se niegan a ver es que si no se señala con mucha precisión este hecho, se van a negar que en realidad, si queda Fajardo, todo queda en una gran (Franca) familia. :)

Jue, 2010-01-28 16:33

Quisiera saber como se maquillan la seguridad de una ciudad. La índices de homicidios de Medellín estuvieron en su mínimo durante la administraciónde Sergio Fajardo. No lo dice la Administración ni Fajardo, ni su campaña. Lo afirman las cifras de seguridad urbana que publican periódicamente diferente entidades nacionales. Otra cosa, a Fajardo ni siquiera se le puede atribuir la disminución de homicidios durante su Administración, como tampoco se le debe atribuir al actual Alcalde que lo ha intentado todo por disminuír esas cifras... A Fajardo se le reconoce sus grandes a avances sociales, desarrollo urbano, apuesta en el emprendimiento, educación y demás, exitoso proceso de reincerción, la intenacionalización de la Ciudad como centro económico atractivo y emprendedor, y modernas obras de infraestructura en los sectores más vulnerables de la Ciudad. Con respecto a los indices de homicidio, son conyunturales; es un problema Nacional que viven los mayores centros urbanos del país.

Jue, 2010-01-28 19:23

Las cifras se maquillan de la misma manera que se maquillan las cifras de desempleo o de inflación (cambiando metodologías, definiciones o simplemente cambiando los números) aunque no creo que la administración de Fajardo haya maquillado las cifras. Eso con respecto a su pregunta.

No estaría tan seguro de que sus "avances sociales" y el proceso de reinserción hayan sido exitosos. No suena coherente con la situacion actual de violencia.

Estoy de acuerdo en que "Fajardo ni siquiera se le puede atribuir la disminución de homicidios durante su Administración, como tampoco se le debe atribuir al actual Alcalde que lo ha intentado todo por disminuír esas cifras", yo lo generalizaría para cualquier alcalde.
Por eso es muy raro que Fajardo llega, bajan los homicidios; se va y vuelven a subir. Desde luego no tengo pruebas para acusarlo de haber hecho pactos con los paramilitares pero esa situación no deja de ser sorprendente. Al menos a mí, me sorprende.

Jue, 2010-01-28 20:26

1. Eso del maquillaje no es más que simple causa inventada del éxito de sus políticas. No existe la primera prueba de dicho maquillaje.
2. El proceso de reinserción que se creó durante la Administración de Sergio Fajardo fue modelo nacional por su misma capacidad de civilizar excombatientes y reincertarlos en la ciudad con programas de educación, emprendimiento y trabajo (éxitoso, pero no perfecto).
3. Los logros de la Administración han tenido aún después de terminada, reconocimientos internacionales, no creo que se deban a simples maquillajes, sino a la percepcion de una ciudad más dinámica económicamente y con muchas más oportunidades que antes. Las cifras se podrán maquillar, pero la percepción de seguridad ciudada NO, y eso fue lo que pasó durante su administración, cifras que reflejaban la paz en la ciudad (lo digo por ser habitante). Ahora es al contrario la ciudad da miedo, y las cifras lo reflejan... Y claro todas las noticias malas son sorprendente, sean verdad o mentira.

Jue, 2010-01-28 09:33

Cada plan de recompensas trae 1) "falsos positivos" y 2) el mensaje de que la ciudadanía no debe colaborar con las autoridades por principio sino por plata.

Páginas

Añadir nuevo comentario