Menú principal

Domingo Octubre 25, 2020

Ayda Quilcué: de la Minga al Senado

Ayda Quilcué es una de las candidatas que aspira a la curul de la circunscripción indígena. Fue la líder de la última Minga de los indígenas sobre la Panamericana.
Fotos: Laura Rico Piñeres.

La circunscripción indígena se ha convertido en una microempresa de avales. Partidos que nunca han tenido una filosofía particularmente ambiental o prominorías ahora se disputan estas dos curueles en el Senado. Y amenazan con hacer de lado los dos partidos que tradicionalmente han ganado en esta circunscripción.

Ayda Quilcué es la candidata de los pueblos indígenas del Cauca a la circunscripción indígena del Senado. Es, de lejos, la líder indígena más importante del país. Quilcué fue una de las líderes más visibles de la multitudinaria marcha indígena organizada en el 2008 desde el Cauca hasta Bogotá para exigir al Gobierno respeto a las tierras y a la autonomía de los grupos indígenas. Durante la Minga, Quilcué se trenzó en un debate con el Presidente Uribe cómo pocos se han visto en estos ocho años sobre la concepción del mandatario sobre el desarrollo del país.

El 16 de diciembre del 2008, al día siguiente de que Quilcué regresara de Ginebra, donde denunció ante la ONU las violaciones de derechos humanos de los indígenas en el Cauca, su esposo Edwin Legarda fue asesinado, mientras se desplazaba en una camioneta por la localidad de Totoró, Cauca.  La dirigente indígena acusó a miembros del Ejército del crimen. Los militares alegaron que Legarda no había acatado la orden de parar en un retén, pero el examen forense arrojó que el automóvil fue impactado por 17 balas desde todos los lados lo que ponía en duda la versión oficial. En mayo de 2009, fueron detenidos siete militares por el asesinato.

La Silla Vacía entrevistó a Quilcué sobre la plataforma que busca defender en el Congreso y sobre diferentes procesos del país.

La Silla Vacía: Cuando la ASI decidió apoyar la candidatura de Sergio Fajardo, usted prefirió abandonar la Alianza Social Indígena y recoger firmas. ¿Por qué?

Ayda Quilcué:
La decisión de haber ido con las firmas obedece a que por ser una candidatura que obedece a una decisión colectiva de los pueblos indígenas, tiene que responder a un proyecto político que se ha venido construyendo hace rato.
En la ASI, en la convención en la que me ratificaron como candidata, también fue avalado Sergio Fajardo. Cuando ya él es candidato de la ASI, los pueblos indígenas dejamos el precedente de que no apoyabamos a Sergio Fajardo porque en términos de su proyecto social indígena no había mucha claridad.

¿Por qué no había claridad?

Se observa que Sergio Fajardo incide para que la Alianza Social Indígena cambie de nombre, de indígena por independiente, porque una de las indicaciones es que el nombre indígena no deja avanzar en la propuesta de partido o de movimiento como país y que era necesario cambiar para crecer como movimiento. Fue una de las justificaciones que hicieron en la convención, y que como movimiento indígena rechazamos diciendo que iba en contra de la dignidad de los pueblos indígenas.

Pero Fajardo ya no va con la ASI sino con firmas.

Sergio Fajardo se retira de la ASI y recoge firmas lo que significa que ya no es candidato de la ASI sino de Compromiso Ciudadano, pero ASI nacional y Compromiso Ciudadano acuerdan que todos los candidatos de ambos partidos deben corresponder a las políticas de esa bancada. Una política que tiene una tendencia uribista y que no corresponde a ese compromiso social que los indígenas hemos venido construyendo.


Que el Gobierno haya creado una organización paralela como la de la Opic para romper la unidad indígena nos ha golpeado”– Ayda Quilcué

¿Cuál es su propuesta entonces para llegar al Congreso?

Como candidata debo conducir esta propuesta a rearfimar los proyectos sociales que ya se vienen conduciendo, el tema de los derechos humanos, la defensa del espíritu de la Constitución. El tema de la educación, la salud, el territorio y el medio ambiente. Y el tema de de los derechos de las mujeres.

Esa propuesta es tan general que la podría hacer cualquier candidato. ¿Hay alguna plataforma específicamente para los indígenas?

Las normas se hacen para los colombianos. En lo indígena, el tema de salud propia e intercultural. Pero mi propuesta más importante es frente a la defensa de los derechos humanos, que no son solo indígenas sino de todos los colombianos.

Usted también defendió los derechos de su comunidad en las marchas indígenas por la Carretera Panamericana. ¿Qué quedó de esa minga?

La marcha que lideramos no fue una marcha coyuntural, sino la reivindicación de los derechos permanentes. Quedó un proceso importante, y demostró que cuando la comunidad se levanta para exigir los derechos vale la pena generar los escenarios de debate que fue lo que sucedió con Uribe. Desmentir lo que el Presidente dice a nivel internacional, de que Colombia está en posconflicto, de que se está construyendo paz en Colombia. La minga reflejó que está la guerra, que están matando a los civiles, que no hay una política de protección de derechos humanos, que los indígenas estamos en exterminio. Se mostró la criminalización de las protestas. También se desmintió el Estatuto de Desarrollo Rural, que era lo más lesivo contra el territorio. De alguna manera logramos que la comunidad internacional y nacional haya puesto los ojos frente a los indígenas, cuya situación ha empeorado.

¿Ha empeorado? Los homicidos de indígenas han disminuído.

El año anterior asesinaron muchos indígenas. Asesinaron varios líderes en el Cauca. Cometieron masacres como la del pueblo Awa. Las persecuciones sistemáticas que hemos vivido dirigentes indígenas en Colombia continúan.

Hace unos meses estuve en la Sierra Nevada de Santa Marta y las autoridades indígenas sentían que la presión de los grupos armados había disminuído.

En algunos sitios sí, pero en el Cauca, por tener esa trayectoria de resistencia civil ha sido la más golpeada. Que el Gobierno haya creado una organización paralela como la de la Opic para romper la unidad indígena nos ha golpeado.

¿Cómo fue la creación de esa organización?

El ministro Fabio Valencia Cossio propició un encuentro de indígenas que son evangélicos de la Alianza Cristiana, y en ese escenario crearon esa organización. Líderes de la misma religión dicen que son indígenas pero que respaldan las políticas de Seguridad Democrática. Querían poner a los mismos indígenas en contradicción para romper la unidad indígena. En esa creación hizo presencia el Ministro y en el acta de creación firman los militares que hicieron presencia. Aquí vale la pena aclarar que en el XIII Congreso del CRIC participaron las comunidades evangélicas indígenas que hacen parte de los resguardos, y dijeron: ‘nos llevaron con mentiras, dizque para trabajar proyectos de desarrollo, no para crear otra organización. Hubo fue unos líderes que se prestaron para eso’.

¿Y para que querría el Gobierno crear una organización indígena paralela?

La Minga contribuyó para desmentir al Gobierno y lo que el Gobierno pretende es tener a los indígenas y llevarlos a diferentes escenarios internacionales y decir que los indígenas si compaten con él las políticas de Seguridad Democrática y que sí están construyendo escenarios de paz y seguir con su política de exterminio.

¿Y qué pruebas habría de que el gobierno tiene una política de exterminio de los indígenas?

Cuando fui consejera del CRIC y cuando nosotros continuamos en la exigencia de los derechos de los pueblos indígenas, Uribe en muchos escenarios nos señaló, dijo que nuestros procesos estaban permeados por las Farc. Fue una justificación para que las Fuerzas Armadas tengan la justificación de asesinar a los indígenas. Lo otro, cuando él ofrece recompensas y dice: ‘hay que pagarle a los indígenas para que delaten a sus propios líderes’, como lo dijo en un consejo comunitario en el Cauca.
Tampoco firma la Declaración Universal de los Pueblos Indígenas. Dijo: ‘me abstengo porque va en contravía de la Constitución’. Explicó que porque en el tema territorial no hay territorios vedados y por eso la política de Seguridad Democrática debe estar ahí. Y lo ha implementado con mucha fuerza

¿Pero no es lógico que no haya territorios vedados para la fuerza pública?

Para nosotros, la Fuerza Pública no es garantia de seguridad. Rechazamos la Seguridad Democrática porque en donde ha habido militarización de territorio, o donde hay bases militares, es donde hoy está la presencia de las multinacionales para la explotación de las minas y demás recursos minerales. Es una estrategia para decir ‘hay seguridad’ pero en realidad es para darle vías a las multinacionales. Esta política ha creado el conflicto armado en los territorios indígenas, ha costado desplazamiento.

Cuando escribí un libro sobre la resistencía indígena, pueblos como Caldono habían sido destruídos por las Farc cuatro veces. Eso no ha vuelto a suceder con la misma frecuencia. ¿No significaría eso que por lo menos en esos aspectos la política de seguridad ha funcionado?

No, porque la Seguridad Democrática es lo que más nos pone en riesgo. Primero porque a la población cualquiera de los bandos los declara objetivo militar. O por intereses económicos o de seguridad democrática. Hay enfrentamientos y las víctimas son la población civil. Los señalamientos son por el conflicto armado. Pero tiene más de fondo, y es el interés de explotar el desarrollo económico de las multinacionales. Eso no quiere decir que hayan respondido a la problemática estructural social de los pueblos. Explotan los recursos naturales, y ¿quién se lleva los recursos? Las multinacionales. El gobierno lo que pretende es crear unos programas que vuelven mendigos a todos los ciudadanos pero que no resuelven la pobreza.

¿Por qué se opone a la presencia de las multinacionales en la región?

El tema de la represa de la Salvajina en el Occidente del Cauca se ha enfrentado con la comunidad de Morales. Allí hay una represa donde desplazaron a los campesinos y nunca le resolvieron el tema territorial y mucho menos social. Pero esa riqueza se la está llevando la multinacional que está allí, la hidroeléctrica EPSA. La gente ve pasar los cables y no tiene luz.
Ese es el tema de las multinacionales.

Se supone que la inversión extranjera genera empleo. ¿No ha generado trabajo para los indígenas?

No es cierto, sencillamente porque si es una multinacional tiene que buscar gente que responda a su política y nosotros no respondemos a su política. Lo otro es que no les dan empleo porque la gente no está preparada para ese tipo de multinacionales que es gente cualificada, porque la gente no tiene un nivel académico. Y si lo tuviera, si no responden a la política pues tampoco lo emplean.


Familias en Acción le da a uno por cada hijo que va al colegio unos pesos que no resuelven el problema del hambre ni de la pobreza.”– Ayda Quilcué


Usted chocó de frente con Uribe sobre el tema de las tierras y los proyectos de agrocombustibles. ¿Por qué es ese tema tan sensible para los indígenas?

La relación de nosotros los indígenas frente a la tierra, es nuestra madre, nos cuida, nos protege. Si la explotamos vemos las consecuencias que ya estamos viendo: el calentamiento global. Quienes la explotan hoy ven solo la tierra como algo para explotar y destruir, pero no miran que viene otra generación, que hay que cuidar la naturaleza porque se va a necesitar el agua, el bosque. Esas dos visiones chocan.

¿Qué propone para conciliar esas visiones, pues para la mayoría de los colombianos es más importante el desarrollo?

En principio lo que el gobierno colombiano tiene que entender es que hay una diversidad de pensamiento. Entender esos principios del mundo indígena. El problema es cuando esquematiza una sola politica para todos. Supongamos que las multinacionales destruyan todo, ya no tendríamos futuro ninguno. Hay que hacer un análisis profundo no solo sobre el desarrollo económico sino sobre el desarrollo de los humanos y de la naturaleza.

En la práctica, estas visiones colisionan, por ejemplo, en el tema de los biocombustibles.

Con los combustibles se generan monocultivos de caña o palma africana. ¿Pero le resuelve el hambre? ¿A quién benefician? A los trabajadores, a los coteros, los lleva de nuevo a la esclavitud, los obliga a responder a una mano de obra barata bajo las condiciones del monocultivos. Son visiones muy distintas a las nuestras.

¿Qué ha pasado con la Guardia Indígena? Ya no se oyen las hazañas heróicas del pasado

La Guardía Indígena continúa, pero una cosa es que los medios masivos hayan querido opacar estos procesos de resistencia, el trabajo de la guardia ha sido permanente. Ha crecido, incluso.

¿Cómo ve el auge de las bandas criminales, muchas de las cuáles operan en el Cauca?

La desmovilización de los paramilitares nunca hubo, se reencaucharon en un proceso diferente. Es una estrategia de ir acabando con la gente que defiende los derechos, porque responde a un sistema de defensa del pueblo. El sicariato ha aumentado, y ahora ponen a los mismos indígenas en las redes del Estado. Cuando ya no hay compañeros indígenas de las milicias de las Farc, el Ejército les ofrecen plata.

¿Llevan a los indígenas de informantes?

Si no los cogen, los involucran.

¿Y cuál es la situación de la guerrilla en el Cauca?

Nunca he entendido la política de la guerrilla, porque cada vez que los grupos armados actúan, golpean al pueblo. Lo que ha hecho la política de Seguridad Democrática es reorganizar la guerrilla. Ahora no actúan con grandes grupos, sino con grupos pequeños. En Corinto fue un grupo pequeño, se quitan y desaparecen. Y andan por toda parte y hay militares por lado y lado.

Después de liderar tantos procesos, ¿por qué optó por el Congreso?

Parto de que no fui la que escogí el Congreso. He sido respetuosa de las decisiones de la comunidad. La comunidad nos da las directrices. En esta ocasión decidió que representara a las comunidades indígenas, un reto muy difícil y muy nuevo.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2010-03-05 22:59

Es necesario que los pueblos indigenas sean representados por personas valientes como ayda... ojala obtenga su curul, por la memoria de estas etnias y el mandato sagrado de la tierra.. fuerza ayda no estas sola hay personas concientes contra los homogenizadores del pensamiento y los territorios... mil bendiciones y adelante ¡¡¡

Jue, 2010-03-04 17:45

felicitaciones a Juanita. El periodista hace bien en identificar las inquietudes más probables del lector y buscar que el entrevistado las conteste. La periodista, en este caso, además de mostrar un conocimiento del tema,hace las preguntas que están en el aire por la influencia de los medios de comunicación y del manejo mediatico del gobierno actual; sabiendo que tiene como entrevistada a una persona con toda la capacidad para dar otro enfoque y denunciar lo que considere mal intencionado. Otra cosa seria si el periodista no recogiera lo que responde el entrevistado o desviara su sentido.
Respecto a Aida, me preocupa que el MSI no aparece nombrado en ninguna parte. Ojala que quienes quieran votar por ella no se vayan a equivocar de logo o de movimiento. El MSI, Movimiento Social Indígena, es el movimiento de ciudadanos que la inscribimos por firmas; aparece como quinto logo en el tarjeton de Senado, parte B, circunscripción especial comunidades indígenas. Aida es el número 201.

Jue, 2010-03-04 11:57

Declaro mi inconformidad por la entrevista realizada a Aída Quilcué, por el sesgo periodistico de las mismas... si observan con atención las preguntas relacionadas con la Seguridad Democratica pareciera que la periodista quisiera convencerla de que la política instaurada por Alvaro Uribe ha funcionado en el Cauca. Igualmente, se comete un error al pensar que el territorio colombiano con relación a los indígenas es igual para todos y todas, en este punto son muy complicadas las generalizaciones pensando que lo que les ocurre a los indígenas de la Sierra es igual a los y las indígenas del Cauca. Por otro lado, a la hora de entrevistar podría sugerir que se para desde una visión eurocentrica de comprender, vivir e interpretar la realidad, donde la agenda indígena y especialmente la que promueve Aida Quilcué debiera de responder a la lógica occidental. Personalmente,el tono en el que esta haciendo las preguntas son más de confrontación que de comprensión de lo que propone Aida.

Mié, 2010-03-03 09:39

Un gran personaje, y mujer Ayda Quilcué.. La entrevista, seguro tendremos tiempo de verlas o hacerlas, hubiese sido muchisimo mejor, si la formula de las preguntas no tuviera tantos "clichés".

Mié, 2010-03-03 12:58

Ayy Kathy.. (jiji) la gente que no tiene un mínimo sentido del humor negro está muy mal en este mundo. Mira que tú eres la que quieres alargar esto de forma poco constructiva. Usa una herramientica lingüística llamada metalenguaje y entenderás lo que digo. Por otro lado creí ya haber contestado de manera sensata, a tu inquietud. Luego era innecesario que volvieras a hacer otra referencia al respecto. En otras circunstancias dejaría el incidente (tú lo has convertido en un "incidente", no yo) hasta aquí. Pero sólo hoy lo respondo para que en el futuro no alargues la cosa, y para no contaminar el cajón de comentarios con discusiones domésticas. . Por último no podemos llamarle "Crítica" a las opiniones tangenciales escritas en un blog.. nadie puede hacer "crítica" en este espacio de opinaderas aunque en efecto existan una opiniones mejores que otras. Saludos.

Mié, 2010-03-03 08:25

Para tener un reconocimiento constitucional y legal, los pueblos indígenas han tenido que pagar una altísima cuota de sangre, exclusión y dolor. Sin remontarnos al pasado más lejano, recordemos la masacre de los indios cuibas por parte de los terratenientes a comienzo de los años 70 del Siglo XX. En aquella ocasión los ejecutores de los asesinatos dijeron: "Yo no sabía que matar indios era malo". No han parado los asesinatos, no se han detenido las masacres. La incursión de los indígenas en el escenario político-electoral es bastante reciente. Aún hay poca experiencia legislativa. La Candidatura de Ayda Quilcué es de alto interés: por ser mujer, por ser indígena y por ser reivindicadora, a través de la lucha directa, de la dignidad de los colombianos pobres a quienes se les mancillan sus derechos, no unicamente de los indígenas. Por supuesto que los indígenas son parte nuestra y por eso la gente blanca, negra y mestiza, vota por ellos o por las mujeres de esa etnia en las ciudades.

Mar, 2010-03-02 19:22

La parte más interesante para mí es aquella en que Ayda Quilcué plantea una plataforma y un proyecto que busca defender los derechos humano, ambientales, de las mujeres, etc. que se sale de lo que se considera los intereses "indígenas", argumentando que en realidad está representando a todos los colombianos. Es aquí donde se empieza a desdibujar la circunscripción indígena, de una manera muy positiva a mi parecer, puesto que como bien lo dice Juana, es "una propuesta que podría hacer cualquier candidato." De igual manera, se revelan las contradicciones y tensiones entre representar sólo "lo indígena" y tener un movimiento de coalición "nacional" al rechazar la propuesta del cambio de nombre de la ASI. Me hubiera gustado que Juana ahondara más en este tema, y dado los muchos puntos que se tocan y que no se desarrollan del todo nos quedamos con respuestas a medias. Quedaron haciendo falta por lo menos dos entrevistas más.

Mar, 2010-03-02 19:04

Ups!.. qué mal genio.. :).. jejje.. y qué distorsión.. debes aprender a diferenciar entre una "recriminación" y una observación. Una recriminación implica necesariamente un acto de retaliación, generalmente nacido de una relación "Personal". En cambio yo si me podría quejar, sin mal genio y mala lectura, de la graciosa sugerencia subestimadora, consistente en endilgarme un mal conocimiento del buen periodismo. Por ahora sólo te recomiendo que vuelvas a leer mi comentario y sabrás que mi opinión está bien focalizada, salvando (de antemano) que no son todas las preguntas las que veo flojas. Y fresca, todos tenemos derecho a ser pasionales (fanáticos, en el buen sentido) en algunas cosas.

Mar, 2010-03-02 18:25

No seas tan "fan" kathy :P..

Mar, 2010-03-02 17:39

Juanita, siempre he celebrado tus aciertos pero esta vez sólo algunas de tus preguntas estuvierón un poco flojas, en el sentido que bien explica otro usuario, con respecto a la cosmovisión, pero sobre todo frente al marco de protección a las minorías. Y por ahí alguién habla de ODIO?.. yo no ví ni odio, ni resentimiento (más bien me parece una verdadera colombianada señalar supuestos odios y resentimientos en el otro, donde poisiblemente no los hay). Otra vez vuelven los casos de mala lectura. Quizá hay dolor, indignación, orgullo herido telúrico y de grupo cultural (En todo caso no está un poco justificado el dolor si se tiene en cuenta que a ninguna mujer le gustaría que su esposo fuese vilmente asesinado, y más por miembros del ejército que supuestamente son los que están ahí para proteger nuestros derechos?).

Mié, 2010-03-03 08:27

Iván, gracias por tu comentario. Busqué hacerle las preguntas que se hacen muchos colombianos desde la visión del ciudadano común que no conoce la cosmovisión indígena para que ella pudiera defender sus puntos de vista y explicar esa cosmovisión. Pero, lo que más quería era plantear la entrevista en el terreno del conflicto de poder que hay entre esa cosmovisión y la visión del Gobierno y del resto del país que le apuesta a un tipo de desarrollo económico y que choca constantemente con la visión indígena y su protección de los territorios. Creo que es una forma de tomarse en serio la cosmovisión, cuestionarla de frente. Pero me parece chévere que cuestiones la entrevista porque me obliga a defenderla.

Mié, 2010-03-03 12:39

Juanita:
En primer lugar me parece fabuloso, que, como directora, saques tiempo para dialogar con los usuarios. Esa es una de las cosas que a mi manera de ver, marcan la diferencia con los demás espacios periodisticos, y lo que hace posible que exista sana retroalimentación y construcción de opinión. Ya sin la intermediación de tu fanaticada, puedo decirte, mirando bien la entrevista, que hay preguntas que me parecen muy acertadas con respecto a la finalidad que dices, de acercar el publico a los temas de la entrevistada. Sin embargo quizá, mis observaciones no fuerón muy puntuales en decir, que falta un poco más de ilustración previa sobre los problemas de estas mingas (y eso es sólo una suposición) y que quizá faltó sacarle más jugo a la elaboración de las preguntas en este sentido (sin necesidad de alargar la entrevista). Esto lejos de ir en contravía de acercar al público, lo que hace es contextualizarlo mejor frente a los fenómenos, y una cosa no anula la otra.

Mié, 2010-03-03 08:21

Kits, gracias por tu comentario. Yo traté de hacerle las preguntas y plantearle las dudas que le he oído a muchas personas -e incluso al Gobierno- hacerse frente a las comunidades indígenas. Eso le da la oportunidad a ella de explicar su cosmovisión. Si parto de su cosmovisión, los que no somos indígenas podemos quedarnos sin entender qué es lo que defienden. Y podemos entrar en una verdadera conversación y debate, pues la mayoría de las cosas que Ayda plantea son polémicos. Y de eso se trataba la entrevista: plantearla en el terreno del poder.

Mar, 2010-03-02 14:23

Lo dice la misma Quilcué: Fajardo tiene sus hermosos y larguitos lados uribistas.
Fajardo es a la política colombiana lo que Obama a la gringa: alguien con pinta y labia y buena chequera, pero en realidad, un PÉSIMO factor para la suma de reconstrucción de Colombia que vamos a necesitar desde este año.

No creo que sean perfectos, pero aplaudo el valor de la ONIC y de Ayda en seguir adelante -porque en este país de mestizos con ínfulas europeas, todos somos entrenados para creernos blancos sin serlos y puros sin saber que es ello-. ¿Se tiene alguna información sobre si alguien del Partido Verde apoya a esta señora al menos en algunos aspectos de lo que dice?

Mar, 2010-03-02 15:01

Ah, y una cosa más:
espero que sea su intención, pero creo que lo que realiza Juanita es hacer las preguntas comunes que le haría cualquier interlocutor uribista no informado de la situación: "¿cómo asi que lo que hace mi don presidente Uribe no le sirve?".
Creo que ese es su punto y ver reflejado ese espejo pues nada, DUELE un poco porque se ha pensado o se ha oído. Pero es satisfactoria la contundencia de Quilcué. Da, y mucho, para una entrevista grabada en video en la cual ella conteste unas 10 o 15 preguntas seleccionadas por usuarios de diferentes perfiles (profesionales/edades/etc) para ampliarlo.

Recuerden que muchas personas no tienen ni idea, digamos de esta page:
http://www.onic.org.co/

así que un poco más de trato 1:1 sería bueno. No por hacer campaña, sino darle una visibilidad objetiva en la cabeza del votante sobre lo que sabe realmente sobre ser mujer (1) y ser indígena (2) en este país.

Mar, 2010-03-02 15:03

¡Hey, sincronía! Super. No había leído su comment mientras escribía el mío, así que... bueno, ya somos dos que lo vemos en esa onda. Bárbaro... ¿q' le agregaría a la entrevista? ¿O a entrevistas con este tema?

Añadir nuevo comentario