Menú principal

Sábado Noviembre 16, 2019

El dilema de la plata para los candidatos

Ahora que empezó en serio la contienda con los candidatos presidenciales definitivos, una de las preocupaciones centrales de los protagonistas es la plata.

Antes de que se hundiera el referendo el problema era que muy pocos financiadores querían girar mientras se mantuviera la posibilidad del Presidente de ser reelegido. Superado ese escollo, el problema ahora son las reglas de financiación de campañas presidenciales. Son tan estrictas que hacen muy difícil la consecución de recursos.

La Corte Constitucional prohibió en el 2006 que las empresas privadas, que tradicionalmente financiaban las campañas, pudieran hacer donaciones a los candidatos. Para evitar que los grupos económicos compraran así influencia sobre los gobiernos, los magistrados determinaron que sólo las personas naturales podían ser donantes. Y que el total de sus aportes no podía superar el 20 por ciento de los ingresos de la campaña.

De los 17 mil millones que un candidato puede gastarse en primera vuelta, sólo 3.400 millones pueden venir de particulares. Un sólo individuo no pude donar más de 340 millones (2 por ciento) y el candidato y sus familiares no pueden poner más de 700 millones de su patrimonio para financiarse (4 por ciento).

Ante los estrictos límites en las donaciones, la base de las campañas es la financiación estatal. Sin embargo, Sergio Fajardo al no tener partido tiene que cumplir un requisito extra para recibir el anticipo.
 
Antanas Mockus tampoco ha podido contar con los 7 mil millones del anticipo. El Consejo Nacional Electoral nada que termina el escrutinio de la consulta, y hasta que no se inscriba como candidato oficial no le girarán.

El 76 por ciento restante viene de recursos estatales. El Ministerio de Hacienda gira un anticipo a cada candidato de hasta 7 mil millones de pesos y después de las elecciones, paga 2.067 pesos por cada voto ganado en la primera vuelta si el candidato recibe anticipo o 4.217 si no lo recibe, lo que se llama la reposición de votos. Por cada voto ganado en la segunda vuelta, el candidato recibe 1.033 pesos. Con esta expectativa de reposición de votos, los candidatos piden un préstamo a un banco para financiar su campaña y luego saldar la deuda.
 

Caso por caso

Para los candidatos independientes en esta contienda, la porción de ayuda estatal está enredada y los pone en una situación de desventaja en una campaña tan corta como esta.

Por el lado de Antanas Mockus, el problema es que aún no tiene el certificado oficial del escrutinio que lo da como ganador de la consulta porque el Consejo Nacional Electoral decidió dejar el conteo de los votos de los Verdes para el final y salir primero de la consulta conservadora y de la votación del Congreso. Sin ese certificado, Mockus no puede inscribirse oficialmente como candidato. Y mientras no lo haga, no puede recibir los recursos del anticipo.

Sin esos 7 mil millones de pesos, su campaña no puede comenzar a pautar en televisión, por ejemplo, como lo están haciendo hace rato Germán Vargas Lleras, Juan Manuel Santos y Rafael Pardo. Los tres ex alcaldes pidieron un crédito por dos mil millones a un banco respaldado con sus tres nombres y el banco sólo les dio 1.600 millones, con lo cual financiaron la campaña para la consulta pero para las presidenciales necesitan el anticipo.

Para Sergio Fajardo la situación es aún más complicada. Como su partido no logró el umbral en el Congreso, su condición de candidato independiente por firmas le ha complicado la vida. La ley le da derecho a que el Estado también le gire un anticipo, pero por no tener partido debe cumplir con una garantía extra que es muy difícil. Tiene que contar con una póliza de cumplimiento, para que en caso de que no alcance por lo menos el 4 por ciento de los votos y el Estado no le de reposición, la aseguradora responda por él y le pague al Estado el anticipo.

 

Sin embargo, para otorgarle esta póliza le exigen al candidato que demuestre que tiene 7 mil millones en una cuenta bancaria. ¿Si los tuviera para que los va a pedir al Estado como anticipo?

 

El zig zag de la ley

Dada la falta de legislación unificada sobre este tema, las campañas tratan de sacarle el quite a las restricciones impuestas por la Corte. Las dos estrategias más utilizadas son las donaciones de empresas al partido y las donaciones a una fundación cercana al candidato.

Por ejemplo, en el caso de la consulta interna del Partido Liberal, que se rige casi con las mismas reglas de la campaña presidencial, hay indicios de que los precandidatos utilizaron el Partido Liberal para recibir donaciones de empresas privadas como Davivienda, Seguros Bolívar, Aviatur y Suramericana, entre otras. La colectividad funciona como un intermediario que recibe estos recursos y después se los trasfiere al candidato que la empresa privada quiere financiar.

Como lo establece el informe de ingresos y gastos que el liberalismo le entregó al Consejo Nacional Electoral sobre la consulta, el partido "transfirió" 5 millones a Alfonso Gómez Méndez; 160 millones para Alfonso López Caballero, 81 millones para Cecilia López y 381 millones para Rafael Pardo.

En la consulta interna liberal los precandidatos podrían haber utilizado el Partido para recibir recursos de empresas privadas, que como campañas de precandidatos presidenciales tienen prohibido recibir.
 
¿Qué es la  Fundación Colombia Unida? Aún no es claro si ayuda o no a la financiación de la campaña de Juan Manuel Santos. 

¿Por qué los montos son diferenciados? Según un experto en financiación consultado por La Silla Vacía que prefirió no ser mencionado, estos montos disparejos demuestran que ciertos donantes entregaron recursos al Partido Liberal, para que fueran transferidos a ciertos candidatos en específico, algo que le hace el quite a la restricción de que empresas privadas financien aspirantes a la Presidencia.

Como el Estatuto Tributario establece que las empresas que den este tipo de ayudas a las agrupaciones políticas reciben exenciones tributarias, a las empresas privadas les conviene más hacer estos giros, y a los candidatos les sirve porque reciben el apoyo de personas jurídicas sin ser sancionados.

La otra estrategia -que no es transparente pero es usual- es crear una fundación sin ánimo de lucro cercana al candidato para recibir estos recursos de la empresa privada. Luego, la Fundación le hace un préstamo o una donación al candidato. Es una especie de 'triangulación' para recibir los recursos sin ser sancionados. Esta fue la figura utilizada por los promotores del referendo reeleccionista y condenada en su fallo por la Corte Constitucional.

El columnista de Semana Daniel Coronell, en febrero de 2010, denunció al precandidato Andrés Felipe Arias y a su gerente de campaña Beatriz Uribe de utilizar la fundación "Colombia Cambió" para recibir donaciones de empresas privadas y de beneficiarios de Agro Ingreso Seguro. La campaña negó en su momento tener alguna relación con esta fundación a pesar de las estrechas conexiones entre miembros de la fundación y miembros de la campaña del precandidato conservador.(ver artículo debate Arias-Coronell)

En febrero, antes de que Juan Manuel Santos estuviera formalmente en campaña, los prestigiosos abogados bogotanos Juan Manuel Prieto, Carlos Urrutia y Francisco Urrutia invitaron a varios colegas a una reunión informal para escuchar a Santos en el Club San Andrés. Los asistentes deberían aportar a la Fundación Colombia Unida 2010 entre 600 mil pesos y 1.200.000 por persona. “Las empresas que quieran vincularse institucionalmente podrán hacerlo aportando mínimo 8 millones de pesos y esto les permitirá invitar a diez personas”, dice la carta de invitación. La campaña de Santos dijo a La Silla Vacía que esa fundación no tenía relación con Santos sino son el Partido de La U. (ver la carta)

El problema para conseguir plata dejó de ser la incertidumbre del referendo. El mayor obstáculo es la estricta reglamentación. Y las encuestas, quien baje en intención de voto, bajará proporcionalmente en donantes. Lo que es grave, pues la plata gruesa se necesita sobre todo en las dos últimas semanas de campaña.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2010-03-28 23:46

Fajardo instauró hace meses un sistema de donación por su página web... Que injusticia que en este país las condiciones no sean iguales para todos así es muy dificil hacer política nueva y diferente... Creo en Sergio Fajardo, creo que es la mejor opción para la Presidencia! FAJARDO PRESIDENTE!

Sáb, 2010-03-27 13:05

Desde las elecciones presidenciales pasadas me he preguntado por qué gente que nadie conoce y sin mayor experiencia en el ámbito público, se lanzan como candidatos a la presidencia, y apoyados por un partdo que uno nunca había oído, y al final no obtienen ni el 1% de la votación (incluso son superados por el voto en blanco y el voto nulo). Estas personas pueden acceder a los 7 mil millones dados por el estado?, sino, entonces por qué se lanzan?, alguien me puede responder estos interrogantes por favor.

Sáb, 2010-03-27 20:02

Sólo pueden acceder a los 7 mil millones si están avalados por un partido. Y aunque reciben el adelanto, tienen que sacar el equivalente de la reposición de votos para no quedar endeudados. Yo creo que no se lanzan por la plata sino por irse posicionando para alcaldes, gobernadores o congresistas.

Sáb, 2010-03-27 21:51

Estoy de acuerdo con la razón que propone juana, ejemplos hay muchos, dos casos: el caso de Navarro Wolf, quien después de perder la consulta del Polo hace 4 años, se postuló para gobernador de Nariño, lo mismo hizo Serpa quien gobierna ahora en Santander.

Sáb, 2010-03-27 05:17

Encantada haría la contribución de 20 mil, si por la red resulta menos eficaz, lo hacemos por el metodo histórico, consignación directa a la cuenta.

Vie, 2010-03-26 07:31

Completamente de acuerdo corista, la estrategia de Obama de recibir de a poquitos de miles de personas arrasó con la estrategia de Hillary Clinton de tener pocos grandes donantes, hay que ver si la banca permite que la campaña tenga una estrategia de estas, ya que ellos seguramente colocarán trabas a todos los candidatos que no son del establecimiento.

Vie, 2010-03-26 05:14

No sólo por desafiar estas prácticas torcidas, diseñadas para que los grandes jueguen con ventaja, creo que Mockus puede atraer la financiación de sus miles de seguidores al igual que la camapaña Obama. Si un millón de seguidores de los Verdes donamos $20.000 cada uno, no sólo podremos competir contra los grandes intereses económicos y las injusticias del sistema electoral, sino que demostraremos que este es un partido de la gente y que estamos comprometidos con una propuesta que transformará la forma de hacer política.

Vie, 2010-03-26 09:33

Felizmente daría mis 20mil!

Añadir nuevo comentario