Menú principal

Miércoles Diciembre 01, 2021

La fragilidad versus la fuerza

Antanas Mockus y Juan Manuel Santos son hoy por hoy los más opcionados para llegar a una segunda vuelta. Ambos representan formas de liderzago opuestas.

Fotos: Laura Rico Piñeres

Hoy Antanas Mockus se convirtió en el más seguro contendor de Juan Manuel Santos en una segunda vuelta. Hoy Antanas Mockus contó en radio que tenía principios de Parkinson. A partir de hoy, esta campaña podría definirse como una lucha entre la fragilidad y la fuerza.

El rumor sobre la enfermedad de Parkinson de Mockus llevaba varias semanas circulando entre las campañas. Cuando el blogger de La Silla Vacía Luis Guillermo Vélez lo mencionó en una entrada el 24 de marzo, La Silla Vacía llamó a Antanas y le preguntó si era cierto. Mockus lo negó. También se lo negó a personas de su equipo cuando se lo preguntaron. “Lo que estuve fue achantado; ese proceso electoral fue desgastante; hasta la bonita sorpresa del domingo 14”, fue lo que le contestó el candidato a Francisco Pérez, otro blogger de La Silla Vacía que escribió al respecto.  Sergio Fajardo aceptó ser su Vicepresidente sin contar con esta información tampoco, a pesar de que esta condición hace aún más importante su cargo.

El médico personal de Mockus, el doctor Rodrigo Pardo, profesor de neurología de la Universidad Nacional y experto en enfermedades neurológicas, le había dicho a Mockus que tener principios de Parkinson no interfería de ninguna manera con el ejercicio de la vida pública y quizás por ello, Antanas prefirió escoger el momento adecuado para mencionar su enfermedad. Lo hizo el día en que más felices estaban sus seguidores, pues repuntó con el 22 por ciento en la encuesta de CM& y con el 24 por ciento en la de Datexco, apareciendo en ambas como el candidato con más opciones de enfrentar a Santos en una segunda vuelta.

La enfermedad

La Silla Vacía habló con su médico y confirmó de manera independiente sobre los efectos de esta enfermedad sobre la capacidad de gobernar de una persona.

Según el Dr. Pardo, Mockus está en Estado 1 de Hoehn o Yarh, es decir, en el estado inicial de la enfermedad, que le fue diagnosticada hace diez meses. Tiene una Escala Webster de 6. Y su MMSE es de 30/30 y el Barthel de 100/100.

La traducción de estos indicadores es la siguiente: el Parkinson de Mockus está en una fase inicial. El Papa Juan Pablo II, que tuvo  Parkinson durante más de 20 años, estaba en un Estado entre 2 y 3, una escala Webster de 28 y un Barthel de 60. Una persona sin Parkinson tiene un estado de 100 como Mockus, pues eso lo que indica es que tiene todas las facultades para operar en la vida diaria.

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa, progresiva e incurable por ahora. Afecta los núcleos cerebrales responsables de la producción de dopamina, una hormona cerebral que interviene en el desempeño motor, en el desempeño emocional y facilita procesos intelectuales como el nivel de la voz, la tolerancia a ciertas actividades físicas, etc.

Según lo explica este texto de la Clínica Mayo, uno de los mejores hospitales de Estados Unidos, la enfermedad se desarrolla gradualmente, por lo general empieza con un temblor en una sola mano. Los síntomas comienzan en un lado del cuerpo y por lo general empeoran siempre de ese lado si no se tratan bien y a tiempo. Y aunque el temblor y la pérdida de coordinación son los signos más conocidos del Parkinson, esta enfermedad también causa comúnmente lentitud y en sus etapas más avanzadas, congelamiento de los músculos del cuerpo, sobre todo en las extremidades y el cuello. El habla de una persona con Parkinson también se puede ver afectada ya sea porque la persona habla muy rápido o muy lento, y actividades tan sencillas como parpadear, sonreír o balancear los brazos pueden disminuir involuntariamente. En lo emocional, los que padecen de estados avanzados de Parkinson sufren muchas veces de depresión o tienen problemas para dormir. En sus últimas etapas, hay casos en los que se presenta demencia.

Como el Parkinson consiste en esa deficiencia de dopamina, el tratamiento consiste en darle al que lo padece más dopamina. Según se lo explicó con un dibujo el Dr. Pardo a La Silla Vacía, con este tratamiento los efectos del Parkinson se mantienen controlados durante varios años. Cuando la enfermedad avanza –y siempre avanza- y el paciente ya no responde a las drogas se le puede hacer una cirugía que consiste en colocar un electrodo en la parte del cerebro que controla el movimiento, que como el marcapasos del corazón, regula las estimulaciones cerebrales para que en cambio de oscilar funcionen de manera pareja.

La mejor recomendación para quienes padecen de esta enfermedad es hacer ejercicio, comer bien, y ante todo, mantener la calma. El peor escenario para su enfermedad en los próximos cuatro años, según el doctor de Mockus, es que disminuya discretamente el volúmen de su voz. “Que hable un poco más bajito de lo habitual”.

Pardo dice que entre los colombianos por encima de los 50 años, diez de cada mil tienen una afectación como el Parkinson y desempeñan una vida normal. Y aseguró que esta enfermedad no afectará para nada las habilidades necesarias para gobernar.

Las tendencias de la campaña

“Yo entiendo la preocupación ciudadana, pero espero que no me crucifiquen por tener una enfermedad de tipo físico y no mental", dijo Mockus a 'La W Radio', después de revelar él mismo lo que padecía.

A juzgar por la reacción de los foristas en los medios y por la forma como ha evolucionado el tema en los noticieros, la noticia y que fuera él mismo el que la diera fue recibida bien.

Juan Manuel Santos salió inmediatamente a los medios a decir que ya dio la orden a todo su equipo de nunca hacer alusión a la enfermedad de Mockus. Y es posible, que los demás candidatos sigan su ejemplo. El estado de salud de los candidatos presidenciales, que en Estados Unidos tienen la obligación legal de revelar, en Colombia es un tabú. Germán Vargas fuma un cigarrillo tras otro y a Rafael Pardo se le rasgó la aorta cuando tenía 40 años y era ministro de Defensa y eso no ha sido tema de discusión en los medios.

Así no se use este tema como un arma secreta contra Mockus, su revelación refuerza aún más una tendencia que podría marcar esta campaña y que puesto en términos simples, sería algo así como una competencia entre un liderazgo basado en el reconocimiento de la fragilidad y uno basado en la demostración del poder.

Los colombianos hemos visto llorar a Antanas Mockus más veces de las que hemos visto llorar a hombres cercanos a nosotros en la vida íntima. Lo hizo cuando le tocó renunciar a la rectoría de la Universidad Nacional por bajarse los pantalones, lloró cuando el paro de los taxistas durante su mandato, y lo repitió cuando ganó la consulta verde.

Juan Manuel Santos, en cambio, es el hombre de la mano dura: el que pone a correr al ‘Mono Jojoy’ como una ‘rata’ cuando llega a su escondite, el que bombardea el campamento de Raúl Reyes, el que le paga la recompensa al guerrillero que mató su jefe y luego le cortó la mano. Y el que trae a Ingrid de vuelta a la libertad mediante una operación basada en la astucia.

Antanas Mockus pide perdón, a veces con gran histrionismo como cuando quiso volver a la Alcaldía después de haber dejado el cargo para ser candidato presidencial, por no ser coherente con su discurso. Santos dice que “solo los imbéciles no se adaptan a los cambios”.

Antanas reconoce que necesita un traductor, sabe que sus mimos y sus disfraces pueden ser fácilmente objeto de burla, que andar con una Constitución en la cabeza es ridículo, e igual corre el riesgo para poder transmitir su mensaje. El candidato de la U contrata los mejores asesores gringos –los que le ayudaron a Bill Clinton a ganar- para que le ayuden a minimizar cualquier posibilidad de equivocarse.

La campaña de Mockus está basada en valores femeninos de construir sobre lo construido, de exaltar lo bueno en el otro, del trabajo colectivo y las emociones. Fotos: Laura Rico Piñeres

Cuando era Alcalde de Bogotá y las Farc lo tenían amenazado de muerte por sus campañas de resistencia contra la guerrilla, Antanas no optó por doblar su esquema de seguridad ni por militarizar la ciudad. Mandó a hacer un chaleco blanco con un hueco a la altura del corazón. Su arma contra las Farc, además de rescatar el valor del argumento y mejorar los procesos de inteligencia, fue exponer su fragilidad para poner en evidencia la estúpidez de las armas.

Juan Manuel Santos lideró las operaciones militares más letales y efectivas contra la guerrilla. Estuvo incluso dispuesto a violar el territorio vecino para dar de baja al segundo guerrillero de las Farc. Y cuando quedó en evidencia la transgresión fronteriza, lejos de pedir perdón, usó el argumento de la legítima defensa. Santos, como Uribe, se crece en la confrontación con sus adversarios y quizás por eso, los reta. Responde más duro, conoce sus debilidades y los ataca por allí. Juan Manuel Santos quiere ser el heredero del Presidente que actúa como un macho alfa y que se ufana de serlo.

En esta campaña, Juan Manuel Santos tiene de su lado el poder en todas sus manifestaciones: tiene acceso directo al periódico más importante, al aparato de gobierno que le permite prometerle a la gente un eventual puesto en su gobierno y que la gente le crea, cuenta con el apoyo del poder económico, y del hombre más poderoso de Colombia hoy, que es Uribe. Y además, cuenta con plata y la gasta.

El gesto reciente de Mockus del pasado miércoles de no utilizar los 4.500 millones de pesos a los que tenía derecho por reposición de votos porque no los había gastado durante la consulta envía el mensaje que aún teniendo solo dos meses para ganar la Presidencia, puede prescindir de esta plata, porque su fuerza no radica allí.

Mockus representa los valores que se han asociado siempre a lo femenino: lo colectivo, lo argumentativo, la imaginación y la lúdica, construir sobre lo construido, mostrar las emociones, la vulnerabilidad. Santos representa las virtudes asociadas a lo masculino: la fuerza, la seguridad, la efectividad, la capacidad de ofrecer protección.

De pronto en esta campaña, los colombianos tendrán que escoger entre la flor que exhibe Mockus y el Jaque Mate que les promete Santos.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2010-04-09 19:59

Debe ser cuidadosa con la dicotomía planteada en su penúltimo párrafo: primero, a mi juicio envía el mensaje de que Mockus no podría ofrecer seguridad y que ésta sólo puede ofrecerse a través del uso de la fuerza, y segundo, le otorga el don de la "efectividad" a Santos y no se la da a Mockus...será que haberle ahorrado 4500 millones de pesos al Estado colombiano en la consulta del Partido Verde no es muestra de efectividad?

Vie, 2010-04-09 19:38

Leyendo una vez más y haciendo un análisis más como editor, creo que el error del título está en que las palabras “fragilidad” y “fuerza” representan sólo una parte marginal de cada candidato (interpretaciones además controvertibles). Por lo mismo al usarse en un titular de este tipo se convierten casi en un apellido para cada candidato lo cual es excesivo con la realidad. No estoy de acuerdo con quienes dicen que el artículo es antimockusista o proSantos. Es evidente que la autora busca ser imparcial. La equivocación para mí está en la forma de titular y en la simplificación del pensamiento de los dos candidatos.

Vie, 2010-04-09 19:23

Acabo de leer este artículo. También leí algunos de los comentarios, en oposición a los demás comentaristas me pareció buenísimo. Sí, no es un ejercicio periodístico de objetividad, es en cambio es un ejercicio de escritura muy bien logrado. Me cautivó la forma en la que Juanita comparó a los dos candidatos, y al final (tal vez por colectiva, argumentativa, imaginativa y lúdica) sigo con el mío.

Soy médica, y los valores de las escalas fueron información pertinente para mí. Pero es este mismo dato el que me preocupa. ¿El Dr. Pardo tenía consentimiento de Mockus para publicar esto? Si no es así, la confidencialidad médico-paciente se violó terriblemente.

Vie, 2010-04-09 23:17

Gracias por tu comentario. Mockus le dio permiso al doctor Pardo de hablar conmigo y darme esta información. Tenía su consentimiento.

Vie, 2010-04-09 18:50

Quienes criticamos el artículo no necesariamente somos machistas. No.

1. Creo que las categorías que definen el género son construcciones sociales: las mujeres son asociadas a la debilidad, a la sensibilidad, a la falta de poder, pero eso no hace parte de su esencia. Esos juicios, naturalmente, son errados.

2. Pero la debilidad o fragilidad -realmente creo que aquí la distinción que ha hecho Juanita en los comentarios es irrelevante- es un valor negativo en un gobernante. No importa si eso lo asocian a lo femenino. Un ejemplo: que a los costeños no se les considere buenos trabajadores porque se les asocia con la pereza está mal (porque no necesariamente son perezosos); pero la pereza sigue siendo un valor negativo en el trabajo. La debilidad en un gobernante está mal vista. Y Juanita llama "frágil" a Mockus.

4. Creo que el artículo no es claro. La responsabilidad de que un mensaje sea bien transmitido es de quien habla o escribe y de quien escucha o lee.

Vie, 2010-04-09 18:46

Saben, no estoy de acuerdo con el manejo del título por parte de los comentarios.
Creo que como cerró es bastante adecuado. Está mostrando una profundidad y dimensión HUMANA, que necesariamente contrasta con la UTILITARISTA. Y creo que todos sabemos en Colombia qué tan frágil es el fuero íntimo pero que tan necesario es para ser un campesino berraco pero feliz y humilde que saca lo mejor de su tierra, así como el papá que con concentración aprende a ser padre dialogando con sus hijos sobre el mundo que le rodea.

Sí es la fragilidad versus la fuerza. ¿Podría ser más que todo, la *sutilidad* versus la fuerza? ¿Quedaría más adecuado? Tal vez sí.

Esto consolida a Mockus. Mucho. Y obviamente pone en la mente de Colombia el tema salud, que no va a ser favorable para los uribistas-conservadores que les encanta su Sanitas S.A. con salsa de tomate y jugo de tómate-un-agro.

P.d.: Ver la cara de arrogancia de Santos me ennneeerrrva. Le hace falta su buena aterrizada.

Vie, 2010-04-09 18:37

El hombre al nacer es blando y flexible,
y al morir queda duro y rígido.
Las plantas al nacer son tiernas y flexibles
y al morir quedan duras y secas.
Lo duro y lo rígido
son propiedades de la muerte.
Lo blando y flexible
son propiedades de la vida.
Por esto, la fortaleza de las armas
es la causa de su derrota,
y el árbol robusto es derribado por las hachas.
Lo grande y poderoso caerá;
lo humilde y débil se levantará.

LAO TSE

Vie, 2010-04-09 19:01

bello más no frágil

Vie, 2010-04-09 18:41

Excelente.

Vie, 2010-04-09 18:47

[aplaude lentamente] :)

Vie, 2010-04-09 18:37

Qué mal titulado este artículo! qué mal enfoque afirmar que actuar, gobernar o pensar desde una óptica agrumentativa, colectiva, lúdica etc representa DEBILIDAD!!! realmente increible que un medio que se ha anotado tan buenos argumentos periodísticos y una novedosa manera de hacer periodismo, haya hecho y publicado un artículo bajo este absurdo parádigma. Vergonzoso equiparar el plomo y la creencia de que la fuerza bruta representan fortaleza. En mi concepto la debilidad es la del que necesita violencia para crear autoridad etc. Pero para otros puede ser lo contrario y eso es respetable. Lo que es inacepatble es que la labor periodística de la SV terminara en estas afirmaciones!

Vie, 2010-04-09 18:58

Hablé de fuerza, no de fortaleza. Hablé de fragilidad, no de debilidad.

Vie, 2010-04-09 19:54

Tomado de la Real Academia Española (RAE):
Fragilidad = Cualidad de frágil
Frágil(1) = Quebradizo, y que con facilidad se hace pedazos.
Frágil(2) = Débil, que puede deteriorarse con facilidad

Estimada Juana, confío en que usted no quiso decir "débil", pero como puede observar el segundo significado de frágil es sinónimo de débil y culturalmente también se da esa asociación. En general su artículo me gusto y me encantó el último párrafo, sólo hay dos cosas que creo debería cambiar: primero, como ya lo dije en otro comentario, debe ser más cuidadosa con la dicotomía planteada en el penúltimo párrafo, y segundo, debe ser cuidadosa con el uso de la palabra frágil pues sí PUEDE enviar el mensaje de debilidad

Vie, 2010-04-09 18:32

Un reino pequeño, de poca población,
no emplearía todas sus cosas.
Los habitantes no se aventurarían a una expedición lejana,
por temor a pérdidas graves de vida.
Aunque tuvieran buques y carruajes,
no tendrían necesidad de usarlos.
Aunque tuvieran armas y armaduras,
no necesitarían valerse de estas.
El pueblo volvería a ocuparse
de anudar cuerdas.
Encontraría su comida sencilla pero buena;
sus ropas, finas pero simples;
sus casas, tranquilas y seguras,
sus costumbres sencillas y alegres.
En dos reinos vecinos,
tan cercanos que mutuamente se oirían sus perros y gallos,
los pobladores morirían muy ancianos
sin haberse entrometido nunca los unos con los otros.

LAO TSE

Vie, 2010-04-09 19:06

sabio más no frágil

Vie, 2010-04-09 18:30

Jeje ... La Silla Vacia nos dio a conocer su posición politica

Yo en cambio prefiero la inteligencia a la fuerza

Vie, 2010-04-09 19:00

¿Y cuál es esa posición política, amarilla2010? Citame una sola frase de mi artículo que lleve a pensar que yo prefiero la fuerza a la inteligencia.

Vie, 2010-04-09 19:22

por ley transitiva se intuye cierta intención de favorecer al Candidato Juan Manuel Santos... podria mencionar solo un hecho, el titulo FRAGILIDAD VS. FUERZA. Segun la Real Academia de la Lengua:

fragilidad.(Del lat. fragil?tas, -?tis). 1. f. Cualidad de frágil.

frágil. Del lat. frag?lis).

1. adj. Quebradizo, y que con facilidad se hace pedazos.

2. adj. Débil, que puede deteriorarse con facilidad. Tiene una salud frágil.

3. adj. Dicho de una persona: Que cae fácilmente en algún pecado, especialmente contra la castidad.

4. adj. Caduco y perecedero.

Dado lo anterior en el articulo se esta usando un termino negativo asociandolo al Candidato Antana Mockus.

En vista de su respuesta supongo que habia que leer entre lineas para ver el verdadero proposio del articulo. Mi comentario se dio despues de una primera lectura.

Vie, 2010-04-09 18:38

completamente de acuerdo.

Vie, 2010-04-09 18:29

El título del artículo es PESIMO. Ni Mockus es la fragilidad ni Santos la fuerza. Magnificaron una enfermedad y otra más.

Además me sorprende que una mujer tan inteligente como Juanita relacione los conceptos “femeninos” con “fragilidad”.

Yo titularía «La esperanza versus el miedo». Mockus es un símbolo que representa la esperanza de volver a confiar en los políticos y en nuestros gobernantes. Por su parte el gastado discurso de Santos se mueve alrededor del miedo a las Farc, a Chávez y a los terroristas.

Vie, 2010-04-09 18:33

Totalmente de acuerdo

Vie, 2010-04-09 18:23

TU ARTÍCULO ME PARECÍO: PÉSIMO, BAJO, RUIN Y ARTERO. EL ARTÍCULO PRETENDE LAMBONEAR ENDIOSAR A SANTOS Y MINUSVALORAR A ALGUIEN QUE COMO ANTANAS MOCKUS HA MOSTRADO TAL RIQUEZA INTELECTUAL ,TAL SENSIBILDAD Y TALES VALORES QUE YA OCUPA EL SEGUNDO LUGAR ANTES DE LA PRIMERA VUELTA....LA MAREA VERDE ES IMPARABLE... . TU ARTÍCULO NO DEBERÍA ESTAR EN LA SILLA VACÍA...UN PORTAL QUE PRECISAMENTE DEBE MARCAR LA DIFERENCIA ... Y LA INDEPENDENCIA QUE HAN HECHO TANTA FALTA EN COLOMBIA DESDE HACE VARIOS AÑOS...EL ARTÍCULO ES UN GOLPE BAJO ...UNA SALIDA EN FALSO...POSITIVO?.....ES UNA RUINDAD MENCIONAR EL TEMA DE POR¡¡¡ SÍ Y ENCIMA HACER COMPARACIONES...QUÉ BAJEZA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Así no se use este tema como un arma secreta contra Mockus¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Vie, 2010-04-09 19:02

Está bien que no te guste, aunque yo no entiendo dónde está lo ruin y lo artero y mucho menos lo lambón con Santos. Pero bueno. Pero usa minúsculas, es más fácil leerte si lo haces.

Vie, 2010-04-09 18:58

Comentarios como éste le restan valor a la discusión. El dogmatismo es peligroso. Desde ya hay que advertirle a los mockusianos -yo soy uno de ellos- que la idea de que Mockus gane no es que el uribismo recalcitrante, dogmático y casi enfermizo sea reemplazado por un mockusismo del mismo talante.

Vie, 2010-04-09 18:16

Cuando $anto$ sea presidente, habrá que cuidarse más la espalda todavía y correrá más sangre (no precisamente en el monte), pues la puñalada trapera será legal.

Dicho esto, creo que el titular es simplista y parece que Juanita escogió la palabra equivocada para hacer el contraste entre Mockus y $anto$. No obstante, me parecen un poco exagerados los ataques de algunos mockusistas (no soy uno de ellos, por cierto). Raro que nadie se refiera a la encerrona que le pegó Lambizmendi a su candidato esta mañana.

Sáb, 2010-04-10 07:14

!!

Vie, 2010-04-09 18:06

este articulo me parece lamentable y me sorprende porque tenia la idea de que este medio ademas de objetivo es informado.creer que es de debiles observar los valores y principios morales,ser honestos y sinceros,me parece simplemente un adefesio. De verdad crees Juanita que es de fuertes contratar asesores gringos para que no te dejen equivocar? esto es como EL MUNDO AL REVES

Vie, 2010-04-09 19:07

gloria.ines. Yo hablé de fragilidad, no de debilidad. Y creo que es de gente que quiere tener todo bajo control y que no quiere correr riesgos contratar asesores para reducir cualquier posibilidad de equivocarse. Creo que la gente más libre cree que equivocarse le permite crecer. El mundo al revés, para mí, es que los mockusianos sean tan literales como los uribistas.

Páginas

Añadir nuevo comentario