Menú principal

Miércoles Octubre 20, 2021

La fragilidad versus la fuerza

Antanas Mockus y Juan Manuel Santos son hoy por hoy los más opcionados para llegar a una segunda vuelta. Ambos representan formas de liderzago opuestas.

Fotos: Laura Rico Piñeres

Hoy Antanas Mockus se convirtió en el más seguro contendor de Juan Manuel Santos en una segunda vuelta. Hoy Antanas Mockus contó en radio que tenía principios de Parkinson. A partir de hoy, esta campaña podría definirse como una lucha entre la fragilidad y la fuerza.

El rumor sobre la enfermedad de Parkinson de Mockus llevaba varias semanas circulando entre las campañas. Cuando el blogger de La Silla Vacía Luis Guillermo Vélez lo mencionó en una entrada el 24 de marzo, La Silla Vacía llamó a Antanas y le preguntó si era cierto. Mockus lo negó. También se lo negó a personas de su equipo cuando se lo preguntaron. “Lo que estuve fue achantado; ese proceso electoral fue desgastante; hasta la bonita sorpresa del domingo 14”, fue lo que le contestó el candidato a Francisco Pérez, otro blogger de La Silla Vacía que escribió al respecto.  Sergio Fajardo aceptó ser su Vicepresidente sin contar con esta información tampoco, a pesar de que esta condición hace aún más importante su cargo.

El médico personal de Mockus, el doctor Rodrigo Pardo, profesor de neurología de la Universidad Nacional y experto en enfermedades neurológicas, le había dicho a Mockus que tener principios de Parkinson no interfería de ninguna manera con el ejercicio de la vida pública y quizás por ello, Antanas prefirió escoger el momento adecuado para mencionar su enfermedad. Lo hizo el día en que más felices estaban sus seguidores, pues repuntó con el 22 por ciento en la encuesta de CM& y con el 24 por ciento en la de Datexco, apareciendo en ambas como el candidato con más opciones de enfrentar a Santos en una segunda vuelta.

La enfermedad

La Silla Vacía habló con su médico y confirmó de manera independiente sobre los efectos de esta enfermedad sobre la capacidad de gobernar de una persona.

Según el Dr. Pardo, Mockus está en Estado 1 de Hoehn o Yarh, es decir, en el estado inicial de la enfermedad, que le fue diagnosticada hace diez meses. Tiene una Escala Webster de 6. Y su MMSE es de 30/30 y el Barthel de 100/100.

La traducción de estos indicadores es la siguiente: el Parkinson de Mockus está en una fase inicial. El Papa Juan Pablo II, que tuvo  Parkinson durante más de 20 años, estaba en un Estado entre 2 y 3, una escala Webster de 28 y un Barthel de 60. Una persona sin Parkinson tiene un estado de 100 como Mockus, pues eso lo que indica es que tiene todas las facultades para operar en la vida diaria.

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa, progresiva e incurable por ahora. Afecta los núcleos cerebrales responsables de la producción de dopamina, una hormona cerebral que interviene en el desempeño motor, en el desempeño emocional y facilita procesos intelectuales como el nivel de la voz, la tolerancia a ciertas actividades físicas, etc.

Según lo explica este texto de la Clínica Mayo, uno de los mejores hospitales de Estados Unidos, la enfermedad se desarrolla gradualmente, por lo general empieza con un temblor en una sola mano. Los síntomas comienzan en un lado del cuerpo y por lo general empeoran siempre de ese lado si no se tratan bien y a tiempo. Y aunque el temblor y la pérdida de coordinación son los signos más conocidos del Parkinson, esta enfermedad también causa comúnmente lentitud y en sus etapas más avanzadas, congelamiento de los músculos del cuerpo, sobre todo en las extremidades y el cuello. El habla de una persona con Parkinson también se puede ver afectada ya sea porque la persona habla muy rápido o muy lento, y actividades tan sencillas como parpadear, sonreír o balancear los brazos pueden disminuir involuntariamente. En lo emocional, los que padecen de estados avanzados de Parkinson sufren muchas veces de depresión o tienen problemas para dormir. En sus últimas etapas, hay casos en los que se presenta demencia.

Como el Parkinson consiste en esa deficiencia de dopamina, el tratamiento consiste en darle al que lo padece más dopamina. Según se lo explicó con un dibujo el Dr. Pardo a La Silla Vacía, con este tratamiento los efectos del Parkinson se mantienen controlados durante varios años. Cuando la enfermedad avanza –y siempre avanza- y el paciente ya no responde a las drogas se le puede hacer una cirugía que consiste en colocar un electrodo en la parte del cerebro que controla el movimiento, que como el marcapasos del corazón, regula las estimulaciones cerebrales para que en cambio de oscilar funcionen de manera pareja.

La mejor recomendación para quienes padecen de esta enfermedad es hacer ejercicio, comer bien, y ante todo, mantener la calma. El peor escenario para su enfermedad en los próximos cuatro años, según el doctor de Mockus, es que disminuya discretamente el volúmen de su voz. “Que hable un poco más bajito de lo habitual”.

Pardo dice que entre los colombianos por encima de los 50 años, diez de cada mil tienen una afectación como el Parkinson y desempeñan una vida normal. Y aseguró que esta enfermedad no afectará para nada las habilidades necesarias para gobernar.

Las tendencias de la campaña

“Yo entiendo la preocupación ciudadana, pero espero que no me crucifiquen por tener una enfermedad de tipo físico y no mental", dijo Mockus a 'La W Radio', después de revelar él mismo lo que padecía.

A juzgar por la reacción de los foristas en los medios y por la forma como ha evolucionado el tema en los noticieros, la noticia y que fuera él mismo el que la diera fue recibida bien.

Juan Manuel Santos salió inmediatamente a los medios a decir que ya dio la orden a todo su equipo de nunca hacer alusión a la enfermedad de Mockus. Y es posible, que los demás candidatos sigan su ejemplo. El estado de salud de los candidatos presidenciales, que en Estados Unidos tienen la obligación legal de revelar, en Colombia es un tabú. Germán Vargas fuma un cigarrillo tras otro y a Rafael Pardo se le rasgó la aorta cuando tenía 40 años y era ministro de Defensa y eso no ha sido tema de discusión en los medios.

Así no se use este tema como un arma secreta contra Mockus, su revelación refuerza aún más una tendencia que podría marcar esta campaña y que puesto en términos simples, sería algo así como una competencia entre un liderazgo basado en el reconocimiento de la fragilidad y uno basado en la demostración del poder.

Los colombianos hemos visto llorar a Antanas Mockus más veces de las que hemos visto llorar a hombres cercanos a nosotros en la vida íntima. Lo hizo cuando le tocó renunciar a la rectoría de la Universidad Nacional por bajarse los pantalones, lloró cuando el paro de los taxistas durante su mandato, y lo repitió cuando ganó la consulta verde.

Juan Manuel Santos, en cambio, es el hombre de la mano dura: el que pone a correr al ‘Mono Jojoy’ como una ‘rata’ cuando llega a su escondite, el que bombardea el campamento de Raúl Reyes, el que le paga la recompensa al guerrillero que mató su jefe y luego le cortó la mano. Y el que trae a Ingrid de vuelta a la libertad mediante una operación basada en la astucia.

Antanas Mockus pide perdón, a veces con gran histrionismo como cuando quiso volver a la Alcaldía después de haber dejado el cargo para ser candidato presidencial, por no ser coherente con su discurso. Santos dice que “solo los imbéciles no se adaptan a los cambios”.

Antanas reconoce que necesita un traductor, sabe que sus mimos y sus disfraces pueden ser fácilmente objeto de burla, que andar con una Constitución en la cabeza es ridículo, e igual corre el riesgo para poder transmitir su mensaje. El candidato de la U contrata los mejores asesores gringos –los que le ayudaron a Bill Clinton a ganar- para que le ayuden a minimizar cualquier posibilidad de equivocarse.

La campaña de Mockus está basada en valores femeninos de construir sobre lo construido, de exaltar lo bueno en el otro, del trabajo colectivo y las emociones. Fotos: Laura Rico Piñeres

Cuando era Alcalde de Bogotá y las Farc lo tenían amenazado de muerte por sus campañas de resistencia contra la guerrilla, Antanas no optó por doblar su esquema de seguridad ni por militarizar la ciudad. Mandó a hacer un chaleco blanco con un hueco a la altura del corazón. Su arma contra las Farc, además de rescatar el valor del argumento y mejorar los procesos de inteligencia, fue exponer su fragilidad para poner en evidencia la estúpidez de las armas.

Juan Manuel Santos lideró las operaciones militares más letales y efectivas contra la guerrilla. Estuvo incluso dispuesto a violar el territorio vecino para dar de baja al segundo guerrillero de las Farc. Y cuando quedó en evidencia la transgresión fronteriza, lejos de pedir perdón, usó el argumento de la legítima defensa. Santos, como Uribe, se crece en la confrontación con sus adversarios y quizás por eso, los reta. Responde más duro, conoce sus debilidades y los ataca por allí. Juan Manuel Santos quiere ser el heredero del Presidente que actúa como un macho alfa y que se ufana de serlo.

En esta campaña, Juan Manuel Santos tiene de su lado el poder en todas sus manifestaciones: tiene acceso directo al periódico más importante, al aparato de gobierno que le permite prometerle a la gente un eventual puesto en su gobierno y que la gente le crea, cuenta con el apoyo del poder económico, y del hombre más poderoso de Colombia hoy, que es Uribe. Y además, cuenta con plata y la gasta.

El gesto reciente de Mockus del pasado miércoles de no utilizar los 4.500 millones de pesos a los que tenía derecho por reposición de votos porque no los había gastado durante la consulta envía el mensaje que aún teniendo solo dos meses para ganar la Presidencia, puede prescindir de esta plata, porque su fuerza no radica allí.

Mockus representa los valores que se han asociado siempre a lo femenino: lo colectivo, lo argumentativo, la imaginación y la lúdica, construir sobre lo construido, mostrar las emociones, la vulnerabilidad. Santos representa las virtudes asociadas a lo masculino: la fuerza, la seguridad, la efectividad, la capacidad de ofrecer protección.

De pronto en esta campaña, los colombianos tendrán que escoger entre la flor que exhibe Mockus y el Jaque Mate que les promete Santos.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2010-04-09 16:25

¿El jaque mate es muerte, la flor es vida? ¿Qué es lo que quiere decir este articulo?

A mi modo de ver el orden que quiere Mockus no es fragilidad, requiere de la mayor firmeza y coordinación con la ciudadanía. Necesita una transformación cultural real, difícil es cierto pero posible.

La firmeza de Juan Manuel suena más a trampa, a esconder debajo de la alfombra el polvo. ¿Nos olvidamos entonces de vender bienes y servicios a Ecuador y Venezuela?, ¿Cómo piensa Santos recuperar la confianza?, no lo sabemos. Solo que es un berraco y varón. Ese cuento nos sigue teniendo con una tasa de 40 por 100 mil homicidios al año, somos violentos y berracos, pero sin trabajo.

No, el ejemplo de Bogotá es muy diferente.

Vie, 2010-04-09 16:17

Tal vez no fue escrito con una intención tendenciosa, pero al menos así parece, y por varias elecciones de lenguaje desafortunadas. Por otra parte, son pocos los lectores en este país eminentemente machista que puedan disociar lo femenino del género, y por ende su interpretación del artículo será que Antanas es una mujercita llorona y débil, cuando seguramente la columnista se refería a que el profesor Mockus encarna un juego de valores que, por su énfasis en el diálogo, en la receptividad y en lo colectivo, son opuestos a los promovidos por la visión patriarcal, representada en esta campaña por Santos. El enfoque patriarcal ha gobernado el mundo por milenios, y nos ha dejado en la triste situación del presente. Hoy, que somos cada día más conscientes de la interdependencia de todo, estamos entrando a una era ¨femenina.
Lo femenino está lejos de ser frágil. Simplemente enfrenta la vida de otra forma, a veces más eficientemente que lo masculino, con obsesión por dominar e imponer.

Vie, 2010-04-09 16:21

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Si alguien interpreta por el artículo que Antanas es una mujercita llorona y débil, ¿es culpa del artículo o de quien lo interpreta?

Vie, 2010-04-09 16:42

Evidentemente es culpa de quien lo interpreta, pero lo que preocupa es que Colombia en su gran mayoría es un país machista, en el que hasta la mujer más modosita y epítome de la femineidad se transforma en un verdugo de calabozo medieval con lenguaje de padrino de la mafia, a la hora de proponer escarmientos contra el enemigo de moda de la opinión pública. Siento que la lectura del artículo por parte de gente de este sector, llamémoslo tradicional, que no había pensado en Mockus como alguien débil sino menos fuerte que Santos y pensaba votar por él, comienze a tener dudas en sus capacidades y se eche para atrás.
Sobra decir que creo en que Antanas en la Presidencia sería tal vez la mejor cosa que nos pueda haber pasado en al menos los últimos 100 años de historia.

Vie, 2010-04-09 16:29

Yo diria que es mas del tipico pensar!

Me gustaria que se presentara este articulo en un periodico de gran circulacion, como el tiempo, donde la mayoria de los lectores son gente del comun y ver, que tipo de percepcion tomaran los lectores de el.

Un escritor debe tener en cuenta muchas cosas a la hora de escribir, no solo sus palabras, sino el publico y la educacion que este ha recibido.

Por mas que queramos combatir, luchar y pregonar contra el machismo, existe! y nuestra sociedad esta muy enganchada a el, asi que no puedes pedir que todos asimilen un comentario como "la flor" en relacion a autonomia y poder, cuando en este pais y gracias al anterior regimen que pronto acabaremos, nos hemos acostumbrado a recibir violencia y machismo.

Si bien mi percepcion es de machista gracias al medio en que fui criado, mi intencion es pedir por un nuevo presidente para mejorar lo anterior, pero dandole el valor de "fragil" solo limitamos a una publicidad tendiente a mala en este pais!

Vie, 2010-04-09 16:14

A mi personalmente no me parece tan desafortunado el artículo, creo que es un mensaje claro: qué queremos elegir los colombianos? ¿la guerra o la paz? Creo que la estrategia de guerra no ha funcionado y es la que siempre se ha practicado, ya sea ejerciéndola militarmente o sin apuntar a resolver los problemas sociales: la pobreza, la falta de apoyo al campo y sin una estrategia económica y de empleo que nos sirva a todos los colombianos. Santos nos ofrece más de lo mismo, al contrario Mockus, por ser una alternativa femenina se va a ancargar de no malversar el presupuesto, de darnos de comer a todos sus hijos, porque ninguno se debe ir con hambre a la cama, de proveernos seguridad no sólo de la guerrilla, también de la enfermedad. Considero que su enfermedad lo hace más sensible al dolor de los que sufren y en Colombia de eso hay muchos. Que viva lo femenino, lo sensible, lo vulnerable... ahora más que nunca, les regalo una flor amarilla... ANTANAS MOCKUS PRESIDENTE (2010 - 2014)!!

Vie, 2010-04-09 16:13

Es una pena que en la siilavacia saquen este articulo tan mañoso, siempre los leo, me gustan los articulos; pero con esto, con esa forma despectiva de mostrar a Mockus, con esa parcialidad en el analisis, creo que voy a empezar a leerlos menos; por cuanto voy perdiendo la confianza en Ustedes.

Vie, 2010-04-09 16:22

Dario, vuelvelo a leer pensando que aquí queremos a Mockus, a ver si de pronto, tienes una segunda interpretación.

Vie, 2010-04-09 16:13

Al igual que Ernesto Ortiz, encuentro muy desafortunada la orientación que le dieron al artículo.

Queda un sinsabor en la boca al intentar comparar la fragilidad con el lado femenino y de inmediato el esquema que tengo en la cabeza me relaciona el asunto con temas de machismo y feminismo. Creo que muchos lectores van a tomar el texto por ese lado. Y no me parece correcto dejar cabida a dudas sobre si el texto es machista o no. No debería serlo.

Honestamente no me gustó mucho el enfoque.

Vie, 2010-04-09 16:12

Juan Manuel Santos es la persona menos interesada en toda Colombia de que la campaña se centre en las características personales de los cantidados, ya que es él quien tiene mas por perder !!

Vie, 2010-04-09 16:14

Tal vez sea solamente por la tendencia politica de los comentarios a reforzar la campaña de un solo candidato.

Vie, 2010-04-09 16:04

No puedo creer esto de La Silla Vacía. De verdad que más que desafortunado es decepcionante. Al principio señalan que la enfermedad no va a obstaculizar el desempeño de Antanas, pero igual lo consideran frágil. Ojo: una cosa es ser honesto y otra cosa es ser frágil. La Silla Vacía los confunde: considera débil a Mockus por llorar, por reconocer una enfermedad, por reconocer que se equivoca y asumir las culpas. Que Santos no llore no significa que sea fuerte; tal vez lo hace en privado, más débil aún. Que Santos no reconozca que se equivoca no significa que sea fuerte; significa que puede ser terco (y la terquedad, Silla, no es una fortaleza). Porque Santos se ha equivocado, ¿o no Silla? La confusión entre honestidad, sinceridad y transparencia, por un lado, con la debilidad, por el otro, dice mucho de los valores ( y de por quién va a votar) de quien escribió este artículo.
Ah, y además: ¿lo femenino es lo más débil? ¿Este artículo pasó por las manos de J. León? No creo.

Vie, 2010-04-09 16:08

Es firmado por mí. La fragilidad, la vulnerabilidad NO es igual a la debilidad. No es propio de los 'machos' llorar en público, reconocer los errores, pedir perdón. Y los colombianos llevan ocho años acostumbrados a un liderazgo diferente, a alguien que dice 'le rompo la cara marica', y 'sea macho' y que grita, regaña y amenaza. Y yo nunca digo que lo femenino se asocia a lo débil, se asocia a lo frágil, con toda su vulnerabilidad y fortaleza. En fin. Supongo que si tengo que explicar tanto mi artículo, me equivoqué en algo. Pero creo que una segunda lectura, más tranquila y desapasionada, de pronto parece más interesante.

Vie, 2010-04-09 16:41

Al principio salía que el autor era "La Silla Vacía".

Entiendo el énfasis sobre el liderazgo machista. Me parece importante que llames la atención sobre los valores que se asocian a líderes como Mockus y Uribe. De hecho, ese cuestionamiento que en el día a día hace Mockus (llorando, reconociendo su enfermedad, su rechazo a los dineros, etc.) de la forma como se entiende al político es una de las razones por las cuales voy a votar por él.

Siempre estamos interpretando. Y aquí los lectores lo debemos hacer. Si tantos, tantos, tantos, estamos interpretando mal, tal vez hay un problema. Yo interpreto con el diccionario en mano (ver No. 2).

De la Real Academia:
frágil.
(Del lat. frag?lis).
1. adj. Quebradizo, y que con facilidad se hace pedazos.
2. adj. Débil, que puede deteriorarse con facilidad. Tiene una salud frágil.
3. adj. Dicho de una persona: Que cae fácilmente en algún pecado, especialmente contra la castidad.
4. adj. Caduco y perecedero.

El artículo podría ser más claro.

Vie, 2010-04-09 16:11

No sé, las flores mejoran la vida de la gente, los girasoles siempre crecen hacia el sol, se regalan a la gente a la que uno le importa, son frágiles pero resisten las tempestades. El jaque mata mata al rey. No sé, es una metáfora. Pero sí, no tiene que gustarle a todo el mundo.

Vie, 2010-04-09 16:41

Exacto, adicional con el uso de la palabra "fragilidad" todo tu el buen sentimiento se va para el carajo!

Vie, 2010-04-09 15:58

Nota inapropiada. Mockus ha sido fuerte cuando ha tenido que serlo, y eso no tiene nada que ver con una enfermedad que está en una etapa muy temprana y que no afecta su juicio ni toma de decisiones.

Vie, 2010-04-09 15:52

Me causa bastante asco este reportaje por muchas razones.
1. Usan una condicional de "fragilidad" por una condicion fisica que muchos sufren y/o pueden sufrir sin saberlo.
2. Usa el termino de la campaña de mokus como "femenina" buscando una critica despectiva y algo asi como un machismo estupido (teniendo en cuenta que Santos se delinea los ojos, pues....)
3. La falta de neutralidad periodistica a la hora de escribir.
4. La falta de respeto por los lectores con semejante burrada de expresion.

No se que se lea mas patetico, el curioso golpe frontal que intenta esta pagina con este reportaje en contra de Mokus, o la decaida que se avecina a Santos con su tema del mundial.

Le dare un consejo al calumnista de este articulo, deberia aprender a ser equilibrado y no apoyarse sobre conceptos tan estupidos como una enfermedad y algo de emotividad.

Vie, 2010-04-09 16:05

El machista es usted, me da la impresión. Nadie dijo que ser femenino fuera malo, eso lo asumió usted.

Y al parecer usted lo que quiere es votar por Santos, porque si siente que todas las cosas que dijeron dejan mal parado a Mockus, debe ser que en el fondo eso es lo que usted considera deseable en un candidato.

Vie, 2010-04-09 16:11

La campaña de Mockus está basada en valores femenimos de construir sobre lo construido, de exaltar lo bueno en el otro, del trabajo colectivo y las emociones.
Es sin duda un ataque, y la parte final tambien es ofensiva.

No se que tipo de comprension de lectura le hayan enseñado a usted, pero despues de tan fuertes palabras despotricando un partido, cualquiera da a entender lo que se pretende con semejante comentario.

Vie, 2010-04-09 19:48

A mí no me enseñaron comprensión de lectura, pero al menos no confundo "campaña" (que es de lo que usted habla en el primer párrafo y de lo que hablan en la mayoría del artículo) con "partido" (que es de lo que usted habla en el segundo).

"Dar a entender" (párrafo 2) no es lo mismo que "entender". Si le enseñaron comprensión de lectura, no le enseñaron a escribir.

Para terminar, y volviendo a su comentario inicial, lo femenino no tiene nada de malo (y lo frágil tampoco). Guárdese sus prejuicios machistas, por favor.

Si algo tiene el artículo es que tiene un tono excesivamente condescendiente con Mockus (mucho para mi gusto).

Vie, 2010-04-09 16:09

Cito:

Los colombianos hemos visto llorar a Antanas Mockus más veces de las que hemos visto llorar a hombres cercanos a nosotros en la vida íntima. Lo hizo cuando le tocó renunciar a la rectoría de la Universidad Nacional por bajarse los pantalones, lloró cuando el paro de los taxists durante su mandato, y lo repitió cuando ganó la consulta verde.
"Juan Manuel Santos, en cambio, es el hombre de la mano dura: el que pone a correr al ‘Mono Jojoy’ como una ‘rata’ cuando llega a su escondite, el que bombardea el campamento de Raúl Reyes, el que le paga la recompensa al guerrillero que mató su jefe y luego le cortó la mano. Y el que trae a Ingrid de vuelta a la libertad mediante una operación basada en la astucia.
Antanas Mockus pide perdón, a veces con gran histrionismo como cuando quiso volver a la Alcaldía después de haber dejado el cargo para ser candidato presidencial, por no ser coherente con su discurso. Santos dice que “solo los imbéciles no se adaptan a los cambios”."
seguido de:

Vie, 2010-04-09 15:51

mockus ha mostrado mas oposicion a las farc que juan manuel, lo hizo sin la intencion de ganar algo, al contrario de juan manuel que les tiende la mano cuando el pais se inclinava por esta corriente ( caguan ) y lo hace ahora que el pais quiere lo contrario, el pobre va con la corriente, mockus con la razon.

Páginas

Añadir nuevo comentario