Menú principal

Lunes Agosto 03, 2020

Una de las propuestas más fuertes de Gustavo Petro, durante su campaña a la Alcaldía  de Bogotá, fue la de crear un gobierno más participativo, o como él lo llama, más democrático. Y la herramienta que propuso para hacerlo fue la discusión con la comunidad del Plan de Desarrollo.

La Silla Vacía estuvo en tres de los cabildos ciudadanos donde se discuten cuatro puntos importantes: Plan de Desarrollo, Presupuesto Participativo, Consejos de Planeación Local y Plan de Ordenamiento Territorial. Lo que resulte de la discusión del Plan de Desarrollo no obliga al Alcalde pero sí sirve para darle unas pautas sobre cómo ven los ciudadanos el futuro de la ciudad y ayuda a que los bogotanos entiendan mejor cómo funciona el distrito.

Esto fue lo que encontró La Silla:

 

El lunar negro: poca participación

Como se puede ver en el video realizado por La Silla Vacía el problema más grave que enfrentan los cabildos es la falta de asistencia de la ciudadanía. Una razón de que mucha menos gente de la esperada asistiera a estas reuniones fue la dificultad para hacer la convocatoria.

"El día del cabildo, en horas de la mañana, nos toca ir puerta por puerta en la localidad invitando a la gente a que asista a las 5:30 de la tarde. Eso no es tiempo suficiente para que la gente se programe y asista a debatir el Plan" afirma Judith Valencia, funcionaria del Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal (IDPAC).

Otra fuente, de la Secretaría de Gobierno, que no quiso revelar su nombre dijo a La Silla Vacía que la estrategia que se utilizó para convocar a la ciudadanía fue un fracaso. "Por ejemplo en una localidad como Kennedy, si se esperan 500 personas y sólo asisten al cabildo 150, eso se puede calificar como un fracaso" dijo. Y agregó que el IDPAC ha tenido que cambiar la estrategia de convocatoria y que parece que la nueva sí está dando resultado. 

Kennedy es la localidad de Bogotá que más habitantes tiene. Y esta es la imagen que muestra la asitencia de los habitantes de la localidad al cabildo en el colegio Inem Francisco de Paula Santander.
Uno de los temas en el que más participan los ciudadanos es en el que se debate la equidad de género, debido a que la mayoría de asistentes son mujeres.
Aunque la asistencia a los cabildos ha sido baja, los ciudadanos asistentes se caracterizan por generar debates muy intersantes sobre el plan de desarrollo.
José Miguel Sánchez es el director del Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal, y quien está a cargo de lo relacionado con los cabildos en Bogotá.

Otro problema es que las diferentes entidades del distrito no se han puesto de acuerdo para trabajar todos por sacar adelante los cabildos. "Por ejemplo, si la Secretaría Distrital de Salud tiene una base de datos más grande que la del IDPAC, lo lógico sería que ayudara a realizar la convocatoria, además porque en los cabildos se trabajan temas de todas las entidades del distrito" dijo nuestra fuente.

José Miguel Sánchez, director del IDPAC, tiene una lectura diferente. Le dijo a la Silla que el número de asistentes no puede ser el punto inicial de evaluación de los cabildos, porque lo importante es la calidad de la participación.

 "El hecho de que vayan 500 personas no quiere decir que haya más participación. Es más, los cabildos se diseñaron para que no sean muchas las personas en ellos, la idea es que no sean muchos ciudadanos para que todos tengan oportunidad de expresarse" dijo Sánchez.

 

Lo positivo: que la ciudadanía discuta sobre la ciudad

Todas las fuentes consultadas por La Silla Vacía coinciden en que la propuesta de Gustavo Petro de discutir los temas claves de Bogotá con sus ciudadanos es un punto a favor para todos.

"Venimos de gobiernos que discutían temas con la ciudadanía, llegaban a acuerdos, y luego se olvidaban de ellos; entonces es muy difícil que los habitantes de Bogotá crean en lo que acuerdan con el Distrito", dijo Sánchez. "El avance más grande en el tema de los cabildos del Alcalde Petro es que está logrando generar un proceso pedagógico democrático con los ciudadanos."

"Además el proceso de los cabildos del Plan de Desarrollo no es vinculante, es decir que el alcalde no está en la obligación de hacer lo que la ciudadanía le pide; contrario a lo que ocurre con los cabildos del Presupuesto Participativo donde la gente decide en qué se va a invertir la plata del distrito y el alcalde está obligado a hacer lo que le diga la ciudadanía" afirmó. “Por eso no se puede medir con la misma vara la participación a los dos procesos”.

En los cabildos en donde estuvo LaSilla Vacía, la percepción general fue la de un plan de desarrollo que no es completamente acorde a las necesidades de la capital del país.

Según ciudadanos entrevistados que participaron en el cabildo del Barrio la Macarena (en el centro de Bogotá) el plan es bueno en la medida en que busca incluir a población de la ciudad que históricamente ha estado marginada de los programas del Distrito, como víctimas del conflicto o población en condiciones de extrema pobreza, y aplauden que se  incluyan temas ambientales en el plan de desarrollo de Bogotá.

Pero la crítica que le hacen al Plan es que está pensado para un grupo poblacional muy delimitado y que el alcalde Petro podría estar olvidando a la ciudadanía que no tiene problemas de desplazamiento o cubrimiento de servicios básicos, pero sí tiene problemas de movilidad, por ejemplo.

Además los asistentes a los cabildos critican que si bien el Plan de Desarrollo propuesto por Petro tiene en cuenta temas como el ambiental o la "Revitalización del Centro de Bogotá", sólo ven ideas de qué se puede hacer en Bogotá, pero no ven propuestas concretas para solucionar los temas graves.

El futuro: la evaluación de los cabildos

Aunque hasta ahora comienza esta experiencia de los cabildos, desde ya comienza a surgir la pregunta de cómo se debe evaluar esta experiencia para hacerle los ajustes a futuro.

Para Sánchez, los cabildos se deben evaluar desde el punto de vista pedagógico y metodológico, más que desde las cifras de participación. Dice que no hay una meta de cuántas personas deben asistir a los cabildos.

Pero el alcalde Petro ha dicho que como mínimo deben participar un millón de bogotanos en la discusión de los cuatro temas fundamentales para la ciudad. Eso es lo que garantizaría que sea un verdadero proceso democrático.

Perfiles relacionados: 
Gustavo Francisco Petro Urrego
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2012-04-08 15:32

Yo, que comparto plenamente las políticas de Petro en este aspecto, tengo que compartir una experiencia negativa que acabo de tener con el modelo.

Participé desde el primer día en un pre-cabildo de presupuesto participativo que se instaló en la zona donde vivo. Asistí a la reunión de instalación, luego a dos reuniones en lo que llamaron sub-unidades barriales (división de las unidades de participación barrial UPB). En esas reuniones estuvimos con la gente analizando los problemas de nuestro barrio, haciendo un diagnóstico y nos pidieron que pensáramos en soluciones que debían convertirse en proyectos, los cuales se llevarían a selección por parte de la UPB y luego a votación de la comunidad.

Hice toda la tarea. De hecho, elaboré un proyecto junto con otra persona. Pero misteriosamente, para la tercera reunión, en la que elegiríamos los proyectos que llevaríamos a la UPB, no se presentaron los funcionarios de IDPAC. Luego dijeron que esa reunión había sido aplazada y que (sigue)

Dom, 2012-04-08 15:41

y que lamentaban no habernos informado, o haber dado una información ambigua al respecto. Que nos avisarían de la siguiente reunión. Convocaron a la siguente por e-mail, pero en el mensaje no incluían el nombre de nuestro barrio. Así que pregunté si no estábamos incluidos allí o qué pasaba. Dos semanas después me escribieron diciéndome que efectivamente, nuestro barrio ya no estaba incluido en ese proceso porque había existido un error en la definición de las unidades territoriales. Que muchas gracias y que como eso se iba a hacer todos los años, guardáramos las ideas para una próxima oportunidad. Osea, nos hicieron perder más o menos un mes de trabajo olímpicamente.

Me pareció un "manoseo" feo con la comunidad. Qué falta de respeto.

Lun, 2012-04-09 12:51

GUIDO BONILLA por casualidad, no es el responsable ?? hay desorden e improvisación, no se han utilizado medios masivos, los contratistas de cada entidad del POLO y otros se han tomado los precabildos, cabildos y otras reuniones para IMPONER sus proyectos, CONTINUA EL CARRUSEL de la corrupción de contratistas de la participación incluida la secretaria del hábitat-

Mié, 2012-04-11 00:16

Pues la verdad, a mí no me consta. Pero sí puedo decir que he escuchado el nombre de Guido Bonilla acompañado de toda clase de epítetos, no muy favorables, por cierto.

Y también puedo decir que, por lo menos en la experiencia que yo viví personalmente, suavecito, terminan haciendo lo que les provoca. La comunidad como tal pareciera ser una herramienta de escenografía.

Dom, 2012-04-08 17:28

Alguna duda de quien es el camaleón Petro?

Dom, 2012-04-08 18:07

Muy malicioso su comentario y con él sigue desacreditando lo que queda del Polo. Ustedes deberían finalmente hacer explícita su alianza con la derecha para torpedear la gestión del Alcalde: se parecen mucho más de lo que muchos hubiéramos imaginado.

Que quede claro: estoy cuestionando la puesta en marcha de estos espacios, por parte de los funcionarios del IDPAC. No creo que Petro tenga la culpa de lo que pasa en las reuniones de los barrios. El modelo (lo que le corresponde al alcalde) es excelente. Pero los funcionarios se quedan cortos.

Lun, 2012-04-09 09:14

la alianza no se llama derecha ni izquierda se llama neoliberalismo.

Dom, 2012-04-08 05:27

No es asunto fácil la participación de la ciudadanía en los distintos temas de gestión administrativa de un Alcalde si no se ha generado el hábito, la tradición y la costumbre de vivir permanentemente interesado en lo que hacen las autoridades competentes de un municipio o Distrito sobre el quehacer cotidiano de una población o gran Ciudad. Y más difícil aún se torna en una Urbe como Bogotá donde los tiempos para el ciudadano del común son profundamente limitados. Además, la población de la Capital de la República socialmente está bastante segmentada, es altamente heterogénea.

A la gente no le interesa discutir los temas técnicos de un Plan de Desarrollo. Deben recogerse las necesidades más sentidas de los barrios, de las Localidades y asociarlas a propuestas viables y comprensibles para que puedan ser asimiladas por la población de este o aquel espacio urbano.

Ya los cabildos habían sido ensayados por el M-19 en otras épocas y en un país que no era la Colombia de hoy.

Páginas

Añadir nuevo comentario