Menú principal

Sábado Marzo 06, 2021

?

El metro pesado ya tiene estaciones sancionadas por decreto, pero el año entrante deberá organizarse la inversión de 50 mil millones para más estudios.

Sumida en una crisis de estabilidad institucional, la Bogotá de 2014 nadará entre tres aguas: la pelea jurídica que arreciará para que salga o no el alcalde Gustavo Petro del Palacio de Liévano, el pulso por quién lo reemplazará y se quedará con el poder de Bogotá y las urgencias administrativas que -independientemente de lo anterior- deberá asumir y resolver el Gobierno.

1. El pulso jurídico
Los petristas seguirán manifestándose este año. Foto: Juan Pablo Pino
?
El Procurador ha dicho que estudiará con "objetividad" el recurso de reposición de Petro, pero la ratifiación parece cantada. Foto: Juan Pablo Pino
El Presidente Santos seguirá jugando a ser neutral entre Ordóñez y Petro. Foto: Presidencia.

Hasta hace poco menos de un mes, los pronósticos acerca de la capital para 2014 señalaban que sería el año de la verdad de Petro. El periodo en el que se definirían las espadas de Damocles que colgaban sobre su Administración: una revocatoria y una investigación de la Procuraduría en su contra. Pero ambas cayeron encima del mandatario en diciembre.

Por eso todo indica que 2014 será el año de la salida de Petro del Palacio de Liévano. No por la revocatoria -que después de varios recursos en su contra quedó en firme y fue convocada para dentro de dos meses- pues ésta exige un umbral de votos bastante improbable de alcanzar si no se mueven las maquinarias de los partidos, como lo contó La Silla; sino por la destitución e inhabilidad de 15 años con la que el Ministerio Público castigó al mandatario por sus actuaciones en la implementación de un nuevo modelo de basuras en la ciudad. Un castigo que, dicho sea de paso, para muchos ha resultado desproporcionado.

Sin embargo, antes de que esta sanción quede en firme, este año habrá toda una pelea jurídica que ya ha sido anticipada por los defensores del mandatario.

La destitución tiene un recurso, que Petro y sus abogados anunciaron que interpondrán, pero éste será resuelto por la misma Procuraduría y -según le explicó a La Silla un exprocurador delegado del procurador Alejandro Ordóñez- es “muy poco probable” que los sentidos de los fallos cambien cuando son ante la misma instancia. Lo máximo que podría pasar, según esa fuente, es que Ordóñez le baje unos años a la inhabilidad.

Así las cosas las esperanzas de Petro y su equipo de defensores están en la estrategia internacional que ya emprendió el Alcalde, principalmente para que la Comisión Internacional de Derechos Humanos de la OEA imponga una medida cautelar que deje sin efectos el fallo, argumentando que el mandatario no tuvo garantías y que Ordóñez no tiene la competencia para destituirlo. Y en las cientos de tutelas que contra el Procurador están poniendo los petristas para que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca suspenda o revoque la decisión.

Las medidas cautelares también son improbables, según le dijeron a La Silla dos reconocidos abogados penalistas. No es tan claro que la jurisprudencia de la Corte Interamericana haya dicho -como afirma Petro y su defensa- que la destitución sólo opera por la vía judicial (y no por la disciplinaria). Como contó La Silla, lo que ha dicho -según otros dos expertos consultados por La Silla y según le dijo el presidente de la Corte, Diego García Sayán, a El Tiempo- es que se les tienen que respetar las garantías judiciales como el debido proceso.

En lo que la jurisprudencia de la Corte sí ha sido clara es que la inhabilidad debe ser decretada por un juez y no por una autoridad administrativa, con lo cual esta parte -que en el fondo es la más importante para Petro- seguramente sí se caerá en la Cidh.

Por su parte el mismo fiscal general Eduardo Montealegre, quien le abrió una indagación preliminar al Procurador por este caso y ha defendido a Petro, declaró que nuestro ordenamiento jurídico sí le permite a la Procuraduría destituir a un funcionario elegido por voto popular, aunque él también es de la teoría del Alcalde sobre la jurisprudencia de la Corte Interamericana.

El Fiscal anunció que la entidad que maneja tendría competencia para dejar sin efectos el acto administrativo que destituyó a Petro, pero eso sólo sería en caso de que exista una extralimitación de funciones probada por parte de la Procuraduría lo que seguramente tardaría un tiempo en demostrarse.

Los petristas también tienen esperanzas en que el presidente Juan Manuel Santos decida no avalar la decisión del Procurador (ahora sabremos si el Presidente está con la paz o simplemente con su reelección, dijo Petro). El Ministro de Justicia ha respondido, no obstante, que a Santos no le queda más remedio que “ejecutar la decisión del Procurador”.

Por último, Petro le apostará a recusar al jefe del Ministerio Público por haber sido él quien anunció la destitución y por la indagación que le abrió la Fiscalía pero quien la resuelve es la viceprocuradora que es subalterna de Ordóñez.

2. Las urgencias de la Administración
El secretario de Gobierno Guillermo Alfonso Jaramillo será alcalde encargado si Petro deja el cargo.  Foto: Juan Pablo Pino
Al igual que comenzará en la Alcaldía, en 2013 el Concejo vivió una crisis en su estabilidad por los concejales salpicados en el cartel de la contratación. Foto Juan Pablo Pino
Transmilenio por la Boyacá es una de las obras que deberán licitarse este año que empieza. Foto Juan Pablo Pino
También en 2014 deberán licitarse reforzamientos en 40 colegios de la ciudad. Foto Alcaldía de Bogotá.

Mientras ocurre esta pelea jurídica y de declaraciones en los medios, en 2014 la Administración de Bogotá tendrá que continuar. Entre otros asuntos, deberá terminar de organizar la inversión de 3 billones de pesos que, en un cupo de endeudamiento, el Concejo le aprobó a Petro para obras de infraestructura.

En la lista de proyectos están nada menos que la troncal de Transmilenio por la Boyacá, los estudios y diseños de la troncal de ese sistema por la 68, el mejoramiento estructural en unos 40 colegios y unas 20 iniciativas viales. Y organizar esta inversión incluye el desafío de estructurar las respectivas licitaciones, que son los procesos a través de los cuales el Cartel de la Contratación se robó Bogotá por lo que el reto está en blindarlos bien.

Este año el Distrito tendrá también que terminar de solucionar el problema de la doble tarjeta del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), que ha tenido avances pues según información oficial de diciembre casi el 90 por ciento de las estaciones y buses del sistema reciben cualquiera de las dos tarjetas que existen como medio de pago. Y revertir los pocos logros en las metas de chatarrización de buses viejos y la crisis financiera de dos de los nueve operadores (Coobus y Egobus), que tienen retrasado el cronograma de implementación del sistema.

La meta era que el SITP funcionara al 100 por ciento en abril, pero eso ya no se logrará según reconoció el gerente de Transmilenio, Fernando Sanclemente.

Otro pendiente en la complicada agenda de movilidad de la ciudad es el futuro de la carrera Séptima. Como lo contó La Silla, el Gobierno Petro no alcanzará a entregar la obra principal de esta vía: el metro ligero, pero como la idea es dejarlo al menos en etapa de construcción, en 2014 la empresa Transmilenio tendrá como tarea dar o no el concepto favorable a una de las propuestas de APP (Alianza Público Privada) que llegó para hacer la obra y luego esperar los estudios de factibilidad y también revisarlos.

Este año también será clave para el futuro del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de la ciudad, modificado por el Alcalde Petro a través de un decreto que fue demandado por los gremios, por unas ONG, por el representante conservador Telésforo Pedraza y por el Ministerio de Vivienda. El POT, que es la hoja de ruta que debe seguir Bogotá en materia de expansión, por ahora goza de presunción de legalidad, pero los reparos en su contra han generado un clima de incertidumbre en el sector de la construcción como lo han dicho los propios empresarios.

Un último tema macro de 2014 es el chicharrón de la licitación de aseo de 2,4 billones de pesos que en cuatro años no han podido entregar varias administraciones de la ciudad. En este momento ese proceso está en cero y deberá adelantarse este año para que el Gobierno Petro pueda implementar (ya de manera definitiva y no transitoria) su nuevo esquema de basuras e integrar a los recicladores el negocio del todo.

3. La pelea por Bogotá

Consecuencia del pulso jurídico por la salida o no de Petro del Gobierno, este año se dará una pelea anticipada por el poder en Bogotá que -de darse antes de marzo- podría servir para medir fuerzas políticas con miras a las legislativas de ese mes.

Esa pelea por el poder podría materializarse si se da una de las dos situaciones: que gane la revocatoria (lo que, hemos calculado, es improbable) o que quede en firme la destitución que es seguramente lo que va a pasar. En ambos casos se convocaría a elecciones atípicas si no ha pasado junio, pues después de ese mes los progresistas tendrían derecho de quedarse manejando Bogotá a través de un alcalde designado por Santos, escogido de terna del progresismo.

No demorarán en salir los interesados en aspirar. Miguel Gómez (líder de la revocatoria) no podrá hacerlo. Tampoco Carlos Fernando Galán o Antonio Navarro, a menos que renuncien a sus aspiraciones al Senado lo que les complicaría la vida a sus respectivos partidos. David Luna, otro que podría querer pues ya ha sido candidato a la Alcaldía, está inhabilitado por ser viceministro al igual que Gina Parody que dirige el SENA y que Antanas Mockus, cuya esposa es la veedora distrital.

Así, entre las cartas obvias queda Enrique Peñalosa, quien le dijo inicialmente a La Silla que no lo descarta, aunque él preferiría más una aspiración a la Presidencia pero que más recientemente ha dicho públicamente que no aspirará. Y Francisco Santos quien será promovido por el uribismo. El locutor William Vinasco también anunció su intención de ser candidato.

Sin embargo, aunque Bogotá es una plaza anhelada para cualquier grupo político, no será fácil que alguien acepte invertir en una campaña para gobernar por apenas año y medio y con el Plan de Desarrollo de Petro que no fue destituido.

Además, los petristas le apostarán -como le dijo off the récord un concejal de ese movimiento a La Silla- a dilatar lo más posible las elecciones atípicas en caso de que éstas llegaran a convocarse. Y con eso cualquier aspirante corre el riesgo de que llegue junio y no haya comicios.

Lo único cierto en la ciudad para el 2014 es que reinará la incertidumbre. Las cábalas, sin embargo, estarán a la orden del día.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2014-01-07 23:25

¿Qué pasó con la comprensión de lectura de la que tanto se vanagloria, gatico? Relea. Lo que yo planteé es que usted organiza sus ideas de manera deliberadamente parcial para crear sofismas y sugerir conclusiones sin presentar una sustentación adecuada. El silogismo que elaboré muestra la inconsistencia lógica de su argumentación. Su esquema es decir a medias, para después decir que no dijo, o que fue malinterpretado.
Con usted no se debaten argumentos, con usted se juega. La vaina es que ya se volvió sospechosamente repetitiva su afirmación de que yo no planteo argumentos y usted sí. Sospechosa de falta de creatividad. Porque hasta para elaborar sofismas se necesita creatividad, eso se lo reconozco. Pero una fórmula tan simple, si se repite muchas veces, comienza a volverse aburrida. Y el juego se vuelve canzón.
Por mi parte, me parece que los que tienen paciencia infinita son los demás usuarios. Me disculpo con ellos por una discusión tan larga y tan inútil. Saludos.

Lun, 2014-01-06 22:15

Petro gozo y abuso de su derecho político por casi dos años, eso fue suficiente para hacer lo que no alcanzaron Lucho y Sammy, llevar a la ciudad 25 años para atrás en competitividad, frenar la construcción y saquear las finanzas de la ciudad con subsidios políticos con cara de sociales. el mal uso de su derecho político lo llevo a ser sancionado y su derecho político no está por encima del derecho de los ciudadanos a que los funcionarios cumplan legalmente sus funciones, no se extralimiten y se crean Napoleón y el Barón Haussman en un mismo pequeño empaque, a costa del erario público.

Lun, 2014-01-06 23:00

Lamentablemente para usted, las cifras de empleo y coeficiente Gini -entre otros- dos factores críticos para evaluar el desarrollo social, que no tienen color político, lo desmienten.

Mar, 2014-01-07 10:09

Si es lamentable que siendo Bogotá el que encabeza el mayor ingreso percapita del país, también sea el único que presento retroceso, 1.2 % en estos dos años..., es irónico hablar del coeficiente Gini, como algo meritorio cuando a nivel nacional competimos con Atlántico y Chocó por ejemplo, pero a nivel mundial estamos por debajo de Ecuador y Venezuela, la medida de la pobreza y la riqueza en una formula....

Mar, 2014-01-07 18:40

¿Y cómo explican estos logros? http://www.bluradio.com/52980/bogota-es-la-tercera-ciudad-mas-inteligent...
No hay peor ciego que el que se hace.

Mar, 2014-01-07 20:52

Dice el articulo..."La región “todavía está en desarrollo y esta lista está hecha primariamente de ciudades principales en países en desarrollo, a diferencia de los rankings de Norteamérica, Asia Pacífico y Europa. Por lo tanto, la mayoría de estas ciudades tienen grandes problemas con el tráfico, contaminación, ineficiencia del gobierno y mucha menos transparencia de la que encontrarías en las ciudades líderes en regiones más desarrolladas“, explica la publicación"...."La capital colombiana se destaca por su trabajo para mejorar los problemas de congestión, gracias al sistema de buses de tránsito rápido, usados por 1,65 millones de personas al día. Los corredores de bus tiene vías para bicicletas interconectadas, y comenzó a integrar taxis eléctricos en asociación con la empresa BYD. Además hay planes para construir un sistema de metro"... Gracias Peñalosa, el TM es el primer logro, lo demás esta aún en proyección.... A Gustavo le quedo lo de la ineficiencia...

Mar, 2014-01-07 20:48

Que importante reconocer primero los problemas y después los logros e intenciones...

Mar, 2014-01-07 20:32

Por favor, explíqueme cómo fue hecho el análisis, cuáles son los "elementos públicos" (????) que fueron involucrados, qué "elementos del orden local" (?????) fueron incluidos y cuáles son las variables de decisión presentes en el estudio que catalogó a la Bogotá de Petro como la tercera capital más inteligente de Latinoamérica. De paso, indíqueme por favor qué elementos del mismo le permiten inferir a usted que no es válido.

Si me va a colaborar, colabóreme bien. Seguramente usted, que en cada comentario dice que cuenta con grandes argumentos a diferencia mía, puede explicarlo de tal manera que nos llevará a todos a darle la razón.

Mar, 2014-01-07 23:15

Sabía que iba a evadir mis preguntas, a sustituir los argumentos por ofensas personales y colectivas, y a presentar su intervención autoalabándose, sin ir al grano.

Por un momento llegué a creer que en verdad usted tenía algo interesante que aportar al análisis. Pero, con mi acostumbrada humildad, reconozco que me equivoqué de nuevo.

Lun, 2014-01-06 17:39

Estamos de acuerdo en la primera parte: el alcalde Petro no es un mártir, ni un Mesías. Hasta ahí. Tan es víctima, que oficialmente ha sido aceptado como tal en el proceso por las "chuzadas" (que también va para la justicia internacional, por lo visto).
El Estado de Derecho es justamente lo que violentó el procurador con su decisión. Pero es evidente que usted no está interesado en proponer argumentos jurídicos, sino generalizaciones ideológicas. Entonces dejemoslo en esto: ya está en manos de la justicia internacional y allí se decidirá. Entonces sabremos si, como usted lo afirma, la procuraduría respetó la Constitución y la ley en su fallo; o si, como lo afirmo yo, el alcalde es víctima de una persecución política expresada en el terreno judicial.

Lun, 2014-01-06 21:30

Pues lo lamento por usted que se traga tan enteros los títulos y los pergaminos. Yo no. Yo valoro a la gente por la solidez de sus conocimientos y sus opiniones, no por la cantidad de cartones o de cargos que haya desempeñado.

Desde mi punto de vista, la discusión jurídica está básicamente agotada. Y además se volvió jartísima hace como tres semanas. No creo que la CIDH tarde en pronunciarse sobre las medidas cautelares. Ahí miraremos.

Si su único argumento para cuestionar mi opinión son las credenciales y la indignación que le produce que una ciudadana se atreva a cuestionar a los ungidos, creo que mi respuesta, por cortesía, no necesita que le agregue nada más.

Lun, 2014-01-06 22:06

Que una persona tan evidentemente alterada como usted no esté de acuerdo conmigo, créame: me halaga. Que se vea en su comentario un tufillo discriminatorio y tenga que auto-alabarse para poder sustentar una opinión, me parece que da la medida de la validez de lo que piensa. Que pretenda tratarme de ignorante, hacerme un psicoanálisis y ofenderme en forma personal, en lugar de plantear ideas concretas, me lleva a pensar que probablemente su papel en el foro no es el de proponer debates sanos, sino hacer propaganda ideológica. No sé si lo hará por un salario o gratuitamente. Lo que sí sé es que una discusión planteada en esos términos es demasiado precaria como para que yo la compre. Un saludo.

Mar, 2014-01-07 20:22

Lo de "alterado" no sé cómo lo tomó. Yo lo dije para referir la evidente fogosidad de sus intervenciones. Si lo tomó por otro lado, es algo que está en usted y no en mí.

No dije que le pagarán. A ver esa comprensión de lectura... Dije que no sabía si comentaba a sueldo o gratuitamente. Eso significa que propuse dos opciones, lo cual se puede calificar de muchas cosas, pero no de acusación.

No comprendo por qué alguien cree que mis palabras son una descalificación a los abogados. Son un cuestionamiento, que concluyo con la posibilidad de que puedan tener razón. Exactamente dije: "Dudo del criterio de los "dos reconocidos abogados" que pontifican sobre la improbabilidad de que la CIDH otorgue las medidas cautelares a Petro. A mí, por el contrario, me parece improbable que no se las otorguen. Favor tomar nota para que después comprobemos la calidad de los expertos consultados por LSV." Entonces, ¿no se puede dudar porque eso es ofensivo? El universo nos libre de esas intolerancias.

Mar, 2014-01-07 20:51

Vaya, vaya... con que "elgatodeschrodinger" es uno de los lectores de mi blog... Lo de Idipron fue espectacular. Genial. 12 mil lecturas en un día y el Salitre Mágico hasta me envió un mensaje invitándome al parque, pero no respondió ninguna de mis preguntas, que es una forma de responder. El caso ya está en manos de la justicia.

Yo tengo infinidad de defectos, gato. Pero uno de ellos no es el de no reconocer que estoy equivocada cuando lo estoy. Hace más de un mes le di la razón a usted frente al caso López Vs. Venezuela y agregué que quizás en el caso "Petro Vs. país de m***" seguramente iban a terminar incluyendo la palabra "destitución". Veo que su memoria es selectiva.

Mi duda puede ofenderlo, no se lo niego, pero es una duda legítima. Sabemos que hay comentaristas pagos y que eso es una práctica de la derecha. Usted dice no ser uno de ellos, y yo le creo.

Mar, 2014-01-07 23:11

Lo de "creer" o no, no está en discusión. Esto no es de creencias, sino de pruebas. No solo fue comprobado: http://lasillavacia.com/historia/13909 sino que fíjese que ahora las mentiras, las calumnias y la desinformación corren por cuenta de mismísimo "uno": http://www.semana.com/opinion/articulo/uribe-su-informacion-que-se-vuelv...
¡Que cinismo, por dios!

Lun, 2014-01-06 21:31

Petro tiene de todo, menos de "pobrecito". Es jurídica y legalmente una víctima. Es políticamente un líder genuino, que hasta el sol de hoy siempre ha salido avante de las poco imaginativas trampas legales que le andan poniendo desde hace más de una década.

Lun, 2014-01-06 22:12

Como usted lo dice: la justicia hablará. Usted sabe: cojea, pero llega. Saludos.

Lun, 2014-01-06 23:03

Se equivoca, pero seriamente. Lo lamento, terminó mi recreo y no tengo tiempo de explicarle lo que significa "bloque de constitucionalidad". Pero si le queda tiempo, investigue porque vale la pena. Saludos.

Lun, 2014-01-06 21:49

Le voy a hacer el favor de compartir unas lecturas, ya que le veo un afán tan grande de ilustración sobre el tema.

Esta, que es nada más ni nada menos que de un columnista de El Colombiano: http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/E/equivocos_en_el_debate_s...

Este, que ha circulado mucho: http://www.elheraldo.co/nacional/experto-advierte-que-destitucion-de-pet...

Y éste que es académico: http://acedicilsa.com/2013/12/15/la-destitucion-de-petro-piedra-angular-...

Lun, 2014-01-06 23:04

Conste que quise ayudarle a que se ilustrara mejor, pero sus prejuicios no lo dejan. Yo me lavo las manos. Saludos.

Lun, 2014-01-06 15:29

Si el problema es principalmente de naturaleza política y bajo el supuesto de que PETRO lo conciba así, no hay errores en utilizar las vía jurídicas, porque de todos modos su destitución se expresa a través de un fallo disciplinario que por inscribirse en el tan cacareado Estado de Derecho tiene obviamente expresiones y connotaciones jurídicas. Pero a su vez si se cifran las esperanzas en lo que juridicamente pueda sobrevenir, ello es un grave error que siempre se repitió por parte del M-19 al legitimar una democracia montada sobre el crímen y la corrupción. De todos modos el segundo momento histórico empieza una vez el Procurador ratifique el fallo. Y así va a ser. Cuando, hace quizá más de un año, predije que PETRO sería destituido en 2.013, BAT me endilgó el calificativo de futurólogo o utópico. Ahí están los hechos. No somos adivinos, pero los seres humanos predecimos y se cumplen en no pocos casos las predicciones.

Lun, 2014-01-06 16:19

La verdad, la memoria no me alcanza hasta ese comentario. Pero si mal no estoy, lo hice en relación con la revocatoria, no con la destitución. Sin embargo, no se le olvide que Petro no ha sido destituido aún. La apuesta sigue en pie, apreciado Juan Manuel.

Páginas

Añadir nuevo comentario