Menú principal

Martes Abril 07, 2020

 

El mismo día que Enrique Peñalosa inscribió su candidatura, su excopartidario Antanas Mockus quedó libre para competirle en las próximas elecciones por la Alcaldía de Bogotá.

Un concepto de la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado determinó que las inhabilidades por doble militancia contenidas en la reforma política recientemente sancionada no aplican para Mockus, quien renunció al Partido Verde antes de que entrara a regir la nueva ley.

“Mal podría considerarse que la norma se aplique a quienes el día 14 de julio de 2011 tenían la condición de ex directivos, porque al entenderlo así se incurriría en una aplicación retroactiva de la ley”, dice el concepto que había sido solicitado por el ministro del Interior Germán Vargas Lleras para aclarar este y otros puntos de relevancia electoral.

Mockus renunció al Partido Verde en junio, un mes antes de que entrara en vigencia la reforma política. Y había decidido no lanzarse hasta que quedara totalmente claro que la ley se lo permitía. Gente muy cercana a él da por sentado que en pocos días oficializará su campaña como candidato de la ASI (que cambió su nombre a Alianza Social Independiente), que ya ha dicho que quiere darle el aval. Si finalmente lo hace, Mockus barajará de nuevo todo el escenario electoral de Bogotá.
 

Gustavo Petro es quien más puede perder con la entrada de Mockus, pues muchos de los seguidores de la ola verde hoy lo acompañan porque representa la alternativa política. Sin embargo, una coalición entre él y Mockus más adelante puede ser la que lleve a alguno de los dos al Palacio Liévano.

Foto: Miguel González

No será fácil para Enrique Peñalosa enfrentarse a Mockus en esta contienda. Las últimas dos veces que lo hizo perdió. Sin embargo, hoy tiene a su favor que cuenta con toda una estructura partidista detrás, mientras que Mockus sigue siendo el candidato independiente.

Foto: Laura Rico

Antanas Mockus aún no ha oficializado su entrada a  la contienda. Pero los que lo conocen tienen muy pocas dudas de que lo hará ahora que es claro que no tiene ningún impedimento legal

Foto: Laura Rico

Le quita a todos y también les puede poner

Mockus le podría quitar algunos votos a Peñalosa, aunque es probable que a estas alturas no fueran muchos los mockusianos que aún pensaran votar por el candidato del Partido Verde y de La U.

Pero a quien más le puede quitar adeptos es a Petro. Muchos de la ola verde, desilusionados por la alianza Peñalosa-Uribe-La U, han visto en el candidato de Progresistas la opción política alternativa.

Y tampoco le conviene su entrada a los tres candidatos más jóvenes pues, salvo que se unan, Mockus probablemente les arrebatará la representación del centro político.

Aun si entra y no logra ubicarse entre los punteros, Mockus podría convertirse en el fiel que incline la balanza. Petro y Gina Parody le han hecho ojitos desde el inicio de sus campañas y una coalición con cualquiera de los dos podría hacer toda la diferencia. Aunque Mockus, a lo largo de su carrera política, solo ha avalado públicamente a Noemí Sanín cuando fueron fórmula presidencial hace más de diez años.

Los puntos a favor

Aunque hoy por hoy Mockus aparece en las encuestas con una intención de voto inferior al 10 por ciento, muy por debajo de Peñalosa y Petro, Antanas entraría a la campaña con un cace inicial de por lo menos 250 mil votos. En la pasada contienda presidencial, sacó 824.923 votos en Bogotá, un poco más del doble de los que ganó en la consulta interna de su partido, que fueron 393.400.

Asumiendo que por la desilusión que generó la fase final de su campaña y todo lo que sucedió después en el Partido Verde, conserve solo la mitad de lo que tenía en la consulta interna de hace un año, de entrada ya tiene un grupo de seguidores fieles con los cuales comenzar a dar la pelea. En su página de Facebook actualmente cuenta con 863.929 seguidores, una red nada despreciable, aunque no necesariamente convertible en votos como quedó claro en la pasada elección.

Tiene además otras cosas a su favor. Por un lado, Mockus puede encarnar mejor que cualquiera de los demás candidatos la bandera de la transparencia en un momento en que los bogotanos están asqueados con la corrupción que ha devastado a la ciudad.

Aunque ninguno de los candidatos para Bogotá tiene tacha alguna de corrupción, los punteros tendrán que dar explicaciones incómodas. Peñalosa tiene que explicar por qué aliarse con La U, que ha sido cómplice de la corrupción de la administración del Polo en Bogotá, no es un lastre para darle la vuelta a la ciudad.

Petro fue quien puso el debate sobre el Cartel de la Contratación en el centro de la agenda nacional y renunció a su partido ante la incapacidad de sus directivos para denunciar la corrupción del gobierno de los Moreno. Pero igual viene de ser el candidato presidencial del partido que llevó la ciudad a la debacle y de tener como fórmula vicepresidencial a quien fue la secretaria más importante del gobierno de Samuel Moreno.

Y Gina Parody denunció la parapolítica y renunció a La U cuando sus principios fueron incompatibles con las prácticas del partido. Pero de todas maneras fue la consentida del ex presidente Uribe durante seis años de su gobierno y es difícil explicar que la corrupción solo operó en los dos últimos años.

David Luna y Carlos Fernando Galán quizás no tengan tiempo para posicionarse en los próximos dos meses como símbolos anti-corrupción dado su nivel de desconocimiento entre los electores. Y Aurelio Suárez viene del Polo y defendió a Samuel Moreno hasta que se cayó.

Mockus, en este frente, no tiene que decir nada porque su vida política es totalmente transparente.

Por otro lado, a diferencia de los más jóvenes, Mockus comparte con Peñalosa y Petro la experiencia, que a juzgar por la mayoría de las encuestas, es un valor que buscan los bogotanos. Aunque Mockus usa caminos diferentes a los convencionales para alcanzar los resultados, tiene logros concretos para mostrar: la troncal de Transmilenio por las Américas, los Supercades, el origen de los comedores escolares, una mejor calificación de deuda, y una revolución en la cultura ciudadana y en la reducción de homicidios, para mencionar algunos.

El lado flaco

Sin embargo y a pesar de esos logros concretos de sus dos gobiernos e incluso de su rectoría en la Universidad Nacional, en la última campaña presidencial, mucha gente perdió confianza en la capacidad gerencial de Mockus.

Mockus no se preparó para los debates; tuvo cero capacidad de reacción a los ataques del oponente; no incorporó en su programa casi ninguna de las recomendaciones que le hicieron decenas de técnicos que creían en él y que le trabajaron gratis (en realidad, nunca tuvo un programa estructurado, sino más bien un conjunto de eslogans); no parecía tener una estrategia de campaña, ni capacidad de darle la vuelta cuando las cosas comenzaron a no salir bien; y ni siquiera un verdadero equipo asesor, más allá de sus amigos de toda la vida. En algunos sentidos, Mockus se comportó más como si fuera el profeta de una gran secta, que como un verdadero político profesional o un estadista.

Y luego de perder, pero con un caudal de más de tres millones y medio de votos, defraudó a sus seguidores, que esperaban alguna señal suya de cómo capitalizar esos votos y esa ilusión en acciones políticas transformadoras. Mockus se fue de viaje, se dedicó a terminar unos libros y a dar peleas internas dentro del Partido Verde en cambio de ejercer el liderazgo nacional que miles de jóvenes esperaban de él. Mockus le rompió el ‘corazón político’ a mucha gente y, si entra a esta contienda, tendrá que lidiar con ese despecho. Ya lo hizo una vez cuando renunció abruptamente a la Alcaldía y muchos bogotanos lo perdonaron.

Gente cercana a él dijo a La Silla Vacía que Mockus ha estado metido de cabeza preparando con equipos de trabajo un programa sólido y una campaña orientada totalmente a convocar a la ciudadanía para que vuelva a tener confianza en levantar la ciudad. Y que esta campaña no será un refrito de la última, sino una reinvención. “Será lo que fue ‘Match Point’ para Woody Allen”, dijo una persona que ha escuchado lo que está pensando Mockus en los últimos días. Tocará esperar a que comience la función.

Perfiles relacionados: 
Antanas Mockus
Carlos Fernando Galán Pachón
David Luna Sánchez
Gustavo Francisco Petro Urrego
Gina Parody d Echeona
Enrique Peñalosa Londoño
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Vie, 2011-07-29 14:20

Si se lanza Mockus y gana, espero que deje de ser ingenuo por que le puede pasar lo del ex alcalde Moreno, que según dice el procurador, lo destituyó por ingenuo e incompetente y no por que hasta la fecha se la haya imputado algun crimen penal, puede que vaya a la carcel por corrupto, pero hasta ahora esta destituido por "inegenuo" e "incompetente".

Jue, 2011-07-28 15:28

Lo que se logra con esto es que gane Enrique Peñalosa. Muy encima del dia de las elecciones presidenciales, el 50% de votantes de Mockus tenia como segunda opcion a Petro.....lo unico que se va a lograr es dividir fuerzas en tre Mockus y Petro y eso le deja el camino libre a Peñalosa.

Vie, 2011-07-29 14:14

Estoy de acuerdo, asi paso en las presidenciales. Mockus, jugará de comodín nuevamente, quitandole votos a Petro, para que gane Peñalosa, que lástima, deberían unirsen ellos dos, pero no creo, porque ninguno la haria la segunda al otro, ellos, cada uno, quiere ganar y esa ambición le dará el poder a Peñalosa.

Jue, 2011-07-28 15:06

Antanas no debería mandarse. Debería hacerlo alguien entrenado en parte por él, pero no él. Eso ya es nepotismo puro y duro.

Si se lanza, como imagino puede hacerlo, sería un sublime momento de estupidez que el electorado desilusionado le cobrará -me incluyo- DURO.

Mockus tal vez se retiró para prepararse adecuadamente y puede regresar y meter el gol que nunca metió cuando estaba de presidente. Y si así fuera, sería respetable, porque con este berenjenal de traiciones que intenta aplicar el conservatismo -UrbanoCons o RuralCons, igual da- es preferible a un tipo mucho más al centro y se agradecería.

Pero del resto... partiéndonos ha las pelotas a nos si regresa AÚN más cabezón que antes haría con su candidatura.

Igual, yo no voto estas elecciones.

P.d.: Caballero, una vez más, lo dice y lo dice claramente sobre Santos... EL TIPO NO HA HECHO NADA CONCRETO POR EL PAÍS, pero como tiene músculo mediático, ahí se van sugestionando los colombianos de que son exitosos, rubios, grandes.

Jue, 2011-07-28 21:59

Jalule, y ¿por qué no va a votar en estas elecciones?

Jue, 2011-07-28 16:05

Sí, más bien es "Cesarismo" y del duro.

Vie, 2011-07-29 08:02

Tienen razón, me comí algo en mi comentario... lo que quiero decir es que si se lanza él o se lanzara su esposa, sería precisamente andar buscando Castas de Barones que a estas alturas del juego solo harían aún más Bananera (por lo de Chiquita Banana) esta democracia.
Mockus necesita -a mi modo de ver- desarrollar una enorme inteligencia emocional para comprender cómo transmitir efectivamente su mensaje a varios.

No voto estas elecciones porque francamente, no hay con qué. Aparte de varios pajazos mentales, lo que ha pasado y SIGUE pasando con las Inundaciones -no existe Ola Invernal, solo inundaciones irresponsables que al día de hoy no asumen con celeridad- en todo el país me ha dejado algo claro: votar solamente es legitimar a dos grandes grupos políticos, uno más retrógrada que otro (Uribe más que Santos) repartiéndose tierras inundadas.

Caballero lo dijo sabiamente en su última nota: no ha cambiado en nada la situación en Colombia... ¿votar lo hará diferente? No veo como.

Jue, 2011-07-28 23:08

Eso es bien cierto, la cultura del 'vivo' es uno de los problemas mas grandes de Colombia.

Jue, 2011-07-28 17:37

Te aseguro que no sólo los estratos bajos lo ven como un "payaso".

Jue, 2011-07-28 16:01

También adhiero. Pero la verdad no creo que haya "rapto de lucidez".

Jue, 2011-07-28 14:24

Antanas parece más un adicto al poder y el protagonismo, que el "político independiente" que conocimos hace años. Su incapacidad para jugar dentro de las reglas del Partido Verde tampoco le favorece mucho, porque parece que A.M. sólo funciona cuando las cosas se hacen como él dice.

Jue, 2011-07-28 13:55

Mockus sigue sin contestar por qué si quería ser candidato, pues estaba en contra del acercamiento de Peñalosa con Uribe, no se presentó a la consulta interna de su partido.
En mi opinión, si Mockus se presenta como candidato de la ASI, al final gana Peñalosa. Le está dando el empuje que necesita. Los votos de opinión se dividirían entre Mockus, Petro y Parody y saldría ganando el Uribismo.
Hombre, ya Mockus fue alcalde dos veces... y criticaba la tercera reelección de Uribe... Claro, ésa era inmediata, pero en el fondo, esas reelecciones eternas no son coherentes con un espíritu verdaderamente democrático.
Mucho esfuerzo tendrá que hacer para sacar programas de sus slogans. No es el único ser honesto de este país y su pose de monja ilustrada a mí ya me da jartera.

Jue, 2011-07-28 13:58

Ciro Alberto, la columna vertebral del programa de Petro es la lucha contra la SEGREGACIÓN. Si eso no es manifestarse contra la desigualdad... Igual, las propuestas de nueva economía TODAS van orientadas a una reducción de la pobreza. Pásese por la página de Petro para que pueda opinar de manera informada.

Jue, 2011-07-28 11:50

Bogotá vivió desde Jaime Castro un proceso que ha combinado diferentes estilos, miradas y proyectos políticos colectivos y personales. La frustración y la traición de los hermanitos Moreno sin dejar por fuera a la Matrona, es parte del juego de la política democrática. Hay que caminar hacia adelante. De las ofertas que se ven en el panorama, obviamente los riesgos que implican la candidatura de Peñalosa son claros...la sombra de un Uribismo que alimentaron más los caminos de la guerra disfrazada de Patria, de Honestidad corrompida y de estructuras paramilitares enquistadas en poderes locales, departamentales y nacionales. Bogotá podrá volver a demostrar que es posible seguir por un camino propio si es que la decisión sobre quien continuara con este proceso de Bogotá, se monta sobre el voto programatico...pero vinculado a la relación con la historia de la persona y de las personas que estan detrás de ese programa. Eso cuenta...pero cuenta de manera fundamental el compromiso [email protected]

Jue, 2011-07-28 11:21

Yo admiro a Antanas, pero la verdad, considero, que no debería lanzarse, sería darle la razón a los puercos uribistas y al mequetrefe de Caballero que como representantes de la obsolencia y mediocridad de este platanal indilgan en Mockus la enfermedad de las mañas politiqueras mas no políticas porque en este país no se hace política sino que se convoca a borregos mediante artilugios populistas y odas a la mendicidad y mediocridad como familias en acción.

Y nota, el Polo por amor a Bogotá y a sí mismo no debería lanzar candidato qué vergüenza. Y señor Benito Camelas, como que Uribe ya se las tocó mucho porque está igual de monótono y pelajustán que los esbirros uribistas, que parecen peor que los chavistas que tanto critican,

Jue, 2011-07-28 19:09

El Polo no tiene amor por Bogotá. No hicieron nada frente a la corrupción que se está comiendo la ciudad, además de apoyar inconcidionalmente a quiénes no debían en lugar de hacer un seguimiento y averiguar realmente qué pasaba. Ahora, resulta que también lanzaron candidato, y aunque el señor Aurelio fuera el mejor, los bogotanos no votarán a su favor para castigar al Polo, ese partido que muchos vimos en su momento como una verdadera alternativa y prometía tanto en el ámbito político. Qué lástima.

Jue, 2011-07-28 10:51

Con larga antelación advertí que la reforma constitucional no creaba inhabilidad para que Antanas pudiera inscribir su candidatura a la Alcaldía de nuestra ciudad. Por ahora anoto que el concepto del Consejo de Estado es coincidente, obviamente por casualidad, con la publicación de una encuesta según la cual los bogotanos consideran que el primer problema de la administración pública es encarar la corrupción. Y si a la viabilidad jurídica de presentar su nombre se le añade la encuesta de El Tiempo, la oportunidad política parece sonreírle al exitoso ex alcalde. ¿Por qué afirmo esto sin anticipar mi voto? Por la potísima razón de que su carrera demuestra de manera fehaciente el derecho a gozar de la confianza pública.- Ricardo Rodríguez Asensio --- @riguez_a

Jue, 2011-07-28 16:43

Instrumento esencial en la lucha contra la corrupción es el ejemplo del gobernante, que se proyecta sobre los funcionarios y transmite a la ciudadanía un mensaje basado en la conducta limpia. Si así se obra, la actitud de los contribuyentes responderá en consecuencia. Plena y actualizada información sobre el número, monto y especificaciones de los contratos, nombres completos de las personas jurídicas y naturales contratantes, aplicación de multas y cláusula de caducidad, denuncias oportunas, desvinculación absoluta del Alcalde Mayor respecto del Contralor y Personero; en fin, hay un arsenal de disposiciones y organismos de vigilancia, control y sanción con quienes se debe actuar de consuno.
Los instrumentos legales existen por montones y aun pueden mejorarse,así estè fresco el estatuto respectivo. Ricardo Rodríguez Asensio - en twitter: riguez_a

Páginas

Añadir nuevo comentario