Menú principal

Domingo Octubre 25, 2020

Con el nombramiento de Humberto de La Calle como cabeza del equipo negociador y con Fernando Carrillo como nuevo Ministro del Interior, el gavirismo queda en primera línea del proceso de Paz. Este sector, que empezó a acercarse al Gobierno con la llegada de Rafael Pardo al Ministerio de Trabajo hace dos años y que hoy además cuenta con Jorge Armando Otálora en la Defensoría del Pueblo, está bien representado en el Gobierno y con el músculo burocrático para pisar fuerte en las elecciones del 2014.

Con Humberto de La Calle, Fernando Carillo, Rafael Pardo, Alejandro Gaviria y Jorge Armando Otálora, en el Gobierno, el gavirismo tiene la palabra.

El samperismo, desde el escándalo de Samuel Moreno, perdió mucha influencia. Ahora sin protagonismo en la negociación de paz, queda aún más desdibujado.

Este fin de semana 250 delegados de la Marcha Patriótica se reúnen en Bogotá. Si Piedad Córdoba sigue de pelea con la dirección Liberal, podría pensar en armar su propio partido.

Si la reforma política aprueba el transfuguismo, el liberalismo aparecerá como el aliado de lujo para Germán Vargas en las elecciones del 2014.

Foto: Juan Pablo Pino

Con toda esta representación y Simón Gaviria en la presidencia del Partido, la L se convierte en G.  Ante este revolcón, el samperismo y Piedad Córdoba encabezan la lista de damnificados y a Germán Vargas Lleras y el Nuevo Liberalismo se le abren nuevas puertas de unión.

Samper se quedó sin flauta

Si el samperismo ya venía desdibujado en el panorama nacional, con el protagonismo de figuras del gavirismo en el equipo negociador, queda casi borrado.

Después de la debacle de Samuel Moreno en Bogotá, sólo para hablar de Acuerdo Humanitario tenía Ernesto Samper espacio en los noticieros nacionales. Pero a la hora de hablar de paz en serio, nadie lo tuvo en cuenta. Tampoco Alfonso Gómez Méndez y Horacio Serpa, que han empuñado en muchas ocasiones el discurso de la paz, quedaron en la nómina.

Sin la paz pocas banderas le quedan a la izquierda del liberalismo. Perdieron la vocería de temas laborales y de prestaciones sociales desde que el gavirismo, con Rafael Pardo y David Luna,  Ministro y Vice de Trabajo,  llegaron a esta cartera.  Y toda la visibilidad en el tema de víctimas y restitución está reservada para Juan Fernando Cristo y Guillermo Rivera, hoy más en el centro que en la socialdemocracia. 

Córdoba, con un pie afuera 

La única con credenciales para hablar de paz en la socialdemocracia es Piedad Córdoba y está más afuera que adentro del partido. 

Las diferencias de Córdoba con los gaviristas, los actuales mandamases del partido, se vienen profundizando. 

En la actualidad existe una demanda en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca interpuesta por Córdoba el 31 de agosto de este año buscando anular la elección de Simón Gaviria como presidente del liberalismo.  El argumento es que el proceso de elección no cumplió los estatutos.

La probabilidad de que ella arme toldo aparte y se lleve sus bases para la Marcha Patriótica, de la cuál va a dirigir una reunión con sus 250 delegados este fin de semana en Bogotá, crecen.

Otro signo de las profundas grietas que existen entre las distintas vertientes rojas,  es la renuncia a mediados de agosto del Secretario General del partido Mauricio Jaramillo. 

El ex senador tolimense, cercano a Horacio Serpa, había sido puesto en este cargo exactamente para mediar las diferencias entre gaviristas, samperistas, y la Izquierda Liberal en Marcha (sector encabezado por Córdoba), pero parece que tuvo poca interlocución. En su carta de renuncia le reclama al presidente de la colectividad, Simón Gaviria,  que nunca le consultaba las decisiones.

Frente a esta situación  Horacio José Serpa, hijo del ex candidato a la Presidencia y quien como concejal de Bogotá ha ganado mucha visibilidad como nueva sangre de la socialdemocracia, opina que en cambio de división él ve mucha unidad. “La idea es que el partido, desde todas sus vertientes, apoye el proceso de paz”, afirmó Serpa a La Silla Vacía.

 

Entre más de centro, más me arrimo

Cuando Cambio Radical y el liberalismo entraron a la Unidad Nacional hace dos años, fue claro para los analistas que, a través de Santos y su Gobierno, iba a llegar la reunificación liberal con miras al 2014. Germán Vargas, César Gaviria, Rafael Pardo, cantando a una sola voz y promoviendo el lanzamiento de una única lista roja al Senado: así sonaba la fantasía.

Pero ante el fortalecimiento del bloque gavirista y de su músculo burocrático, este escenario cada día se vuelve más probable. Y es que con un Partido Liberal tirando hacia al centro, con el discurso de la paz en sus manos, con capital burocrático en los ministerios del Interior y de Trabajo y una nómina jugosa de gobernadores, alcaldes y concejales, se vuelve un aliado de lujo para la próxima contienda: sobre todo para Vargas Lleras. 

Aún más si el proyecto de reforma política que le da vía libre al transfuguismo y que acaba de ser aprobado en primer debate en la Cámara de Representantes se convierte en ley. Si este “articulito”, que busca que en las elecciones del 2014 los congresistas no tengan que renunciar a su curul si quieren aspirar a ser reelegidos con el aval de otro movimiento político, entra en vigencia, los congresistas de Cambio Radical podrían entrar como Pedro por su casa a la colectividad roja. Liberales le dijeron a La Silla Vacía que calculan que de 10 a 15 parlamentarios, entre senadores y representantes, podrían entrar a sus filas.

Pero como ni tanto que queme el Santo, ni tan poco que no lo alumbre, algunos miembros del Partido como Guillermo Rivera han llamado la atención sobre los peligros de un exagerado gobiernismo y de un giro brusco hacia la derecha. Así se lo manifestó Rivera, en una carta a Simón Gaviria en agosto pasado y lo repitió en una entrevista en Semana: “estamos quedando en el todo de la Unidad Nacional sin marcar una diferencia.”

 

Perfiles relacionados: 
César Gaviria Trujillo
Piedad Córdoba Ruiz
Germán Vargas Lleras
Ernesto  Samper Pizano
Simón Gaviria Muñoz
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2012-09-08 11:02

El nombramiento de Humberto de la Calle como cabeza de león en la negociación con la FARC, es el claro mensaje de que este gobierno es liberal y busca la unificación del partido liberal.
Los próximos candidatos a elecciones tendrán el sello del partido liberal y del partido conservador; y desde luego miaremos a muchos que hoy abandonaron las filas de liberalismo y conservatismo para militar en la u, en cambio radical y en otros partidos, con el sello de liberales y conservadores, PORQUE ESO ES SABER VIVIR DE LA POLÍTICA.

Sáb, 2012-09-08 00:07

En Colombia hay hasta liberales conservadores fascistoides y conservadores social demócratas con tendencias anarcoides. Pero la doctrina liberal, como tal, en esencia propugna por las libertades individuales radicalmente y el libre mercado como fundamento. Eso es el Gavirismo.

Vie, 2012-09-07 18:23

Como Partido, en Colombia, el Liberalismo nunca ha sido un todo. En el pasado reciente, la tendencia que dirigió CARLOS LLERAS RESTREPO fue muy diferente a la que encabezaron ALFONSO LÓPEZ MICHELSEN de un lado y de otra parte también distinta a la que encabezó JULIO CÉSAR TURBAY AYALA. LLERAS RESTREPO, partidario de un acentuado proceso de industrialización y reformismo agrario, siguiendo el modelo de la CEPAL; en tanto que LÓPEZ y TURBAY optaron por un capitalismo elitista y conservador no democrático ni amigo de lo social. Con VIRGILIO BARCO se rompe toda la herencia del FRENTE NACIONAL e implanta el esquema Gobierno-Oposición y preludia la ruptura total con el proteccionismo que se logra con GAVIRIA. SAMPER con su SALTO SOCIAL atenúa los efectos que arroja el modelo aperturista de GAVIRIA. ÁLVARO URIBE VÉLEZ recoge los sectores más reaccionarios del Conservatismo y del Partido Liberal y crea su propio Partido, al tiempo que nacen otros.

Vie, 2012-09-07 13:49

En mi opinión, el Gavirismo es lo más genuinamente representativo del pensamiento liberal, tanto en lo político como en lo económico. Es la tendencia que más se acerca a una doctrina coherente sobre lo que es ser liberal. Uno puede estar de acuerdo o no, pero ese es otro asunto.

Vie, 2012-09-07 12:37

Algunos 'comentaristas' van a llegar al 2050 diciendo que este país se jodió con la apertura económica y las reformas neoliberales, que discurso tan fácil.

Vie, 2012-09-07 09:35

Sin ser Liberal, lamento mucho que la tendencia Gavirista sea la que defina el destino de un partido que tuvo en el pasado un marcado acento social. La derechización del país y la degradación de la moral pública nos conducen a caminos y destinos indeseables en procesos de construcción de democracia y de equidad social. Con la incoherencia ideológica que agobia a los partidos, la salida debe estar en los movimientos sociales y en la consolidación de procesos como LA NUEVA CIUDADANÍA que está asumiendo un papel protagónico en la vida del país.

Vie, 2012-09-07 09:33

ley 100, ley 80 y ley 30 además de los TLC el gavirismo no ha dejado de gobernar, siempre ha tenido el poder por eso estamos como estamos. Hay que derrotarlo.

Vie, 2012-09-07 10:25

Oiga, ¿acaso el "enemigo público No. 1" para ustedes era Uribe?

Sí, dirán que el tema de la apertura y las leyes, que de pasó como la Ley 100 también le estuvieron achacando al Paraco Mayor, y todo lo relacionado con la herejía neoliberal que tanto aborrecen, pertenece a Gaviria y entonces, en vez de estar hablando que Santos es un Uribe III (como se la pasaban vociferando cuando Uribe empezó con su fregantina twittera -sic-), deberíamos considerar que JuanMa es un Gaviria V, o algo por el estilo.

En fin, la visión fanática y amarillista que utilizan para explicar las cosas les hace caer a ustedes mismo en contradicciones. O tal vez todo se reduce al ver que nuevamente Gaviria y su combo están adquiriendo poder político en tanto que desde la Izquierda el MOIR queda como unos resentidos y envidiosos por no poderlo tener a la mano.

Sáb, 2012-09-08 10:24

No el enemigo numero 1 del país son las políticas y los personajes que los representan, y si juan ma vendría siendo un gaviria V como bien usted lo dice son lo mismo y el poder que gobierna detrás de ellos ANDI,FEDEGAN,etc...

Sáb, 2012-09-08 12:11

Lo dicho, ahora confirmado, al ver cómo se está debilitando la fuerza política de Uribe en el escenario político del país, se tienen que empezar a buscar otros personajillos con el fin de comenzar a acusarlos de todo y cada uno de los problemas que tiene este país.

Teoría de la conspiración en su mejor expresión; o tal vez una personalidad esquizoide, paranoide. Lastima que cuando se le otorga algo de chance a los que vociferan ser de "Izquierda", terminan con ellos peores que los que critican. El caso del carrusel y la forma como trataron de sostener a Samuel Moreno desde el PDA es un buen ejemplo. Y prefieren sacar a otros sectores que a perder el poco capital político que creen asumir. Todo por la verticalidad rígida dentro de la organización y creer en los sueños de los dormidos en los laureles.

Vie, 2012-09-07 09:21

mas alla de las pataletas de ahogado... el uribismo se unde y otras fuerzas politicas van cobrando fuerza... en este caso el gavirismo

Vie, 2012-09-07 09:38

el uribismo manejo la agenda dejada por el gavirismo neoliberal con matices de extrema derecha, pero la idea sigue siendo la misma.

Vie, 2012-09-07 08:31

Me queda una duda acerca de una posible desinflada del "samperismo" (por cierto, ¿por qué esta tendencia tan latinoamericana de reducir tendencias políticas a individuos?).

En caso que el proceso avance por buen camino, se logren construir puntos de acuerdo y se establezcan acciones concretas sobre la negociación, el papel de Miguel Samper Strouss, como Director de Justicia Transicional en el Ministerio del Interior será de mucha importancia, pues tendrá que articular un proceso para la Verdad, la Justicia y la Reparación que le dará una visibilidad muy importante. Luego se verá cómo los delfinazgos (como también lo mencionan ustedes en una nota del Querido Diario), seguirán las líneas del poder político de este país.

Vie, 2012-09-07 09:55

Mi aporte en esta visita...

Vie, 2012-09-07 13:47

Son elocuentes las afinidades entre el gavirismo con GERMÁN VARGAS LLERAS y JUAN MANUEL SANTOS. El gavirismo es el ala más organicamente sintonizada con el establecimiento y el injusto estado de cosas existente en Colombia dentro del Partido Liberal. CÉSAR GAVIRIA TRUJILLO fue quien impulsó la famosa Apertura Económica con privatización, eliminación de aranceles y todo, al tiempo que con el bombardeo a Casa Verde, el campamento más grande de LAS FARC dio al traste con las posibilidades de paz que pudieron pactarse en ese gobierno. Con la Constitución, apoyada por el desmovilizado M-19 y el Conservatismo hizo coherente el nuevo modelo económico con el ámbito jurídico que le convenía.

Añadir nuevo comentario