Menú principal

Viernes Septiembre 24, 2021

 

Todo el que ha estudiado técnicas de negociación le ha tocado leer alguna vez esa especie de manual que escribió Roger Fischer, y dos profesores más de la Universidad de Harvard: Sí de acuerdo: cómo negociar sin ceder. Si en una clase se analizara el caso de la negociación del paro cafetero saldría un texto que podría ser muy exitoso con el siguiente título: De cómo ceder sin negociar.

El paro nos salió muy costoso a todos los colombianos. La negociación salió carísima y las regiones que se afectaron con el bloqueo de carreteras durante más de once días sufrieron consecuencias graves para unas economías muy frágiles. Que los lecheros, los avicultores, los transportadores y los comerciantes de Popayán hayan tenido pérdidas millonarias deja herida de muerte a esa ciudad que tiene el más alto desempleo del país. La pregunta es si todo eso se hubiera podido evitar y la respuesta –visto el resultado de la negociación- es: claro que sí.

Hacía solo cuatro  semanas el Presidente Santos había encabezado una reunión con el sector cafetero en Chinchiná, de la que la mayor noticia fue que el Presidente había manejado un Willys de los típicos de la región. El Gobierno había decidido que subsidiaría el precio de compra del café pero el Ministro de Hacienda había fijado un tope en 60.000 pesos por carga. Si ese tope pasó –por virtud del paro- a 145.000, e incluso a 165.000 si el precio baja de determinada cifra, es que el primer cálculo estaba muy mal hecho.

O el Ministro de Agricultura no tenía la información correcta y consideraba que  los 60.000 serían suficientes o pidió más pero el de Hacienda escondió información porque afirmó que  no había margen fiscal para reconocer más cuando sí lo había, tanto que la oferta más que se duplicó después del paro. El Presidente –que se precia de tener una relación muy cercana con los cafeteros- tampoco atinó.

Es que una diferencia de 20 o 25% se entiende como el regateo propio de una negociación, pero una de 133% como resultó al final, con la posibilidad de llegar a 155%, demuestra o pésima decisión inicial o pésima decisión final. O comenzamos por una cifra que resultaba irrisoria por lo que los cafeteros tendrían toda la razón en su protesta o concedimos una suma exagerada. O nos llevaron a un paro que se hubiera podido evitar o nos pusieron en una posición de negociación que nos obligó a conceder hasta lo que no tenemos como pagar. Por cualquiera de los dos errores deberían responder los Ministros de Agricultura y Hacienda. No deja de ser paradójico que fuera el Ministro Cárdenas quien anunciara el acuerdo en su Twitter como si fuera un gran triunfo.

Llegados a la situación de paro, el manejo que le dio el Gobierno fue de principiantes: no se tomaron medidas para evitar el bloqueo de las carreteras aunque estaba totalmente cantado y se sabía en qué puntos ocurrirían; quisieron desconocer a los líderes del paro y resolvieron simular un acuerdo con quienes no estaban en paro; no hubo una cabeza que liderara la negociación y en medio del proceso toco cambiar de voceros, dejar a un lado a los Ministros de Agricultura y Hacienda y reforzar el equipo negociador con el Vicepresidente, y tres ministros más.

Las movilizaciones en el Cauca, en el Huila y en algunas zonas de Risaralda estaban organizadas desde hacía semanas. Se la anunciaron al Presidente tanto en Chinchiná como en el Norte del Cauca donde estuvo hace poco. El Gobierno hizo llamados para evitar el bloqueo de las carreteras pero no se adoptó ninguna medida para evitarlo. Cerradas las vías, el Gobierno se demoró siete días para enviar el primer avión con víveres, insumos médicos y combustibles a Popayán. Cuando lo hizo la tensión cedió. Dijo que no negociaría con la carretera bloqueada y lo hizo, después dijo que ya no y finalmente volvió a hacerlo como era inevitable que ocurriera porque el número de manifestantes hacía imposible a esa altura usar la fuerza para despejar las vías.

La defensa de la Federación de Cafeteros, que quedó herida porque demostró que ya no representa a los cafeteros, fue una inmensa equivocación. La burda reunión del fin de semana anterior en la que anunciaron que ya se habían puesto de acuerdo -¡con los que no estaban en paro!- fue un sainete que le hizo más daño a la Federación que el favor que le querían hacer. El Presidente de la Federación no solo no tiene ningún liderazgo con quienes son hoy los productores, sino que parece un mal funcionario del gobierno. La estructura de la Federación no representa el actual mapa cafetero en el que los departamentos del denominado “eje cafetero” ya no son los productores más importantes sino que lo son Huila y Caquetá. Los Comités de cafeteros están alejados de los productores y la solidaridad de Cárdenas y Santos con esa entidad ya no será suficiente.

Juan Camilo Restrepo, es un hombre respetado, conoce el sector agropecuario, es uno de los mejores hacendistas del país, un funcionario íntegro, pero está desgastado y se le nota cansado. Se ha vuelto cascarrabias. Perdió la paciencia y en éste momento que es uno de los más difíciles para el sector, por la revaluación del peso, lo único que no hay que perder es la calma. Todos los sectores del campo están afectados y la causa parece ser la misma. Ahora vienen los arroceros y los otros y los otros. Por si acaso, el libro de Fischer se consigue por Internet.

Perfiles relacionados: 
Juan Camilo Restrepo Salazar
Juan Manuel Santos Calderón
Angelino Garzón
Mauricio Cárdenas Santamaría
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Lun, 2013-03-11 15:08

La federacion de cafeteros es un ente burocratico desde hace decadas,asi existen varias asociaciones;los que deberian de estar alli son los que verdaderamente trabajan en esos terrenos,los que conocen al detalle todas las dificultades que tiene que sortear;falta de infraestructura etc. Se necesita mas "indios" y menos caciques.

Lun, 2013-03-11 10:47

Ome RIVEROS buena vista del paro y sus descalabros por todo lado,respecto de JUANCAMILO eso tiene nombre propio:ESTA ENVEJECIENDO Y YA NO CAPTA EL QUINTO TONO.

Lun, 2013-03-11 01:31

Este gobierno y todo lo que está pasando actualmente en Colombia es una farsa, se intentó solucionar cada problema inventando una nueva ley y eso no funcionó. El paro cafetero fue entonces la excusa perfecta ante el país para justificar los subsidios al gremio. Y es apenas una muestra de todo lo que puede suceder mientras se mantenga la inmoralidad ilegal de dialogar con terroristas, los ciudadanos con plenos derechos nunca serán inferiores a los criminales y el gobierno está obligado finalmente a responder.

Dom, 2013-03-10 15:57

El señor Riveros omitió algo y es que el Gobierno Nacional intentó por todos los medios posibles haciendo uso de la fuerza bruta el reprimir y diluir las manifestaciones. Hay videos, VARIOS, en los cuales ello queda claro: en un video, un campesino pierde su mano derecha por culpa de una granada lanzada por el ESMAD; en otro, hay registro de una invasión de Tierra Arrasada en la madrugada a los campamentos de los cafeteros, en los cuales rociaron con químicos la comida además, para terminar de quebrar el paro.
En cuestión de Derechos Humanos y derecho a la protesta, Juan Manuel Santos Corp. peló el CABLE ENTERO con el tratamiento a los campesinos en este país. Y eso es algo que nos dice de cómo va a estar la población en sus manos en los próximos paros y de cómo los medios van a manejar esos abusos, están en un grado de inhumanidad y demencia que haría sonreír a Dante Alighieri. Muchxs me dirán que eso siempre ha sido así. Dale, ¿eso es algún tipo de remedio o aprobación?...

Dom, 2013-03-10 16:08

La otra cosa que sí es preocupante es el incremento tan inmenso de los apoyos que se le darán al sector cafetero (I) que el Ministro salió a decir, muy orondo él, que lo pagaremos de los impuestos todos los colombianxs (II). ¿Cómo demonios se le ocurre decir eso? ¿Por qué tiene que salir el dinero de nuestros bolsillos cuando es la Federación misma la que con su irresponsabilidad nos metió en este problema? Ah, claro, lo olvidaba, eso sería molestar a gente con mucho dinero que apoya campañas de gente con mucho dinero, digamos, como Juan Manuel Santos... o Germán Vargas Lleras. ¡Memoria la mía!
¿Y esos cálculos logrados, por qué y cómo? ¿Dónde hay urna de cristal que justifique el volumen de esos apoyos?

En serio, qué nivel de arrogancia.

Es como si *quisieran* fallar a propósito para que la gente se vuelque en las urnas con la cabeza caliente para elegir a alguien como Uribe o el mismo Uribe Vélez -lo cual sería, en términos prácticos, volver el Congo este país- que 'arregle' todo.

Dom, 2013-03-10 15:49

el dinero de nuestros impuestos no tiene por que ir a beneficiar solo a los burocratas del cafe. Todo el sector agropecuario, sobre todo el de los pequeños productores debe verse beneficiado con los subsidios y con la rebaja en los insumos. Quienes negociaron en Pereira no representan al pueblo, y el presidente Santos esta vez fallo en forma grave. !A rectificar!

Sáb, 2013-03-09 11:34

Definitivamente aun para colombianos muy ilustrados, la patria termina en Popayan. Lo invitamos a que conozca Nariño en donde se produce el mejor café del mundo y en donde el paro cafetero nos dejó aun mas pobres

Dom, 2013-03-10 15:50

@luchocarlos: Tienes toda la razón en que el paro se concentró solo en un par de cosas. ¿Cuál es la situación en Nariño? Yo he estado un poco fastidiado porque ha sido la repetición de la repetidera en todos los medios, cercenando puntos posibles de desarrollo de las noticias (ahora más, que está de moda hablar de Chávez).
Si no tienes datos pero crees que alguien sí los tienes, valdría MUCHO la pena compartirlos.

Sáb, 2013-03-09 11:27

El paro y la solución pusieron en la mesa una verdad: la Federación hace mucho dejó de ser un agente progresivo y se convirtió en una dinastía monarquica sostenida por el trabajo y la riqueza de millones. Casi que Muñoz es un Don Juan Carlos del Café y su corte bogotana, un sainete de expertos solazandose con la plata de otros. Hace mucho que la Federacion representa solo una elite enraizada en Bogotá, que usufructua canonjías ganadas por unas batallas que nunca ganaron.
En la Federación han campeado los expertos a quienes, como decia con gracia Fabio Echeverry, "los embiste una boñiga".

Otros paises cafeteros prosperan porque no tienen su Saludcoop rentistico, que lo unico que sabe de cafe, segun parece, es que lo venden en la esquina de la 73 con 9 o en el Devotion del Hilton a la vuelta de sus lujosas oficinas

Añadir nuevo comentario