Menú principal

Miércoles Agosto 10, 2022

Juan Manuel Santos no ha podido darle un hilo narrativo a su gobierno que amarre todas sus iniciativas.

 

En la última encuesta el pesimismo sobre el rumbo del país aumentó aún cuando las personas sienten mejoras en su vida individual en aspectos como lo económico y la seguridad o sobre temas que los podrían afectar directamente como el desempleo, la violencia y la inseguridad ciudadana. Es un fenómeno que no es usual y que podría estar relacionado con un vacío de liderazgo que se siente en las tres ramas del poder público.

 

A pesar de que el presidente Juan Manuel Santos ha impulsado unas reformas que podrían llegar a ser trascendentales para el país como la de las regalías (que podría reducir la inequidad entre las regiones), la de víctimas (que por fin reconocería el sufrimiento de millones de colombianos) o el proceso de paz, su discurso parece más orientado a neutralizar el del expresidente Álvaro Uribe que a consolidar un derrotero para el país. Tampoco ha ayudado que todo este año se haya ido en crear una nueva institucionalidad que aún no ha logrado comenzar a ejecutar en forma.

La Silla identificó estas posibles razones para el pesimismo colectivo, más allá del golpe emocional por el fallo de la Haya:

 

1

Las regalías no se ven

Después de la larga discusión de la reforma constitucional de las regalías, la plata hasta ahora se está empezando a girar a los departamentos, por la demora en reglamentar y socializar la ley, instalar los Ocad y elegir los proyectos. Por eso, los municipios y departamentos que ahora recibirán más plata, todavía no ven las obras ni los beneficios. La única plata que se giró rápidamente, la de las regalías directas, fue para los municipios y departamentos productores que ahora reciben menos plata y no ven esos giros como un avance sino como un pérdida.

2

El proceso de paz se siente ajeno

La apuesta más fuerte de Santos, el proceso de paz, se siente como un asunto lejano. La ilusión que generó la noticia del inicio de las negociaciones se ha venido desvaneciendo ante la poca fe que muestra el Gobierno hacia afuera (hacia adentro parece que hay razones para el optimismo). El presidente Santos dice que hubo avances en la Mesa pero acto seguido hace énfasis en que los plazos son perentorios. Cuando las Farc anuncian un cese del fuego unilateral los que responden son el General Navas y el Ministro de Defensa para decir que son como el pastorcito mentiroso. Si el Gobierno no quería generar grandes expectativas frente al proceso, lo está logrando.

3

El Gobierno no puede con el paro

Los casi dos meses de paro judicial no ayudan a la sensación de falta de liderazgo. Menos aún el que Asonal haya firmado acuerdos con el Gobierno y buena parte de sus miembros los hayan desconocido, ni las posiciones encontradas entre la Contralora (que ha criticado fuertemente el paro) y el Fiscal (que lo ha aceptado).

4
Los magistrados se descaran

Las evidencias de prácticas clientelistas entre magistrados de las Altas Cortes como la que condujo a la elección del magistrado Ricaurte y la nominación del Procurador Ordóñez después de que les había nombrado a los magistrados parientes en la Procuraduría hicieron que los más altos miembros de la justicia tuvieran otro bajón de imagen después de la que ya habían perdido con la fallida Reforma a la Justicia. Atrás quedaron los días en las que las altas cortes eran vistas como la última línea de defensa de los intereses ciudadanos.

5

La locomotora minera está frenada

El sector más dinámico de la economía, que ha sido el motor del crecimiento y produce más de la mitad de las exportaciones, se va estancando. El precio del carbón bajó de 120 a 80 dólares por tonelada, y eso reduce las expectativas y las inversiones. Los procesos de consulta previa, necesarios para muchas nuevas licencias, están demorados porque el Gobierno dudó si sacar primero la ley que las reglamenta (finalmente no va esperar). La nueva Agencia Nacional de Minería se ha demorado en arrancar y en facilitar las licencias. En parte, porque está tratando de poner en orden la casa después del caos que había dejado el gobierno de Uribe en cuanto al otorgamiento de licencias. Que la locomotora minera esté frenada alegra a los que se oponen a la minería, pero genera desazón en todo un sector de servicios que ha ido creciendo a la sombra de la minería, y más cuando la minería ilegal sigue avanzando a paso frenético.

6

Los congresistas van de tumbo en tumbo

Después de las molestias de la opinión pública con las decisiones e intervenciones de Juan Manuel Corzo como presidente del Congreso, la situación sólo ha empeorado. El episodio de la Reforma a la Justicia ya había reforzado la mala percepción que el grueso de la opinión tenía del Congreso. Y la reelección de Alejandro Ordóñez no ayudó, máxime cuando ya se conocían las cuotas de senadores en la Procuraduría y cuando los partidos anunciaron su voto antes de que la terna estuviera completa. A esto se suma la poca actividad que se vio en el Congreso el primer trimestre y el espectáculo triste de ver al órgano que hace las leyes pidiéndole al Presidente que incumpla un tratado internacional.

7

La restitución de tierras está empantanada

La principal bandera del gobierno en sus primeros dos años, la restitución de tierras, no despega. Como contó La Silla, se han entregado materialmente muy pocas hectáreas, y la restitución de la mayoría de las que se han entregado, como las de Mampuján, ya había sido ordenada por jueces antes de la Ley de Víctimas. Mientras tanto, los asesinatos de líderes de víctimas continúan, y el ejército antirrestitución se refuerza en varias regiones.

8

La infraestructura no arranca

Los problemas de infraestructura, que vienen de un retraso histórico y sufrieron fuertemente con las temporadas de lluvias de 2010 y 2011, no se superan. Aunque se estén entregando algunas obras (desde el Aeropuerto El Dorado hasta tramos de vías como la doble calzada entre El Espinal e Ibagué o el puente Antonio Santos en Girón, Santander), las nuevas obras están paradas. La demora de la ANI en estructurar proyectos e iniciar los procesos licitatorios ha molestado a los constructores, las demoras en la ejecución o terminación de obras como la doble calzada Bogotá Girardot molestan a los usuarios, y surgen nuevos problemas como el tráfico pesado por cuenta de las tractomulas de las petroleras en la carretera Bogotá - Villavicencio.

9

El Procurador se reelige

Aunque según la encuesta de Ipsos la mayoría de los colombianos apoya las posiciones conservadoras de Alejandro Ordóñez, el Procurador dejó de gozar de una imagen favorable, y una mayoría se oponía a su reelección. Las críticas de las que fue objeto desde varios ángulos durante la campaña de elección y la forma en la que fue elegido, incluso antes de que se formara la terna, mermaron su prestigio y dejaron desazón en varios de los sectores que más apoyan a Santos.

10

No se ven alternativas

Ninguno de los presidenciables cuenta con una gran imagen favorable, y no hay un
liderazgo fuerte, individual o colectivo, que esté en el horizonte. No aparecen el equivalente de un fenómeno colectivo como la Ola Verde o los indignados, que mueva masas y oriente el país hacia una meta. Y tampoco hay liderazgos individuales fuertes.  El más importante, el del ex presidente Uribe, fuera de que se ha venido desdibujando, no deja de ser una fuente de pesimismo por su capacidad para amplificar toda mala noticia para este gobierno.

P.S. El aliciente es que varias de estas razones podría ser reversibles el próximo año.

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Santos Calderón
Alejandro Ordóñez
Cecilia Álvarez-Correa
Humberto De La Calle
Federico Renjifo Vélez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2012-12-04 06:06

Una diferencia importante entre SANTOS y URIBE es que el actual Presidente no es populista. Los ACUERDOS PARA LA PROSPERIDAD como tantos otros actos de gobierno son réplicas desdibujadas de los Consejos Comunitarios de URIBE. SANTOS no habla del alterado concepto de "cohesión social", esgrimido por el paisa que puso "los tres huevitos" para presentar y ejecutar como política social su asistencialismo a través de la masificación de FAMILIAS EN ACCIÓN que generó marginalidad mental en las familias pobres que dejaron de pensar en lo productivo del trabajo de sí mismos en sus integrantes para centrar todas sus esperanzas en las limosnas del gobierno. SANTOS mantuvo todo eso forzado por las necesidades económicas prioritarias de la gentes que trabajan en la informalidad. Aún no vemos la formalización del Ministro de Trabajo, RAFAEL PARDO RUEDA.

Mar, 2012-12-04 11:11

Siempre todos los Presidentes en los últimos tiempos, una vez transcurren los dos primeros años, han tenido un bajón en las expectativas que producen en el conjunto de los colombianos. La única excepción fue URIBE.

Es patente la falta de liderazgo que señala el escrito de JUANITA y de ÁLVAREZ DE LA PAVA. Ello también se comprueba en el bajo impacto de la gestión administrativa de todos los ministros. Ello refiriéndonos al gobierno. Creo que la hipótesis del sentido agudo y perspicaz de nuestra poetisa caribe, KATHY PORTO, es válida. Realmente, SANTOS no tiene proyecto propio, porque todo fue montado sobre las tesis, planes de gobierno y visión de URIBE. Por no ser original, todo ha entrado en un proceso de desdibujamiento. Lo único propio de SANTOS ha sido la actitud hacia los gobiernos de los países vecinos para recomponer las relaciones y las conversaciones de paz con la guerrilla. Pero tampoco tiene liderazgo regional. Y en el tema de la paz es altamnente contradictorio.

Mar, 2012-12-04 05:13

Es probable que más allá del listado que acertademente plantean, las razones del pesimismo se deban a que, a diferencia de lo ocurrido durante los ocho años misticos de Uribe en el poder, en esta ocasión los medios presentan con más detalle las fallas que presenta el gobierno.

Durante la presidencia anterior, se podría decir que el 90% de las noticias eran elogios para con el Mesías del Uberrimo, en tanto que ahora, al parecer por el hecho de sentirse libres de la opresión que Uribe en su momento generaba contra todo aquel que le criticara, el enfoque es sobre las fallas y sobre aspectos concretos de crisis estructural del Estado.

Y claro, debido a la todavía reverencia que se le tiene a paisa de arras, los medios creen que él es indispensable y por eso se recurre a sus extravagantes declaraciones dándole de manera paradójica por fin un espacio concreto a la oposición política. Así esta sea de la extrema derecha.

Mar, 2012-12-04 01:15

Juana y Álvarez de la Pava, muy buena la libreta de calificaciones, voy a intentar hacer de abogado del diablo, muy mal abogado por que no creo 100% en mi cliente pero para intentar generar polémica. "Las regalías no se ven" Sin establecer toda clase de filtros y peajes es de un riesgo enorme entregar semejante cantidad de dinero y que termine en piscinas olímpicas o puentes que no van a ningún lado. "El proceso de paz se siente ajeno" Si, sin duda, pero hay unas condiciones de confidencialidad saludables y exageradas, no muy ayudadas por el ministro Pinzón que da la sensación de ser un proceso esquizofrénico y las FARC también colaboran con un "si pero no". "El gobierno no puede contra el paro" No puede por que no hay la plata para satisfacer una ley del año 92 que ingun gobierno cumplió por la misma razón, esa ley no la tramito este gobierno. "Los magistrados se descaran" Claro que se descaran como se descaran otros,poderes del gobierno, pero en ese caso el pesimismo sería hacia país

Mar, 2012-12-04 01:32

"La locomotora minera esta frenada" Mucho tiene que ver el precio del petróleo, el carbón, el níquel y se salva el oro. Yo personalmente creo que es mejor tener unas condiciones súpremamente exigentes en todos los sentidos, regalías, protección al medio ambiente, acuerdos con las comunidades interesadas, condiciones sociales antes de precipitarnos a poner a correr la locomotora, esos contratos son a muy largo plazo, una mala decisión hoy es de un perjuicio enorme. Mejor muy despacio pero muy seguros. "Los congresistas van de tumbo en tumbo" esto también afecta es a la confianza en país, no a este gobierno. El Senado produce pena ajena, no se sabe que es peor, los liberales, los conservadores, la U, Cambio Radical etc. etc. Todos son de esconder salvo muy pocas personas, no partidos. Dentro de este punto cabe la reelección del procurador. "La restitución de tierras" Este punto se cruza con el primer punto que se discute en la Habana. Podríamos terminar en una Reforma agraria.

Mar, 2012-12-04 09:34

Enrique, la verdad yo sí creo que en todos los puntos hay a la vez un motivo de pesimismo y una razón de esperanza. pero, por ahora y como demostraron las encuestas publicadas la semana pasada, la primera emoción vence a la segunda. Esperemos que eso cambie. Saludos.

Mar, 2012-12-04 11:22

Tienes toda la razón, no es fácil construir, pero la sola oportunidad de opinar como lo haces tu o yo ya, es un aporte. La opinión en general descalifica naturalmente es una forma de defenderse, eso es explicable, queda la esperanza. Hay en esta entrada un muy buen aporte de Pablo Mutis que es claro, sintético, ecuánime y con mucho mejor contenido. Me gusto, me dio alguna esperanza.

Páginas

Añadir nuevo comentario