Menú principal

Domingo Septiembre 22, 2019

Recordar es vivir. Y, detrás de cámaras en La Silla, se viven muchas cosas que son dignas de recordar. Seguramente algo se nos quedó por fuera de la lista, pero estos son las 10 cosas que escogimos para pegar en el álbum de La Silla en este año.

 

Lo de saltar en una pata

Este año fue el más prolífico de todos. Nos salieron patas de todos lados y descubrimos que nuestra reproducción fue más parecida a la de las bacterias que a la de los humanos. Este año abrimos dos sedes nuevas, en El Caribe y en Los Santanderes. Creamos Crimen y Castigo, que nos ha permitido recuperar la memoria de homicidios que en su mayoría se hubieran podido evitar y evidenciar una situación social de intolerancia en extremo preocupante. Y, además,  lanzamos “La Silla Llena”, nuestro espacio de debate entre las voces informas de distintos temas que, y esto nos hace sacar pecho, fue finalista en innovación del Premio Gabriel García Márquez de este año.

Lo más triste

Sí las despedidas son duras, en La Silla nos tocaron tres este año. La más dura, sin duda, fue la partida de Olga Lucía Lozano, fundadora de La Silla y directora creativa durante todo este tiempo, la responsable del tono, de la irreverencia, de los proyectos creativos de La Silla. Ella nos dejó porque la creatividad es así, cambia y no puede estar sentada en una sola silla por tanto tiempo. A Olga Lu, que viene a visitarnos y a dejarnos chocolates que emborrachan, siempre la vamos a extrañar.

Otras dos personas que nos dejaron este año fueron Andrés Bermúdez y Manolo Azuero. Andrés, que se embarró las botas para cubrir temas de víctimas, políticas de droga, medio ambiente, y tantos temas más que son trascendentales pero no tan populares, se fue a trabajar en la Oficina del Alto Comisionado a ayudar con la pedagogía sobre la paz. Y Manolo, que creó La Silla Santandereana y buscó las mil y un maneras de darle forma al modelo de negocio de La Silla (y encontró más de una), se fue trabajar con el nuevo alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, como jefe de gabinete.

A todos los vamos a extrañar.    

El nuevo récord

Este año nos ganamos los Olímpicos, el Mundial y hasta el Super Bowl. En lo que consideramos el San Valentín de La Silla, en las elecciones logramos superar los 900 mil usuarios únicos. El trasnocho de escribir tantas historias al día, de chequear tantos debates, de averiguar quienes eran los personajes que aparecerían en los tarjetones de cada ciudad, se vio recompensado. Muchas gracias a nuestros usuarios.   

En el lugar equivocado

En La Silla siempre que nos equivocamos en dar una información, lo asumimos y rectificamos. Pero, y como esta es una época de reconciliación y de pedir perdón, volvemos a sacar nuestras rectificadas al aire.

Este año, por lo días en que estalló el escándalo del magistrado Pretelt, una fuente de toda nuestra confianza aseguró haber visto al ex presidente Uribe en el edificio del Magistrado. Después de haber llamado al equipo del  ex presidente que nos dio versiones contradictorias sobre las visitas del él, decidimos publicar un nota. Pero después, Uribe nos probó que no había estado en edificio de Pretelt, y así rectificamos en La Silla.  

La Silla vallenata

Nunca pensamos que un artista tan afamado como Carlos Vives, y mucho menos ahora que el vallenato es patrimonio inmaterial de la Unesco, fuera a escribir en La Silla. Luego de que publicaramos una historia sobre su “fe en la política” donde contábamos sobre su apoyo al Alcalde de Santa Marta y su proyecto “Tras la Perla de América”, el artista pidió tener una respuesta en nuestra red Caribe. Ahí argumentó que él apoyaba muchas causas justas y que, para la política de “candidaturas y cálculos electorales”, nos dejaba “la silla vacía”.  

En medio del gran furor con tan importante decisión para la cultura colombiana, que uno de sus más importantes representantes a nivel mundial se dignara a responder a uno de nuestros artículos, nos obliga a reconocerlo como uno de los momentos estelares del año. ¡Salud compadre Carlos!

 

 

La historia más leída

Cuando la Corte Suprema condenó a  Sabas Pretelt, a Diego Palacio y al exsecretario Alberto Velásquez, publicamos una historia gráfica donde mostramos cómo los círculos cercanos al Presidente Uribe estaban siendo cada vez más condenados. Esta historia reventó las redes sociales y llegó a tener 123.621 vistas. Esta es la Miss Universo de La Silla, y esta corona no se la quitará tan fácilmente ningún presentador analfabeta.    .  

 

El “home run” (con bases llenas)

Este año no es una historia en particular la que se lleva el premio interno de La Silla. Esta vez decidimos dárselo a la serie de historias, que la sacaron del estadio, donde revelamos cómo distintas alcaldías del país ponían a sus funcionarios al servicio de intereses de candidatos particulares. En Pasto, Barranquilla, Ibagué y Bogotá logramos mostrar cómo en reuniones, manifestaciones públicas, haciendo listas de posibles votantes, usando chaquetas con los logos de la campaña de ciertos candidatos e inclusive disfrazándose de marimonda para pasar desapercibidos, los que estaban sentados en el poder pusieron a funcionar sus bases para conseguir voticos.

El mejor regalo

Escribir las historias de Crimen y Castigo nos ha costado noches en vela, cientos de viajes a direcciones confusas de la localidad de Suba, buscar testigos que no se atreven a hablar, ir a juzgados y estaciones de policía a escarbar información y sobre todo, muchas tristeza por culpa de una realidad muy fuerte.

Pero el mejor regalo que le pudo llegar a La Silla fue que el tío de un persona asesinada, de la que no teníamos noticia, nos buscara para contarnos la historia de la muerte de su sobrino. Él nos escribió en un correo un mensaje que nos hizo pensar que todo este esfuerzo había valido la pena, allí escribió: “El día que mataron a Cristian perdí la esperanza. Sin embargo muchas personas nos han rodeado de amor y aún, a pesar de tantos hechos dolorosos, creo que debemos trabajar por un mundo mejor”.

El mejor usuario

En La Silla este año decidimos premiar a un miembro de la Silla Llena, que se ha destacado no solo por participar asiduamente en la red de Paz sino por su disposición a entrar en debates con argumentos y con gente que piensa diferente a él. El premio va a .... Rodrigo Pombo.

Los súperamigos

Este año 549 personas nos donaron cerca de 76 millones de pesos. Un logro que no puede ser opacado por nuestras ambiciones. En un país en que la cultura de donaciones no está para nada afianzada, cada personas que se mete la mano al bolsillo por una causa en la que cree es digno de celebrar. Por eso, 549 brindis por nuestros superamigos y 549 brindis por La Silla Pacífico que lanzaremos el próximo año con este empujón. 

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mié, 2016-01-20 02:16

I found a lot of information here to create this actually best for all newbie here. Thank you for this information.
Signature:
happy wheels demo , happy wheels , friv , girlsgogames , games2girls , retrica , retrica indir , zombie tsunami

Mar, 2015-12-29 09:49

En el top 4: el término "presidente" ya no aplica para tal individuo, deberían rectificar, fue utilizado 3 veces.

Mar, 2015-12-29 23:45

corregido. gracias, y feliz año.

juanita

Añadir nuevo comentario