Menú principal

Martes Enero 26, 2021

 

El ex presidente Uribe no sólo está activo en política a través del Twitter y de sus talleres democráticos, sino que también ha convocado a varias reuniones políticas en su residencia. La última fue el sello de su alianza con Enrique Peñalosa. Lo llamativo es que Uribe vive en el Centro de Estudios Superiores de la Policía (Cespo) y, como hace las reuniones en ‘su casa’, está utilizando instalaciones públicas para hacer actos políticos.

El Cespo es el nombre que se le da a las instalaciones de la Policía –que antes se conocía como Carabineros– donde quedan las casas fiscales para los altos oficiales de la Policía como el General Naranjo, la dirección de inteligencia de la Policía (Dipol) y el Centro de Estudios Superiores, que es el equivalente a la Escuela de Guerra de los militares.

El ex presidente Uribe vive allí desde que dejó la Casa de Nariño dado el alto riesgo de seguridad. La pregunta es si también puede realizar allí reuniones políticas, dado que es claro que con su esquema de seguridad las ha podido hacer en otros lugares.

Por ejemplo, hace un par de semanas fue el anfitrión de una cumbre política en Antioquia, en su casa de Llanogrande. Y ya desde antes, en enero, asistió a otro encuentro político en el hotel Dann, para hablar del candidato de La U a la alcaldía de Bogotá. Y más elocuente todavía fue su caminata por la carrera Séptima, en el centro de Bogotá, después de asistir a la abortada sesión de la Comisión de Acusaciones de la Cámara.

En principio, las instalaciones de la Policía Nacional sólo deben ser utilizadas para los objetivos de esa institución. Pero existen algunas excepciones. Una de esas tiene que ver con los ex presidentes. Gracias a un decreto firmado por Uribe, de mayo del año pasado, los ex presidentes y ex vicepresidentes y sus familias pueden usar las instalaciones de la Fuerza Pública casi con los mismos derechos que los oficiales que viven allí. Lo que no es claro es que esta posibilidad incluya el uso de los cuarteles como sedes políticas, especialmente debido a que la Constitución prohíbe explícitamente a los policías y militares participar en política.

La otra duda surge porque los bienes públicos –como las instalaciones de la Policía– no pueden ser utilizados para hacer proselitismo político, sino solo para fines públicos.

Como no existen precedentes de la situación actual, porque ningún ex presidente había vivido en guarniciones militares o en sedes de la Policía (el Cespo había sido utilizado para custodiar a personas detenidas, como Joselito Guerra o el general Maza) y la Ley de Garantías, que prohíbe utilizar inmuebles públicos para fines proselitistas, solo le aplica a gobernadores, alcaldes y altos funcionarios locales, no a ex presidentes, es difícil decir que las reuniones políticas que ha realizado Uribe en su casa actual violen la ley. Pero ese uso de instalaciones públicas para hacer política deja un mal sabor.

Aunque se sabe que ha habido varias reuniones más en la sede policial, los medios han difundido tres reuniones políticas. En todas ellas Uribe ha recibido la visita de políticos activos y ha tirado línea. Con ellas, el Cespo se ha convertido en el cuartel político del ex presidente:                           

FOTO PORTADA : Cortesía El Espectador.

 

 

Armando la estrategia uribista

El 29 de septiembre de 2010, menos de dos meses después de dejar el poder, Uribe se reunió con Armando Benedetti, Juan Lozano y otros congresistas y ex funcionarios uribistas. En la reunión se trataron varios temas, incluyendo la inquietud frente a la ley de víctimas y la restitución de tierras, una valoración del gobierno de Santos y la agenda legislativa. Pero, sobre todo, se trató de una reunión de estrategia electoral: las elecciones regionales de 2011 fueron el principal tema. Por eso, para CM& fue el primer paso del regreso de Uribe a la política.

Desmarcándose de la ley de víctimas

En mayo, cuando se estaba discutiendo la ponencia para el último debate de la Ley de Víctimas, los senadores de La U, liderados por Roy Barreras, se reunieron con el ex presidente Uribe para discutir el proyecto de ley y establecer una posición común. En esa reunión Uribe envió un fuerte mensaje contra el reconocimiento del conflicto armado en el texto del proyecto.

En este encuentro, además de marcar una posición frente a la ley bandera del gobierno de Santos, Uribe buscaba reforzar su liderazgo dentro del Partido de La U.

El sello de la alianza con los Verdes

El viernes pasado, el que se desplazó al Cespo fue el candidato a la alcaldía de Bogotá por el Partido Verde, Enrique Peñalosa. En una reunión que duró varias horas, y en la que también estuvo el senador Juan Lozano, presidente del Partido de la U, Uribe y Peñalosa conversaron sobre la ciudad. Al final, Uribe ratificó su apoyo a la campaña de Peñalosa.

Una vez más, con un encuentro en el Cespo, el ex presidente entra en el juego político. Esta vez se trató de un acto que se podría calificar de proselitista: su reunión fue con un candidato y terminó en rueda de prensa frente a las cámaras de televisión.

 

 

Perfiles relacionados: 
Enrique Peñalosa Londoño
Álvaro Uribe Vélez
Juan Lozano Ramírez
Juan Manuel Santos Calderón
Armando Benedetti
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2011-07-05 22:24

*menea la cabeza*

Después dicen que los paralelazos entre Fujimori y este tipo son una locura...

Mar, 2011-07-05 19:48

En principio por ética, Uribe no debría hacer reuniones políticas en las instalaciones de la policía (la misma que lo proteje), pero sabemos que de ética, Uribe nada sabe. Que la ley no sea explícita y que su decreto firmado pensando en el futuro no parescan aplicar a ese señor, no implica que los bienes del estado se puedan utilizar para hacer proselitismo político, nada lo justifica. Tampoco es un general como algún despistado lo escribe en esta entrada y menos un general retirado pues el ser el comandante de las Fuerzas armadas durante el período presidencial no se hace extensible para cuando deja de serlo. Si no, cómo sería entonces el exgeneral gaviria o el exgeneral samper o el exgeneral pastrana sacándole todavía más provecho al estado (léase los Colombianos). Por respeto a la misma institución, Uribe debería salr a la plaza pública a decir lo que tenga que decir y no escondido detras de un computador.

Mié, 2011-07-06 11:23

SErá que Ud no sabe que esos grados "militares" son, primero que nada, un saludo a la bandera y segundo, un título honorario que los mismos presidentes se los autofirman...Para el narcisismo ilimitado de Uribe, se puso como general de 4 soles, a falta de que no podía autoponerse el título de "emperador vitalicio, dios hecho carne, y héroe epónimo y preclintico". Uribe nació en un hogar de delincuentes (familiar de los Ochoa) y ha sido un delincuente toda su puerca vida....El no conoce de ética, de moral, ni de honestidad. Por eso, qué pueden esperar de un tipejo que se defecó las veces que quiso en la Constitución y que ordenó no sólo chuzar ilegalmente a los opositores y a la Corte Suprema, sino que inclusive, ordenó asesinatos?

Mié, 2011-07-06 08:35

Basher, es cierto que Uribe recibió el grado de general. Los ex presidentes anteriores habían recibido grado de teniente coronel. En todos esos casos son grados honoríficos, que solo tienen efectos de protocolo, no salariales, de mando, etc.

Ahora, respecto a la vivienda, el ex presidente no la tiene como general (porque, de nuevo, solo es general honoríficamente) sino como ex presidente. Por eso fue necesario modificar la resolución que determina quiénes pueden acceder a las casas fiscales y cuánto deben pagar, pera incluir a los ex presidentes y ex vicepresidentes (ver http://www.lasillavacia.com/queridodiario/25584/el-arriendo-de-uribe).

Saludos.

Mié, 2011-07-06 11:27

Excelente comparación. Según el tal Basher, entonces a Evo Morales lo deben mandar a dictar cátedra de derecho internacional en La Sorbona, por la cantidad de doctorados "honoris causa" que ha recibido. De hecho, Uribe ha sido más jefe de los sanguinarios paramilitares, que del mismo ejército. El siempre se ha identificado más con los primeros.

Mar, 2011-07-05 18:46

este es el resultado de todos los poderes que manejan los presidentes y expresidentes se convierten en todopoderosos que no se pueden tocar. hay que cambiar el regimen presidencial a uno parlametario, pero sobretodo no se debe permitir que dicten decretos a su favor. la etica no puede ser la ley.

Mar, 2011-07-05 18:27

Si este personaje actuara con moderación, prudencia y respeto por las reglas del juego democrático, pues no utilizaría sin explicación válida ante la opinión pública las instalaciones de un organismo policial para hacer política. Aunque parezca un mero asunto de forma, tal comportamiento reviste un significado profundo, puesto que la igualdad de condiciones y oportunidades para la competencia electoral resultan severamente lesionadas, haciéndose gala de privilegios exclusivos al amparo de la dignidad presidencial.

Mar, 2011-07-05 16:11

Muy aguda la observación, que hasta ahora se le había pasado a todos los medios.

Páginas

Añadir nuevo comentario