Menú principal

Domingo Mayo 09, 2021

?

?

El avión de Santos está claramente estratificado: Playa Alta, Playa Media y Playa Baja.

Juan Manuel Santos es un presidente al que le gusta viajar y la forma cómo funciona por dentro el avión en el que lo hace -su Palacio en el aire- refleja muchos de los rasgos de su forma de gobernar.

El Boeing Business Jet que Colombia compró en 2005 por 39,4 millones de dólares, está dividido en tres partes.

Playa Alta, como coloquialmente llaman los funcionarios al sector donde se ubica el Presidente, tiene ocho puestos. Santos siempre se sienta en la ventana del ala izquierda. A su lado se sienta la Primera Dama. Si no va ella, el puesto permanece vacío.

La asignación de los otros seis puestos en principio se hace de acuerdo a un decreto de Presidencia que determina el orden protocolario de los funcionarios.  El Vicepresidente, que es el segundo en importancia, por razones de seguridad nacional nunca puede viajar en el mismo avión del Presidente.

Aunque cada ministro sabe según su rango más o menos en qué “sector” quedará sentado, su silla es un misterio hasta que se monta al avión y ve su nombre sobre el espaldar respectivo.

Es posible y -altamente probable si se trata de un viaje internacional- que el Presidente haya invitado a algún amigo o algún periodista importante (y también amigo) a acompañarlo, en cuyo caso lo sentarán en frente.

Ocasionalmente, el secretario privado de Santos, coordinado con Casa Militar, altera el orden de sentada, ya sea porque el Presidente así lo determina o porque a algún funcionario le urge hablar con Santos y logra que el secretario privado le haga el favor de convencer al Presidente. Como le dijo un funcionario a La Silla, “es el espacio físico donde podrían hablar con mayor tranquilidad”.

Pero aún en estos casos, cuando el ministro logra sentarse en frente de Santos, no tiene garantizado el acceso al Presidente.

“Uno está feliz de por fin poder hablar con él, porque lo tiene al lado, y de pronto, el Presidente se pone sus audífonos y se desconecta. Uno se queda viendo un chispero,” dijo a La Silla un funcionario que trabajó con él.

Otro contó que cuando estaba necesitado de definir los últimos asuntos de un proyecto importante y no había podido obtener una cita con él, se puso feliz cuando se dio cuenta que no había ningún ministro de mayor rango protocolario en el vuelo. Eso quería decir que le iba a tocar sentarse al frente del Presidente. 

“Pensé que era mi oportunidad y empecé a preparar la mejor manera de contarle lo que había pasado en el Congreso, las propuestas de lo que había que cambiar, todo. Nos montamos y antes de que yo pudiera alcanzar a hablar se puso unos audífonos y cerró los ojos. No sé si se durmió o no pero así pasó todo el vuelo.”

“Es un espacio muy privado del Presidente”, explica una persona cercana a Santos. “Es el único espacio en el que puede estar tranquilo. A él le gusta poder leer su libro, ver sus películas en el Ipad y escuchar su música”.

¿Qué música oye? Es un secreto de Estado. A varias fuentes cercanas a Santos les pareció que era una información muy privada.

Cuando el edecán del Presidente aparece en Playa Media, donde suele sentarse su “staff esencial” (el secretario privado, el de prensa, el jefe de Casa Militar, el de seguridad y el edecán) y los funcionarios que no cupieron adelante, todos cruzan los dedos para no ser el llamado por el Presidente a pasar a Playa Alta.

“Ese espaciecito es una tomada de lección. Más de uno se ha quedado sin saberse la tarea”, dijo una funcionaria.

Santos no regaña. Así como no se emociona con casi nada, casi nada lo altera. Su frialdad es la norma. Pero cuando un funcionario no ha hecho lo que él espera, el Presidente simplemente le dice, sin cambiar el tono: “No puede ser”.  

“Ahí uno sabe que realmente la embarró”, cuenta la misma fuente.

Si alguno de los que va en el avión quiere hablar urgentemente con el Presidente, le puede mandar un papelito con su edecán. Pero casi nunca sucede.

Tampoco es común que Santos utilice su cuartico privado para hablar con alguien. “Solo lo utiliza si es algo muy muy privado”, dijo una fuente a La Silla. “Es raro que meta a alguien ahí”.

En realidad, el único contacto para la mayoría con el Presidente es cuando él se sube al avión, unos 20 minutos después de que ya están sentados, y saluda personalmente a todos. Luego, ya no lo ven más.

Los periodistas que cubren Casa de Nariño y los escoltas viajan en la cola del avión, en Playa Baja. No tienen el menor chance de hablar con el Presidente durante el vuelo. Ocasionalmente, en viajes internacionales, la Canciller pasa y les explica la importancia de la gira.

Aunque los estratos en el avión son claros, la comida es igual para todos. Al presidente le gusta mucho la pasta, y ese es un plato que sirven a menudo las azafatas de Palacio.

Cuando el avión aterriza, sale primero el presidente. Luego, todos los demás.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2014-10-30 14:09

Solo confirma la superficialiad del que nos gobierna y su sèquito de aduladores.

Dom, 2014-10-26 16:09

Santos es descendientes de los aristócratas del criollaje colombiano, descendientes directos del conquistador español; quienes le acompañan son mestizos y advenedizos que le rinden pleitesía en forma hipócrita y en vía a mantener sus respectivos puestos burocráticos que, luego de su período presidencial, cambiarán de amo pero bajo los mismos elementos de sumisión.

Dom, 2014-10-26 15:40

En realidad me pregunto cuál es la música que escucha Santos, debido a que le da una mayor importancia que a sus asuntos, ¿en realidad será buena la música?

Vie, 2014-10-24 21:19

sinceramente si hay gente muy envidiosa. entonces en què debe viajar el Presidente de la Repùblica? en bus escalera?.

La gran mayoria de Colombianos estamos muy agradecidos de su audacia para tratar de lograr la Paz en un Pais en donde la gente se muere de envidia!

Vie, 2014-10-24 20:04

El presidente Santos despilfarra el dinero de los colombianos, mientras en la habana se burlan del presidente los cabecillas de las farc, como el ultimo de los personajes que llegaron a Cuba. un jefe guerrillero que es uno de los mas sanguinarios de las filas de ese grupo subversivo.

Vie, 2014-10-24 15:49

Por el contrario, esta nota sirve para ilustrar el talante del personaje de marras. Se comprueba que es un tipo que vive en una burbuja de cristal, inaccesible, cree que es dueño del mundo y los demás vivimos alquilados; nada comparado con el ex presidente Uribe que prefiere el contacto con la gente y por eso es un tipo muy popular al que la gente aprecia por ello.

Vie, 2014-10-24 19:42

Estos viajes son de trabajo en todo caso.

Vie, 2014-10-24 14:31

Que lujo ! Que comodidad ! Que elegancia ! Que despilfarro ! Y todo de cuenta de nuestros bolsillos ! Es q a este gobierno ya no hay plata q le alcance para sacar a pasear y comprar periodistas ! Mientras tanto este tipo anda preparando otra reforma tributaria para sacarnos mas plata y poderla despilfarrar.

Vie, 2014-10-24 13:34

Un artículo de domingo.

Vie, 2014-10-24 12:09

Me encantó este artículo. Nuestro presidente me hace acordar a un personaje de Garzón tal vez que se refería a todos los que lo rodeaban o querian hablar con el con un !que tipo tan jarto!

Vie, 2014-10-24 11:57

Nooooo. un articulo de revista del BetSeller... vanidades? ...creo que a un alto porcentaje de los lectores de la Silla Vacía no están interesados en conocer la estratificación que Santos le da a su avión privado...a los que les agrada que lo disfruten... pero los chismes de Vanidades son más certeros.

Vie, 2014-10-24 14:06

Nada de esto es un chisme. Pero entiendo que te gustan historias más profundas. Pero yo creo que a veces estas historias pintan los personajes desde otros ángulos.

Vie, 2014-10-24 20:01

si tienes toda la razón excusas por el término chisme... fue expresado de manera coloquial...sin animo de ofensa

Vie, 2014-10-24 11:12

He leido comentarios de diversa índole, de variadas tendencias. Uno que me llama la atención llama "leve" al artículo. Bueno, la verdad es que esa levedad,esa aparente volatilidad guarda algo que a mí sí me parece contundente respecto del hombre que gobierna los destinos del país: Santos aparece pintado, con rápidos pero precisos rasgos, en todo su egolátrico autismo modo de ser; en su muy personal y autocomplaciente mundito tan propio de los tahures, de los que sólo juegan para sí mismos.

Vie, 2014-10-24 10:23

A mí me gustó. Siempre es bueno ver algo distinto. La historia tiene diversión y dinero, dos elementos clave para que haya interés del lector en lo que se cuenta. Es una historia inusual, conviene para un día como hoy viernes, leer algo curioso.

Vie, 2014-10-24 10:04

David Remnick escribió hace un par de meses en el New Yorker un magnífico perfil de Obama en el cual había varias referencias al Air Force One. Ese periodismo es costoso, sin duda. Por eso, si La Silla tuviera más plata podría hacer un periodismo que más se asemeje a ese tipo de artículos. Habría tenido más tiempo para hacer la reportería de esta historia: hablar con más fuentes, investigar quiénes son los periodistas que han acompañado al presidente en sus viajes, si hay algunos asiduos, qué lee el presidente, qué películas, etc. No puedo estar más feliz de haber contribuido en algo, ayer tarde, con la causa de La Silla. Yo sí quiero más artículos de este tipo, que sin claudicar en el propósito de retratar al poder en Colombia, entretengan y satisfagan nuestra naturaleza fisgona.

Vie, 2014-10-24 14:04

juan, ese perfil de Obama es increíble. Nosotros hicimos uno sobre Santos que no es tan completo como el de Remnick pero que tuvo muchísima reportería. Aquí lo puedes ver: http://lasillavacia.com/historia/10063

Este tiene cinco fuentes y voy a meter lo de los periodistas porque de hecho pusimos hace un tiempo un derecho de petición preguntando eso. Y lo de las películas también lo he podido averiguar. Un abrazo y gracias por las sugerencias.

juanita

Sáb, 2014-10-25 08:04

Ese perfil de Santos es muy bueno. Ponderado, como todo lo de La Silla. Y además tuvo el rigor de investigar cuál fue el rol de Santos frente a los falsos positivos. Esa serie de perfiles la verdad es que fue muy buena. El de Petro también es excelente, que almorzaba pan y gaseosa si era del caso. Yo disfruto mucho cuando ustedes le apuestan al periodismo narrativo para retratar al poder. Por ejemplo, cuando en alguna nota más de análisis logran construir alguna escena de arranque, o una imagen en alguna parte del texto, que sirva para mostrar lo que quieren decir. La frase de cierre de este artículo, Santos saliendo de primero, es un buen ejemplo. Un saludo, Juanita.

Vie, 2014-10-24 09:56

Pssss...mmm..nnn??....!!!, q les digo,.. Q les digo,,?!!.

Ok ya,.. Hagamosle consuavenA.

Cuando hablo dl protocolo y dl Vice y q No viajan juntos, me imagine la versión chuky d Obama, pero después quedo n el piso cuando:

1-no hablaron d un 2o piso como minimo.

2-no habalron d la tecnologia n la avioneta, tanto n communicationes como n defensa.

3-la playa alta seria la q primero impactaria n un eventual choque-no es mi deseo, aclaro-, asi q n ese sentido, Los playa Baja llevan la delantera d sobrevivenciA.

4-comer d lo mismo, rebajA al presidente d estratto, y sube al Resto.

5- para finalizar, 3 playas, .. 3 baños?

PD: Santos está prácticamente dando + explicaciones a los Fu q al país n gral, lo tienen dominado, controlado. Creo q la promesa d ayer al Godofacho fue un poco acelerada. Se comprometió y bastante. Cumplirá?.

PD 2: llego el gato muy MODESTO como siempre, pero muy tacaño; tuvo para comer pescado crudo y sinembargo x acá ni arroz.

Vie, 2014-10-24 11:09

Hola, Didundi. Te pido un favor, apelando a tu cortesía... ¿Podrías escribir en buen castellano, sin abusar de una economía perezosa o demasiado urgida? El que escribe piensa dos veces, sobre todo si escribe bien. Gracias por tu apertura.

Vie, 2014-10-24 11:50

Como esta nota jocosa de Juanita, no da para más, puedo aprovechar y darle gusto Sr-a Rodrivela.

La cuestión es más bien de espacio, y como normalmente me riego más que verdolaga en playa, me TOCA hacer uso de abreviaturas si es, a eso a lo q se refiere. Ahora si corresponde especificamente al manejo del lenguaje incluyendo el JETA, ve perdón, vocabulario, le diría mínimo dos cosas:

1-Existen los educados y los otros, pero ahora como están de moda las terceras vías, surgen los q pretenden lo primero, algo así como términos medios o personajes grises del habla castellana. Yo prefiero pintarme de un color definido, como podrá ver no es precisamente el rosa del primer grupo, pero jamás el de la tercera vía.

2-Lo otro sería salirme por la tangente y decir que soy-estoy acorde a la exigencia del medio, eso me haría un pretencioso mayor que el mismo GatoStronger, además de mentiroso. Por lo tanto estoy condenado a seguir perteneciendo al grupo de los feos Feos.

Pero respeto.

Vie, 2014-10-24 07:12

Artículo superfluo que poco aporta....¿así será siempre su estilo para informarse de lo que sucede en el país?

Vie, 2014-10-24 08:04

Es un artículo leve pero creo que es interesante para los que no sabían cómo funcionaba el avión de Santos. Y creo que es otra mirada a cómo ejerce el poder el Presidente. Pero tienes razón en que no es un informe que denuncie nada.

Vie, 2014-10-24 05:04

Entretenido el artículo, pero nada más.

Añadir nuevo comentario