Menú principal

Lunes Octubre 14, 2019

El Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá es por ahora un caballo de batalla político. Hasta ahora, el grueso de la discusión se ha centrado en si el alcalde Gustavo Petro lo puede sacar por decreto y en que va a ser demandado por el Ministro de Vivienda. Pero hoy ese POT es el que está rigiendo y muy pocos se han leído sus más de 900 páginas para saber qué contiene.

El Plan de Ordenamiento Territorial, que es la norma que define en sus elementos más esenciales cómo se organiza una ciudad (por ejemplo, si en los barrios residenciales puede haber tiendas o cuáles son los criterios para definir qué tan altos pueden ser los edificios), es fundamental para Petro. Necesita cambiarlo para implementar su modelo de ciudad y avanzar hacia una Bogotá más concentrada y con menos segregación, que fue una de sus principales banderas de campaña

La Silla investigó cuáles serían los efectos del POT en tres aspectos claves: la protección del medio ambiente, la revitalización del centro y el precio de las viviendas. Esto fue lo que encontró.

(Haga click en el título para ver cuáles son los efectos previsibles del POT en cada aspecto)

Uno de los objetivos de la modificación del POT es adecuar la ciudad al cambio climático y proteger su ambiente. En concreto, el POT aumenta las zonas de reserva ambiental, aumenta las llamadas áreas blandas (como las zonas verdes aledañas a los puentes) y prohíbe la minería, entre otras medidas. Pero no tiene grandes cambios en otros asuntos, como el alcantarillado pluvial, lo que limita su efectividad.

En todo caso, la principal apuesta ecológica es la revitalización del centro. Una ciudad más compacta permite que menos gente use medios de transporte contaminantes - lo que quiere decir que la apuesta ambiental depende del éxito de la revitalización del centro y, como dice la concejal Progresista Diana Alejandra Rodríguez, las consecuencias no se verán pronto.

Además, como apunta Óscar Alfonso, doctor en planeamiento urbano y profesor del Externado,, los elementos ecológicos fundamentales no los puede definir Bogotá por si solo. Si hay deforestación en municipios vecinos, por ejemplo, la ciudad igual se vería afectada. Mientras no haya un mecanismo para coordinar mejor las decisiones de Bogotá con la de sus municipios vecinos, como un área metropolitana, lo que defina el POT puede tener efectos negativos en el resto de la sabana, como se ha visto en el crecimiento de municipios como Soacha, Mosquera o Chía.

La mayor apuesta urbanística de Petro es darle nueva vida al llamado centro ampliado de la ciudad. No es fácil de sacar adelante pero, de lograrse, la administración de Petro habrá ayudado a cambiarle la cara a la ciudad.

Todos los expertos con los que hablamos estuvieron de acuerdo con que sí es deseable darle nueva vida al centro de la ciudad. Aunque Bogotá es una ciudad con una alta densidad de habitantes por kilómetro cuadrado, las zonas más densas no necesariamente están en el centro ampliado. En zonas de urbanización ilegal, donde el espacio público es menor y muchas personas viven en casas relativamente pequeñas, la densidad es más alta. Por eso coinciden en que es deseable revitalizar el centro con más viviendas de mayor calidad.

El problema es la puesta en práctica de esa idea. “Es difícil pensar en una revitalización de Centro Ampliado cuando a casi dos años de gobierno no se ha concretado ningún proyecto serio en centro histórico ni tradicional” dice Carmenza Saldías, secretaria de Planeación de Mockus. “La revitalización del centro es más teórica que práctica. Los proyectos que ha planteado la secretaria de Hábitat y la ERU no son atractivos para el sector privado” apunta Óscar Borrero.

El POT trae unas nuevas reglas que buscan equilibrar el proceso de renovación para que sus beneficios le lleguen a la mayor cantidad de gente. “Introduce reglas de protección de los propietarios originales, las bases para su participación transparente y equitativa en los procesos de densificación, y acota las posibilidades de uso de la expropiación a favor de negocios inmobiliarios” explica María Mercedes Maldonado, secretaria de Hábitat de Petro y una de las cabezas detrás del POT.

Todo ello es beneficioso en la medida en que equilibra el proceso de renovación, pero también crea nuevas instancias y procesos que demoran y pueden enredar su implementación.

En todo caso, según la secretaria, eso también permitiría “obtener más de 150 hectáreas para espacio público en el centro ampliado mediante transferencia de derechos de construcción” dice Maldonado. Precisamente otra de las necesidades es que la calidad de vida en el centro sea mejor, no solo con espacio público sino con mejoras a la red de servicios públicos, por ejemplo.

Como explica Óscar Alfonso, doctor en planeamiento urbano y profesor del Externado, para eso se necesita que la Empresa de Renovación Urbana tenga el músculo que hasta ahora no ha tenido. “En las metrópolis del mundo en donde la recuperación de los centros ha avanzado más, es porque hay continuidad en las políticas, en los instrumentos y, no menos despreciable, en la orientación del aparato público responsable de la tarea”. Eso también hace falta.

El POT crea nuevas cargas a la construcción. Por ejemplo, define que se debe ceder un 30 por ciento del suelo de las construcciones nuevas para VIS (o 20 por ciento si es revitalización), determina que en áreas de desarrollo no se puede construir nada y aumenta lo que tiene que pagar un constructor a cambio de poder construir más pisos.

Todo eso implica un aumento en los costos para los constructores. Pero, a cambio, permite que se construyan más pisos en muchas zonas de la ciudad - es decir, aumenta la oferta potencial de metros cuadrados en la ciudad, y los constructores podrían recuperar esos costos al vender más metros cuadrados.

La pregunta es si, al sopesar las dos cosas, terminarán subiendo los precios o no. Y la respuesta es que el POT probablemente sí contribuya a su aumento en el corto plazo, pero tenga el efecto contrario dentro de algunos años, si el POT se mantiene y se cumple su apuesta de revitalizar el centro.

Lo primero es que el precio de la vivienda viene subiendo de tiempo atrás. Por ejemplo Julio Miguel Silva, exviceministro de Vivienda, señala que el aumento de los precios se debe a falta de suelo en la ciudad, algo que viene por lo menos desde el 2005, cuando Planeación Nacional publicó el libro Construir Ciudades Amables. Para María Mercedes Maldonado, secretaria de Hábitat de Bogotá y una de las cabezas detrás del POT, el incremento se debe a otros motivos como el aumento en los niveles del ingreso de las personas. Y hay otros elementos como el aumento del precio del cemento.

Pero, además, las decisiones del POT afectan las dinámicas actuales de la construcción en Bogotá, y eso impacta. Por ejemplo, los constructores tienen, desde hace años, lotes para desarrollar o proyectos armados en zonas donde ya no se puede construir, como Usme y el Norte. También los tienen en otras áreas como Cedritos, donde ahora se puede construir menos que antes. Eso tiene un efecto en el corto plazo, porque le corta las alas a la posibilidad de construir allí.

Silva afirma que esas decisiones agravarían el problema de escasez de suelo. Óscar Borrero, economista urbano y profesor en varias universidades, creen que en el corto plazo los precios subirían entre el cinco y el diez por ciento, según la zona. Y Óscar Alfonso, doctor en planeamiento urbano y profesor del Externado, ve otros factores: para el segmento intermedio la política de subsidio a la tasa de interés hipotecario del gobierno lleva a que esos sectores estén comprando casas, lo que aumenta la demanda y sube los precios.

En últimas, esa presión que sí existe hoy, se podría disminuir si arranca el proyecto de revitalizar el centro. Al permitir más pisos de construcción en una zona céntrica, bien conectada y atractiva porque queda más cerca de muchos lugares de trabajo (más si eventualmente hay un metro), se destrabaría la oferta de vivienda en la ciudad.

El problema es que en cualquier caso ese cambio se demoraría por varios motivos. Uno es que desde que se concibe un proyecto de construcción hasta que se ejecuta pasan fácilmente dos años, e incluso más. El segundo es que para que los proyectos de construcción funcionen con las nuevas cargas del POT, tienen que ser proyectos más grandes. Y ese tipo de proyectos, en los que hay que tumbar no una casa sino cuatro o cinco, son más demorados. Por eso, la presión para aumentar los precios que se dará en al corto plazo, podría disminuir o desaparecer más adelante.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Lun, 2013-09-09 16:14

Este nuevo POT obligaría a mantener actualizadas las redes de servicios y el espacio público constantemente, y además obligaría a los constructores colombianos (por primera vez en la historia) a tener soluciones exclusivas para cada lote, ojalá híbridas y mezcladas. Tiene mucho sentido éste modelo, más allá de que a los constructores les dé locha tener que pensar en algo diferente a lo que han hecho toda la vida, pero si desempolvan su cerebro, verán que incluso, a la larga, ganarán mucho más dinero. Este POT, y el metro, pueden conseguir que Bogotá sea en un par de décadas una ciudad del primer mundo. Mantener el modelo expansivo de Sprawl, sólo la hará peor. Es sencillo.

Lun, 2013-09-02 21:48

El simple hecho de haber desbancado de un tajo las UPZ (unidades de planeamiento zonal), implican que las normas se manejarían a disposición de Planeacion y las curadurías, predio a predio, manzana por manzana. En Bogotá existen mas de 40,000 manzanas. Con una serie de normas demagógicas, inaplicables excepto en grandes extensiones de terreno para ser viables y sin necesariamente generar mejoras en espacios públicos.

El POT se basa en unos preceptos muy válidos. Quien no va a querer una ciudad mas verde, con mejores viviendas de interés publico y concentrada. Desafortunadamente, el problema es que como se busca aplicar va a generar un efecto contrario.

Lun, 2013-09-02 21:48

No dudo de la objetividad de este articulo, pero si me parece que es un analísis simplista y sin profundidad, de un tema muy importante que nos incumbe a todos.

La falta de claridad jurídica del modo de generar ciudad, y bajo los argumentos de unas buenas intenciones mal conceptuadas, le convierten en un arma peligrosa para una ciudad que aprovecha cualquier zona gris en normatividad para generar corrupción. El POT es impractico, contradictorio entre su aplicación y sus propositos, y la falta de claridad técnica van a generar una incertidumbre que afectaría socialmente: 'disminución en el número de empleos que la construcción provee directa e indirectamente', escazes de oferta y alza en los precios. (No solo temporalmente) afectando así tambien a toda la ciudadanía.

Mar, 2013-09-03 11:05

Objetividad e imparcialidad respecto de Petro, no espero de LSV,--pero ese no es el punto--, pero si estoy de acuerdo sobre la simplicidad del articulo, es muy común al análisis, al punto de lucir como un enunciado de lo que pensó o dijo otro.

Los intereses de por medio son muchos y en lo personal no creo que haya voluntad de ciudad, mas bien intereses particulares.

Lun, 2013-09-02 14:36

Solo escuchar que son cientos de páginas, me asusta, pero entre 900 y 550 hay mucha diferencia para un mismo documento, así que cual es el verdadero tamaño de esta "odisea"", y donde puedo comprobarlo?, he buscado y nada, debe ser mi computador proletario como dijo alguien por ahí,… que no atina una.

Dom, 2013-09-01 13:06

Una pequeña corrección, no son más de 900 páginas, son algo más de 550.

Sáb, 2013-08-31 15:24

Desde Pereira, y desde muchas otras ciudades de America Latina, Bogotá y su apuesta de POT es una referente técnico revolucionario, hay que entender de mercados del suelo urbano y de como los intereses que se mueven a su alrededor deforman la ciudad a su amaño, pensar  en una ciudad compacta, sin segregación y con protección así sea timida del medio ambiente  es Revolucionario así no le guste a muchos. 

Sáb, 2013-08-31 12:00

Todo lo que tiene que ver con urbanismo en la capital afecta directamente a los interesados en los diferentes proyectos que se generan, es a ellos y solamente a ellos a quienes les afecta las decisiones del POT, las clases populares solo esperan sus cajitas –perdón casitas-- y ya, indiferente donde se las pongan; la oposición al POT, NO es un reflejo del interés de ciudad, sino del interés particular por un negocio de la construcción en los sectores más caros del país y a todas luces rentable; sentir que se torpedea, no es bien visto. La oposición será fuerte y saldrá a relucir sus más bajas pasiones a fin de lograr su objetivo.

Nuestras ciudades siguen proyectándose para el hoy, el ya, el momento,.. Pero a futuro nada, de ahí el crecimiento desproporcionado, desordenado y caótico; el proyecto de ciudad de Petro le queda grande a muchos, más por egoísmo, que por falta de entendimiento.

Vie, 2013-08-30 20:49

A quienes escuchan Uds. hablar de los pro y contras del POT?, de seguro no son los ciudadanos que viven del capitolio para atrás,…o SI?,.... no faltará quien diga que SI.

Así las cosas los realmente interesados en esos tres aspectos están más del otro lado de la Casa de Nari, hacia el norte,.. o NO?,.. tampoco faltará quien diga que NO.

Después les digo el resto.

Sáb, 2013-08-31 12:19

Vea señor gato, le autorizo a que me ofenda a mi, le garantizo que respondo lo que quiera, pero deje quieto a ese muchacho por favor, el silencio que guarda con Ud. es mu diciente, respételo, es muy difícil entender?.

Vie, 2013-08-30 18:59

Esta propuesta requiere tiempo para conocerla y "entenderla " es un documento técnico, por eso es irresponsable atacarlo sin conocerlo. Sin embargo hay unos análisis sencillos: Acaso no es lógico que al aumentar la densidad de construcción se pague una plusvalía por la mayor cantidad de metros a construir y vender ? Acaso no es lógico proponer una ciudad en altura - ciudades dentro de la ciudad , tipo Centro Urbano Antonio Nariño con su compensación ene áreas verdes - que extender la ciudad a las calles 300 al sur y al norte ? Acaso esta propuesta no reduce las distancias , no solo físicas sino sociales ? No se trata de bajar la calidad de vida de los estratos altos , se trata de elevar la de los estratos bajos. Pero como lo propone un ciudadano de alto contenido social y no burócrata , entonces , sin el beneficio del análisis ,se ataca , se destruye .Esperen las próximas elecciones y podrán elegir los gobernantes que se merecen, los que gobiernan en beneficio personal.

Vie, 2013-08-30 15:11

Juan Esteban,

Interesante ejercicio de reflexión sobre un tema que es difícil de digerir por la gente.

Sin embargo, la modificación del POT (en el capítulo V de estructura ecológica) sí planteó y reconoció en lo ambiental la articulación regional (definiendo incluso algunas estrategias para donde trabajar que se definen en instrumentos de gestión, incluyendo temas como adaptación a cambio climático).

De otro lado, al parecer lo que sí ha estado flojo fue en el tema de las cargas de construcción y espacio público urbano.

Ya lo que queda ahora es esperar que esto no caiga en otro capítulo más de "Petro vs. sus detractores", ahora con el POT. Pero cada vez más, ocurre lo contrario. Es mucho pedir.

Saludos.

Vie, 2013-08-30 13:14

Coincido en que no es revolucionario. Es una agenda de sentido común, que se encuentra todo el tiempo en los documentos de Naciones Unidas (PNUD, PNUMA, ONU HABITAT). Por eso, no se entiende tanta oposición.

Vie, 2013-08-30 12:36

El gran error de este documento del POT está en la generalización de la norma, la ciudad esta compuesta por un sinnúmero de piezas urbanas llenas de particularidades y la norma debería responder a estas, pero ese no es el caso, le esta dejando esa tarea a las curadurías, es una norma sin reglamentaciones claras y en muchos casos muestra que para su aplicabilidad se deben hacer estudios previos, lo que implica un desconocimiento de sus alcances generando inseguridad.
Los planos muestran como se paraliza el desarrollo de zonas que ya están construidas y venían acompañadas por una gestión anterior, el caso de Usme, Bosa, Cedritos y Suba va a verse pronto, la des aceleración de la construcción es solo una muestra de lo que una buena idea mal concebida puede hacer.

Vie, 2013-08-30 12:43

la curadurías tampoco pueden hacer nada, es tal el vacío en la concepción de la norma y cómo se aplica ... por eso están bloqueadas para consultas esta semana.

Vie, 2013-08-30 13:10

Me refiero a que la tarea de revisión y negociación quedo en manos de las curadurias, pero es cierto que por la falta de reglamentación, capacitación y herramientas normativas, no se puede hacer nada en este momento, mas aún si el proyecto es demandado y seguramente derogado, lo que deja todo en el limbo jurídico.

Vie, 2013-08-30 12:33

sería interesante que el artículo explicara las dos leyes de las que se habla alrededor de la cuestionable legalidad de la operación de este decreto. La de 1997 que dice que no se puede y la de 2004 que diría que sí...

http://www.elespectador.com/noticias/bogota/enumeran-nueve-razones-del-e...

Vie, 2013-08-30 12:25

Lo grave de verdad de este pot es el enorme vacío que le genera a miles y miles de personas que hoy no sabemos cómo se opera bajo este marco normativo, pues si bien plantea unas ideas convertidas en norma inamovible no existe claridad sobre los procedimientos. Una herramienta tan profundamente técnica como es un pot no puede resultar producto del afán, la búsqueda de protagonismo, la ignorancia traducida en la incapacidad de hacerlo eficientemente o del entusiasmo pueril de alguien que evidentemente adolesce irresponsablemente de capacidades adiministrativas. Grave es también el fundamento en el que se basa de obviar expresamente los desarrollos del pot anterior, de eliminar la discusión de los verdaderos profesionales y de cortar de tajo la relación de los ciudadanos con las instituciones que regulan el espacio físico en el que vivimos.

Vie, 2013-08-30 12:24

Poco análisis, muy suave discurso referirse al POT como un cambio sin cambio, cuando quien conoce un poco la ciudad se da cuenta que ya esta construida y existe una ciudad mas grande que el centro ampliado, que tiene grandes concentraciones de habitantes en la periferia en los antes municipios de Bosa, Suba y Usaquén, sin mencionar a Usme (la que era una alternativa para el desarrollo de VIS y VIP, ahora quedo por fuera de la jugada).
Pensar en que se prefiera comprar en el centro predios uno a uno para demoler y englobar y luego negociar con la curaduría como se puede desarrollar un proyecto, ceder el 30% para VIS, pagar por los parqueaderos extra y construir en altura, que genera por norma,una menor área de ocupación y mayores áreas de cesión, para finalmente cuando se tenga el proyecto y se hagan cuentas de los sobre costos, es mejor construir en Chía, Madrid, Funza, etc, sale mas barato y menos riesgoso que esperar otra idea loca del alcalde.

Vie, 2013-08-30 10:56

El POT como en toda ciudad, no es un proyecto que se visualiza de la noche a la mañana, son unas bases que necesitan de la continuidad y voluntad política para que se cristalice,en Bogotá una ciudad tan polarizada por el oportunismo político, no está garantizado.

Vie, 2013-08-30 13:00

Eso es lo que debió ver el alcalde, que Bogotá cuenta con un plan que ha venido desarrollándose desde hace años, que debe responder al contexto de la región y por ello se contaba con proyectos estratégicos como la ALO, que la voluntad política no es que se haga la voluntad del alcalde, sino que se haga un consenso y ese consenso dictamino en el Concejo no aprobar el proyecto de POT como fue presentado y esto le impide sacarlo por decreto.
El respeto de las instituciones y su manejo respetuoso es lo que Petro no entiende y las "ínfulas de Barón de Haussmann" solo las tiene en las pantuflas.

Vie, 2013-08-30 10:50

Que mamera, el profesor riruá (léase gatoenjaulado), reprochando, dirigiendo, corrigiendo, y al mismo tiempo suplicando. Todo en el mismo animalito.

Vie, 2013-08-30 18:29

Precisamente Hablando los alter egos recíprocos.

Vie, 2013-08-30 10:23

Hasta que pueda leer los tres aspectos que refieren en este articulo, podre opinar, pero está difícil.

Seré solo yo maestro?.

Vie, 2013-08-30 10:46

-“Para mí ya no hay más luz en este mundo por qué no estás tú a mi lado, y ya no sueño que salga un arco iris hermoso en el cielo por qué no estás tú, solo cambiaria esta decepción mía de la vida si vuelves otra vez junto a mí.”

No ruegue mas mininoo.

Sáb, 2013-08-31 12:33

Don gato, le autorizo a que me ofenda a mi, le garantizo que respondo lo que quiera, pero deje quieto a ese muchacho por favor, el silencio que guarda con Ud. es mu diciente, respételo, es muy difícil entender?.

No disque le gustan los poemas?.Cierto q8ue no los conoce todos?,fresco a los "sabios" también les pasa, saben tanto que saben nada.

Vie, 2013-08-30 09:27

Excelente análisis. Es que como dice el dicho una golondrina no hace verano, pero alguien tiene que empezar a poner a pensar en la ciudad que vivimos y al país al que pertenece esa ciudad.

Interesante darle vida al centro ampliado, y si es ilegal pues que así lo digan las cortes pertinentes, y si no pues hagamos de Bogotá una ciudad más vivible y menos agresiva para con los que tenemos la dicha de haber nacido en ella.

Páginas

Añadir nuevo comentario