Menú principal

Sábado Septiembre 21, 2019
?

Juan Manuel Santos alcanzó en su primer año una favorabilidad sin precedentes. Desde entonces, su popularidad ha venido bajando mes a mes.

Foto: Juan Pablo Pino

 

Juan Manuel Santos llega a la mitad de su mandato con una grave caída en el apoyo popular a su gestión. El diagnóstico del Gobierno es que se trata de un problema de comunicación, pero es más probable que sea un problema de liderazgo.

Un buen líder tiene una visión, unos valores que encarnan en su ejemplo diario esa visión y unos resultados. Santos está teniendo problemas en las tres áreas.  Dada la megalomanía que lo caracteriza, Santos le apuesta a todo con lo cual es confuso saber cuál es su visión. Sus valores no siempre coinciden con su visión. Y como le ha tocado reestructurar una buena parte del Estado, los mayores resultados aún no se ven.

En la última Gran Encuesta de Ipsos-Napoleón Franco contratada por Semana, RCN Radio y la FM, aparece que la imagen favorable de Santos cayó del 71 por ciento en julio de 2011 a 47 por ciento mientras su imagen desfavorable subió en un año del 25 por ciento al 48 por ciento. La única área de su gestión que supera el 50 por ciento de aprobación es la de las relaciones internacionales. Más de la mitad de los colombianos están insatisfechos con lo que está haciendo Santos como presidente.

¿Qué pasó para que el país se le volteara así en un año? Una posible respuesta: Santos no ha logrado que la gente lo siga porque no confía en él.

Mucha gente le perdió la confianza no necesariamente porque sea un mal presidente. De hecho, en solo dos años, Santos logró sacar adelante temas muy complicados como una ley de regalías que cambia totalmente la distribución del dinero entre las regiones; logró reposicionar a Colombia en América Latina y lograr la aprobación del Tlc; darle dos fuertes golpes al secretariado de las Farc, abatir al "Mono Jojoy" en septiembre de 2010 y a "Alfonso Cano" en noviembre de 2011. Y finalmente, logró que el tema de la paz, de los derechos de las víctimas y de la restitución de tierras pasaran de ser un discurso que polariza al país entre las ONG y el Gobierno, a ser una política de Estado con leyes aprobadas e infraestructura institucional.

Sin embargo, por lo menos la mitad del país que registran las encuestas le perdió la confianza porque él tiene un problema de liderazgo relacionado con su forma de ser, que no permite saber realmente quién es.

Para comenzar, Santos salió elegido montado sobre un engaño. Cuando su campaña presidencial se vio amenazada por la Ola Verde, con la ayuda del consultor político J.J. Rendón, Santos decidió que lo que él tenía que vender era la idea de que él sería la continuidad de Uribe.  Con el slogan “Uribe presente, Santos presidente”, el libreto de los tres huevitos y el impulso que le dio Presidencia manipulando los programas sociales como Familias en Acción y el Sena a su favor, Santos fue elegido por nueve millones de votos con el discurso de la continuidad.

Luego, rápidamente comenzó a mostrar que no era solo Uribe sino que era él, más todos sus opositores. Asumió el discurso anticorrupción de Mockus, la bandera de las víctimas de la izquierda y los liberales y lo enmarcó todo dentro de su filosofía de la Tercera Vía. Siendo un tanto gaseosa, la Tercera Vía permitía armonizar todo, incluso temas que parecían excluyentes como el discurso ambiental y la foto con los mamos con la minería a gran escala; la mano dura contra la guerrilla con la llave de una negociación de paz; la nueva amistad con Chávez con una mejor relación con Estados Unidos. Así terminó su primer año sumando a los uribistas y a sus detractores.

Fue un logro impresionante si a eso se le suma que lo consiguió desmontando el populismo de Uribe, que había logrado convencer a muchos colombianos que el Estado era él. Sin embargo, Santos no ha logrado reemplazar ese populismo con un verdadero liderazgo institucional.

El liderazgo

Santos no ha logrado crear una nueva narrativa que reemplace a la de la Seguridad Democrática y que jalone al país hacia otro lado.

Quiso reemplazar el discurso de la seguridad que lo abarcaba todo durante la época de Uribe hacia el de la Prosperidad, pero no ha logrado todavía que la institucionalidad le responda. Porque muchas de las nuevas instituciones aún no han terminado de ser creadas o porque los tecnócratas que puso les da miedo tomar decisiones y empapelarse o porque simplemente durante los ocho años de Uribe una parte del Estado se desmontó o se pervirtió como el Incoder, la mayoría de los colombianos -como lo revela la última encuesta- aún no sienten los frutos de esa bonanza minera o de la reducción del desempleo o de la transformación del sistema de regalías.

Además, antes de haber logrado realmente solucionar del todo el tema de la seguridad, Santos introdujo el tema de la paz, lo cual fue interpretado como una señal de debilidad.

Santos no solo no está gobernando con las banderas con las que fue elegido sino que sigue insistiendo en hacerle creer a la gente que sí lo está haciendo. Santos es un liberal puro y Uribe un conservador de pura cepa. Ambos representan ideologías contrarias y excluyentes.

La mayor ambición del Presidente es lograr firmar la paz con la guerrilla -una aspiración loable- y tanto la ley de víctimas, como el marco para la paz apuntan en esa dirección. Pero como Santos sabe que la mayor parte del país es uribista le da pena hablar de frente de la paz y sigue manejando el lenguaje ambiguo de su famosa llave. Es más, de manera intermitente, trata de parecer más militarista que su antecesor. Hoy en la rendición de cuentas en Rionegro, apareció con un tanque de guerra, un helicóptero militar y varios soldados detrás, lo que a la postre en vez de hacerlo parecer más "duro" lo hicieron ver como que necesitaba una seguridad impresionante para estar allí.

Santos adoptó durante todo el primer año el discurso anticorrupción que le permitió presentarse como un presidente firme que le da duro a los corruptos (siempre es rentable políticamente darle duro a alguien). Pero la Reforma a la Justicia mostró que tras bambalinas era complaciente con crear un régimen de impunidad para los congresistas. O, que si creía la versión del Presidente de que aprobaron un texto conciliado sin leerlo, su equipo de tecnócratas no era tan pilo y tan cuidadosos como se vendía. Por cualquiera de los dos lados, ese episodio fracturó la confianza porque mostró una cara diferente del Presidente.

El otro episodio reciente que terminó de quebrar la confianza fue el del Cauca. Por un lado, ver al soldado alzado y echado por los indígenas reforzó la idea en algunos colombianos de que Santos no es un hombre firme como lo era el caudillo Uribe. Otros, sin embargo, elogiaron la templanza de los soldados que prefirieron ser maltratados a usar las armas contra civiles. Sin embargo, al día siguiente, el discurso del Gobierno apuntó a pedir a la Fiscalía que los judicializaran, a acusar a Piedad Córdoba, a decir que los indígenas estaban infiltrados por la guerrilla. Así, el Gobierno no logra ganar ni a los uribistas ni a los progresistas.

Por el lado del medio ambiente, ni hablar. Santos sigue manejando un discurso verde y posiciona a Colombia en el escenario internacional de Rio + 20 con un rol que nunca había jugado antes. Pero va el Presidente y el discurso que echa es sobre minería en el Amazonas.

Al final, lo que había hecho que la popularidad de Santos se disparara en el primer año y es que había logrado conovocar a los opuestos es lo que ahora lo ha hecho bajar. Al final, no es fácil ser una cosa y su contrario.

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Santos Calderón
Álvaro Uribe Vélez
Juan José Rendón
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2012-07-31 21:45

El articulo esta en lo cierto, el mayor problema de Santos esta en que quiera aceptarlo o no quienes lo eligieron en su mayoria fueron los uribistas, y pues si queria distanciarse de Uribe para regresar a su origen liberal,el sabia que el costo era perder el apoyo de este grupo que aun es bastante representativo (ya no mayoritario como antes) por el de uno que esta claramente venido a menos, en si quienes acompañan a Santos hoy en dia son los Liberales por que es su agenda la que se impone,los que aunque no lo quieren odian mas a Uribe(Vargas Lleras,CR y hasta progresistas), y los lagartos que siguen al que este en el poder sin importar quien sea(Verdes,conservadores y la U), y pues siendo asi la cosa, puede que tener a Roy,Benedetti y Lucho de aliados le sirva en el congreso pero a la hora de la popularidad y los votos(en los niveles requeridos para una eleccion presidencial) el aporte de estos es bastante limitado.

Mar, 2012-07-31 21:06

La mayoría de población en Colombia es conservadora y la iglesia es responasable de ello. Uribe es ultraconservador como lo es el procurador, desafortunadamente los colombianos de "bien" les creen, los otros que no concuerdan con sus tesis son tildados como "amigos" del no orden, insurgentes,por no decirlo terroristas. Santos defiende a su clase económica que es la élite y no los traicionará

Mar, 2012-07-31 14:54

Si Santos es liberal, Carlos Marx debe ser todo un capitalista de derecha....Santos es simplemente un animal político, oligarca puro, que trata de proteger sus propios intereses políticos y económicos....Ahora, el Sr. Uribe. Es increíble como los Colombianos de tendencia Liberal se olvidaron que Uribe usó al Partido Liberal como trampolín en el 2002, y una vez conseguida la presidencia, le dió una patada por el trasero a los liberales, terminando por identificarse con lo más radical, obtuso y rastrero del Partido Conservador. Laureano Gomez, comparado con Uribe, sería un paladín izquierdista....Alguien comentó que Colombia es un país godo que vota liberal. Qué triste verdad....Y Uribe está usando esa coyuntura que impide que la gran mayoría lo relacione con el sanguinario paramilitarismo y la gigantesca corrupción que identificaron sus dos gobiernos, el último de ellos ilegítimo por donde se le mire, pero en Colombia no hubo nadie que lo demandara en las Cortes.

Mar, 2012-07-31 15:12

Santos tiene dos enormes problemas que jamás podrá echar a un lado. Uno, que él es un oligarca elitista santafereño, antes que un liberal raso. Y así lo percibe la gente. No importa el tipo de ley de beneficio social que él promulgue, siempre queda la pregunta en el aire de a quien está beneficiando realmente, pues todos sabemos que él no dá puntadas sin dedal....El otro problema insoluble, es que Santos hizo parte de la misma corrupción y participó de las mismas violaciones y crímenes de los que se sindica al uribismo. Esto lo convierte en cómplice doble, tanto por comisión, como por omisión, y eso lo sabe Uribe, el cual estoy segurísimo le ha cantado en privado la cartilla a Santos, de que si él, -Uribe-, se hunde, Santos se hunde con él...En Colombia necesitamos darle una oportunidad a elementos totalmente ajenos a la oligarquía seudoliberal santista, y a la corrupción y violencia que esgrime el uribismo como bandera. Será que un partido de centro izquierda nos dá la sorpresa?

Mar, 2012-07-31 13:46

Santos no es un liberal.

http://www.elespectador.com/opinion/columna-363910-falta-de-respeto

http://www.elespectador.com/opinion/editorial/articulo-363582-se-viene-e...

¿Así actuaría un verdadero presidente con talante progresista? No lo sé... creo que sí, pero además, el intentar ocultarse cuando todos te ven nunca es buena iniciativa.

Un liberal tiene más fuerza que eso. Así que... como dice bien @preguntario, el trabajito es Tierradentro. :)

Mar, 2012-07-31 12:33

No enreden la cosa. Sin querer referirme a las inexactitudes del texto… me interesa plantear que el problema del presidente Santos no hay que buscarlo fuera de él mismo… es Santos. El problema de Uribe no hay que buscarlo en otros, es él mismo. Así como el problema de la población del país ni es Uribe ni es Santos.. . es ella misma. La única manera de solucionar tal nudo (que puede ser otra ficcion) es que todos se traicionen a sí mismos. Santos a su clase y a su manera de ser, Uribe a sus nexos y a sus ansias de poder y la población necesita traicionar su propia traición hacia sí misma que ha venido ejerciendo hace más de 60 años. Los indígenas nos han empezado a mostrar otro camino más ligado a la naturaleza… pero por ahora no parece potable, salvo para los teóricos académicos de uno y otro lado que no tocan la realidad ni se dejan tocar por ella.

Mar, 2012-07-31 11:17

Bueno, pero perdonen... que acá llamamos liberal al que reclama cosas tan básicas como, qué se yo, que los colombianos tengan derecho a la educación gratuita o a la buena jubilación.
Eso no es un liberal así pues GRAAAAAAAANDE. Ehm, no.

Culturalmente hemos estado acá desde Nuñez (puaj) agarrados al miedo y las enseñanzas de los grandes terratenientes conservadores de este país y por no digerir todos los procesos de violencia, hemos justificado nuestro aislacionismo a nivel internacional (pésima recepción de población inmigrante) y tampoco nos hemos atrevido a asumir el hecho de haber nacido acá. En Latinoamérica. Y eso implica una forma de visión fragmentada y timorata.

Entonces se suma eso y si nos dicen que hay alguien parecido a Tatá Uribe, bueno, muchos votan por él a discreción.

Pero Santos NO ES UN LIBERAL: *SANTOS ES UN POLÍTICO MÁS DISFRAZADO DE LIBERAL*.

Su actuación con la MANE, con los Nasa, con las investigaciones a las FFMM, et al... vamos gente.
Él no lo es.

Mar, 2012-07-31 11:25

Si Santos realmente pesara y viviera el presente -no el pasado glorioso que nos trae miserias-,
el Procurador Ordoñez no tendría tanta venia,
Baltasar Garzón podría venir acá a laburar tranquilo,
no habrían locomotoras virtuales sino desarrollos reales,
no se ocuparía por aparentar ser algo sino en revisar lo que está haciendo,
hubiera aceptado de frente sus errores y hubiera intentado apoyar a los personajes de Derechos Humanos (y Mónica Roa y varios más no estarían penando),
no usaría Acción Social para mendigar votos.

Tendría la dignidad de ser presidente de un país mestizo por desarrollar y tejer uniones en pleno siglo XXI.

Pero bueno... lo bueno de que Santos NO SEA TODO ESTO QUE SE REQUIERE, es que le está empezando a picar el gusanito de la curiosidad a una buena parte del país. Y que si eso se sigue plasmando en la vida diaria, quién sabe, tal vez tengamos un salto cuántico como sociedad en menos de lo que se espera.

Seguir aportando.

Y desoír a AnnatarSantos.

Mar, 2012-07-31 08:51

El TLC un gran logro? que acaba con la industria, el agro y las manufacturas sustituidas por una aplanadora minero-energética que arrasa con nuestro medio ambiente, que estas escribiendo?

Mar, 2012-07-31 07:37

Alvaro Gomez en algun momento dijo que el pais era un pais conservador que votaba ''liberal''.Y tenia gran razon.La mayor parte de la poblacion es tradicionalista y goda por una herencia sociologica de siglos.A eso se debio el enorme rechazo que genero el Plan de Estudios que promulgo el General Santander en 1826,a eso se debe la generalizada violencia intrafamiliar,a eso se debe la existencia de metodos feudales y medievales en buena parte del territorio.La colectividad partidaria que se autodenomia partido ''liberal'' es solo una fachada del segmento moderado de la godarria nacional.Ese partido se quedo sin liberales desde finales del siglo XIX y siempre estuvo infiltrado por retrogradas como Nunez.

Mar, 2012-07-31 08:53

adhiero, y eso que falto Hector Riveros y Simon Gaviria en su análisis.

Mar, 2012-07-31 07:23

Definitivamente Santos es EL GOL MAS GRANDE QUE LE METIÓ EL LIBERALISMO AL CONSERVATISMO Y eso tiene ardido a este país tradicionalmente conservador pero no se puede olvidar que Uribe nació del liberalismo antioqueño

Mar, 2012-07-31 07:11

Santos es un liberal puro? Jajaja muy bueno el chiste.

En cuanto al helicoptero,los soldados y el ''tanque''.

Santos estaba en una base aerea de Rio Negro desde donde opera buena parte de la aviacion del Ejercito.Que esperaban ver en la foto?

El supermegatanque de la parte posterior es un sencillo blindado de doce toneladas.
Nunca he sabido porque los periodistas que se supone deben estar informados para poder informar,se la pasan diciendo que el Ejercito tiene tanques.No tiene tanques y nunca ha tenido.

Mar, 2012-07-31 07:26

Thanatos:

¿Santos no es liberal? Su apunte es netamente sobre su conocimiento militar por lo que demuestra que o bien es policia o bien es militar, pero de politica poco, si hace parte del gobierno por lo menos deberia documentarse de la historia de JMS antes de lanzar ese tipo de juicios SIN ARGUMENTOS.

La Silla Vacia es un espacio para construir, para aportar, para debatir, apuntes sueltos, sin piso y argumentos estan para periodicos como ElTiempo.com, seguramente la audiencia de este regocijara con juicios vacios como el suyo, lo invito a que se documente sobre el electo presidente, y por el contrario utilice su conocimiento militar para aportar al foro en lugar de atacar.

Mar, 2012-07-31 07:44

Ud es quien debe escribir algo con contenido en lugar de instigar la censura a una opinion que no le agrado.

Mar, 2012-07-31 00:07

Me produce desconfianza la desinformación, la distorsión, los silencios y al mismo tiempo me da un profundo temor, mucho susto, pensar en las peores épocas del comunismo de la cortina de hierro cuando los gobiernos ocultaban, mentían y daban diagnósticos médicos al estilo Chávez. Lo digo por que nadie sabe o conoce el estado de salud del Vice, nadie sabe la verdad sobre la seguridad o no lo comunican, los seguidores y conocedores de las estadísticas del DANE aseguran que están manipuladas y mucho mas me preocupa el autismo del presidente y la gran mayoría de sus ministros. Me preocupa mucho la Ministra de educación que debe ser una excelente dirigente emresarial pero de educacion no tiene ni idea, el Ministro de defensa por que ignora el contenido por cuidar el continente, lacanciller algo deslenguada, la nueva ministra de justicia por fundamentalista y muchos otros por silenciosos por terror a los medios.

Lun, 2012-07-30 18:35

Los colombianos del siglo xxi no quieren palabras o promesas; han vivido en ellas toda la vida.
Quieren no envejecer sin habre resuelto sus necesidades fundamentales, que el estado no les oprima, que encuentre soluciones rápidas a sus conflictos, un senado probo que trabaje más y gane menos, erradicación de absurdos privilegios-
Uribe le mintió a Colombia pero la gente se sentía segura,
Perdonan la trampa y la mentira,si al menos ven resueltas algunas de sus necesidades vitales.No le interesa a este colombiano que hagan una unidad nacional o hablen de una importada tercera vía: quiere que le hablen de lo que padece en su realidad.

Mar, 2012-07-31 07:30

Concuerdo con su observación. Esta es la generación del "Si se quiere, se puede". Lo importante es que hoy por hoy tenemos herramientas (el internet) que nos permiten difundir la información como polvora y nos permite ejercer mayor control politico de acuerdo a la situación que este viviendo el país.

Lun, 2012-07-30 18:17

Santos o su equipo asesor no han encontrado la narrativa acorde con la idiosincracia colombiana como bien señala la Directora de la Silla por:
-A partir de la narrativa subliminal de JJ Rendón -aplicada de casi igual manera en los paises donde ha trabajado-, no tuvieron en cuenta ; A) La casi nula capacidad de abstracción del pueblo colombiano-igual sucedió con Mockus-, a quien el promedio de la gente en Colombia cree un payaso-
La mayoría de los votantes colombianos son de clase media.-Ahora más que creció-.
Esta gente no tiene espacios para interpretar los eufemismos,las locomotoras, los huevitos y mil tonterías más.Es este lenguaje distractor y perturbador de la verdadera realidad lo que impide que Santos sea escuchado y entendido por la gente.
Las suavecs maneras,casi que imperturbables de dirigirse a la audiencia por TV,una TV donde los noticieron abren con cortinas musicales estruendosas y quienes locutan casi que les falta chillar.-supuestamente esto es lo que le gusta a la masa

Lun, 2012-07-30 18:28

continua:
B.-El desconocimiento de las regiones en su cotidianidad profunda.Algunos nombramientos controvertidos: peñalosa,Alex Char ,acolitador de las vagabunderías de sus cuñados, las infinitas ansias de poder de Vargas lleras quien le restó protagonismo-parecía el presidente-,acolitador a su vez de las vagabunderías de su amigo Miguel Pinedo Vidal, mediocres como el de ambiente,educación, irrisorio minhacienda,la perfecta imágen urbana del mindefensa, un mincomercio que no hace nada por su tierra,conectado a su vez con las élites ladronas del erario de Santa Marta,un mintrabajo pasivo, missalud sin agallas,etc etc etc..
Cómo puede ser viable un equipo así?
Cómo pueden arranncar sus distractoras locomotoras sin buenos conductores?Agrego lo de la cumbre.A la gente no le gustó tanto derroche que ni siquiera los del G 20"= recurren a tanta pompa y artificio.Un país subdesarrollado lo menos que necesita es retórica: con educación,salud, trabajo, y una relativa paz, puede hacerse viable-.

Lun, 2012-07-30 18:07

Estoy convencido que santos tiene buenas intenciones con el país, pero esta muy mal asesorado, sus asesores parecen adorar otro líder posiblemente Uribe, por eso debe cambiar su equipo de asesores ya que han demostrado ser totalmente mediocres, no lo han advertido a tiempo de errores que a pagado con creces.

Mar, 2012-07-31 02:05

La ambigüedad, parecida al escepticismo es importante como método, pero en el ámbito del pensamiento. En tanto permite que a través de la reflexión las personas que no delegan su facultad de pensar lleguen a conclusiones certeras y aterrizadas. En política, particularmente en Colombia, los efectos de la ambigüedad son la confusión, la inseguridad. Y en un pueblo que no tiene cultura cívica, porque la política aquí en Colombia se hace montada sobre el clientelismo y la corrupción, las consecuencias son bastante distintas. Los colombianos somos más pasionales que racionales. Nos gustan las definiciones, las posiciones radicales y el enfrentamiento verbal, por no decir violento.

La gente aún no logra entender el proyecto de SANTOS. Le sigue gustando el de URIBE por lo radical y frentero de su principal artífice, importándole poco el tema de las chuzadas, la tolerancia, sino promoción del paramilitarismo, el populismo de extrema derecha, los falsos positivos, y el todo vale.

Añadir nuevo comentario