Menú principal

Martes Noviembre 24, 2020
Hace un mes y medio Santos inauguró el servicio de acueducto en un sector de Carmen de Bolívar. Este fin de semana regresó para el inicio del servicio en otros dos sectores del municipio, completando el 30 por ciento de hogares del pueblo. Foto cortesía de Presidencia.

El viernes pasado, el presidente Juan Manuel Santos viajó a El Carmen de Bolívar para por segunda vez en dos meses inaugurar un tramo del acueducto que los carmeros llevan esperando tres décadas.  Además, aprovechó para lanzarle una dura puya a Álvaro Uribe: en un acto que describió como de “realismo mágico” digno de Gabriel García Márquez, lo señaló de inaugurar un acueducto que nunca surtió agua a ningún carmero.

Pero detrás de la inauguración de Santos también hay una realidad un tilín “mágica”: no sólo por ahora el acueducto está conectado a menos de una tercera parte del pueblo -unos 3500 hogares- sino que la mayoría sólo recibe agua un par de horas al día o apenas dos veces a la semana. Es decir, todavía falta mucho trecho para que se pueda hablar de que "por fin Carmen de Bolívar tenga acceso a agua potable y agua de buena calidad, que era un sueño no de 50 años, de 200 años", según dijo en ese acto el Presidente.

La saga de un acueducto que nunca ve la luz
El clan político del ex senador Juan José García Romero y su esposa la senadora Piedad Zuccardi ha sido durante más de una década el dominante en El Carmen.
Santos acusó al gobierno de Uribe de "realismo mágico", aludiendo a la inauguración -por parte de Bernardo Moreno- de un acueducto, que resultó siendo una fuente de agua conectada a una casa privada. 
Debido al mal manejo administrativo de Acuecar, la gestión del proyecto del acueducto de El Carmen está desde 2008 en manos de la Gobernación de Bolívar y hoy de su gobernador Juan Carlos Gossaín. 

Aunque en marzo un estudio de la Defensoría del Pueblo advirtió que en dos de cada cinco municipios la cobertura del acueducto no alcanza el 30 por ciento y que en la mitad de ellos sucede lo mismo con el alcantarillado, el de El Carmen se ha vuelto una leyenda.

En 30 años ha habido por lo menos cinco intentos -e incontables giros de recursos- para construirlo, como lo documentó una crónica de Semana hace cinco años. Todos han sido en vano. En los años cincuenta, fracasó el llamado Acueducto de la Montaña, que nacía en una finca de Juan García Taboada, patriarca del clan de los García Romero que ha manejado a su antojo la política del Carmen y de buena parte de Sucre y Bolívar.

Luego sucedió lo mismo en los ochenta con el Acueducto de la Ley Turca, que impulsó el ex congresista y ex Contralor David Turbay Turbay. Y en los noventas con uno que impulsó el narcotraficante Micky Ramírez, cuyos recursos también desaparecieron.

La historia del “cuarto” acueducto se remonta a 2003, cuando Bernardo Moreno -quien comenzó como presidente de la Financiera de Inversión Territorial (Findeter) y luego se convirtió en su secretario general de la Presidencia de Álvaro Uribe- llegó para inaugurar una obra que no resultó siendo sino un grifo conectado a una de las casas que venden agua en el pueblo.

En esa ocasión lo acompañaron los ex senadores William Montes y Vicente Blel y el ex representante José María Imbett, quienes habían gestionado el proyecto desde el gobierno de Andrés Pastrana. Y también estaban Juan José García Romero y Piedad Zuccardi. Todos están condenados o investigados por parapolítica salvo García Romero, que lo está por peculado por apropiación.

Tanta es la desconfianza de los carmeros con el tema del agua que, cuando Santos visitó el pueblo en junio para hacer la primera entrega parcial, lo recibieron con rechiflas e insultos. Ahora, a la segunda visita presidencial, están más contentos, aunque el servicio del agua no sea aún completo.

“En mi casa llega dos veces a la semana. Hay sectores donde llega ocho o diez días seguidos y otros donde llega algunas horas todos los días. El chorro es delgadito, pero podemos abastecernos y esto para nosotros ya es una ganancia”, le contó a La Silla una carmera que vive en el barrio Montecarmelo, ubicado en uno de los tres sectores donde se han instalado los micromedidores del agua.

Los recursos enredados del acueducto
Durante el segundo gobierno de Álvaro Uribe, se giraron al menos 23 mil millones de pesos para el acueducto en El Carmen, un proyecto que estuvo a cargo de la viceministra de Agua Leyla Rojas.
Los señalamientos del presidente Santos contra Uribe por haber hecho "realismo mágico" con el acueducto han generado mucha molestia en el uribismo.

Lo que Santos no contó -y que ha generado molestia en el Centro Democrático- es que parte de los recursos del acueducto fueron girados durante el segundo gobierno de Uribe. En efecto, como señala en un comunicado la Superintendencia de Servicios Públicos, el proyecto comenzó con 9 mil millones de pesos que giró el Ministerio de Ambiente y Vivienda en 2006, cuando la viceministra encargada del tema era Leyla Rojas.

A esa plata se le añadieron 14 mil millones que la Superservicios gestionó con el Fondo Nacional de Regalías, también durante el gobierno de Uribe. La Superservicios misma confirmó que con esos recursos se construyeron las redes de distribución del acueducto y un par de pozos que faltaban, pero dos carmeros le contaron a La Silla que nadie sabe por qué sólo hasta ahora se ven los resultados de esas obras.

Todos coinciden en que ha sido un problema de despilfarro. “Acá se han robado la plata del acueducto los gobiernos que uno quiera. Siempre se hacía el anuncio, se hacían los planes, se comenzaban los contratos y cuando te dabas cuenta se la habían comido entera”, cuenta un carmero que prefiere no revelar su nombre por miedo a represalias.

Aunque las cifras de los desfalcos no son claras, los hechos parecen darles la razón. En 2008 la Superservicios intervino a Acuecar -la empresa privada que gestionaba el servicio- por su mal manejo administrativo.

Un año después, el alcalde Galo Torres acusó a los esposos García Zuccardi de haberlo citado para proponerle prorrogar el contrato del proyecto a cambio de 150 millones de pesos, un hecho que no ha sido comprobado. Los tres protagonistas de la pelea fueron citados por el presidente Uribe en Cartagena, pero -según contó Semana- no hubo ninguna solución y al final buena parte de los recursos se perdieron.

La administración pública de El Carmen ha sido caótica. Por ejemplo, en 2009 el ex alcalde Amer Bayuelo, de la cuerda política de los García Romero, fue inhabilitado por 20 años por el mal uso de una mercancía de la Dian que se iba a destinar a los carmeros más pobres y que terminó vendida en otras ciudades. Y luego en 2010, la Superservicios descertificó a El Carmen, con lo que la gestión del proyecto del acueducto pasó a manos de la Gobernación.

Las obras agarraron ritmo después de que el ex ministro de Vivienda Germán Vargas Lleras y el gobernador de Bolívar firmaran un contrato de 34 mil millones de pesos para terminarlo. El 23 de junio Santos inauguró el primer sector con agua, aprovechando que iba a una marcha de víctimas en los Montes de María. Ahora, con la del viernes pasado, ya son tres los sectores que reciben algo de agua.

Pero todavía quedan dos terceras partes de los carmeros sin acueducto y un largo trecho para cumplirles la promesa que les han burlado durante 30 años con inauguraciones casi salidas de una novela de Gabo.

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Santos Calderón
Álvaro Uribe Vélez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2013-08-13 11:59

:)
¿No es la realidad bella?
Sí, sí. En el Uribato se giraron los recursos. Y se los comieron todos o casi todos. Además esa lista de nombres parece una fotosesión para JET SET. 
Como hablábamos en días pasados... la gente no es consciente del descalabro económico que nos dejó AUV&Co y quieren que este presidente (dentro de su propia megalomanía y enorme codicia) arregle todo con lo que quedó de esa olla. Y dado que Santos ni con el pétalo de una rosa aprieta las clavijas de evasión de impuestos a grandes empresas -antes, les legaliza torcidos (ver: Urrutia)-, pues, no hay recursos  para corromper a los políticos (perdón, ¡engrasar las relaciones con ellos!) Y hacer las obras de infraestructura necesarias. La bolsa no es tan grande.

@Didundi: ¿Los nietos? Yo diría que las mariposas mutantes pos WWWIII. Bisbisnietos sería ser hasta muy optimista. :P

Mar, 2013-08-13 10:26

Al respecto de los últimos fondos y el "empujón" dado al Acueducto tras la intervención de la Superintedencia... todavía hay mucho rabo de paja. Como el hecho de varios de los contratistas que se ganaron la licitación para los proyectos de la construcción del acueducto, eran los mismos dueños de una empresa con distinto nombre, encargado de hacer la evaluación interventora. Se evaluaban entre ellos mismos. Ah, pero lo mejor de esto: quién está entre los dueños de ambas empresas: mmm... adivina adivinador: Juan José García. Por eso el comentario de DIDUNDI no es desacertado!

Lun, 2013-08-12 23:22

Didundi, eres malvado desde el inicio hasta el final, que vaina con vos omee, jejeje

Lun, 2013-08-12 22:35

Yo le habría puesto este titular: El cartel parapolítico del acueducto carmero.

Vea ese relato de una carmera de montecarmelo a LSV es de verdad triste, pero termina uno riéndose a carcajadas de la forma tan sincera y conformista que lo hace la mujer, al mismo tiempo da grima la degradación del ser humano, por un derecho que se siguen robando.

LSV es clara al decir que la gestión de 23 mil millones mal contados los puso Furibe, pero que los mismos funcionarios de la época y del mismo “clan furibe” como son los García romero y Sucardi asociados, manipularon a su antojo;las investigaciones personalizadas de Furibe no dieron resultados, ”dejando todo así”. Por qué?
Una regla de tres simple nos saca de dudas: si en 30 años hicieron 1/3, entonces,….mmmmmm?,.. faltan como 60 años para ver el resto?.
Quienes lo verán no serán ni siquiera los hijos ,sino los nietos, y eso yéndoles bien.

Añadir nuevo comentario