Menú principal

Martes Diciembre 10, 2019
Este impuesto a dividendos grava a los más pudientes. El argumento de los gremios, sin embargo, es que esto puede afectar la inversión.

En abril, cuando Juan Manuel Santos habló por primera vez de la reforma tributaria que iba a presentar dijo que “los estratos altos, sobre todo los que deberían pagar impuestos y no están pagando, van a chillar”. Fue una alocución polémica y a la que se le otorgó en general poca credibilidad. Sin embargo, si su Gobierno es capaz de incomodar a los más poderosos de Colombia y finalmente se compromete a apoyar la iniciativa parlamentaria de crear un impuesto a los dividendos, Santos haría realidad su objetivo de hacer un sistema tributario más equitativo.

La proposición fue impulsada por el conservador Juan Mario Laserna y por Carlos Baena, del Mira, en el Senado y por los representantes Jaime Rodríguez, de la U, y el conservador Buenaventura León en la Cámara. Y básicamente apunta a que los inversionistas paguen el 5 por ciento de impuesto sobre los dividendos cuando estos superen los 200 millones de pesos.

Los cálculos de estudios económicos de la Dian calculan que apróximadamente podrían entrarle al fisco medio billón de pesos adicionales al año por concepto de este impuesto. Es decir, el equivalente a lo que costaría tener jardines infantiles de lujo para todos los niños de estrato uno de las grandes ciudades.

La mayoría de técnicos de Hacienda y Planeación están a favor de este impuesto, que estaba planteado desde la reforma tributaria pensada inicialmente por Juan Carlos Echeverry. Y la razón principal es que las grandes fortunas del país son de inversionistas que reciben dividendos. 

Juan Carlos Echeverry había metido en el impuesto a los dividendos en la reforma tributaria que preparó antes de irse del Ministerio de Hacienda, lo que refleja que por lo menos la intención del Gobierno de meter este impuesto. Foto: Juan Pablo Pino
Juan Mario Laserna y Carlos Baena son los dos senadores que se han dado la pela de meter esta proposición en la reforma tributaria. Fotos: La Silla Vacía
Rafael Mejía, el presidente del Consejo Gremial, mandó una carta al Congreso explicando por qué están en desacuerdo con este impuesto. Foto: Juan Pablo Pino

Hay dos tipos de ingresos: los que se destinan para generar empleo y los que que se destinan al consumo. Obviamente, los que se destinan a generar empleo son socialmente más valiosos y por eso, el Gobierno está tratando de desgravar la nómina. La idea es que esa plata que ahorran porque les cuesta menos la nómina (el 13,6 %) la reinviertan en la empresa contratando más gente o desarrollando tecnología. Pero si la sacan para destinarla a consumo, normalmente de lujo, que paguen más impuestos en dividendos.

Este impuesto está dirigido a los más ricos, y afectará entre 15 mil y 30 mil personas máximo. Ya que los miles de colombianos que tienen acciones de Ecopetrol o de Isa, por ejemplo, no alcanzan a ganar 200 millones de dividendos al año, con lo cual estarían exentos de este impuesto.

El lobby en contra

Aunque no son muchos los afectados, sí son los más poderosos y su poder de lobby es inmenso. De hecho, este fin de semana muchos de ellos no se quedaron quietos y su presión frente al gobierno ha sido inmensa. A esto se le suma que varios de ellos también son los dueños de los grandes medios, con lo cual el costo político para los defensores de esta iniciativa en el Congreso será grande.

De hecho, varios de estos medios le han dado un despliegue gigantesco a la posición del Consejo Gremial, de la Andi y de Asobolsa y menos a los potenciales beneficios de este impuesto.

"Afectar los dividendos significa una doble imposición en la medida en que estarían gravándose las utilidades tanto en cabeza de la sociedad como de los accionistas o socios", dice la carta que envió el Consejo Gremial a los congresistas manifestando su rechazo a la iniciativa. "Gravar los dividendos podría aumentar la carga sobre la renta, aumentaría una cifra mayor al 3 por ciento más las utilidades, llegando hasta el 37 por ciento, lo cual significa que Colombia tendría cargas tributarias por encima de las legislaciones comparadas, lo que desestimaría la inversión, que es la base del crecimiento, los mayores ingresos fiscales y el empleo”.

Este argumento de la doble tributación es uno de los argumentos más fuertes en contra de este impuesto. Dice que si una empresa paga impuestos sobre las utilidades y luego de que estas se reparten a los accionistas, estos también tienen que pagar impuestos, en la práctica es como si pagaran impuestos sobre lo mismo dos veces.

El otro argumento es que esto desincentiva la inversión, máxime cuando en otros países de la región no tienen que pagar impuestos sobre los dividendos. La mayoría de los que los cobran son países más desarrollados que Colombia (ver cuadro abajo).

Sobre el primer punto, en varios trabajos académicos como los de Alfredo Lewin, experto abogado tributarista, se ha disputado esta teoría de la doble tributación porque las sociedades son una persona jurídica diferente a sus accionistas.  “Lo que importa es el efecto sumado, por ejemplo, si la empresa paga el 10 y los accionistas el 20”, explica Lewin, quien defiende en sus textos, además, que este tipo de impuestos van en la dirección correcta, de ser progresivos, pues los que más ganan más pagan.

Lewin destaca que, por ejemplo, en Alemania, donde el debate sobre los impuestos a los dividendos fue muy intenso, llegaron a un punto intermedio de gravar solo la mitad de los dividendos.

Leonardo Villar, el director de Fedesarrollo y ex codirector del Banco de la República, propone un esquema como el de Chile, que consiste en que los dividendos pagan impuestos, pero la persona que recibe dividendos puede deducir el monto de impuestos que haya pagado la empresa sobre sus utilidades.  "De esa manera no se generaría doble tributación, pero sí se lograría que las personas naturales y en especial las de altos ingresos contribuyeran en un mayor grado a equilibrar las cargas tributarias", dice Villar.

Frente al desincentivo a la inversión extranjera, un técnico del Ministerio de Hacienda explicó a La Silla que un impuesto así no tendría por qué afectar necesariamente la inversión extranjera porque para el inversionista foráneo lo importante es el manejo global de sus impuestos y todo lo que paguen en Colombia lo pueden descontar de lo que tengan que pagar en sus países. “A ellos lo que les importa realmente es lo atractivo del mercado, los trámites, la seguridad jurídica”, explicó, sin dar el nombre puesto que no es el vocero oficial de la entidad y el Gobierno aún no ha acogido la proposición.

Los siguientes países tienen este impuesto a los dividendos:

PAÍS PORCENTAJE PAÍS PORCENTAJE

Alemania

25 por ciento

Italia

20 por ciento

Australia

15 por ciento (con excepciones)

Japón

20 por ciento

Austria

25 por ciento

Países Bajos

15 por ciento

Bélgica

25 por ciento con excepciones

Polonia

19 por ciento

Bulgaria

5 por ciento

Reino Unido

36.1 por ciento (mayores contribuyentes)

Estados Unidos

15 por ciento (mayores contribuyentes)

Rumania

16 por ciento

Finlandia

21 a 22 por ciento

Sudáfrica

15 por ciento

Irlanda

20 por ciento

Turquía

15 por ciento

Israel

25 por ciento    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es cierto que para cierto tipo de proyectos que requieren un retorno rápido y flujo de caja este tipo de impuestos sí puede ser un desincentivo. Pero como lo ha demostrado Laura Tyson, la asesora de Obama que le está recomendando subir los impuestos a los más ricos en Estados Unidos, ha demostrado que las multinacionales más poderosas no tributan en ningún lado y que por lo tanto toca reequilibrar las fuerzas entre el capital y el trabajo.

El otro argumento en contra de este dividendo es que desincentiva el mercado de capitales.

"Estamos siendo muy celosos de que no se vaya a cobrar utilidades sobre dividendos, porque la cascada tributaria la quitó hace muchos años el presidente César Gaviria y ha sido un éxito. Estamos vigilantes de que no vaya a suceder, porque es un retroceso”, dijo Jaime Humberto López, presidente de la Asociación de Comisionistas de Bolsa de Colombia (Asobolsa).

Desde 1986, Colombia ha intentado fortalecer el mercado de capitales como un mecanismo esencial para financiar grandes proyectos y desde entonces, ha creado todo tipo de beneficios tributarios. Aún así, el caso de Interbolsa muestra que este mercado sigue siendo muy precario. De hecho, grandes transacciones de empresas se han realizado en los últimos años sin pagar prácticamente un peso de impuestos como la de Bavaria a SabMiller o como la de Promigas.

Más allá de las razones técnicas para abogar a favor de este impuesto, lo que definirá si este artículo se queda en la reforma o no será el pulso político del Gobierno y los lobbistas de los grandes gremios. Esta será una decisión que mostrará como pocas qué tanto Santos está dispuesto a darse la pela para defender el espíritu liberal y progresista que pregona en los micrófonos.

Perfiles relacionados: 
Juan Carlos Echeverry Garzón
Juan Manuel Santos Calderón
Juan Mario Laserna Jaramillo
Juan Ricardo Ortega
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Mar, 2012-12-18 19:04

El efecto al menos en el corto plazo es todo lo contrario: AUMENTA LA INVERSIÓN, al incentivar la reinversión de utilidades de las empresas. Más que doble tributación es tributación en dos etapas: Chile por ejemplo grava poco las utilidades (15%) pero bastante los dividendos, esto hace que el impuesto efectivo sea similar, pero con mejores incentivos y más progresividad. La contraparte foránea es el impuesto a las remesas ¿está también en la propuesta?
Juanita: la tabla está incompleta pues le falta el impuesto a utilidades para ser comparable.

Mar, 2012-12-18 17:29

Excelente mecanismo de redistribución de ingresos por un factor adicional. Las Mipymes en general no tienden a repartir utilidades. Sus accionistas suelen ser también administradores, quienes viven del contrato laboral suscrito con la sociedad, pero el ejercicio social como tal deja muy pocas utilidades, si es que no va a pérdida. En cambio las grandes compañias y filiales de internacionales sí suelen repartir utilidades, entre otras cosas, para capitalizar casa matriz, etc.
Preocupa más la facilidad de maquillar balances para reducir las utilidades (base gravable) y así el monto a pagar. Parece ser un buen impuesto en el papel, pero en la práctica, quedan dudas.

Mar, 2012-12-18 19:06

Se trata de hacer 'chillar' a los ricos sin expulsarlos o ahogarlos.

Mar, 2012-12-18 15:23

Doble tributación?. La discusión no es si se gravan o no; la empresa paga impuestos y porque el accionista debe volver a pagar?. No estoy de acuerdo.

Mar, 2012-12-18 10:33

Se quejan porque les van a cobrar impuestos sobre un dinero por el que no han hecho nada, absolutamente nada. Por sacarse las motas del ombligo mientras una empresa produce utilidades. Y cuente con que, para poder tener dividendos de doscientos millones de pesos, el capital invertido es de unos cuantos miles de millones. Y se quejan porque de todo eso le van a cobrar diez millones... Cuando yo voy a comprar un paquete de papas me cobran el 16 porciento de IVA....

Mar, 2012-12-18 12:08

Sebastián, yo creo que tampoco se puede decir que no han hecho nada. Para lograr invertir ese dinero pues antes has tenido que trabajar duro para lograrlo. Uno puede tener reparos con Sarmiento o con Ardila Lulle, pero decir que no han trabajado sí creo que es injusto. Otra cosa es que pueda contribuir a la equidad que paguen más impuestos sobre esos dividendos.

Mar, 2012-12-18 23:36

¿sabe señora cómo el capitalismo construye la riqueza? Es un sistema que ha perfeccionado la explotación humana de maneras inimaginables y a la vez sutiles. Si entendiera señora un poco más el concepto de plusvalía no sostendría tan fácil que han trabajado duro por sus fortunas. Estos grande empresarios construyen sus riquezas por medio de la explotación de un gran contingente de seres humanos que a penas ven retribuido su esfuerzo, también gracias y a la especulación, las tretas y los engaños propios de los mercados financieros. Mediocres conceptos con los que usted construye una opinión de la realidad, entienda primero como funciona la sociedad para criticarla, comprenda los aparatos bajo los que se construye la dominación y la explotación para ahí sí poder hablar de desigualdad, porque los problemas que afronta el país no son un problema de ética laboral y de responsabilidad empresarial que deben corregirse, sino resultado de un proceso histórico que hay que entender para modificar

Mié, 2012-12-19 19:33

Como siempre, alguien medio lee el manifiesto comunista y cree que los demás somos imbéciles.

Lun, 2012-12-17 21:26

Si los multimillonarios tienen grandes medios de comunicación los demás tenemos twitter, facebook, e-mail, mensajes de texto, voz a voz, papelitos etc. este impuesto afecta a los mas ricos, por ejemplo para recibir 200 millones en dividendos de ecopetro es necesario imvertir más 28 mil millones, y sobre este valor se pagaría 10 millones y se reciben 190. es un impuesto bajo y razonable que deberiamos apoyar decididamente.

Lun, 2012-12-17 17:29

Juanita, los cacaos y la mayoria de los dueños del país se idean todas las formas para evadir sus obligaciones tributarias. Mire Usted lo que estan haciendo en la Orinoquia; buscan que personas ajenas a ellos compren la tierra o las mejoras o la posesión; suman muchas UAF y segun ellos se transforman en Empleados de los dueños de esos predios. La jugada es que ellos cultivan esas tierras, comercializan las cosechas y reparten las ganancias que no es mas que pagar el arriendo de las tierras. quienes responden por los impactos de los cultivos? quienes tienen que responder en muchos caso por la restitución de tierras arrebatada a colonos o la nación? quienes pagan los impuestos? tengan por seguro que no son el grupo Santomingo ni Sarmiento ni Manuelita ni Uribe. quienes se ganan los beneficios de credito, de Agroingreso, de descuentos tributarios y los premios a los empresarios emprendedores? LOS CACAOS! Alguna Institución vigila este tipo de actividad? de pronto es LICITA!!!

Lun, 2012-12-17 16:04

Era justo que por fin algún medio empezara a dar en el clavo. Y es justo que sean mucho más precisos: la reforma le quita un impuesto a los empresarios grandes y tapa el hueco con un impuesto a los asalariados de clase media-alta que NO son los ricos, pero sí son los que no tienen ningún lobby. Ni siquiera es toda la calse media-alta pues no incluye a todos los profesionales independientes. Mientras tanto, los ricos de verdad no pagan impuestos: tan sólo les basta transferir su propiedad a una empresa en Panamá y listo. Ni siquiera pagan por su salud, porque cotizan con respecto a un salario mínimo y luego le añaden la prepagada más cara, con lo que terminamos todos los colombianos hasta subsidiándoles sus visitas al médico. Y si se van a vivir a una mansión en un predio rural tampoco pagan predial.

Mar, 2012-12-18 19:11

Tiene razón, todos esos son temas pendientes para otra reforma, ¡y eso que critican a esta por tratar muchos temas!

Lun, 2012-12-17 15:48

Lo dicho, los entuertos que dejó el enano pendejo de Uribe son tremendos...

Mar, 2012-12-18 19:17

Pues yo sí creo que tiene razón. En 2006 Uribe desmontó los impuestos complementarios a las remesas, que son como de los dividendos pero de las transnacionales y los que tienen su riqueza en Panamá. Este es un regalo bobo, pues en muchos casos ni siquiera beneficia a las empresas, pues estos lo descuentan en sus impuestos de la matriz, por lo que termina en manos de las tesorerías de USA, UK, GER, etc.

Lun, 2012-12-17 16:03

Creo que esta sí no se la puedes atribuir a Uribe. Nunca se han gravado los dividendos en Colombia.

Lun, 2012-12-17 16:12

Sí, la asiste la razón estimada juana, pero la confianza inversionista de Uribe tiene como esencia este beneficio a los ricos, que si bien existía desde antes, Uribe lo potenció con los sendos regalos al quitar horas extras, dominicales, dar zonas francas... es decir, dejó un enredo peor del que estaba, más de los que dejó cuando "gobernó" durante 8 años...

Lun, 2012-12-17 16:08

...pero lo que sí hizo Uribe fue quitarles impuestos a las empresas (via por ejemplo zonas francas a través de las cuales pueden licuar sus ganancias) con lo que un empresario grande terminaba pagando casi nada de impuestos.

Lun, 2012-12-17 21:18

Tengan en cuenta que las empresas son las que estan produciendo bienes y servicios, generando empleo y en general moviendo la economia. las empresas son diferentes de los accionistas que son quienes reciben las utilidades, en este sentido es bueno que las empresas tributen menos y sus accionistas mas.

Lun, 2012-12-17 16:31

Esos incentivos y exenciones sí son un hecho, y varios de ellos buscan desmontarse con esta reforma.

Añadir nuevo comentario