Menú principal

Domingo Julio 12, 2020

 

 


El senador del Polo Jorge Enrique Robledo (arriba) ha denunciado ante los medios a Saludcoop, una cooperativa dirigida desde 1994 por Carlos Gustavo Palacino (medio), y sus denuncias están siendo evaluadas actualmente por el  Ministro de Protección Social, Mauricio Santamaría (abajo)

A raíz de las denuncias del senador del Polo Jorge Enrique Robledo sobre la presunta sobrefacturación de medicamentos por parte de las EPS Saludcoop, Cafesalud y Cruz Blanca, el Ministro de Protección Social, Mauricio Santamaríadijo que había sido el Ministerio el que había detectado las inconsistencias de la información enviada por algunas EPS y que había establecido “las respectivas denuncias” a los organismos de control para que desarrollaran las investigaciones correspondientes. Lo cierto es que hasta ahora nadie está investigando la facturación de medicamentos por parte de SaludCoop.

La denuncia de Robledo, basada en un estudio realizado por el CID de la Universidad Nacional es que, mientras las EPS gastaron en promedio en medicamentos $36.324 por afiliado en 2009, las tres EPS del Grupo SaludCoop, se gastaron $207.790 pesos por afiliado, es decir 5.7 veces más. En total, habrían sobrefacturado $825.760 millones.

Y el sobreprecio, según el estudio, no correspondería al pago de medicamentos especiales sino a los más comunes y corrientes que forman parte del Plan Obligatorio en Salud (POS). Por ejemplo, el Acetaminofén pagado por estas EPS es un 87 por ciento más caro que el precio pagado por las demás en promedio; la Lovastina un 246 por ciento y el Omeprazol, un 135 por ciento.

El estudio de la Universidad Nacional citado por Robledo también revela que el gasto per cápita en medicamentos supera el 40 por ciento del gasto por afiliado en las tres EPS señaladas, mientras que el gasto per cápita en medicamentos para todas las EPS, incluidas las tres citadas, es del 19 por ciento del gasto total. Y 15 de las 21 EPS muestran un porcentaje inferior o igual al 15 por ciento.

El Estado le reconoce a las EPS una plata por prestar el servicio de aseguramiento en salud a los colombianos. Esa prima, que oscila alrededor de los 500 mil pesos por afiliado, es lo que se conoce como la Unidad de Pago Por Capitación (UPC). Esa prima es un pago fijo que se da por igual a todas las EPS por cada afiliado que demuestren y que reconoce los costos que acarrea la puesta en ejecución del POS.

Cada año, las EPS suelen quejarse de que esa UPC es muy baja y le piden al Gobierno que la actualice según los costos en los que incurrieron en el período anterior.

Tradicionalmente el Ministerio fijaba la UPC, pero desde 2007, la Comisión de Regulación en Salud (CRES) es la encargada de definir si la prima que el Ministerio le reconoce a las EPS es suficiente. Esta Comisión está conformada por el Ministro de Protección Social, que la dirige, el Ministro de Hacienda y una Unidad Administrativa Especial, que es autónoma, y que está integrada por cinco comisionados expertos que salen de ternas presentadas por grupos con interés en el sector salud, como los médicos, la industria farmacéutica, etc.

Esta Unidad Administrativa Especial fue la que contrató el estudio con la Universidad Nacional para que, con base en los mismos datos suministrados por las EPS, le diera insumos para determinar los costos reales de las EPS y así calcular la nueva UPC, que por ley tiene que decidirse antes del 31 de diciembre de cada año.

El 15 de diciembre, la Unidad Administrativa Especial hizo una presentación preliminar del estudio de la Universidad Nacional, que el Ministerio de Protección Social rechazó. No estuvo de acuerdo con la metodología y finalmente todos los comisionados de la CRES decidieron utilizar el estudio del Ministerio de Protección Social y no el del CID.

Pero al final, la conclusión del estudio del Ministerio no es muy diferente de la de la Universidad Nacional: los datos aportados por las EPS tenían inconsistencias y no les permitían calcular cuál incremento en la UPC recomendar.

Desde hace seis años, el Ministerio le pide a las EPS información detallada sobre sus afiliados y sobre cada uno de sus gastos, que están codificados. Los rayos X tienen un código, cada medicamento del POS otro, las cirugías otro, etc. Esta base de datos les permite validar la información con varios filtros. Y esta vez lo que encontraron era grave: de 26 EPS del régimen contributivo, solo la mitad pasaron lo que en el Ministerio llaman las “mallas validadoras” que son esos filtros que permiten concluir que la información es consistente (por ejemplo, que no le practicaron una cesárea a un hombre o que unos rayos X cuestan 100 millones). Y de las del régimen subsidiado solo 4 de 46 EPS pasaron los filtros. Es decir, que el problema de facturación es un mal endémico del sector.

También vieron que los gastos en medicamentos tenían un “salto extraño”. Según lo reporta la carta que le envió la viceministra Beatriz Londoño al Superintendente de Salud, el gasto en medicamentos presenta un incremento del 166 por ciento, equivalente a un billón de pesos, entre el 2008 y el 2009. Y este “salto” se registra es en las tres EPS del grupo Saludcoop.

Dadas las inconsistencias en los reportes de las EPS, el 29 de diciembre la CRES decidió definir un aumento provisional de la UPC para el 2011 hasta obtener información más confiable para tomar las decisiones.

El Ministerio le pidió a las EPS que registraban esos saltos una explicación al respecto y les dio plazo hasta febrero para presentarla, plazo que se amplió hasta hoy.

La 'investigación'

Aunque en su carta de respuesta a Robledo, Santamaría le dice que “estableció las respectivas denuncias con los soportes pertinentes de manera oportuna, allegando toda la información de soporte que les permita a los organismos de control desarrollar las investigaciones correspondientes”, lo cierto es que la comunicación que le envía la Viceministra Beatriz Londoño, a la Supersalud, la Supersociedades y la Contraloría es más un reporte que una verdadera denuncia.

El ‘soporte’ que ofrece a estas entidades para que investiguen, en lo que tiene que ver con las EPS del Grupo Saludcoop, son solo tres gráficas con el valor total de los servicios reportados por ellas para 2008 y 2009, en las que se ve un aumento desproporcionado entre un año y otro.

Pero la carta a estos organismos de control no ofrece ningún detalle como el aportado por el estudio de la Universidad Nacional sobre las inconsistencias puntuales en medicamentos, y ni siquiera muestra la evolución concreta para estas EPS en sus gastos en medicamentos.

“En la comunicación de Beatriz Londoño, la Viceministra no realiza precisión sobre elementos de esa información. No tenemos información en detalle”, dijo a la Silla Vacía Claudia Constanza Rivero Betancur, la Superintendente Delegada para la Generación y Gestión de los Recursos Económicos para la Salud de la Superintendencia de Salud. “Sólo unas gráficas que se relacionan más con la prestación del servicio sin ningún detalle. No se puede entrar a analizar con eso el comportamiento de las EPS”.

Rivero explicó que a partir de hoy, cuando se vence el plazo entregado por el Ministerio a las EPS para que hagan las correcciones, “si persiste el tema, haremos las aclaraciones”.

El Vicepresidente Científico de SaludCoop, Alberto Castro, reconoció en un comunicado que en la información que remitieron las EPS del grupo al Ministerio había “un costo equivocadamente elevado para los medicamentos pero también había costos equivocadamente bajos para otros servicios como hospitalización, servicios ambulatorios y urgencias”.

Dijo que esto se debió a “una inconsistencia técnica” porque la base de datos que ellos manejan es diferente a la del Ministerio y que luego de que el Ministerio les pidió que revisaran la información “redujimos los precios de los medicamentos, pero incrementamos los valores de otras atenciones que estaban por debajo del precio normal”.

Finalizó diciendo que estas inconsistencias no afectaban los costos totales y que el costo total del POS en SaludCoop está por debajo del costo promedio de todas las EPS que existen en el país. Es de 477.488 pesos mientras que el gasto promedio de las EPS en el régimen contributivo es de 484.853 pesos al año.

¿Qué significa?

Expertos en el tema consultados por La Silla Vacía dijeron que este tipo de errores se pueden dar en las bases de datos.

Pero es preocupante que en una carta que le envió esta semana la Federación Médica Colombiana a la Supersalud sobre sobrecostos encontrados en los recobros al Fosyga del medicamento Rituximab entre 2007 y 2009, las tres EPS del Grupo SaludCoop aparecen nuevamente mencionadas.

“Solo el grupo "EPS013 + EPS03 + EPS23" (que corresponden a SaludCoop, Cruz Blanca y Cafesalud) se benefició con más de 15.000 millones (en sobrecostos de recobros de Rituximab)", dice la denuncia de la Federación Médica.

Si finalmente se hacen las investigaciones y se descubre que las tres EPS del Grupo SaludCoop no cometieron un error de digitación, sino que en realidad hay una sobrefacturación en los medicamentos, ¿qué significaría eso?

No significaría necesariamente que haya habido un detrimento patrimonial para los colombianos en el sentido que el Ministerio de Protección Social les haya girado plata que no gastaron. La UPC es un pago fijo que se le da a todas las EPS por afiliado independientemente de si se gastaron esa plata o no. Y en ese sentido, si pagaron más por medicamentos, eso afectaría los balances de estas EPS y no la definición de la UPC, sobre todo porque el Ministerio ya detectó las inconsistencias.

Lo que indicaría es que las EPS del Grupo SaludCoop son pésimas compradoras de medicamentos. Y es extraño que tengan tan poca capacidad de negociación puesto que  SaludCoop es la EPS más grande del país: tiene el 23 por ciento de la población afiliada, en enero del año pasado ocupaba el número 18 en el ránking de las mayores empresas del país y, como es una cooperativa, están asociadas allí 23 empresas de salud.

Desde que se fundó, no ha parado de crecer: actualmente cuenta con 36 clínicas, un colegio llamado el Gimnasio Los Pinos en Bogotá y un instituto pedagógico de golf en la misma ciudad, empresas de confecciones hospitalarias, de lavandería, de seguridad y de informática, que están al servicio de la Cooperativa. También compró en el 2002 la EPS Cruz Blanca y en 2006 la EPS Cafesalud.

En el 2008 creció en un 184 por ciento y por ser la EPS más grande en Colombia, su presidente Carlos Gustavo Palacino tiene gran influencia en Acemi, el gremio de las EPS. Palacino, quien dirige el Grupo SaludCoop, es un tolimense de 56 años que estudió matematicas en la Universidad Santo Tomás y luego hizo una especialización en Derecho de Seguros en la Javeriana. Arrancó su carrera como cobrador de Seguros La Equidad y fue ascendiendo hasta volverse vicepresidente de la empresa. Y de allí pasó a fundar SaludCoop luego de que se aprobó la Ley 100.

Palacino arrancó con la cooperativa en las zonas donde el servicio de salud no había llegado aún, y sobre todo en zonas dónde vivían personas de estratos medios y bajos. Así comenzó a fortalecerse, y en el momento en que Saludcoop llegó a Bogotá ya era una de las EPS más grandes del país. La clave de su éxito está en que tiene todos los servicios integrados: la empresa de confección que hace los uniformes de todos los empleados de las clínicas del grupo, la lavandería que lava los uniformes, la empresa de vigilancia que las cuida, etc.

Entonces, la pregunta es ¿cómo pueden sus EPS ser tan malas compradoras de medicamentos hasta el punto de pagar cinco veces más que las demás EPS, suponiendo que sí sobrefacturaron y no que simplemente digitaron mal?

El estudio de la Universidad Nacional aventura de ladito una hipótesis y es que, si bien estas EPS son cooperativas sin ánimo de lucro, algunos de los negocios derivados -y que están “integrados verticalmente”- son negocios privados.

“La ausencia de control de los verdaderos dueños del capital sobre los administradores (los miembros de las cooperativas asociadas en una EPS pueden ser decenas de miles y no tener ningún control real sobre las entidades asociadas en entidades más grandes), permite que estos busquen rentabilidad en los negocios secundarios que son mucho más grandes cuando se da la integración vertical”, dice el estudio. Y agrega: “Las compras de servicios, medicamentos o insumos en estos procesos de integración vertical con las empresas de la misma entidad o el consorcio, o en el que participan los administradores o sus allegados, quedan por fuera de mecanismos de mercado, sin competencia real de precios y por tanto no hay garantía de que las negociaciones se den a los precios óptimos”.

Las EPS del Grupo SaludCoop, que es una cooperativa, le compran sus medicamentos a Epsifarma S.A, que también es del grupo y algunos de cuyos directivos son los mismos. Entre los suplentes de la junta directiva de Epsifarma están Laura Ospina Palacino y Carlos Alveiro Hastamorir Barreto. La primera es miembro de la junta directiva de Cruz Blanca. Y el segundo miembro suplente de la junta directiva de Cafésalud.

Si estas empresas sí están gastando más en medicamentos que las demás EPS, el impacto concreto es que están gastando menos en otros rubros, como en atención a los pacientes.

Hoy cuando se venza el plazo, tanto el Ministerio como la Superintendencia podrán analizar si las explicaciones de SaludCoop son satisfactorias frente a la facturación de los medicamentos y si no, ahora sí investigar realmente qué está pasando. Es un tema aburrido y menos sexy que los escándalos de WikiLeaks pero de la mayor importancia para los colombianos.

Nota de la Editora: después de publicado el artículo, la EPS Sura envió a La Silla Vacía una certificación del Fosyga sobre sus recobros que demuestran que en el informe de Observamed citado multiplican por 100 los valores reales de recobro. Dado este error, quitamos la línea que tenía información relacionada con Sura pues no se ajusta a la realidad reportada por el Fosyga.

Perfiles relacionados: 
Jorge Enrique Robledo Castillo
Mauricio Santa María Salamanca
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2011-05-12 19:56

Gracias a las denuncias de estos dos personajes y por cierto, Patriotas de verdad, se esta mostrando al pais por donde era que se estaban yendo los recursos del Fosyga (bueno ademas del mal manejo que le dio my expresident), hace un tiempo se pretendia meter a la fuerza unos DECRETOS disque de emergencia social, pero nuestro queridisimo lider ni se preocupo por investigar a fondo, y vaya sorpresa un senador y un periodista pudieron mas que ni el mismo gobierno y sobre todo la misma Supersalud, que pobreza........ le debemos tanto pero tanto a nuestro my expresident,... o sera alcontrario????

Vie, 2011-03-18 19:38

He dicho en algun otro comentario de que aquella excusa de salucoop sobre erroes, solo se la creen ellos y no se quién más.....porque a 11 años de iniciado el siglo XXI con toda la tecnologia, con todos los desarrollos técnicos para recoger informacion, con todo el conocimiento de los "CEOs" que trabajam en esas entidades, es verdaderamente increíble que cometan un error tan, pero tan protuberante y no tuvieran la suspicacia de cuetionarse nada. Estamos ante unos administradores poco inteligentes o que?

Mié, 2011-03-16 00:33

Asi les de mucha rabia a algunos personajes derechosos que opinan aca y que lamentablemente, como dijo Bruno Iregui, estan dañando la calidad de los comentarios y debates que acá en LSV se dan (no por su posición política sino porque en vez de dar argumentos hacen ataques y descalificaciones personales), muy bien por esta nueva denuncia del senador Robledo (una de las muchísimas que el ha hecho en todos estos años.
Ahora bien como ya han dicho otros comentaristas la raíz del problema es la ley 100 y el animo de lucro que le introdujo a la salud, la convirtió en una mercancía mas, ahora hasta la salud y en ultimas la vida de los colombianos esta a la suerte de unas mercadres de la muerte que se enriquecen con el sufrimiento de nosotros. Por eso la solución de fondo de esto empieza por derogar la ley 100 y crear un nuevo modelo de salud que en el cual la salud no sea un negocio de unos particulares.

Mar, 2011-03-15 19:46

Es que el negocio de Saludcoop no es la salud, es todo lo que genera la población que va a sus clínicas y oficinas. Son los dueños de las fábricas de alimentos que surten cafeterías y hospitales, lavanderías, impresos, etc. Ahí es donde está el negocio redondo, de la cooperativa no pueden sacar sino los sueldos.

Mar, 2011-03-15 09:18

robledo somos todos asi se haya copiado el lema de Jacques Chirac como lo decian por ahi. presidente 2014-2018. me parece mas censurable copiarse un lema como este: http://www.youtube.com/watch?v=hI9482inXLQ que era el de pepe lobo. y donde esta el trabajo mejor pagado a proposito?????

Mar, 2011-03-15 05:29

Esto de la salud es muy técnico, pero el afán de lucro es de lo más normal, creer que la salud no iba a ser un negocio luego de la ley 100, refleja el tratamiento de subnormales que el gobierno y clase dirigente nos asigna. Esto de Saludcoop, por donde se lo mire es muy sospechoso, a partir de que esa eps le debe a hospitales por meses y grandes cantidades que los mantiene al borde de la quiebra y sin permitirles pagar los honorarios, pues ya no salarios, a el personal médico, paramedico y administrativo, ahora si por la vía de la integración vertical y empresas con los mismos socios que se venden así mismo, están trasladando ganancias o triangulándolas, debe uno preguntarse sobre las demás eps que no están incurriendo en tal práctica en donde está el dinero? porque si saludcoop con tamaños sobre costos no está quebrada, entonces la upc, es muy generosa?

Mar, 2011-03-15 01:43

ALVARO URIBE fue el ponente de la ley 100,entregando a los poderosos economicos el manejo de los grandes recursos para la salud,prometio reformarla (mejorarla)en su campana de re-eleccion sin cumplirlo.Todo siguio igual.fue un favor desinteresado? Tonto pueblo colombiano.

Lun, 2011-03-14 22:03

Bueno pues bien por Robledo, parece ser que ahora e independientemente de la naturaleza de las empresas Publicas o Privadas, donde se pone el dedo sale "Pus".. aunque a criterio personal la base de esta cadena alimenticia de Reptiles y Roedores es la misma Ley 100, pues por eso fue creada para que todo el sistema fuese dado a organismos privados los cuales por mecanismos de competencia hiban a reducir el gasto del PIB -a como diera lugar- pero eso si llorando cada vez por un incremento en la UPC...... Ese es el negocio Socio

Lun, 2011-03-14 20:24

de acuerdo y una vez mas exijo respeto a los demas foristas tenga la opinion que tengan

Mar, 2011-03-15 09:39

Hombre, denigrar la denuncia que hace Robledo no es para nada inservible, si no fuese así no estaría el debate abierto y la problemática habría pasado de agache. Yo no soy del Polo, soy un demócrata que cree que el debate es importante y sí es gracias a un miembro del polo, pues bienvenido sea.

Abrazos
Rodiavic

Lun, 2011-03-14 12:41

la universidad nacional tambien es robledo. robledo somos todos.asi no le guste el polo es el que denuncia la corrupcion.

Lun, 2011-03-14 15:11

¿Robledo somos [email protected]? (Así como aparecía en alguna de se propaganda política). Si la dependencia y la falta de claridad política hace que se siga a alguien que se dedica a replicar lo que hacen instituciones como la Universidad Nacional de Colombia, y que tiene que a la propaganda política de Miterrand en la década de los 80 (Miterrand c'est nous) entonces aferrarse a falacias y a ídolos es lo que más importa en nuestra práctica política nacional.

Lun, 2011-03-14 19:25

De todas formas si Robledo hace pública la denuncia y menciona a la fuente que hizo la investigación (no todo el mundo logra acceder directamente al informe CID), pues está haciendo un buen trabajo y correctamente. Aquí lo que importa es lo que se está denunciando e irse por las ramas como lo hace usted no son sino "ganas de joder" y "falta de oficio". ¿O preferiría que esto no se supiera con tal de que no fuera Robledo quien lo dijera? Si el slogan se lo copió a Mitterrand, eso me tiene sin cuidado. Ojalá le copiara otro que dice "On a gagné".

Lun, 2011-03-14 20:18

segun lo que acabo de exponer la moral parte de la suma total del conocimiento y ante una acusacion se deben tener elementos contundentes de juicio para emitir una acusacion, si nadie los tiene y se parte de indicios el senador robledo no tiene que hacer parte de la turbia enfurecida y actuar como santo inquisidor ese papel es de la justicia y de nadie mas. hace lo que ha hecho que es pedir una investigacion por parte de los organismos de control.

Lun, 2011-03-14 20:15

cual es la situacion de samuel moreno? porque aca todos dicen que es el corrupto pero no hay una prueba contundente este es un complot orquestado por la derecha que infiltro el idu a inocencio melendez http://www.noticiasuno.com/noticias/nuevos-apartes-de-la-segunda-granaci... el compinche de los nulle en el instituto. si samuel moreno fuera el ladron el no hubiera recuperado el anticipo dado a los nulle http://m.eltiempo.com/colombia/bogota/alcalda-recuperar-dineros-extravia... si vamos a hablar de moral tendriamos que irnos a las epocas de fabio pullo el grupo gilinsky foncolpuertos el señor peñalozas con sus lozas de transmilleno. ademas del escandalo de la contratacion de los nulle con la nacion de 1.1 billones de pesos.hay muchas definiciones de moral pero esta es la que mas me gusto la moral es la suma total del conocimiento que se adquiere sobre lo más alto y noble, y que una persona respeta en su conducta.

Lun, 2011-03-14 09:30

¿que paso con la movida de los usuarios? no la quiten por favor.

Páginas

Añadir nuevo comentario