Menú principal

Viernes Octubre 22, 2021

?

??

El Fiscal General, Eduardo Montealegre, levantó una polvareda al afirmar, hace ya varias semanas, que no era necesario someter a refrendación popular el acuerdo al que se llegue en La Habana entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC para la terminación de conflicto porque el Presidente está -dijo él- suficientemente facultado para suscribir el acuerdo.

Más allá del debate sobre sí se debe o no acudir a la decisión popular para legitimar los acuerdos, que es un tema puramente político, lo cierto es que en la práctica el Presidente no tiene facultades o las tiene muy precarias para firmar el acuerdo.

El asunto es sencillo: la ley - que ha sido revisada varias veces por la Corte- autoriza al Presidente a celebrar acuerdos con grupos armados ilegales, en desarrollo de su mandato de supremo responsable del orden público, e incluso para hacerlo puede adoptar medidas como ordenar restricciones a las operaciones de la fuerza pública -ceses del fuego totales o parciales, por ejemplo- o suspensiones de órdenes de captura, como lo ha hecho no solo en este proceso, sino ya decenas de veces, este y todos los presidentes.

Sin embargo, Santos no puede -por sí- hacer concesiones a la guerrilla que contengan decisiones que sean inconstitucionales o cuya competencia corresponda a otros poderes públicos.

Santos no podría, por ejemplo, conceder curules a miembros de la guerrilla en el Congreso, cambiar las condiciones para que se les reconozca como un partido político, negociar rebajas de penas (paradójicamente para perdonar mediante indultos sí está facultado) e incluso tampoco podría promover programas de desarrollo rural que no estén previstos en una ley.

Es tanto como que una persona esté "facultada" por otro para comprarle un carro pero no para convenir el precio, ni pueda definir si es rojo o azul.

En este ejemplo, se daría la insólita situación de que el "negociador" conviene con el vendedor el valor, las condiciones de pago y entrega y etc. y después tiene que someter a la voluntad del destinatario del carro dichas condiciones. En realidad es que no está facultado para negociar. Es una especie de razonero.

Eso aplicado a la negociación de un "acuerdo de paz" es un absurdo, porque vuelve la negociación un trámite lleno de incertidumbre. Esta situación jurídica es la que ha convertido la discusión de la refrendación de los acuerdos en un galimatías que parece no tener salida. No parece haber salida para encontrar una fórmula que legitime el acuerdo y que a su vez adopte las decisiones que contienen las concesiones que el Presidente no puede hacer.

Así se han negociado los "acuerdos de paz" en Colombia. El Presidente firma, la guerrilla confiada -deja las armas- y después el Congreso y los jueces toman las decisiones correspondientes. Así fue con el M 19 y las otras guerrillas y así fue con los paramilitares. 

Eso hizo que en este último caso el Presidente negociara una cosa y después resultara otra. Les ofrecieron impunidad y no extradición y terminaron en la cárcel, por decisión de la Corte Constitucional, y los jefes extraditados.

La Asamblea Constituyente en 1991 autorizó al Presidente para -ahí sí- "negociar la paz", no sólo para llevar y traer razones. Los artículos 12 y 13 de la Constitución autorizaron al Presidente para hacer todo tipo de concesiones: desde establecer circunscripciones de paz, hasta nombrar directamente un número plural de congresistas en cada cámara, convenidos con los grupos guerrilleros y sin tener en cuenta las inhabilidades, pasando por "dictar las disposiciones que fueren necesarias para facilitar la reinserción de grupos guerrilleros desmovilizados" y por adoptar una organización especial en determinados municipios incluida la integración de los concejos. Esas facultades se vencieron sin usarse. La autorización estuvo vigente por unos meses una parte y por tres años otra.

Las facultades eran tan amplias que el Presidente hubiese podido conceder mucho más que lo que hasta ahora se ha comprometido. Respecto de los temas de justicia no había facultad en estos artículos porque está en el texto permanente de la Constitución que desde el siglo XIX, autoriza al Presidente a conceder indultos por delitos políticos.

Hay que revivir los artículos 12 y 13 transitorios, con una redacción modificada para que sirva para lo que se vaya a acordar en La Habana.

El Presidente tiene que ser el garante del cumplimiento del acuerdo y tiene que poder ejecutarlo. La idea, incluso de las FARC, de que se acuerda una cosa en Cuba y después una Asamblea Constituyente vuelve a redactar todo como le parezca es poco menos que absurda, porque le quita todo sentido a la actual negociación.

Si así fuese bastaría con que se acordaran las condiciones de convocatoria de la Asamblea, que lo demás se decide allá, no como la guerrilla y el gobierno convenga, sino como la mayoría de ese cuerpo quiera.

Pero más o menos lo mismo ocurre si es el legislativo el que después adopta o no las reformas constitucionales o legales que sean necesarias para darles firmeza jurídica a los acuerdos.

Esa especie de respeto a la separación de poderes no encaja en las necesidades de un "acuerdo de paz".

Los tiempos de adopción de las decisiones impiden que las decisiones sean oportunas. Basta con imaginar el espectáculo de un acuerdo firmado por Gobierno y guerrilla sin que en lo fundamental se sepa si así es como va a quedar o no o sin poderes ejecutar por meses o incluso un año, mientras actúan todos los poderes: los ciudadanos, el constituyente derivado, el legislador, la Corte Constitucional, etc. y en el entre tanto los jefes de las Farc esperando en Cuba para saber si hay acuerdo o no.

Hay que tomar el modelo de los artículos transitorios (que invito a leer con cuidado) definir que facultades necesita el Presidente y someter esa autorización a referendo.

Es la facultad del Presidente para "negociar la paz" y para establecer las condiciones para la terminación del conflicto lo que hay que refrendar popularmente y hay que hacerlo ya. Es un referendo constitucional con una sola pregunta para determinar si Santos puede o no hacer concesiones y cuáles.

Eso es lo que queremos decidir los colombianos, como cuando se autoriza a alguien a comprar un carro en nombre de otro, de le fija el margen de precio, se le señalan las características del vehículo, etc. para que pueda hacerlo porque si no, su misión se le vuelve imposible.

Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2015-02-19 07:53

Un presidente no puede negociar el futuro de todo el país con un grupo de asesinos, maquillar los espantosos crímenes de estos terroristas con una lucha "ideológica" es absurdo, y mas absurdo aún lo que manifiesta Héctor Riveros, no se puede esperar mas de alguien capaz de catalogar a barranquilla como una provincia de forma ofensiva.

Sáb, 2015-02-21 09:22

El discurso amañado, trasnochado y repetido de "igualar al ejército con La guerrilla" tan mentiroso como el famoso Castrochavismo, la entrega del país a las FARC, la propiedad privada en peligro así como la inversión extranjera.

Cuando un ejército es manejado desde los escritorios para actuar en contra de la población, De forma directa con los falsos positivos y/o indirecta en sociedad con los paras, no están siendo mas q unos delincuentes comunes con actos q No son del servicio. El ejército tiene q tomar el rumbo para el q fue creado, defender el país baSicamente en us fronteras, hacer una limpieza integral q recupere el honor q el mismo ejército ha mancillado. No es las guerrillas, incluso ni los paras los q enlodan al ejército, es la misma institución q se corrompió y ahora andan buscando al ahogado río arriba.

Mr. Santos p'lante, sin mente, No se detenga. Esta semana el Gbno Obama le ha dado 2 buenos espaldarazos q debe aprovevharlos, su Nobel lo espera.

Dom, 2015-02-15 10:57

A mi me causa escalofríos la ligereza con que se abordan los temas en Colombia. En otro post decían que no hay chicharrón grande en temas económicos, ni siquiera que el desempleo suba, las empresas reduzcan sus inversiones y se vengan unos recortes gigantescos. También, salieron con la joya de que el único problema en la cartera de Defensa del país es no perder poder frente al futuro desmantelamiento de las FFAA. Y ahora, para completar la faena, me sale este mindundi a proponer una abolición de la democracia (como lo que quieren las FARC) e ignorar los principios republicanos para que su majestad Juan Manuel II, cual rey saudí en su infinita sabiduría, decida que es lo mejor para los súbditos.

Cuando escuchaba a gente decir que lo que Colombia necesita es una dictadura o una guerra que deje millones de muertos para poder ser Alemania, pensé que era la opinión de algún mamerto cualquiera, pero tal parece que es la norma y no la excepción.

Dom, 2015-02-15 16:18

Dr. Furibe:

La opinión publica no le perdonamos se haya metido con Mockus, asi q mire a ver como le hace para acomodar este entuerto en el q su arrogante soberbia controlada en un tono de voz pausado q internamente lleva una bomba de tiempo lista a explotarla en el mejor campo de batalla q sabe hacer y muy bien, el twitter. lo ha metido.

Si de verdad quiere dar la pelea corrija el caminao con el culipelao y pronto, ahh y otra cosa olvide de una vez x todas a pachito y únase como en las presidenciales a Martha Lucia en la lucha x la alcaldía; hace varios días en la historia del pardo no tan pardo de Pardo, les anticipe el ''mujer con mujer'' y ya se oye el rumor de un pregonar q dice CLARA Vs Martica.

pd1: Mr. Santos p'lante sin mente, no coma de la Furifuria frentee a quien sabemos q yo acá controlo al Gato y asociados.

pd2: Rápido x los verdaderos autores intelectuales d la masacre d los Caqueteñitos sin necesidad d Principio d IMPUNIDAD, sino la alharaca no será + q eso.

Sáb, 2015-02-14 15:43

La paz la queremos todos los colombianos, es dificil darle gusto a todo el mundo, lo cierto es que existen unos desaparecidos vivos y muertos; existen desplazados, existen mutilados, existen viudos, viudas huerfanos; inconformes con cualquier acuerdo que se realice, ya que nada devuelve a un ser muerto. Existen heridas que a muchas personas no les sanan. El principal problema es ese, el. Las personas que no quieren olvidar y lo más peligroso es que descaradamente algunos se quieren aprovechar de esa condición y comienzan a ver problemas sin solución en lugar de fomentar el dialogo y tratar de mejorar cada nueva propuesta. Por ejemplo los inconformes piensan exigen que la guerrila no reclute más niños y cuando ellos hacen el anuncio dicen que eso no es ningun gesto de paz. Qué es mejor que no recluten menores de 17 o que los sigan reclutando?

Jue, 2015-02-19 22:00

Amigo le pido por favor respeto al hacer la afirmación: "el principal problema es ese, las personas que no quieren olvidar" cuando el real problema es que no se puede tapar con un dedo las atrocidades de las FARC y decirle acientos de victimas que son el problema es desde todo punto de vista un desproposito. Respete

Sáb, 2015-02-14 21:32

Las personas si quieren olvidar y si quieren perdonar, y paradojicamente, son los que de verdad han perdido en la guerra, los campesinos mas humildes, los soldados rasos, y en general todos aquellos que han sentido la guerra en su piel y en la de sus familiares o vecinos, pero esos otros, los retoricos de la guerra, los que pontifican sobre lo moral o lo inmoral de un acuerdo de paz, no han sentido la angustia de la guerra en el porton de la casa, asi es facil, apoltronado en una ciudad capital hacer exigencias extremas, pedir rendiciones, no son los hijos de AUV, no los de Zuluaga, ni los de Ramos ni los de Ordoñez, los que son secuestrados por el ejercito en las estaciones de transmilenio en el sur, para ser llevados a la guerra y luego los pueda exponer masacrados en Twitter, a ellos la guerra no los afecta, solo los beneficia politicamente, pero al resto, si nos duele, y por eso tenemos el derecho a intentar la paz!!!

Sáb, 2015-02-14 13:11

Mejor, hay que facultarme a mí para ocupar el cargo de dictador, como se hacía en Roma en emergencias, y acabar con una clase gobernante infame. Promovamos éste proyecto con un referendo. Prometo no mandar fusilar a nadie. Recuérdese que ...

"EN ROMA CUNDÍAN EL DESORDEN Y LA FALTA DE AUTORIDAD. EN ESOS MOMENTOS DESEMPEÑABAN UNA FUNCIÓN IMPORTANTE LAS BANDAS ORGANIZADAS QUE POR DINERO CUMPLÍAN LAS ÓRDENES DE CIERTOS POLÍTICOS [como quien dice, los paramalucos pachosantecos del Bloque Capital en las localidades dantescas de Kennedy, Bosa, Suba, Usme, Engativá y Ciudad Bolívar, los uribeveleñejos del Bloque Central Bolívar, los fedeganucos musabesailuchos de la cábala Lafaurie-Cabal en 'la Costa' y los casadepiqueros en 'el Pacífico', movidos a control remoto como un 'drone' de combate desde los palacios y los clubes sociales]." -- JULIO CÉSAR, Hans Oppermann, Biblioteca Salvat de Grandes Biografías, Barcelona, 1.985, p. 126

Sáb, 2015-02-14 11:44

A mí no me queda claro xq’ razón-si lo q dice Riveros es cierto-, un funcionario d la talla del Fiscal haya dicho lo q dijo. No estamos hablando d la postura del Gato y sus amigotes, esto es d verdad muy importante como para pretender q al Fiscal se le fue la paloma y en un afán ‘’politiquero’’ como se quiso mostrar haya querido dar un susto a la recalcitrante oposición, de hecho salieron muchos d los especialistas d siempre a respaldarlo. Se supone q la palabra de este es casi q sagrada y algún soporte debe tener para garantizar q Mr. Santos tenga esas facultades o por lo menos para q se le otorguen y rápido.

Ahora si de facultar a Santos se trata, pssss nada, q se revivan los articulitos aquellos bastante amplios x ciertos, el caso es q la disposición del Gbno Santos en ese sentido es muy proactiva y como van las cosas asi toque bailar con la más fea lo hará y si el ‘’referendo constitucional’’ es lo más sensato A SEGÚN RIVEROS, q sea.

Sáb, 2015-02-14 10:22

La propuesta de Riveros, no es descabellada, es absurda. No es legitimo entregarles tales facultades al Presidente, en un país polarizado en los que apoyan la habana y los que no. Ambos tienen derecho a opinar y a refrendar esa opinión. El camino, siempre ha sido convocar la constituyente. Nuestra carta magna a sido violada e injuriada.

Sáb, 2015-02-14 08:52

LA PROMESA DEL TAL PRESIDENTE ERA QUE LAS NEGOCIACIONES SERIAN REFRENDADAS POR EL PUEBLO COLOMBIANO, EL FISCAL MONTAJEALEGRE AL VER QUE EN TODAS LAS ENCUESTAS SUS AMIGUIS DE LAS FARC PIERDEN. ENTONCES SE LE SALE ESTA PERLITA. ESPEREMOS A VER SI SANTINFLAS CUMPLE AUNQUE SEA LA PROMESA DE LA REFRENDACION, CLARO QUE LO DUDO.

Mar, 2015-02-17 06:47

Uribe y Ordoñes están obligados a denunciar ante la Corte Penal Internacional a Santos y a Montealegre en caso de que lleguen ellos a violentar aquellas leyes que le ha tomado a la humanidad miles de años en consolidar. Además Colombia tiene suscritos tratados internacionales al respecto. Santos y Montealegre son dos accidentes en la vida del país, el tiempo que transcurre es el mejor aliado de la razón. Colombia requiere de un Presidente y de un Fiscal que no se asusten con el cuero del oso cuando dicho animal sea muy grande. "No la desenvaines sin razón, ni la envaines sin honor". Acá en este foro hay mucho académico que escribe "muy bonito" frases tales como "justicia transicional" y cosas por el estilo, pero la verdad es una sola: "Los actores del gobierno están aculillados" y se aprovechan de que "los muertos no hablan" igual que hacen "Las Farc". Para abreviar: "Fuera de dedicarse a robar y a matar, las Farc nunca han tenido una ideología diferente a ser criminales.

Sáb, 2015-02-14 08:43

Ya la está negociando y por eso es el debate con quienes no están de acuerdo porque un proceso de esa naturaleza no puede estar en manos de una sola persona, menos de un Presidente cuyo período es limitado. Un Presidente no puede negociar una situación de Estado en forma unilateral y arbitraria en un país que se considere democrático

Añadir nuevo comentario