Menú principal

Lunes Abril 06, 2020

 

La financiación privada de las campañas, así como el manejo de los anticipos del Gobierno fueron dos de los artículos de la reforma política de diciembre que hoy quieren ser modificados. 

Un acuerdo de última hora que el ministro Germán Vargas Lleras tuvo que hacer para salvar la reforma política del año pasado, se convirtió ayer en su “contrarreforma”, considerada por varios sectores políticos y académicos como un retroceso en los temas de financiación de campañas y participación electoral de las mujeres.

El debate gira alrededor del proyecto de Acto Legislativo 205 que hoy se discutió y aprobó en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes en tiempo récord y con una mínima discusión.

La génesis de la “contrarreforma” ocurrió en diciembre, en el último día de la discusión de la reforma política, cuando solo faltaba que la plenaria de la Cámara de Representantes aprobara lo acordado por la comisión de conciliadores. Ese texto ya había sido aprobado por la Plenaria del Senado, pero las bancadas de la U y la conservadora de Cámara decidieron no votar porque tres artículos no les gustaban. Con esto, la reforma política se hundía y, con ello, buena parte del trabajo de la legislatura.

Ese episodio es considerado en el interior del Gobierno como la primera gran crisis de la Unidad Nacional. Entonces, cuando ya la votación iba por la mitad y Vargas Lleras vio perdida la pelea, pidió una hora de receso. Durante ese tiempo, se reunió con los congresistas rebeldes y se comprometió a presentar un proyecto de ley que ajustara esos tres artículos que les disgustaban y que no podían modificarse en ese momento porque ya habían sido aprobados por la Plenaria del Senado.

Por micrófono, ese mismo día, Vargas Lleras asumió el compromiso ante toda la plenaria y de igual forma lo hizo hace unas semanas cuando radicó el proyecto “honrando la palabra del Ministerio”.

Los artículos que se convirtieron en la piedra en el zapato se refieren a los límites a la financiación privada de las campañas, el manejo de los anticipos que el Gobierno entrega a las campañas y la equidad de género en la conformación de las listas.

La discusión se inició ayer, pero el lunes pasado se realizó un foro sobre el tema, al que no fue invitada ninguna de las organizaciones que trabaja en el tema de la transparencia electoral y ni siquiera todos los congresistas de la Comisión Primera. El martes no llevaban ni media hora de discusión cuando ya había sido aprobada casi por unanimidad. Sólo hubo dos votos en contra.

Lo más grave para la Misión de Observación Electoral, MOE, es que se intenten modificar las reglas del juego en plena campaña electoral.

Financiación privada de las campañas

El artículo aprobado en diciembre, que se quiere modificar ahora, prohibía que una sola persona aportara más del 10 por ciento del total de los gastos de la campaña y también fijaba límites para los aportes familiares o personales. Prohibía que el mismo candidato o su familia aportara todo el dinero que necesitaba su campaña. Y tampoco permitía que los créditos fueran condonados en su totalidad.

El nuevo artículo permite todo esto y con ello, para la MOE, se da un “retroceso en materia de transparencia, control y pluralidad de la financiación privada de las campañas políticas”.

La explicación del ponente en la Comisión Primera, Roosevelt Rodríguez, del Partido de la U, es que hoy ya existen topes legales que fija el Consejo Nacional Electoral y nunca la reposición de votos que da el Gobierno alcanza a pagar lo que realmente se gastó. En su opinión, si la familia de algún candidato o él mismo puede costearse, eso no debería satanizarse.

Sin embargo, el representante Verde Alfonso Prada, uno de los dos que votaron en contra del proyecto, aseguró que si se permite que un candidato con su propio patrimonio o con el de su familia pueda financiar toda la campaña, se abre campo a la “elitización de la política” y se abre una puerta a “las mafias que son las únicas que tienen la plata para asumir una carga como esa”.

La MOE está de acuerdo. Considera que si una sola persona puede financiar el cien por ciento de la campaña a través de efectivo o de un crédito que podría ser condonado, la independencia del candidato queda en entredicho.

Al final, lo que dice Rodríguez sobre la “contrarreforma” es que el Congreso es autónomo de tomar decisiones y reformar lo que sea y que lo que se intenta es acabar con el sistema político inequitativo. “En el papel todos podemos ser elegidos, pero acceder a una curul no es fácil”.

 

Los anticipos

 

Guillermo Rivera, del Partido Liberal, quien fue uno de los ponentes de la reforma política de diciembre y que fue el otro que votó en contra la “contrarreforma”, se opuso también a la segunda modificación que tiene que ver con los anticipos. La idea original de la reforma era que el Partido –y no los candidatos– recibiera el anticipo del Gobierno para garantizar la publicidad y la sede de todos los candidatos. Pero en el nuevo artículo se establece que el 80 por ciento del anticipo tendrá que ser entregado directamente a los candidatos.

“La intención era institucionalizar a los partidos y con esto se institucionaliza a los candidatos”, dijo Rivera.

El representante Rodríguez explicó que la intención de la modificación para que los partidos solo puedan disponer del 20 por ciento de los anticipos para su financiamiento es evitar el inconformismo de algunos congresistas que consideraban que los anticipos terminarían privilegiando solo algunas campañas, las más afines al jefe del partido. 

 

Equidad de género

 

El tercer artículo es el de participación de las mujeres. En la Reforma Política que hoy estudia la Corte Constitucional se obliga a los partidos a garantizar que el 30 por ciento de sus listas a elecciones donde se elijan más de cinco curules esté integrado por mujeres. Y en el aprobado ayer les dicen a los partidos que si no pudieron cumplir la cuota pueden inscribir solo hombres.

La MOE le pidió al Congreso que se exija pruebas de las actividades tendientes a incluir a las mujeres en las listas de los partidos, en aquellos casos en que aleguen no poder cumplir con la cuota de género ya aprobada en la pasada ley estatutaria.

Esto quedó aprobado preliminarmente. El representante Guillermo Rivera presentó una proposición en que se exige a los partidos que realicen acciones para garantizar que las mujeres estén en las listas electorales y eso también ya quedó incluido en el articulado.

El representante Roosevelt Rodríguez explicó que algunas veces es muy difícil cumplir esa cuota porque la participación de las mujeres es muy poca y no hay mecanismos que logren que sean mucho más activas.

Pero para Prada esa explicación es ilógica, porque la mitad de la población de Colombia es de mujeres y si están menos presentes en la política es porque se les ha excluido. “Lo que ocurre es que el sistema está diseñado para que la mujer no tenga tradición y este artículo lo que intenta es seguirle cerrando espacios”.

Y el debate no es sólo por los tres artículos. Los que se oponen cuestionan, además, el hecho de modificar un acto legislativo que no está en vigencia porque todavía está bajo estudio de la Corte Constitucional. Sobre todo porque –aunque no será fácil– los ponentes intentarán que el proyecto haga el trámite antes del 20 de junio, cuando se termina la legislatura, pero eso no servirá para que alcance a pasar la revisión de la Corte y, por lo tanto, no afectarán las elecciones territoriales de octubre. Esto significa que el actual Congreso estaría creando unas normas que sólo comenzarían a aplicarse en las próximas elecciones legislativas, es decir en sus propias campañas.

Perfiles relacionados: 
Germán Vargas Lleras
Alfonso Prada
Guillermo Rivera Flórez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2011-04-30 18:21

Si viviera aun el chiquito lleras, yo creo que ni saldría a la calle de vergüenza de este lleras chiviado, definitivamente tendremos que hacer un tele neuronas para darle algunas, que pifiadas tan grandes las que a cometido recientemente, yo creo que muchos de los que lo apoyaron ya deben estar anonadados

Jue, 2011-04-28 09:48

Nunca nos han convencido las actitudes o las posiciones de GERMÁN VARGAS LLERAS, aunque eso sí, debemos seguir condenando los atentados de ha sido objeto a causa de sus posiciones firmes, más no progresivas en el campo de la política -tema en el que lo sucedido con el tema de la reforma, materia de investigación y escudriñamiento periodístico por parte de la Peridista, DORA MONTERO CARVAJAL, es apenas un botón-, sus posiciones radicales en materia de paz y orden público, para no mencionar sino dos temas.

GERMÁN VARGAS LLERAS sólo está interesado en llegar a ser Presidente, hace el lobby en el Congreso de la peor manera y no parece adoptar los mejores criterios y actitudes frente al tema de la ética pública.

Es vergonzoso que el hoy Ministro del Interior apoye una contrarreforma con tales características. VATGAS se refiere poco al tema medular de la tragedia invernal, siendo que la Dirección General del Riesgo depende del Ministerio que él dirige.

Jue, 2011-04-28 10:15

Yo creo que en este caso la responsabilidad es compartida con los de la coalición de la unidad nacional en el Congreso que han presionado para que se aprueben estos puntos, lo cual obligó a Vargas a hacer esa concesión para salvar el resto de la reforma. Y es cierto que Vargas quiere llegar a ser presidente, pero igual, creo que vale la pena reconocerle varias pelas que se está dando en el Congreso en favor de las víctimas, el estatuto anticorrupción, tierras.

Jue, 2011-04-28 12:26

Ok, de acuerdo, son varias pelas, pero ¿acaso el permitir semejante gamonalismo destemplado en las financiaciones no es borrar con el codo lo que está haciendo con la mano? Porque los territorios y las reparaciones de víctimas se convierten en un botín de votos y de dinero sin parpadear, algo que se ha comprobado repetidamente en la historia del país.
No olvidemos además la Ley Lleras -por más que la defiendan como protectora del mediano y pequeño productor de contenido cultural o intelectual, son los grandes conglomerados los que se llevarán la bolsa al final del día si esa vaina pasa- y sus potenciales.

Además, el detalle de la cuota de las mujeres es *encantandor* por decir lo mínimo. Entre eso, Ordoñez y las personas abogando por destruir la obra de León Ferrari, se están diluyendo como tinta barata muchos espacios en este país...

Añadir nuevo comentario