Menú principal

Jueves Julio 29, 2021

En la entrevista con equipo de periodistas de Caracol, el presidente Santos se ubicó en 'el centro optimista' y dijo que tanto la mano negra de izquierda (las Farc) como la mano negra de derecha conspiraban contra ese optimismo. Foto: Presidencia de la República

Por segunda vez, el Presidente Juan Manuel Santos mencionó la semana pasada la "mano negra". Y esta vez, en la entrevista que le concedió a Caracol, la definió: "hay gente que no quiere que el Estado entre a recuperar la tierra que fue mal habida, que por violencia se hicieron a millones de hectáreas, ahí hay una mafia, una extrema derecha que tiene que ver con los antiguos paramilitares donde se juntan, y que también están interesados en decir ‘esto se vino abajo, es un caos’. Entonces coinciden los dos extremos para conspirar contra lo que yo llamo el centro optimista". Fue una intervención de unos cuantos segundos, pero son varias sus consecuencias políticas.

Hablar de la mano negra es otra vía simbólica utilizada por Santos para distanciarse una vez más de la derecha y del proyecto de Uribe y para ratificarse nuevamente en el centro del espectro político.

La primera vez que lo hizo fue cuando ganó con amplia ventaja la primera vuelta y declaró que su gobierno sería de Unidad Nacional, invitando a formar parte de él a Cambio Radical y al Partido Liberal. Esta movida le garantizó en primera instancia el triunfo y ya en el gobierno lo movió desde el primer día a la izquierda de Uribe y le permitió no ser rehén de su antigua coalición.

Después vino el viraje de noventa grados en las relaciones internacionales reestableciendo la amistad con los vecinos, tratados por él mismo hasta hacía poco como enemigos. Y, por último, su presentación en el Congreso del proyecto de Ley de Víctimas para enviar el mensaje político de que esa norma –que Uribe había hundido– sería un eje primordial de su gobierno.

Santos se ubica así en lo que ha llamado el ‘centro optimista’, que en todo caso es más afín con su propia historia.

Posicionarse allí, además, le permite ganar espacio internacional. Es una de sus prioridades personales y una meta de su gobierno que Colombia (y él) tenga liderazgo internacional en América Latina y eso no lo puede lograr si se queda en la derecha, dadas las condiciones políticas del continente.

La gradual y creciente desmarcada frente a Uribe le ha permitido al Presidente reestablecer la relación con los gobiernos vecinos, tener la codirección del hasta hace poco hostil Unasur, jugar el papel de mediador de conflictos y obtener de Obama la promesa de presentar finalmente el TLC.
 

Le quita oxígeno a las críticas uribistas

El exsubdirector del DAS y exasesor del Ministerio de Defensa durante el gobierno de Uribe José Miguel Narváez, acusado del crímen contra el humorista Jaime Garzón, es una de las figuras que en los últimos años mejor encarna la mano negra a juzgar por lo que han revelado las investigaciones judiciales en su contra.

Si en el plano internacional es útil ubicar a la ‘mano negra’ como un factor de desestabilización y como un enemigo semejante a las Farc, a nivel nacional es aún más significativo.

Más aún en el momento político que estamos viviendo: ad portas de un proceso de restitución de tierras en zonas que están parcialmente controladas por esa ‘mano negra’ que lleva años infiltrando el Estado; con unas elecciones locales en las que se jugará una vez más un pulso entre unas fuerzas modernizantes y las más retrogradas ahora en cabeza de hermanos, esposas, primos y sobrinos de las ‘fuerzas oscuras’; y mientras avanzan procesos judiciales contra varios ex funcionarios de Uribe que formaban parte de la ‘mano negra’.

La acusación contra los exfuncionarios del DAS José Miguel Narváez por el crimen del humorista Jaime Garzón; Jorge Noguera por entregarle listas a los paramilitares de sindicalistas a quien matar; y María del Pilar Hurtado por espiar ilegalmente a las cortes y a la oposición son solo algunos ejemplos que ponen en evidencia las tácticas de ese enemigo difuso que actuaba desde la ‘legalidad’ y al que ahora Santos le ha puesto el reflector.

Definirlos y enviar el mensaje de que no cuentan con el apoyo tácito del Gobierno es un paso importante para un país donde la 'mano negra' ha obrado en muchas circunstancias con el beneplácito tácito del poder de turno. Pero no es suficiente. En realidad, puede no ser más que un canto a la bandera si no toma medidas concretas para desenmascarlos con nombre y apellido y para crear las condiciones para que sean judicializados, como lo están pidiendo las víctimas.

Como lo contó ayer La Silla Vacía, durante su gobierno ya han matado a 11 líderes de restitución de tierras y en las regiones muy pocas cosas han cambiado. Ellos saben quiénes tienen sus tierras, pero no lo pueden denunciar ante la Fuerza Pública o los alcaldes, porque en algunos casos esas mismas autoridades fueron cómplices de los despojadores y siguen ejerciendo el poder.

Ya no es el líder bananero de la UP muerto por las ‘fuerzas oscuras’ que denunciaba Virgilio Barco sino el líder de las víctimas asesinado por la ‘mano negra’ identificada por Santos.  Y los seguirán matando si no se toman en serio medidas estructurales para desterrar ‘la mano negra’ del poder.

 

El riesgo de estigmatización
A Álvaro Gómez lo mataron en su momento 'las fuerzas oscuras'. Ahora que avanzan las investigaciones sobre su muerte, estalló un petardo bajo el busto de su papá Laureano. Santos dijo que creía que la mano negra de derecha estaría detrás de ese atentado al monumento.

Aunque Santos dijo que esa mano negra de derecha era la que mataba a los líderes de las víctimas, también incluyó en ese costal los que exageraban los problemas de seguridad y hacían pensar que todo era un caos. Palabras más, palabras menos, a los que amenazaban ese optimismo que él encarnaba. Muchos uribistas entendieron que se estaba refiriendo a ellos.

Si bien en los primeros meses existió la sensación de que todos los sectores ganaron con Santos, pues se esforzó por decirle a cada uno lo que quería oír, en los últimos meses los más uribistas han comenzado a hablar duro contra el Presidente y a convertirse en sus principales (¿únicos?) críticos: a decir que es un traicionero, a atacar a sus ministros, a anticipar que dejará hundir la U para adherirla al Partido Liberal.

Macartizarlos, así sea de ladito, como ‘mano negra’ les quita oxígeno político, así como Uribe se lo quitó a los de la izquierda al estigmatizarlos como guerrilleros o, en el mejor de los casos, como idiotas útiles de las Farc. Pero sería injusto y sería un error hacerlo.

Los uribistas y el ex presidente tienen todo el derecho de defender su legado. Y el deterioro de la seguridad es real y no solo el efecto de un editor desocupado sin historias para publicar como también lo dijo Santos en su entrevista.  Es bueno para el país que la derecha, así sea radical, tenga un espacio para opinar mientras no haga apología del delito. Así amenace al 'optimismo' del centro.

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Santos Calderón
Álvaro Uribe Vélez
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Dom, 2011-07-17 17:13

Hablar de la "mano negra" por "nonc-sanctos", es "lavarse las manos" y/o justificar su actual quehacer "político" que a pesar de ser llevado a cabo con una táctica contraria a la de uribe "valas", cual es la de "LAMER EN LUGAR DE MORDER" como lo demuestra lo de "MI NUEVO MEJOR AMIGO"; en el fondo, es el mismo NEO-LIBERALISMO SALVAJE: Crecimiento económico a costa del sacrificio de la clase trabajadora, del sacrificio del medio ambiente y de nuestros propios recursos naturales y del crecimiento desmedido de la deuda externa (ver crecimiento de la deuda externa durante los 9 meses de gobierno de "nonc-sanctos"). No olvidemos que los "FALSOS-POSITIVOS", son una forma de "MANO NEGRA" y que sucedieron con mucho más énfasis y virulencia, durante el ministerio de defensa de "nonc-sanctos"......¿¿¿ENTONCES???.....¿¿¿CUAL "MANO NEGRA"???

Mié, 2011-06-29 15:30

DERECHO DE PETICION

Le pide de mañana al Presidente
Que señale los nombres de la mano,
Pero no es Juan Manuel tan inhumano
De mandar a la guerra a tanta gente.

Son meñique, anular, ¿cuál el siguiente?
Del corazón, de todos es hermano;
El índice, de ustedes tan cercano
Y el pulgar dizque es muy inteligente.

¿El señor que lo pide es titular
Del derecho que busca proteger?
¿O lo hace en interés del general?

No puede aquí este profano especular
Y la justa petita destejer,
So pena de ganarme un funeral.

Ricardo Rodríguez Asensio

Mié, 2011-06-29 16:02

No puede este profano especular
Y la justa petita destejer
So pena de ganarme un funeral.

RRA.

Mar, 2011-06-28 20:04

el problema no es si se se es uribista de centro ni de izquierda el problema es de politicas que cada cuatro años se cambian para favorecer al partido de la N ( del neoliberalismo) y alimentar la corrupcion de turno. lo demas es simplemente el circo para el pueblo para que no se de cuenta a quien sirve el gobierno de turno.

Mar, 2011-06-28 11:23

Totalmente de acuerdo con los comentarios de "Por una Colombia sin corruptos";hay que tener mucho cuidado para no permitir que se polarice nuevamente nuestro pais,como en los tiempos de 1950,ya no entre Liberales y Conservadores,sino entre "uribistas","centro optimistas".

Mar, 2011-06-28 10:04

Lastima que Santos perdió una estupenda oportunidad de desembarazarse de Uribe, cuando le pidió a los Estados Unidos que le concediera una inmunidad limitada al narcoparaco para que este delincuente declarara en el juicio que se le sigue a la Drummond, sin riesgo de terminar involucrado y hasta terminar preso. Si a Uribe se le hubiera demostrado que había tenido nexos con los paramilitares, les recuerdo que estos son considerados por los norteamericanos como un grupo terrorista. No sé si eso hubiera sido suficiente para encerrar a Uribe, pero si la Corte de Alabama hubiera interrogado a don Berna, a Mancuso y a Jorge 40, Uribe estaría en estos momentos con pié y medio en una cárcel....Al menos Colombia hubiera descansado por un buen tiempo del Capo di Tutti de la Mano Negra....

Mar, 2011-06-28 09:54

Mi sabio padre me decía: Con los delincuentes, no compartas ni un plato de sopa...Juanita, estoy en total desacuerdo de darle oxígeno a la extrema derecha en Colombia.
Durante sus 8 años de desgobierno, Uribe, como visible cabeza de ese ultraderechismo que Santos acertadamente describe como Mano Negra, fué implacable, demostró su obsesiva aversión contra todo lo que le oliera a izquierda; en este caso, usó todo el poder del Estado para ensañarse y tratar de liquidar físicamente al sindicalismo y al único partido de oposición que había en Colombia: El Polo Democrático. Cuando hablo de liquidar físicamente, incluyo ordenar asesinatos, y no tengo el menor reparo de señalar cual Dreyfus, con mi dedo acusador, al exresidente de la Casa de Nariño como autor intelectual. Porqué tenemos que ser blandos y diplomáticos con un delincuente de la catadura de Alvaro Uribe? Porqué la Colombia honesta no expresa a gritos y presiona para que ese individuo pague con cárcel todos sus delitos?

Mar, 2011-06-28 09:40

Siempre hemos esperado que sea la izquierda colombiana que le de un giro radical al pais ,pero como estan las cosas parece ser que por ese lado no sera,si Santos se atreve a tanto ,por lo menos si podra decir que valio la pena no solo se presidenbte sino haber vivido,y al final de sus dias morir con la satisfacion del deber cumplido

Mar, 2011-06-28 09:37

Este santo cada vez ne gusta mas,es claro que en el ambiente e siente el olor y sabor de la mano negra,pero se atrevera santos a enfrentarla sin mente?
hay que recordar que no es una mano negra de ayer mucho menos de hoy,es de siempre, donde los interese de unos cuantos han prevalecido por decadas ,sosteniendo una guerra insulsa y eterna que de seguro les resulta mas rentable que terminarla.egoismos de viejos cacrecos antiguos,retrohgrados que sin nada que perder mas que la vejes que debe agobiarlos y la soberbia de seguir siendo los ..''verdaderos dueños del pais..'',no tienen el mas leve dolor por un pais que les dio todo.

Mar, 2011-06-28 07:04

Se inicio el juego tenebroso. Quien lo inicio... Sigamos la técnica de los participantes cobardes encabezados por Dusan, Bejarano y Morales. Todos lo saben, pero no digamos quienes son... eso asegura QUE?... Entramos en la hora del terror... esta vez encabezado por quien? Averiguelo Vargas... para mayor seguridad...

Páginas

Añadir nuevo comentario