Menú principal

Martes Junio 15, 2021

El discurso de Iván Márquez ayer en la instalación de los diálogos de paz fue un discurso netamente marxista pero en todo caso muy diferente al discurso que no echó Tirofijo cuando le dejó la silla vacía a Pastrana en el Caguán. Las Farc quieren discutir en la mesa los ejes de la Prosperidad Democrática de Santos, exactamente de lo que el Gobierno no quisiera hablar.

Siguiendo la receta marxista de agudizar las contradicciones entre el “gran capital” y el "movimiento social", el discurso del segundo hombre de las Farc arremetió contra la minería, la agroindustria y el TLC: las locomotoras sobre las que Santos ha dicho que quiere llevar al país a globalizarse.

Es un discurso que no dista mucho del de la izquierda tradicional y que le puede granjear la simpatía de sectores de colombianos que jamás se han sentido representados por ellos pero tampoco por el gobierno y que cada vez se están haciendo sentir más. Así, las Farc deja atrás su discurso agrarista (los marranos robados de los que habló Tirofijo), se sube en el bus de las movilizaciones sociales que se han venido gestando en los últimos años y se arroga la vocería de la protesta social con el riesgo de que la estigmaticen más. Así lo demuestra este mapa:
 

Ver Mapa de la nueva agenda Farc en un mapa más grande

El efecto sobre la mesa

Humberto de La Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno, respondió inmediatamente al discurso de Márquez diciendo en la rueda de prensa que “ni el modelo económico, ni la doctrina militar ni la inversión extranjera están en discusión. La mesa se limitará sólo a los temas que están en la agenda. Las ideas que quieran ventilar las Farc les corresponden y una vez acabe el conflicto tendrán que hacerlo sin armas”.

Sin embargo, a juzgar por el discurso de Márquez, las Farc consideran que la discusión del desarrollo rural –que es el primer punto de la agenda- equivale a discutir el uso del suelo.

Las Farc sabe que el modelo tradicionalmente agrícola que ha existido en Colombia está en un punto de inflexión y que el país va en camino de convertirse en un país minero y agroindustrial jalonado por las inversiones de las multinacionales. Es el futuro que le espera a este país en los próximos 40 años y lo que indica el discurso del Secretariado es que ellos quieren incidir en ese futuro.

La verdadera discusión es en qué momento tendrán esa incidencia. Si en la segunda fase, antes de aceptar dejar las armas, como al parecer quisiera Márquez. O en la fase de implementación cuando ya se haya firmado la Paz, que es como el Gobierno interpreta el Acuerdo Marco. Probablemente, los negociadores encontrarán un punto intermedio.

Lo que sí muestra el abismo –¿quizá insuperable?- entre el Gobierno y las Farc es que en el discurso de ayer el Secretariado haya negado a sus víctimas y se haya igualado con ellas. Que hayan dicho que la guerrilla es una víctima más que no tiene ninguna obligación de verdad, ni de justicia ni de reparación frente a ellas.  Que la guerrilla haga un mínimo reconocimiento del dolor causado sí debería ser un requisito mínimo para sentarse a hablar de paz con seriedad.

Perfiles relacionados: 
Iván Márquez
Humberto De La Calle
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Sáb, 2012-10-20 21:47

Orwelliano, gracias por tu comentario. Yo creo que el enfoque de Márquez sí es marxista pero tienes razón que lo de El Quimbo no es producto de campesinos marxistas. Voy a reflexionar sobre eso.

Vie, 2012-10-19 13:00

juanita inteligente??

Vie, 2012-10-19 10:48

Santos dice que el "modelo económico" colombiano no está en discusión en el #procesodepaz. Ese "modelo" que por varias décadas ha permitido al 10% de la población o menos, quedarse con el 80% de la riqueza del país, lo que nos ha llevado a ser uno de los peores países en términos de desigualdad. Muy bien, presidente. Y siga pensando que el único problema aquí son las Farc. Que cuando se desmovilicen todo será un paraíso.

Vie, 2012-10-19 09:40

Las FARC antes de hablar de una agenda deben reconocer que ellos despojaron de tierras a los campesinos como lo hicieran los paras y el gobierno debe reconocer sus pecados al querer acabar con la unidad agrícola familiar para darles grandes extensiones de tierra a las transnacionales y a familias prestantes como lo fue el programa AIS y su segunda parte hoy en dia con los subsidios que le dieron a 10 familias floricultoras por 35 mil millones de pesos, ademas para no olvidar que la restitución de tierras hasta el sol de hoy es un fracaso http://www.youtube.com/watch?v=fvliXvvVe9g

Vie, 2012-10-19 08:18

El gran error en el discurso es el hecho de declararse víctimas del conflicto y no reconocer el daño que le han hecho a la población civil. Desconocer las acciones de la guerrilla que han afectado a sectores rurales del país no tiene ninguna justificación a menos que ellos ya estén pensando en que se les aplique una formula de "perdón y olvido", nada vinculado con la actualidad en temas de Justicia Transicional. (¿Qué pasó en Bojayá, por ejemplo?).

Las condiciones ambientales que ahora critican también llaman la atención, pues demuestra que para tratar de construir alguna forma de legitimación se hace necesario adecuar parte del discurso con problemática contemporáneas, así el lenguaje se base en el tradicional y panfletario discurso marxista.

Ese discurso puede hacer suponer que las FARC todavía se creen importante y representantes de la población que tanto han ayudado a marginar y excluir.

Vie, 2012-10-19 02:01

No estoy de acuerdo con el discurso cínico, y descarado de las FARC, las nuevas “victimas” colombianas, pero algo si me sacó de quicio, cuando comenzaba la rueda de prensa que le correspondía a los voceros de las FARC, CARACOL terminó la transmisión, de una paso a RCN y también en ese momento termino la trasmisión y cuál es mi sorpresa que paso a teleantioquia y también estaban culminando la transmisión, sé que hablaban con cinismo pero al igual que los voceros del gobierno, en un país democrático ambas partes tenían el mismo derecho de dar su opinión por cínica y descarada que fuera.

Vie, 2012-10-19 01:37

Después de 10 años de ostracismo de las FARC, no era previsible que salieran a la rueda de prensa de otra forma. Creo que pasó lo que tenía que pasar. Cada cual asumió su papel en la mejor forma. Era la presentación en público de los dos equipos y cada cual reflejó lo que creía y tenía para expresar en ese momento y en ese lugar. El Gobierno habló de procedimientos y la guerrilla de Política. Seguramente en la próxima rueda de prensa los dos hablen de política y ya tendrán acordados los procedimientos. Así suene duro, estamos ante un dialogo de victimarios y ambos, desde su escenario particular, tendrán que asumir su responsabilidad en el dolor infringido durante medio siglo de guerra fratricida.

Vie, 2012-10-19 00:22

Juanita/Manolo: La pieza mas mezquina y aguda del eje central de la negociación es sin duda el papel que juegan las victimas tanto para el gobierno como para las farc, no solo el cinismo de las farc trae un matiz protagonico y triste, es desde la misma institución que las victimas han sufrido el abandono como ocurrió el pasado 11 de Abril cuando solo 100 congresistas, de 268, asistieron al homenaje que por ley el Congreso brindo a las víctimas. Solo 30 se quedaron hasta finalizar la sesión. La retorica de las farc con su típico lenguaje insulso y des contextualizado con los retos actuales y la coyuntura económico, cabe sin embargo tratar de leer entre letras las intenciones de las farc, ya este análisis sera algo que el gobierno tendrá que interpretar en el proceso. Que las farc se auto cataloguen como victimas podría haberse esperado ya que con la plataforma política internacional tienen que usar todas las herramientas posibles para mostrarse como un verdadero proyecto político.

Vie, 2012-10-19 00:26

Es importante abrir estos espacios en los que la guerrilla sienta un respiro político, brindarle los espacios necesarios para que sientan que pueden tener un espacio real políticamente y persuadir a que la salida sea finalmente el silencio de los fusiles y la voz de los ideales dentro de un marco político democrático y participativo, hay que construir caminos realistas en los abismos en los que ambas partes encuentren un espacio común y entendimiento al otro por mas precarias que sean sus ideas.

Vie, 2012-10-19 01:43

Andres, comparto mucho de lo que Usted expresa pero creo equivocado definir como "precarias" las ideas que se manifiesten en medio de los diálogos.

Páginas

Añadir nuevo comentario