Menú principal

Viernes Septiembre 20, 2019

A pesar de que por primera vez el presidente Juan Manuel Santos dice explícitamente a su coalición que tiene candidato a un cargo que debe elegir el Congreso, a seis días de esa elección todavía no es claro si sus legisladores le harán caso y de no hacerlo sería un pésimo presagio de la gobernabilidad en el segundo tiempo de Santos que apenas comienza. Sobre todo porque el expresidente y senador opositor Álvaro Uribe se está moviendo para que el pulso lo gane cualquiera menos el aspirante del mandatario.

Como lo contó La Silla desde el pasado lunes, el Presidente le hizo el guiño al exprocurador Edgardo Maya para el cargo de Contralor General. Al principio, y como ha sido tradición, Santos se limitó a transmitir de manera indirecta su deseo para que sus congresistas captaran el mensaje y votaran por Maya. Lo hizo a través de José David Name, el presidente del Congreso.

Sin embargo, ayer martes en las reuniones que tuvo por separado con las bancadas de La U y liberal, los dos partidos más fuertes de la Unidad Nacional, el Presidente fue más allá y dijo de frente que su candidato era el exprocurador.

“De los tres, Maya”, fue la frase de Santos en la reunión con La U según dos congresistas de coalición santista. A ese encuentro no fueron unos 14 senadores que están molestos por la poca representación que el mandatario le dio a la colectividad en el gabinete.

“El guiño fue de frente para Maya”, contó por aparte un congresista liberal que estuvo con el Presidente en la reunión de la bancada roja.

Además de eso, hoy miércoles Santos se reunió con la bancada de Cambio Radical y le dijo lo mismo, según le contaron a La Silla por separado dos miembros de ese partido.

Como la movida no tiene nada de sutil, lo usual sería que la Unidad Nacional en pleno estuviera lista para darle la Contraloría a Edgardo Maya Villazón.

Sin embargo, los congresistas de esos tres partidos y también del Partido Conservador están divididos entre Maya y los otros dos aspirantes de la terna (Carlos Ardila Ballesteros, de la rosca del procurador Alejandro Ordóñez y cercano al vicepresidente Germán Vargas Lleras, y Gilberto Rondón, que está apadrinado por el expresidente César Gaviria).

Una de las razones de algunos congresistas para resistirse a Maya son, como lo contó La Silla, los temores jurídicos que les generan las supuestas inhabilidades que han advertido sobre él algunos abogados. Aunque hay otros abogados como Jorge Arango Mejía y Juan Carlos Galindo que dicen que no estaría inhabilitado.

Pero en la Unidad Nacional tienen más argumentos para no querer apoyarlo y desconocer el deseo de Santos: varios congresistas ven al exprocurador como un político poderoso pero independiente que no le rinde cuentas a padrinos y creen que si se convierte en contralor no va a sentir que les debe nada y por lo tanto no los va a beneficiar.

En el Partido de La U, además, el tema de la Contraloría coincidió con el descontento de la bancada costeña (10 de los 21 senadores de La U son de la Costa) por la poca participación que les dio Santos en el gabinete, y no apoyar a Maya podría ser su respuesta a la blanqueada que les pegó el Presidente. En La U dicen que Santos les atribuyó nueve cuotas en el alto gobierno, pero en realidad apenas tres o cuatro de ellas pertenecen a la colectividad.

Es en este escenario de conflicto en el que entra el expresidente Uribe supuestamente a pescar en el río revuelto de La U y tratar de bajarle más la caña a Maya y, por ende, a Santos.

¿Uribe se acerca a los molestos de La U?
Uribe y Musa Besaile, ayer en la plenaria, luego del disgusto costeño con Santos. Fotografía: Santiago Mesa.
A César Gaviria no le cayó bien que Santos le hiciera el guiño a Maya. 

Dos congresistas de La U le dijeron por separado a La Silla que ayer martes en el Congreso hubo la “iniciativa uribista” de acercarse a varios senadores de La U para hablar sobre la elección de contralor.

Una de esas fuentes cree que en realidad lo que el uribismo quiere es aprovechar la molestia de los senadores que sintieron que Santos los maltrató con lo del gabinete para fortalecer una suerte de coalición y debilitar al Gobierno en el Congreso.

Minutos después de conocer esta versión, La Silla Vacía vio en la plenaria del Senado al senador Musa Besaile (costeño, el más votado del Partido de La U) acercarse a Uribe, hablar con él unos momentos al oído y entregarle un papel.

Por ello, nos comunicamos con la senadora uribista Paloma Valencia para tratar de confirmar con ella si era verdad que los uribistas le estaban pidiendo una reunión aparte de La U para hablar lo del contralor.

Valencia respondió que no lo sabía y pidió unos minutos para averiguar el dato. Se acercó a Uribe y al rato nos devolvió la llamada diciendo que era falso lo del encuentro con La U.

Durante la plenaria, Musa Besaile y el senador Armando Benedetti (también costeño, quien trinó criticando que Santos le endilgara cuotas a La U que el partido no siente suyas y se ha convertido en el líder de la bancada costeña en esa colectividad) acordaron en privado que el siguiente paso en el episodio del disgusto era mantenerse unidos para que no se las cobraran.

La Silla llamó a Benedetti para preguntarle si va a haber reunión con el uribismo y él dijo que no, que no es cierto que les hayan propuesto un encuentro y que en cualquier caso si alguien en La U lo aceptara quedaría muy mal con Santos.

Sin embargo, una de las fuentes iniciales nos reconfirmó que algunos congresistas sí mencionaron el tema del posible encuentro con el uribismo: “Eso fue anoche (martes), pero después nadie dio razón… nosotros no estamos en ese plan”.

De hecho, La U sacó esta mañana un comunicado de tres puntos en el que reafirma su “irrestricto respaldo” a las políticas públicas de Santos, a quien llaman copartidario y amigo, y renuevan su confianza en Sergio Díaz-Granados como jefe del partido y vocero ante el Gobierno.

De cualquier modo, que hayan siquiera mencionado la posibilidad de un eventual encuentro con el uribismo (como lo ratificó la fuente) para hablar del tema de la Contraloría evidencia que al menos en ese punto, y luego del episodio del gabinete, en La U hay brotes de división.

Esta bancada se reunirá el próximo martes para decidir su aspirante a la Contraloría. Y al menos que algo pase de aquí a allá, varios senadores defenderán su derecho a nominar al que mejor les parezca de manera libre y sin presiones indebidas del Ejecutivo. Eso lo harán en respuesta al derecho que Santos pidió que le respetaran de nombrar en su gabinete a quien mejor le parezca.

Sucedió hace unas dos semanas durante una reunión de Santos con la bancada costeña. Un Senador le tocó el tema de la participación de La U en el gabinete y el Presidente, visiblemente disgustado, pidió que le respetaran “su fuero” para designar.

Ahora, al parecer, le pagarán con la misma moneda. “Nosotros no sabemos qué vamos a hacer porque es nuestro fuero y lo vamos a hacer respetar. Los ministros son fuero presidencial, el contralor es nuestro fuero”, nos dijo un congresista poderoso de La U. Eso resume la situación.

Si por La U llueve, en el liberalismo…
Ayer los candidatos a contralor hablaron ante la plenaria del Senado, aquí Carlos Ardila Ballesteros. Fotografía: Santiago Mesa.
Edgardo Maya Villazón. Fotografía: Santiago Mesa.
Gilberto Rondón. Fotografía: Santiago Mesa.

En el Partido Liberal, otro de los principales de la coalición santista, están acaso en una situación peor: mientras Santos les dice que su candidato a la Contraloría es Maya, su jefe natural César Gaviria respalda a Gilberto Rondón.

Una persona que estuvo ayer en la reunión de bancada con Santos le contó a La Silla que se vivió un momento muy incómodo cuando el Presidente dijo que su candidato al organismo de control era Maya en frente de Simón Gaviria, jefe del liberalismo e hijo de César Gaviria.

“Simón no dijo nada, pero se le notó en la cara la incomodidad”, agregó la fuente sobre Simón, quien acaba de ser nombrado director de Planeación Nacional en representación del liberalismo pero también de la llamada Casa Gaviria, que es como se le dice a los intereses suyos y de su papá.

A César Gaviria no le ha caído bien el guiño explícito de Santos a Maya. “Ellos (los Gaviria) contaban al menos con la neutralidad de Santos”, nos dijo un congresista rojo.

Como lo contó La Silla, el día de la posesión de Santos algunas personas vieron al expresidente Gaviria en algunos momentos del evento ofuscado recordándole a varios legisladores que el Presidente había dicho que no se iba a meter en la elección a Contralor. Ese día ya se conocía el deseo del mandatario, pero aún él no lo había hecho explícito.

Ahora que ya es de frente lo de Maya, los liberales tendrán que decidir si le hacen caso a Santos o si le copian a los Gaviria.

Un Senador cree que Rondón está fuerte entre los representantes mientras que Maya “está cogiendo fuerza entre los senadores”.

Por los lados de Cambio Radical, el partido de Germán Vargas Lleras, es posible que el lunes en la noche se reúna la bancada para decidir oficialmente el nombre de su candidato a contralor y que el nominado sea Maya, dado que es lo que quiere Santos y además que también es el candidato de Vargas.

Sin embargo, un senador de esa colectividad le dijo a La Silla al día de hoy ve más fuerte a Carlos Ardila, que también está apadrinado por Vargas Lleras.

Los conservadores (que no están en la Unidad Nacional oficialmente, pero buena parte es santista) por su parte escogerán a su nominado poco antes de la elección para cotizarse más ante los aspirantes. En esa bancada tampoco está claro que haya un favorito.

Mejor dicho, el riesgo de que no se repita lo que pasó hace cuatro años, cuando el contralor iba a ser Alberto Rojas, pero Santos le dio el guiño a Sandra Morelli y la logró elegir, es alto. Y el mensaje, si eso sucede, costoso para el Gobierno, que evidenciaría que no la tendrá nada fácil en el nuevo Congreso.

Perfiles relacionados: 
Juan Manuel Santos Calderón
Germán Vargas Lleras
Edgardo Maya Villazón
Comentarios - Cada usuario tiene la posibilidad de incluir solo tres comentarios
Jue, 2014-08-14 10:58

Creo q el expre-Gaviria se acelero un poco en su tono normalmente ahogado de ira; creo yo q esta convencido q x su participación muy efectiva x cierto en las elecciones, puede darse la licencia de exigir perdiendo el " estilo"; al final se calmará, xq quierase o no la mermelada de la q esta untado su partido es de niveles de coma diabético, y pedir más, hasta un papayo se seca.

Mié, 2014-08-13 20:38

Dios mío……. se cae el Empire Santista…!!!!

Pobre Santos las cuentas d cobro le están haciendo la vida imposible, está más comprometido q media d loca. Esto es cuestión d BUROCRACIA PURA.

Lo peor d todo esto es que el zorro, el VerDadeRo Zorro bien se lame, xq en rio revuelto ganancia del pescador.

Añadir nuevo comentario